Matelibros…libros en las matemáticas

Just another WordPress.com weblog

El diablo de los números noviembre 2, 2007

Archivado en: El diablo de los números — Teresa @ 5:35 pm


Título: El diablo de los números
Autor: Hans Magnus Enzenserberg
Editorial: Siruela

“Realmente no se detiene ante nada, pensó Robert para sus adentros. Ya sea el cielo o la arena, el anciano lo escribe todo con sus números. ni siquiera el agua está segura ante su bastón”

A Robert no le gustan las Matemáticas, como sucede con muchas personas, por que no las acaba de entender. Pero una noche sueña con un diablillo que pretende iniciarle en la ciencia de los números…

 

837 Responses to “El diablo de los números”

  1. María Morán Llago 2º ED. PRIMARIA Dice:

    En este libro se nos cuenta cómo va cambiando la forma de ver las matemáticas del protagonista Robert. En un principio aborrece las matemáticas y a su profesor del colegio. Pero una noche sueña con un diablo que le muestra las matemáticas de otra manera a la que se las enseñan en clase y poco a poco acaban por gustarle e interesarle.
    Me parece un libro interesante y recomendable a futuros maestros de matemáticas para hacerles ver que hay más formas de enseñar a los niños y maneras de que no se le coja tanta rabia a esta ciencia. Pues el diablo además de despertar la curiosidad de Robert para que se interese cada vez más por las matemáticas, le explica cómo los números están presentes en la Naturaleza, enseñándole el ejemplo de las liebres.
    Por otra parte, creo que es curioso que el autor haya decidido contar la historia con el diablo a través de los sueños, así como algunas palabras que utiliza para referirse a signos matemáticos. Además, son me parece una buena idea los ejercicios que se proponen para que los lectores que quieran hagan sus propios experimentos.
    A pesar de que me parece un buen libro, me resulta un poco pesado y repetitivo. Y en cuanto a su uso en Primaria, no lo recomendaría como lectura independiente a los niños, sino que lo utilizaría como recurso didáctico o apoyo, pues creo que en algunos apartados los niños se podrían perder y no lo entenderían.

  2. Ramón Gil Mayán (Educación Primaria) Dice:

    El diablo de los números
    El libro al principio no me llamaba mucho la atención, parecía un poco aburrido, pero poco a poco se hizo más interesante. Me gusta mucho la manera que tiene Teplotaxl (el diablo de los números) de enseñarle a Robert. En este libro las matemáticas se muestran de una forma atrayente e interesante lo que hace que te enganches y te pongas a pensar y saques tus propias conclusiones. Poco a poco en el libro encontramos más temas que a simple vista parecen aburridos y complicados, pero las ilustraciones, ejemplos y maneras de explicarlos del diablo de los números hacen que sean más interesantes, fáciles y entretenidos.
    Creo que es un libro muy recomendable para el tercer ciclo de Educación Primaria por los conceptos que enseña y por la formar amena y entretenida de mostrar las matemáticas.

  3. Rubén Dice:

    Rubén Nogueira Otero.
    2º Grao en Mestre de Educación Primaria. CLIS 02.

    ”El diablo de los números”
    Las matemáticas no es una asignatura que nos guste a todo el mundo. A la mayoría de niños les resultan aburridas y difíciles.
    Robert, el protagonista de esta historia, tampoco es que le gusten mucho, nada raro. Robert es un niño que sueña con un pequeño diablo que a la vez es un profesor. Cada parte de la historia o cada capítulo, este pequeño diablo, le va demostrando a Robert lo divertido y entretenido que puede resultar trabajar con las matemáticas. El diablo le va enseñando desde lo mas simple a lo más complejo… (comenzando en el número 1 y terminando con los principios básicos matemáticos). Los conceptos que aquí se explican están muy bien ejemplificados y muy bien explicados para que Robert no tenga ningún problema para entenderlo.

    Este libro no es de difícil lectura ni mucho menos, podría leerse en el tercer ciclo de primaria. Los conceptos están claros y explicados de manera fácil. No sería nunca una lectura individual ya que hay conceptos un tanto difíciles, por lo tanto una lectura grupal sería lo ideal.

    Lo que más me llama la atención es lo bien que explica los conceptos y como los va comparando y los introduce en el entorno normal y común del día a día.

  4. Patricia Villar Penas Dice:

    Sobre el “Diablo de los números” hay poco que se pueda decir ya, pero lo cierto, es que a pesar de toda esa buena intención de fomentar las matemáticas y de verlas o relacionarlas con cualquier cosa de nuestro mundo diario es, para mi, otro intento frustado.
    Desde siempre fui una de esas personas que con tan solo escuchar la palabra matemáticas se volvía loca, así fue llevandolas siempre a rastro y mal, y por eso le tengo hoy en día tanta rabia.
    Sí es cierto que el libro hace un intento muy bueno para todos aquellos niños y niñas que estén empezando en el “deseado” mundo de las matemáticas; y digo empezando porque para gente como yo, que aborrece las matemáticas es muy complicado que llegue alguien y te haga cambiar de idea.
    Es un libro bueno (por no decir correcto) para los niños y niñas de educación primaria, aunque seguro que muchos de ellos le buscarían la parte retorcida para mostrar su insatisfacción cuando alguien le mandara leerlo.
    Desde mi punto de vista el autor supo perfectamente como extrapolar los sentimientos de cualquier niño o niña(incluso adulto ya) con su personaje, ya que Robert se muestra sensible, confuso y aborrecido por las matemáticas y eso es algo que refleja a las mil maravillas muchos de los sentimientos de los alumnos/as.
    La verdad es que cuando leí detenidamente el título del libro sentí una especial curiosidad por ver reflejadas dos de palabras que deberían ir siempre juntas, diablo y numeros, y es por ello que comencé la lectura con entusiasmo.
    Conforme iba avanzando la lectura se me hizo cada vez más pesada y terminé abandonandolo en repetidas ocasiones hasta terminarlo( por fin!) recientemente.
    La historia es, en mi opinión, bastante repetitiva y aburrida… ya que en fondo es siempre la misma historia: Sueño-matemáticas-realidad.
    Pero lo que sí me gustaría destacar es uno de los puntos importantes del libro, del cual su autor ha sabido reflejarlo de una manera casi brillante, me refiero al mundo de los sueños.
    Por todos es sabido que a cualquier persona le intrigan los sueños, que pocos saben que hacer con ellos y que otros tantos se vuelven locos por tener.
    En este caso, me gustaría creer que el autor utiliza los sueños porque, en una etapa como la de Robert, con una severa maduración en camino de completarse, los sueños son algo que calan en los más hondo de los niños/as ya que tienen una importantisíma carga emocional y se encargan a su vez de fomentar su creatividad e imaginación, aspectos tremendamente importante en ellos en estas etapas.
    Como sentía curiosidad por saber si esta novela iba o no a gustar entre los más pequeños decidí prestarle el libro a uno de mis primos más pequeños, pasado un tiempo al preguntarle por la lectura, su cara fue un poema.
    Le había encantado ( a él ya le gustaban mucho las matemáticas ) y aunque se le hizo un poco repetitivo, consideraba que era muy bueno para que todos los de su clase lo leyeran y aprendiesen que las matemáticas están en la vida real y que son tremendamente útiles, además de que me dijo que así todo parecía más fácil de lo que era, y que muchos niños y niñas pensarían lo mismo que él.
    Me sorprendió bastante escucharlo con tanta madurez, y me sorprendió más aún que yo supiera que él tenía razón pero que siguiera pensando en lo aburridas e inútiles que son las matemáticas.
    Y para ir ya terminando y a modo de conclusión diré que el libro, muy a mi pesar no me ha hecho ver las matemáticas de la manera que seguramente buscaba el autor. Aunque sí estoy de acuerdo en que la mates, como todo en esta vida, pueden enseñarse de una manera divertida, amena y sobreto útil, pero siempre desde el primer momento en el que un alumno/a pisa nuestras aulas, ya que si no, después será completamente imposible.

  5. Antonio Suárez Caíño Grao en mestre de educación primaria Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    El libro “ El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberguer considero que es un libro muy interesante ya que es un libro con el que se puede aprender mucho acerca de las matemáticas de manera divertida y con el que creo que se pretende dar otra visión sobre las mismas e intentar cambiar la imagen que se tiene de ellas como algo negativo y aburrido.
    Se relata de una manera divertida, es un libro que engancha desde el primer momento que lo lees y las ilustraciones que tiene ayuda a enterderlo todo mejor.
    El libro cuenta las aventuras de Robert, un niño que tiene sueños todas las noches con Teplotaxl, el diablo de los números. Este diablo a lo largo de los doce capítulos le va contando a Robert todo lo que se puede hacer con las matemáticas, y a medida que avanzan los capítulos el diablo consigue despertar la curiosidad por las matemáticas en Robert y que le acaben gustando y cambiando su visión sobre ellas.
    Es un libro que se lee muy rápido y muy recomendable para los chicos y chicas especialmente de 5º y 6º de Primaria, junto con las actividades que se proponen dentro del libro, ya que podrían hacerlas en el aula.

  6. eduardo Dice:

    Eduardo Martínez Mosteiro Educación Primaria

    El diablo de los números es un libro enfocado a cursos altos de primaria, tercer ciclo, ya que trata temas que hasta ese momento no van a poder comprender.

    Lo explicado va de simple a complejo y explicado con datos curiosos que pueden ir enganchando al lector a las matemáticas y te animan a comprobar lo explicado por ti mismo.

    Robert tiene 12 sueños donde el diablo de los números se le aparece y le explica cómo funcionan las matemáticas de forma muy visual. Personalmente el libro me pareció aburrido aunque también creo que la forma en la que el diablo de los números se explica es muy clara.

    Lo recomendaría para leer capitulo por capitulo en una clase lo que animaría a la clase y los atraería a las matemáticas pero no para leerle por diversión cada uno ya que la historia no engancha.

  7. Laura Noya Ces Dice:

    El diablo de los números es un libro narrativo que trata del misterioso mundo de las matemáticas. Debido a su complejidad se ubicaría en el tercer ciclo de primaria.
    Entre las ventajas de este libro cabe mencionar: va de lo simple a lo complejo (el libro empieza con el número uno y termina con los principios básicos matemáticos); repasa mucho los contenidos principales a través de los diferentes capítulos y ejercicios (véase cuando Robert está enfermo y repasan las series de números aprendidos anteriormente); se tratan temas muy presentes en el sistema educativo como números romanos o potencias (en este libro muy bien explicadas); asocia los conceptos matemáticos con la realidad (por ejemplo los números de Bonatschi y la ramificación de los árboles).
    Como inconvenientes destacan: al comienzo el libro se hace repetitivo, pesado, se incluyen muchos conceptos en pocas páginas lo que puede llegar a cansar o a confundir al niño; con frecuencia utiliza palabras que no tienen que ver con su expresión matemática (por ejemplo rábano de dos para raíz de dos o “cinco puuuummmm”); disparidad (abarca contenidos de nivel educativo muy distinto, como la representación en una recta de las fracciones 1/2, 1/3 o 1/4 y los números de Bonatschi); si el libro se quiere integrar en primaria se tratan nociones muy difíciles para los alumnos como el cero o el infinito.
    En conclusión, a mi parecer este libro no es recomendable para niños de primaria debido a su disimilitud entre contenidos y a su escasa fluidez lectora.

  8. Alejandro Pérez García (Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”
    Libro dedicado a todas aquellas personas las cuales en cierto modo les tenemos algo de miedo a las matemáticas, igual que le ocurre al protagonista.
    En esta obra durante doce noches, Robert(el protagonista) tiene unos misteriosos sueños matemáticos, en donde el diablo de los números pretende iniciarle en este mundo matemático. Cada vez nuestro protagonista se empieza a plantear cuestiones más difíciles de resolver.
    No se trata de un libro complicado para los lectores, ya que los conceptos están claros y se entienden bien. A medida que avanzamos con la lectura nos engancha más y más.
    Aquí se tocan numerosos temas matemáticos, un poco de cada uno, pero de una manera divertida y entretenida. Se habla de geometría, divisiones, fracciones, raíces, números…
    De los aspectos que más destacaría de este libro es que intenta acercar al lector hacia un mundo matemático, donde puede ver que las matemáticas no son tan difíciles de comprender.

  9. Yolanda Vaz Diéguez; 2º Grao Mestre en Educación Primaria Dice:

    “En la vida normal nada cuadra, pero en las Matemáticas cuadra todo.”

    “El diablo de los números”, a título personal, me parece un libro interesante en sí por sus personajes, no así como la historia, que me resulto un poco repetitiva. La estructuración de los capítulos es sucesivamente reproducida, varía únicamente los contenidos que se expresan en uno u otro. Me parece que la idea que subyace es muy interesante e importante a la hora de despertar en nosotros la necesidad de imprimir cambios didácticos en nuestra futura profesión, pero en general el libro no fue de mi agrado.
    Sin duda no podemos enmarcar este volumen en la literatura infantil, pues trata contenidos demasiado complejos para estos niveles. Como libro juvenil, me parece sin en cambio acertado, pues puede ayudar a fijar determinados conceptos de manera más lúdica.
    La obra nos plantea una problemática patente que nos afecta como docentes. La desmotivación y actitud negativa que desarrolla nuestro alumnado frente a los contenidos que explicamos, especialmente aquellos que tiene un cariz matemático. El protagonista del libro es un retrato fidedigno y representativo de muchos de los alumnos que se sientan en nuestras aulas a diario.
    Existe un gracioso juego intencionado entre el personaje del diablo y las matemáticas. Es precisamente un personaje que puede ser categorizado a priori como ser demoníaco y malvado, quien desmitifica y acaba con el estigma de las matemáticas como campo del saber de complejidad endiablada.

    En un principio Robert muestra una actitud escéptica y negativa hacia todo lo que tiene que ver con la matemática, como muchos de nuestros alumnos. Pese a que deducimos por su razonamiento lógico que Robert está ya en una edad comprendida en la etapa de operaciones concretas, a menudo el pequeño se muestra bastante testarudo y no acepta opiniones enfrentadas a sus férreas ideas.
    A Robert le atemorizan números grandes que escapan a su control operacional. Como les pasa a los más pequeños, en ocasiones empleamos operaciones con números bajos que les hacen sentirse seguros y confiados a la hora de responder. Basta que cambiemos las cantidades por otras superiores y ese simple cálculo, cuya dinámica es la misma que en la vez anterior, se presenta como un reto complejo de superar. Aparecen las dudas, los titubeos e incluso, en los primeros cursos de primaria los llantos.

    Muchas veces la aversión a las matemáticas no es más que el miedo encubierto al error, al desconocimiento de la respuesta. Nos resultan pesadas y aborrecibles porque requieren que pongamos nuestro cerebro en funcionamiento y hagamos las deducciones lógicas oportunas. Nos presentan incógnitas que resolver y reglas que aplicar, y esto puede interpretarse como una interesante búsqueda de la respuesta o como una farragosa ciénaga de la que no vemos salida. Es importante, como maestros saber orientar nuestras armas didácticas al despertar de las inquietudes exploradoras y curiosas de nuestros pequeños.
    “-Sí, pero ¿de qué sirve todo ese romperse la cabeza? -preguntó Robert.
    -¡No hagas preguntas tontas! Eso es precisa-mente lo emocionante”
    Mediante ejemplos muy gráficos el diablo explica e introduce conceptos matemáticos importantes y que resultan difícilmente entendibles, valiéndose de la ventaja que proporciona el enmarcarlos en un mundo onírico para ejemplificar su explicación.
    En ocasiones los docentes nos quedamos parcos en ejemplos y no llegamos a conseguir que nuestros alumnos visualicen e interioricen los conceptos matemáticos que intentamos que comprendan.
    La mayor parte de los contenidos matemáticos se explican de forma aislada y cerrada, se aplica la máxima de “esto es así” repetidlo y recordadlo. Pero no se explica de forma comprensible la justificación de donde salen este tipo de reglas o normas. No se ponen ejemplos potentes que eliminen todo atisbo de duda, en lugar de ello nos servimos de endebles explicaciones que no logran asentarse en el magín de los pequeños. No enseñamos realmente el contenido, solo la idea de qué se aplica y cómo se aplica, pero no el porqué. Y en muchas ocasiones el verdadero problema reside en que ni siquiera el propio maestro lo sabe.
    Lejos de la especialización en el campo matemático de los docentes de estudios superiores los maestros de primaria se quedan en gran parte en un conocimiento superfluo de los contenidos que tratan.
    “-Creo que eres injusto con él. Tu señor Bockel tiene que pasarse el día peleando con vuestros deberes, y no puede dar saltos de una piedra a otra como nosotros, sin plan de estudios, simplemente a capricho. El pobre me da verdadera pena. Además, creo que se ha ido a casa, a corregir cuadernos.”
    En cierta medida estamos, como docentes, un poco atados de pies y manos a impartir determinados conocimientos en un determinado tiempo, y conforme pasan los años en nuestra profesión cada vez se nos van minando más nuestras ganas e ilusión por despertar la curiosidad en los pequeños. Cada vez se desafilan más nuestras ganas de innovar y fomentar el pensamiento crítico en ellos, hasta que terminamos por convertirnos en autómatas que nos limitamos a explicar lo que aparece en los libros de texto.
    “¡Muy mal! ¿Por qué he tenido que ir a dar precisamente con un bobo como tú? Debes fabricar el número, ¡idiota!, no limitarte a escribirlo.”
    Este extracto me parece muy esclarecedor pues es reflejo de lo que muchas veces pasa de puertas para adentro del aula. Como alumna fui testigo en numerosas ocasiones del linchamiento público que se hacía de mis compañeros cuando estos salían a la pizarra a realizar operaciones aritméticas. Los peyorativos e incluso cachetes y tortas estaban a la orden del día y venían de la mano de los consecuentes llantos. Hoy día me doy cuenta de las pocas actitudes pedagógicas de los viejos profesores de antaño. No es de extrañar que muchos de estos alumnos desarrollasen desde su más temprana infancia unas inamovibles actitudes negativas hacia la matemática, dadas sus experiencias para con ella.
    En contraposición, ese saber hacer del diablo es el que logra encandilar a un niño reticente con las matemáticas e imprimirle el gusto por entenderlas. Ese es el ingrediente que debemos buscar con ímpetu los docentes. Saber cómo hacer que la semilla de la curiosidad germine en nuestros pupilos, de otro modo estaremos perdidos.

  10. Laura Viñal Rivera Dice:

    Grado en Maestro/a en Educación Primaria. 2º curso.
    El libro pretende mostrar una visión completamente distinta de las matemáticas que a menudo se presentan como aburridas, poco inteligibles y nada estimulantes para los alumnos. Lo hace a través de un niño llamado Robert, que es visitado en sueños por un diablo, una especie de profesor que en cada capítulo, en cada nuevo sueño, le va enseñando aspectos curiosos de los números y lo divertido que puede resultar trabajar con ellos si se hace de una manera adecuada. Por ejemplo, el diablo le habla del número uno y de como se forman con este el resto de dígitos; le enseña el invento del cero y las ventajas que tenemos gracias a este con el sistema decimal frente al sistema de numeración romano; la serie de números de Bonatschi ejemplificándosela con liebres; los números triangulares con cocos, además de hablar de relevantes personas de este campo como Pitágoras.

    Desde mi punto de vista creo que es una lectura fácil, adecuada más a nivel matemático que literario, sin embargo para un nivel de primaria creo que hay determinados momentos que se hacen un poco difíciles de seguir, por lo que debería leerse en el tercer ciclo, de forma común, entre todos los alumnos de la clase, ya sea entero o capítulos sueltos, y que tanto a ellos como al profesor puede ayudarles a cambiar su punto de vista sobre las matemáticas y ver como el mismo diablo dice que lo diabólico de los números es lo sencillos que son. Además puede servir de base para una posterior explicación o para reforzar algo ya explicado .

    Los niños se pueden sentir identificados con Robert y seguramente tengan sus mismas dudas y gracias a los ejemplos concretos que expone el diablo Teplotaxl (una figura infantil, que llama bastante su atención) van a poder resolverlas. También ayudan las ilustraciones y los ejercicios que se intercalan, que provocan que el lector se implique en la lectura al intentar resolverlos.

    Me llamó mucho la atención que los hechos se llevasen a cabo en sueños, en el subconsciente y analizándolo un poco puede ser por las limitaciones que existen en el mundo real, ya sean de espacio, de tiempo, o de material (por ejemplo la calculadora, que en la vida real no siempre podemos contar con ella, pero en el libro aparece y desaparece en función de si Robert la necesita o no).

    Entre los aspectos con los que no estoy de acuerdo están el cambio de nombre, creo que se abusa bastante de esto, al principio parece original, pero a los niños puede acabar por confundirlos porque están acostumbrados a usar una determinada terminología.

  11. Gabino Pérez Romero (Mestre Primaria) Dice:

    Gabino Pérez Romero ( MESTRE PRIMARIA)

    En líneas generales, El diablo de los números es una novela que bien podría recomendarse a todos los públicos porque invita al lector a conocer de una manera sencilla y al mismo tiempo entretenida las propiedades de los números a través de un personaje cargado de realismo y de sentimientos fácilmente extrapolables al mundo infantil. Sin embargo, presenta ciertos aspectos matemáticos que pueden convertirla en un obstáculo, más que un entretenimiento para los niños.
    Me gustaría considerar por un lado los puntos fuertes que presenta como novela infantil, pues son precisamente éstos los que la convierten en una historia recomendada para niños y adolescentes.
    En primer lugar, el autor coloca como personaje protagonista a un niño con el que el lector fácilmente lector puede sentirse identificado, con los mismas inquietudes hacia el mundo de las matemáticas y con esa actitud de recelo casi constante hacia ellas. Otro de los aciertos de Enzensberger es utilizar el mundo de los sueños como medio para levarnos por todo este viaje, porque los sueños en la infancia tienen una carga emocional muy significativa en sus vidas y ayudan a explotar al máximo su imaginación. En esta etapa de maduración, a los niños les gusta creer que lo que sueñan es real y suelen enfrentarse en un duelo esa realidad con la ficción. El autor juega especialmente bien con este recurso al final de la historia cuando Robert se levanta y tiene consigo la estrella de cinco puntas como prueba de que los sueños pueden convertirse en realidad. Además, liga muy hábilmente la relación que tenían los pitagóricos en cuanto al secretismo de sus operaciones y la misión de Robert por ocultar todo aquello que pueda hacer a alguien pensar su posible relación con los secretos que esconden las matemáticas.
    Por otra lado, no cabe duda que la vinculación de un diablo con la matemáticas no es precisamente del todo gratuita. Hay una intención por parte del autor por evidenciar que las matemáticas no son precisamente el mejor aliado de un niño, de ahí que esos sueños se identifiquen al principio más bien como pesadillas y no como experiencias agradables y placenteras. Bien es cierto que juega con esa dualidad entre cielo-infierno porque no obvia la posibilidad de que las matemáticas puedan convertirse en un juego realmente divertido para todos aquellos que consiguen comprender su magia.
    Además del simbolismo de estos aspectos, creo que la clave de este libro está precisamente en la transformación del lenguaje matemático. La idea del autor de utilizar expresiones como rábanos, nudos, números irrazonables o cinco pum!, en vez de la terminología adecuada es un claro intento de demostrarnos que las matemáticas son inmutables y están libres de convencionalismos.
    El uso de ilustraciones para apoyar la lectura es otro de los aspectos que le otorgan el carácter infantil de la novela. En esta novela es particularmente importante porque ayuda a reforzar el posible déficit en la representación mental de cada uno de los desafíos matemáticos. La posibilidad de que el lector pueda interaccionar con el libro, invitándolo a realizar dichos desafíos y hacer que el personaje protagonista se encuentre con los grandes de las matemáticas como Gauss, Bonatschi, Pitágoras, Euler, Klein, la convierten en una novela inteligentemente bien estructurada y eficazmente bien dirigida.
    Por último, El diablo de los números lleva implícita una moraleja que identifica a las historias infantiles, y es que las matemáticas también pueden aprenderse de modo divertido y que hay lugar para la reconciliación.
    En cuanto a los puntos débiles, creo que no es del todo acertado condensar tanto aspectos matemáticos en un solo libro. Quizás resulten un poco excesivos para un niño de primaria. Considero que se le puede sacar más provecho en los primeros cursos de secundaria (a partir de 12 años), pero tan sólo es una opinión y puedo estar completamente equivocado.
    En mi caso, el libro de Enzensberger no ha conseguido esa reconciliación con las matemáticas, pero lo he tomado como un ejemplo de que los conceptos matemáticos pueden enseñarse de manera divertida e intrigante. Como todas las cosas en esta vida, las matemáticas pueden convertirse en un modelo de vida, en una forma de sentir y de interactuar con las cosas que nos rodean. La idea de que las Matemáticas pueden considerarse como estar en el cielo o en el infierno es muy reveladora. Es cierto que los estudiantes solemos asociar más a las Matemáticas con el infierno porque a la gran mayoría nos cuesta entenderlas y aplicarlas. Muchas veces pienso por qué nos ocurre esto y creo que no es tanto el miedo o que el profesor de matemáticas haya sido un tipo aburrido, que quizás lo era, sino que simplemente han fracasado con nosotros, que no han sabido acercárnoslas de un modo comprensivo y de acuerdo con los ritmos de aprendizaje de cada uno. Y es por eso que El diablo de los números es una novela para todos, y de manera especial para el futuro maestro, para que reflexione y descubra que el modo de entender los números no tiene una única respuesta.

  12. Cristina Losada Loureiro Dice:

    En xeral, o libro non me enganchou tanto como esperaba, porén é bastante fácil de ler, resultando entretido e sendo adecuado para os rapaces/as de Primaria ( aínda que dende o meu punto de vista se tería que limitar a 4º, 5º, e 6º, dado que nalgúns capítulos se xoga con operacións matemáticas algo complicadas para ser comprendidas por nenos/as de inferior idade).

    Unha das cousas que máis me gustou é a explicación minuciosa de todos os contidos e operacións matemáticas, por exemplo vincular a raíz cadrada de X como a inversa de X ao cadrado . Como aportación persoal e non creo que única, unha boa parte dos conceptos matemáticos que aprendín na escola adquirinos sen saber de onde viñan ou como se formaron, sendo contidos moi abstractos, por iso tamén vexo necesario este libro. Relacionado con isto, falar sobre a forma na que abarcan o número 0, o cal en idades temperás resulta un problema, xa que os nenos/as non teñen asimilado o concepto de que un número poida representar a nada.

    Por outra banda, en varios capítulos aparecen exercicios que pode facer o propio lector, o cal o involucra máis no libro, supoñendo tamén un reto e xerando interese en averiguar a resposta ás preguntas ou acertixos. Un aspecto moi interesante é o da presentación dos números “Bonatschi”, como unha alusión á Sucesión de Fibonacci, relacionándoos con algo tan básico como pode ser a natureza das pólas das árbores. Cabe dicir que o capítulo 8 foi un dos máis complexos ao meu modo de ver, dado á mestura de todos o tipos de números dados nos capítulos anteriores, o cal pode resultar un pouco confuso para os lectores.

  13. Alba García Duro Dice:

    Alba García Duro (2º curso de grao en mestre de educación primaria)

    El libro “El diablo de los números”, constituye un interesante material, tanto para recordarnos contenidos fundamentales de las matemáticas, vistos desde una perspectiva sencilla, como para resaltar importantes aspectos y el carácter de las matemáticas.
    En cuanto al contenido, nos muestra una visión de la llamada “ciencia exacta”, que muchas veces es olvidada y relegada a un segundo plano. De esta forma, las matemáticas, se nos presentan a lo largo de la historia, como una disciplina presente en muchos ámbitos de la vida, que cuenta con un carácter acumulativo (las matemáticas parten de conocimientos anteriormente descubiertos), también se mencionan a numerosos y famosos matemáticos y sus respectivos descubrimientos (Gauss, Bonatschi, Pitágoras, Euler, Klein … ) y también se presentan las clásicas concepciones que en ella se vienen manteniendo desde la antigüedad, como puede ser la escasa participación y consideración de la mujer en este campo de conocimiento.
    Por otra parte, se presentan diversos contenidos básicos (fracciones, potencias, números irracionales, números romanos, divisiones, raíces cuadradas, teorema de Pitágoras … ), de una forma sencilla y contextualizada, en ejemplos que se pueden presentar en la vida cotidiana.
    Por lo tanto, a modo de conclusión, como podemos ver, es un libro muy útil tanto para alumnos de primaria, como para profesores, ya que tanto para unos como para los otros, constituye un importante material tanto de repaso, como para aplicarlo en el aula a la hora de explicar determinados conceptos, para consolidar los conocimientos adquiridos previamente o para encontrar formas alternativas a la normal, para explicar contenidos matemáticos.

  14. Nerea Queiruga Laranga 2º curso en grao de Mestra de educación primaria. CLIS 02 Dice:

    Non é de extrañar que as matemáticas resulten bastante aburridas e incluso difíciles para os rapaces de educación primaria. Cando empecei a leer o libro de El diablo de los números sentinme bastante identificada conmigo mesma e incluso con certos rapaces que coñezo e con outros que lles deis clase no Prácticum I. As matemáticas en si adoitan resultar aburridas para os nenos e mesmo algúns deses rapaces lles chegan a coller rabia e odio, chegando en moitos casos a odiar tamén ó mestre que as imparten (ben porque suspenden moitas veces, ben porque non lle gustan os contidos, porque lles resulta moi parada esa hora de didáctica..).
    Dende o meu punto de vista, o libro de El diablo de los números e un libro de axuda e referencia para aqueles mestres especializados na sinatura de matemáticas ou aqueles outros que van impartir dita sinatura, é dicir, non me parece un libro de lectura pa un rapaz de 8 – 12 anos senon como un recurso que pode adquirir o mestre para axuda propia na explicación teórica.
    Gustoume moito o modo en como o diablo lle vai explicando o rapaz dende as matemáticas máis sinxelas ata os procesos que quizáis sexan un pouco máis dificiles de comprender para a súa idade asi como tamén o modo no que relaciona a sinatura de matemáticas cos procesos que se levan a cabo no noso contorno e que en moitos casos pola inexperencia da vida non se chegan a visualizar, como neste caso lle ocorría o noso protagonista, Robert.
    Pero tamén penso que algúns aspectos matemáticos dos que se falan en capítulos que non se chegan a impartir en educación primaria debido o seu complexo nivel didáctico, e de ser o caso de dita explicación esta esa teoría faise de modo máis abstracto e menos intensivo, como se se tratase dun tema que quixese pasar desapercibido se tratase.
    En conclusión, os contidos e procesos matemáticos dos que se fala no libro resultaronme moi interesantes sobre todo na forma na que o diablo os explicaba, xa que en toda a miña época escolar se fixo de forma teorica e moitas veces na forma na que marcaba o libro de texto (se o entendias perfecto, e senon pois tiñas que buscar a forma na que dita explicación entrase nos teus miolos para poder acadar o aprobado).
    Dende o meu punto de vista, as matemáticas deberían ser explicadas en gran parte como un xogo (como fai o diablo con Robert) e non como un “tostón” de teoría.

    • Carolina García Couto. Grado en mestra de Educación Primaria. 2º Curso. Clil 01 Dice:

      “El diablo de los números” es un libro escrito por el poeta y ensayista alemán Hans Magnus Enzensberger y publicado en el año 1998.
      Este libro se centra en la explicación de las matemáticas de una manera lúdica y simple, según algunas fuentes está pensado especialmente para aquellos no afines a esta ciencia.
      En mi opinión el libro nos muestra una visión diferente de las matemáticas, combinando diferentes fórmulas o teorías numéricas con ejemplos relacionados con la vida cotidiana. Como prueba de esto me centraré en el capítulo 6 “La sexta noche”. Aquí el diablo de los números le explica a Robert los famosos números de Fhi Bonasshi, además de darle una explicación clara y sencilla de esta, le facilita un ejemplo visual, algo que puede apreciar en su vida diaria: la reproducción de los conejos. Pero lo cierto es que en cada capítulo encontramos algo que podemos ligar a nuestra vida diaria. Sin ir más lejos en el capítulo 8 “La octava noche”, se intenta explicar las diversas posibilidades de agrupación mediante un ejemplo tan sencillo como la distribución de los alumnos en un aula.
      Además de todo esto, me gustó especialmente la parte en que se mezcla la fantasía con la realidad, esto sucede prácticamente en todo el libro, pues es un diablo (algo ficticio) quien le explica al protagonista de la historia, Robert, conceptos matemáticos (algo real). No obstante el capitulo 10 “la décima noche”, no solo muestra conceptos matemáticos sino que le pone ilustraciones a matemáticos tan importantes como Gauss o el señor Fhi Bonashi.
      Por todo lo expuesto anteriormente me parece una obra lúdica que abarca muy bien ese toque divertido que poseen las matemáticas y que nos ofrece un campo diverso al que desgraciadamente en ocasiones vemos en los centros escolares: que tenemos que aprender las matemáticas para solucionar los problemas del libro de texto y que en la vida real no nos va a servir para nada.
      Considero que esto es un gran error, pues todos los descubrimientos matemáticos se deben al intento de solucionar un problema de la vida real.

  15. Valeria Soriano Linde - Grao Mestra Ed. Primaria Dice:

    Cuando “El Diablo de los números” cayó por primera vez en mis manos, yo tendía unos 10 o 12 años. Fue mi padre, un enamorado de las matemáticas y de la geometría quien me lo regaló, queriendo transmitirme su amor por los números. Y quizás, entre él y el diablillo, consiguieron, durante mi infancia, hacerme comprender que las matemáticas están llenas de sorpresas y de misterio. Recuerdo que mi padre, por la misma época, me contó un día: “¿Sabes que las líneas paralelas, llegado un momento, se cruzan? Pero eres demasiado pequeña para entender cómo sucede esto, espera un y lo sabrás.” Y yo, como Robert, soñaba por las noches con líneas infinitas que se unían en el espacio sideral.
    Pero mi feliz historia matemática se transformó en ceniza durante mi adolescencia: mis profesores, uno detrás de otro, fueron quemando mi bandera blanca, mi símbolo de la paz hacia las matemáticas. Mis profesores, metamorfoseados en cientos de Señores Bockel, me persiguieron con sus métodos asustadizos, y yo acabé declarándole la guerra a los números. Ni la voz de mi padre ni el recuerdo del viejo diablo me hicieron cambiar de posición.

    Lejos está hoy toda esta aventura escolar y, de repente, vuelvo a tener entre mis manos al “Diablo de los números”. Aunque es un libro que recordaba con mucha ternura, leyéndolo, me he dado cuenta de que me había olvidado de todos los temas que se recorren a lo largo de sus capítulos oníricos. De hecho, cuando en clase vimos la secuencia de Fibonacci, ni un rayito de memoria me iluminó con el diablo y los conejos…

    Pero, ¿qué decir de esta relectura? Ahora soy más mayor, estudio educación y me adentro en la didáctica de la geometría y de la aritmética, y por lo tanto, esta segunda lectura ha cobrado un significado totalmente nuevo para mí. Ante todo, pienso que “El Diablo de los números” es un gran libro cuyo valor reside, justamente, en borrar el rostro temido y receloso de las matemáticas, remplazándolo por uno lúdico y lleno de magia. Enzenserberg logra trasladarnos a un mundo donde la curiosidad matemática dirige al ejército de los números.

    Por eso, pienso que este libro no está escrito para aprender matemáticas, pero para mostrarnos – y a nosotros, futuros educadores más que a nadie – que los conceptos matemáticos pueden enseñarse de manera vivaz e intrigante, despertando el deseo de aprender y comprender. Comprender los cómo y los por qué. Creo que la clave de este libro está precisamente en la transformación del lenguaje matemático. Muchos la consideran un error, pero yo la veo como la barita mágica que lo cambia todo: el autor nos demuestra que el conocimiento lógico-matemático debe comenzar con la adquisición de los contenidos –los conceptos- para después llegar a su escritura simbólica – el lenguaje. Si Robert, metáfora de todos los niños, llega a entender el concepto de raíz cuadrada o de permutación, ¿qué más da que lo llame “sacar un rábano” o “¡pum!”? A lo largo de la historia y de las civilizaciones, los contenidos matemáticos han mutado sus apelaciones, y no por ello han perdido su esencia. Las ideas humanas son eternas, pero el lenguaje es efímero.

  16. Lorena Sanmarco Blanco . 2º curso de Grao en Mestra de Educación Primaria. CLEO 1.

    El diablo de los números é un libro bastante interesante e ameno, xa que ensina matemáticas dende unha perspectiva diferente e que che fai pensar por ti mesmo a solución. Ademais que che ensina as matemáticas relacionadas coa vida cotiá para que poidas ver que as matemáticas están relacionadas con todo o noso entorno. O libro tamén reflexa un aspecto importante que ocorre actualmente a maioría das veces, que é o odio que senten a maioría dos alumnos hacia as matemáticas, isto a maioría das veces ocorre porque non as entenden e non saben como manexalas; polo que Robert representa isto no libro, así como cando o diablo lle vai ensinando desde outra perspectiva as matemáticas se ve que lle van gustando máis.
    Si que se podería aproveitar para utilizar didacticamente en clase, xa que algúns formas de ensinar números e fenómenos matemáticos que son complicados de entender para os alumnos, si se explican dende unha forma como a que se ve no libro pode resultar máis fácil para que os alumnos a comprendan e entendan, así como poden chegar a relacionar algúns fenómenos matemáticos entre sí, tamén como resolver problemas de forma máis sinxela a través deste fenómenos. En clase poderíase traballar a partir deste libro, partindo de capítulos concretos e así tratalos de forma dinámica en clase, tratando de que os alumnos entendesen os fenómenos de maneira fácil. Así podendo despois facer que relacionen os contidos dos distintos capítulos para poder resolver diferentes problemas da vida cotiá. Unha obxeción que pode ter o libro é que algúns dos contidos son bastantes complicados para a idade dos alumnos, xa que estes contidos a maioría das veces non se ensinan en primaria, e si se ensinan é de maneira encuberta, é dicir, que os alumnos non saben como se lles chama a eses fenómenos ou nin se decatan do que fixeron, polo que estes contidos serían para os cursos máis altos de primaria, para que poidan entender ben algúns dos conceptos.
    En definitiva, os contidos que se ensinan no libro si que son bastante interesantes para ensinar en primaria, pero sobre todo a metodoloxía que se utiliza para ensinalos xa que se fai de forma dinámica e entretida, ademais relacionandos co entorno habitual polo que se entenden de forma máis fácil.

  17. Fernando González Bao. 2º Curso, Grado en Maestro de educación primaria (Grupo de mañana) Dice:

    Bueno terminé de leer el libro hace unos días y la verdad es que me parece un libro muy interesante al acercar un poco las matemáticas al “día a día” del alumno, y además demuestra de forma muy sencilla conceptos que, tal y como vienen, se entienden perfectamente, pero que en el fondo suele costar mucho coger la esencia del mismo al alumnado (raíces cuadradas, factoriales…). La lectura la verdad se hace entretenida, aunque en algún momento sí que es cierto que se necesita una desconexión del libro por un tiempo. Además, añade actividades que se pueden realizar “in situ”, lo que veo muy positivo.

    Pasando a una perspectiva más didáctica, creo que el libro puede ser mejorado en algunos puntos. Ya para empezar, la utilización de eufemismos en vez de los conceptos reales (Rábano, “pum!”…) lo veo un gran fallo, ya que son conceptos que a medida que se avanza en la carrera académica se vuelven más y más básicos y hay que tenerlos claros. Creo que incluso al llamarlos por su nombre se fomentaría la pérdida del miedo a las matemáticas: si te explican lo que es cinco factorial, es posible que la próxima vez que escuches “factorial” tengas bastante más claro a lo que se refiere.

    El nivel que muestra el libro es no el que se pide en la educación primaria, pero sí el que se puede obtener en esta etapa. Al exponer los conceptos de una forma entretenida, práctica y atractiva facilita la asimilación de los mismos, por lo que no sería difícil que un alumno que esté en sexto tras haberse leído este libro (y se le haya explicado un poco de matemáticas) sepa resolver números factoriales y tenga claros varios conceptos sobre por ejemplo la infinidad de los números, los números que son divisibles, etc.

    Desde mi punto de vista, el libro está muy bien para ser trabajado en clase, pero realmente no creo que un alumno de primaria sea capaz de leerlo por su cuenta y entender todos los conceptos, aplicándolos a la perfección. Me parece un interesantísimo apoyo para la clase, pero que precisa trabajo tanto por parte del alumnado en la lectura como por parte del profesorado para la matización y adaptación de los contenidos del libro a sus alumnos.

    En conclusión, “El diablo de los números” me ha parecido una lectura relativamente amena, entretenida, y que expone de una nueva forma las matemáticas, haciéndolas no sólo más atractivas, sino en muchos casos, más sencillas de lo que la mayoría de los profesores las hacen. Creo que se trata de un recurso muy valioso con el que se puede contar en el proceso didáctico hoy en día.

    • Estefanía Gómez Mesa grado mestre primaria Dice:

      Siempre había oído hablar de este libro y sentía bastante curiosidad por él, pero al final si no por una cosa por otra, siempre fui posponiendo su lectura. Las razones por las que quería leerlo eran porque yo me considero una “persona de letras” y siempre se me han dado fatal las matemáticas. De alguna manera pensaba que si leía este libro me pasaría como a Robert; creía que me iba a ayudar a entenderlas o al menos que me sintiera un poco atraída por ellas. Sin embargo, tengo que admitir que a mí esto no me ha ocurrido. En realidad, el libro me ha decepcionado bastante, creo que tenía demasiadas “esperanzas” puestas en él y no ha sido un libro por el que me haya sentido muy atraída al leerlo. De la misma manera, considero, que aunque conmigo no haya funcionado en lo que a “matemáticas” se refiere, es un libro muy valioso a nivel metodológico y del que se puede aprender mucho. Yo se lo recomendaría a los profesores de matemáticas para que enseñasen los contenidos de una forma más atractiva y sus clases resultasen más interesantes, pero no es un libro que yo, como futura profesora, recomendaría a mis alumnos.

    • Estefanía Gómez Mesa 2º mestre primaria Dice:

      En primer lugar tengo que decir que siempre había oído hablar de este libro y sentía bastante curiosidad por él, pero al final si no por una cosa por otra, siempre fui posponiendo su lectura. Las razones por las que quería leerlo eran porque yo me considero una “persona de letras” y siempre se me han dado fatal las matemáticas. De alguna manera pensaba que si leía este libro me pasaría como a Robert; creía que me iba a ayudar a entenderlas o al menos que me sintiera un poco atraída por ellas. Sin embargo, tengo que admitir que a mí esto no me ha ocurrido. En realidad, el libro me ha decepcionado bastante, creo que tenía demasiadas “esperanzas” puestas en él y no ha sido un libro por el que me haya sentido muy atraída al leerlo. De la misma manera, considero, que aunque conmigo no haya funcionado en lo que a “matemáticas” se refiere, es un libro muy valioso a nivel metodológico y del que se puede aprender mucho. Yo se lo recomendaría a los profesores de matemáticas para que enseñasen los contenidos de una forma más atractiva y sus clases resultasen más interesantes, pero no es un libro que yo, como futura profesora, recomendaría a mis alumnos.

      En cuanto al aspecto “matemático” se refiere, tengo que decir que los contenidos que se explican en el libro me parecen asequibles a partir de 4º de Educación Primaria y creo que son contenidos que los niños/as pueden asimilar y entender perfectamente. Además, el contenido (curiosidades matemáticas, números primos, conjetura de Goldbach, números triangulares, triángulo de Pascal y algunas de sus propiedades, sucesión de Fibonacci y razón áurea, así como nombrar a algunos matemáticos importantes) me parece bastante acertado y me atrevo a decir que son cuestiones que aparecen en el currículo de educación primaria (al menos en el tercer ciclo). Sin embargo, un fallo que le veo al libro y para mí es bastante importante es el hecho de inventar nombres para los conceptos que se exponen. Creo que se deberían llamar a cada cosa con su nombre pues esto crea bastante confusión. No entiendo cual es el problema de hablar de números primos, raíces cuadradas, números naturales, etc. Son los conceptos con los que van a trabajar en el colegio y me parece que llamarlos números de primera, sacar un rábano o pum va a confundir a los niños que no creo que sean capaces de relacionar, a menos en educación primaria, estos nombres con lo que se usan en las clases de matemáticas.

      Por lo que respecta a la metodología, señalar que me parece muy acertada. El temor que siente Robert por las matemáticas es algo que le pasa a mucha gente y esto se debe principalmente a la forma en la que se enseña esta asignatura en el colegio. A mí sin ir más lejos las clases de matemáticas tanto cuando era alumna como ahora en este mes de practicum, era la asignatura más “rollo” y con este libro te das cuenta que se pueden enseñar los contenidos matemáticos de una forma mucho más atractiva y que resulte motivadora a los alumnos. De ahí, que considere que es un libro que los profesores de matemáticas deberían leer, pues creo que de éste se pueden sacar muchas ideas para explicar ciertos contenidos en el aula de una forma diferente a la tradicional o incluso se podrían trabajar con los alumnos algunos capítulos o realizar algunos de los ejercicios que se proponen.

  18. Lidia Martinez Castro 2º Curso Grao en Mestre de Educación Primaria Dice:

    Cando me dispuxen a ler o libro, vin que estaba na mesma situación que o protagonista, Robert, porque as Matemáticas non eran unha das miñas materias favoritas e ademais os mestres de dita materia tampouco eran os mais apropiados. Por iso, ó sentirme identificada, creo que me foi mais sinxela a lectura e grazas a iso puiden pasar un rato entretido coas diferentes aventuras dos nosos personaxes.
    En cada soño, propoñíanse diferentes retos entre o diablo e Robert, desafíos que éste debía resolver despois da explicación do pequeno diablo. Ditas explicacións non son as que os mestres tradicionais de Matemáticas soen explicar, senón que lle trocaba os nomes as operacións e iso facía que por un momento non tiveses a sensación de tar estudando Matemáticas.
    Este recurso que emprega o diablo con Robert creo que tamén podería ser aplicable con nenos de Primaria, xa que o fin e o cabo os nomes das operacións non deixan de ser produto dunha convención entre persoas; por iso cada grupo de persoas pode ter o seu nome para as operacións. Simplemente basta con que todo o grupo use o mesmo término e todos o recoñezan. Con todo iso, creo que o libro podería ser moi didáctico e incluso pedagóxico, para o último ciclo de Primaria. Deste xeito estaríamos fomentando a lectura e o mesmo tempo tamén contribuiríamos a que os nenos olviden ese prexuízos que se soen ter sobre as Matemáticas.
    Por último dicir, que a lectura foi entretida e aprendín algunhas cousas que non sabía anteriormente por iso creo que é un libro do cal se pode sacar partido a calquera idade.

  19. Lucía Pardo Moure. Grao en mestra de Educación Primaria. 2ºCurso. Dice:

    Cuando tenía alrededor de 10 años tuve una época en la que todo libro que encontraba en mi casa me valía para leer. De esta forma, apareció uno llamado “El diablo de los números” y, como en la contraportada del mismo ponía “de 8 a 88 años”, me dispuse a leerlo. De esta primera toma de contacto con él no guardo un buen recuerdo ya que muchos de los conceptos matemáticos que encontraba se me hacían incomprensibles y poco útiles. Incluso me llegué a “asustar” y frustrar con los números de Bonatschi (irónicamente, este libro busca que las niñas y niños pierdan el miedo a las matemáticas. Desde luego, cuando yo tenía 10 años no lo consiguió).

    Años después, más que un libro autodidacta para niños, lo veo como un texto pedagógico que muestra a las futuras maestras y maestros cómo deben enseñar las matemáticas para que los alumnos lleguen a entenderlas y no a aprenderlas ni memorizarlas sistemáticamente. Desde luego, este texto nos hace pensar “yo nunca seré como el señor Bockel” ni como algunos de los profesores que, desafortunadamente, nos encontramos durante la etapa de Educación Primaria (con una metodología más bien tradicional en la que las matemáticas se nos mostraban como un imposible o un conocimiento prácticamente incomprensible dado su nivel de abstracción). Este hecho me hace remitirme a un párrafo significativo del libro en el que Robert dice: “no sabía que hubiese tantos Señor Bockel en el mundo” a lo que Teplotaxl contesta: “eso no importa. No tienes por qué temerlos”.

    Así mismo, veo en este libro una crítica al currículum de matemáticas de la Educación Primaria. En concreto, al hecho de que un profesor se vea obligado a dar unos conocimientos de matemáticas en un período de tiempo muy reducido, sin preocuparse de si sus alumnos han alcanzado los conocimientos suficientes para pasar a otro nivel o si simplemente los han memorizado.
    De este modo, en el libro podemos ver como Teplotaxl dota a Robert de una base matemática (como, por ejemplo, enseñándole que todo parte del 1; las multiplicaciones; las fracciones utilizando ejemplos de la realidad con los chicles y personas; los tipos de números como los primos, los de Bonatschi, los triangulares, etc.) para, más tarde, poder alcanzar conocimientos complejos como cuánto miden las diagonales de un pentágono de lado 1 a partir de la división de los números de Bonatschi. De esta forma, Robert alcanza en unas cuantas noches un nivel matemático superior al que han conseguido sus compañeros de clase a lo largo de toda la etapa educativa (e incluso, un nivel mayor que el de su profesor) y sólo por dos motivos: porque el diablo de los números hace que Robert entienda las matemáticas y porque juntos van construyendo los conocimientos, al ritmo de aprendizaje de Robert.

    Por otro lado, y viendo que muchos de vuestros comentarios discrepan del uso que se hace en el libro de términos como “pum!” (en lugar de permutaciones) o “saltar” (en vez de elevar al cuadrado), yo creo que en una clase de matemáticas no estaría mal que ocurriese esto. Según la teoría de Bruner, en el proceso de aprendizaje debemos negociar los significados con nuestros alumnos, de modo que podamos interpretar un determinado conocimiento en grupo. Desde mi punto de vista, cuando me enseñaron a hacer raíces cuadradas me hubiera parecido interesante y hasta cómico que hubiéramos negociado en mi clase llamar a esa operación “sacar un rábano”, que no es lo mismo que el hecho de que tu profesor te diga “hoy vamos a aprender las raíces cuadradas”, término que tus hermanos mayores, tus vecinos o incluso tus padres te han presentado como algo dificilísimo e imposible de entender. No niego que sea necesario explicar cuál es el término aceptado por convención, pero desde mi punto de vista, no es necesario al principio del proceso de enseñanza.

    Para ir concluyendo, en el final del libro se nos muestra como los sueños de Robert se llegan a hacer real, no sólo por el hecho de que se despierta con la estrella “de la orden pitagórica”, sino porque es capaz de extrapolar los conocimientos aprendidos con el diablo de los números, a sus clases de matemáticas del instituto.

    Este libro no sólo es útil para que los estudiantes pierdan ese “pánico” a las matemáticas, sino que también en lo que se refiere al ámbito pedagógico, permite a los maestros llegar a ser “diablos de los números” que sepan enseñar a sus alumnos a entender las matemáticas; en definitiva, mostrarles que “lo diabólico de los números es lo sencillos que son”.

  20. Cristina Mallo García. Grao Mestra Ed. Primaria. 2ºCurso Dice:

    Lo primero que debo señalar es que ya conocía el libro y tenía ganas de leerlo desde hacía bastante tiempo, me llamaba poderosamente la atención eso de que es un libro “para todos aquellos que temen a las Matemáticas” puesto que yo puedo incluirme dentro de ese club (o al menos dentro de los que nunca aprendieron a disfrutarlas).

    Quizás esta idealización del libro hizo que los primeros capítulos me resultasen decepcionantes, a Robert no le gustan las matemáticas (algo que le sucede a una parte importante de los niños), su profesor le plantea una serie de ejercicios aburridos que no contribuyen en nada a cambiar esta perspectiva (algo que le sucede a una parte importante de estudiantes de matemáticas) y de repente… el Diablo! Éste plantea una serie de actividades a Robert que se salen de lo habitual, ofreciéndole (¡por fin!) una visión diferente.

    Pero el Diablo sólo aparece en sueños (¿querrá decir eso que en el mundo real lo que plantea no es posible? ¿o que es más difícil?), sueños que siempre empiezan con Robert pasándolo mal (escurriéndose con las manos al rojo vivo por el bosque de unos, en medio del desierto, congelado…) y discusiones con el Diablo en las que éste se enfada muchísimo con Robert (¿quizás lo asocio con otros profesores que también perdían la paciencia en mis clases de matemáticas?) o en otros capítulos como el 9, en el que Robert se queja porque está enfermo y quiere descansar y el Diablo de los números lo obliga a seguir atendiéndole…

    Si bien es cierto que existen todas estas connotaciones negativas, también lo es que el autor, Hans Magnus Enzensberger, intenta contrarrestarlas con expresiones positivas por parte de Robert “A Robert no le importaba que el diablo de los numeros le asediara en sueños de vez en cuando.” (p.47), “Robert se despertó. (…) no pudo por menos que reírse al pensar cómo había arrinconado al diablo de los números.” (p.26), “¿Qué pasaba con el diablo de los números? (…) ¿Se habría simplemente olvidado de Robert? ¡Adiós a los sueños!, habría significado eso. Y esa era una idea que a Robert no le gustaba nada.” (p.229). El autor consigue transmitirnos como poco a poco Robert va disfrutando con todo este proceso, con lo que la imagen del diablo cambia a su vez.

    Si nos ceñimos al uso que daría al libro, yo creo que los alumnos del tercer ciclo de Primaria podrán leerlo sin grandes dificultades, pero particularmente yo optaría por trabajar en el aula con capítulos sueltos (me encanta el de los números triangulares, por ejemplo). Un aspecto que no me ha gustado a este respecto, es el hecho, ya comentado en clase, de que los conceptos matemáticos no son denominados por su verdadero nombre y eso puede inducir a una gran confusión por parte de los niños, ya que una de las principales dificultades reside precismente en distinguir los conceptos. Otro aspecto que debo destacar es el hecho de que sólo al final Robert recapacita sobre las pocas mujeres que se encuentran en el infierno/cielo de las matemáticas y que además, “tampoco se les tomaba especialmente en serio” (p.240). Posiblemente está visión podría modificarse sustancialmente con el simple hecho de que fuese una “diabla” de las matemáticas quién enseñase a Robert.

    Por último añadir, que me encanta en guiño a la sociedad pitagórica con la medalla de la estrella de cinco puntas y el positivo mensaje final del libro: al final, todas las aventuras con el diablo de los números sirven para resolver los aburridísimos planteamientos del señor Bockel, es decir, podemos hacer amena la cotidianidad tediosa a poco que nos esforcemos.

  21. lucia Dice:

    algien me puede decir en las partes en las qe se divide este libro lo necesito uurgentemente

  22. Cristina Rivas Pampín Dice:

    Comentario El diablo de los números
    Grado en Mestro/a en Educación Primaria. 2º curso. Grupo mañana.

    Este libro cuenta la historia de Robert, un niño que odia las matemáticas. Su profesor no las explica de una manera que Robert las entienda por lo que nunca aprende nada en clase.

    Una noche al dormirse, Robert sueña con un diablo llamado Teplotaxl.

    Teplotaxl es un diablo de las matemáticas que durante 12 noches seguidas le explica diferentes temas matemáticos de una manera original y mágica. De esta manera consigue que el niño pierda el odio que tenía a las matemáticas y que incluso le gusten.

    Este libro me ha gustado, es una lectura adaptada al público más joven por lo que considero que es apta para el alumnado de Primaria.

    Desde un punto de vista didáctico es un libro interesante, ya que nos muestra un ejemplo de una asignatura que se puede entender mejor si la explicamos de un modo agradable y entretenido. Además también podemos utilizarlo para explicar la materia en clase ya sea mediante la lectura de un capítulo o inspirándonos en el libro y adaptando las explicaciones para que sean atractivas y comprensibles.

    La historia de Robert me ha hecho recordar mis años de estudiante odiando las matemáticas hasta que di con una profesora que me hizo entenderlas.

    Por último decir que este libro me ha hecho pensar sobre determinadas cosas que odiamos o no nos gustan porque no las entendemos, nos parecen complejas o tenemos prejuicios negativos sobre ellas.

  23. Antonio Dice:

    Antonio García Vinuesa. 2º de Educación Primaria

    En términos generales el libro me ha gustado mucho. Como ya indicó María Teresa en clase un punto que no me gusta es el hecho de que cambie los nombres de conceptos matemáticos como raíz cuadrada, factorial, etcétera o incluso el propio nombre de Fibonacci, cuando sin embargo en la última noche cuando viajan al infierno (cielo) de los números, al resto de matemáticos que encuentran si que los nombra por su nombre real como a Gauss, Klein. Euler o Pitágoras. Creo que esto puede confundir al alumnado o a cualquier lector que no esté familiarizado con las Matemáticas a la hora de ampliar información sobre ciertos conceptos o sobre el propio Fibonacci. Por otro lado, trabajando con el libro en clase puede ser una oportunidad para proponer al alumnado un ejercicio de búsqueda, verificación o identificación de los términos y personajes que el autor menciona.
    Por el resto sólo puedo decir que me ha gustado la lectura y que creo que puede ser una lectura interesante para trabajar en Primaria, ya sea con la lectura completa del libro o por capítulos según lo que nos interese trabajar. Podría destacar el hecho de que para conocer los números no es tan necesario el orden de menor a mayor y que puede ser una manera divertida y eficaz de enseñar y aprender los números a partir de secuencias que entrañan algo más que el simple orden numérico, como hace Teplotaxl, que por cierto no es nadie real, tenía la ilusión de que fuera algún matemático que no conociera. Las diferentes secuencias como la secuencia de Fibonacci o los números triangulares pueden promover el interés del alumnado de un modo más atractivo que los ejercicios típicos del libro para trabajar la suma o la resta. El hecho de que a partir de estas secuencias y los resultados de las sumas o restas que se obtengan tengan cierta información escondida interesante favorece el trabajo con estos algoritmos en vez de simplemente ser números sin ningún significado más que ser el resultado de esas restas y sumas.
    Otro contenido interesante que se puede trabajar con este libro y desde las matemáticas es la igualdad de género, me ha encantado que Robert estuviera atento al hecho de que entre tantos diablos de los números sólo hubiera cuatro o cinco mujeres, aunque Teplotaxl ya podría haber mencionado el nombre de alguna.
    Una lectura entretenida, divertida y educativa. He descubierto muchas cosas que no sabía y que me han sorprendido y agradado mucho.

  24. motyu Dice:

    saben que es en la vida real Bonatschi

    • Paloma Gómez Moares Dice:

      El diablo de los números de Hans Magnus Enzensberger.

      Comentario de Paloma Gómez Moares, 2º curso, Especialidade Primaria, curso 2013-2014

      Daniel Dafoe publico en 1719 el libro “La vida e increíbles aventuras de Robinson Crusoe, de York, marinero, quien vivió veintiocho años completamente solo en una isla deshabitada en las costas de América, cerca de la desembocadura del gran río Orinoco; habiendo sido arrastrado a la orilla tras un naufragio, en el cual todos los hombres murieron menos él. Con una explicación de cómo al final fue insólitamente liberado por piratas. Escrito por él mismo” o, tal y como lo conocemos hoy en día, Robinson Crusoe. Este libro se considera la primera novela en lengua inglesa, y supuso no solo el inicio de un género narrativo, sino también que los autores empezaran a tratar temas divulgativos usando la escritura de una manera lúdica para un publico generalista y no necesariamente especializado en un área concreta de conocimiento. El libro que aquí nos ocupa sigue la dinámica iniciada hace 295 años: nos introduce en un mundo fantástico pero no solo con el único objetivo de divertir, sino para divulgar el conocimiento de las matemáticas en general.

      Es un libro que parece orientado a un público joven, que se sentirá identificado por su protagonista. Yo creo que es un libro muy adecuado para niños y niñas de tercer ciclo de primaria, de 10-11 años. Es un libro que se puede incluir fácilmente en la docencia. Se adapta al currículo de primaria vigente en Galicia que sigue el Decreto 130/2007, del 28 de julio, por el que se establece e currículum de la educación primaria en la Comunidad Autónoma de Galicia (DOG del 9 de julio de 2007), que tiene en cuenta la capacidades de abstracción de los niños según su edad. En mi opinión, una lectura anterior de este libro por parte de los niños y niñas será una lectura meramente lúdica, porque solo aquellos que tengan un desarrollo adelantado a su edad serán capaces de entender ciertos conceptos por las capacidades de abstracción que requiere.

      Personalmente, no me gustó que el autor no utilizarse la nomenclatura oficial de los conceptos matemáticos de los que se trata en el libro. Metodológicamente, yo no soy partidaria. Mediante el lenguaje le damos un nombre a las cosas, a las personas y a los conceptos. ¿Por que no utilizarlo entonces e inventarnos otro diferente en una novela divulgativa?. De hecho, creo que la falta de relación de lo que se comenta en el libro con lo que se ve en el aula lo único a lo que contribuye es mantener la dicotomía entre aula y la vida real del alumnado, cuando hoy en día se nos pide cada día más a los docentes que dentro de nuestras posibilidades llevemos la vida real al aula y mostremos la relación directa entre los conceptos y las competencias trabajadas en el aula con la vida diaria del alumnado mediante actividades y tareas. Además, esto es algo motivante para el alumnado. De la misma manera, cuando se escribe una novela divulgativa, el autor debería tener esto en cuenta y facilitar que el lector identifique conceptos que ya conoce indicando su nombre oficial. Bien es verdad que esto es una cuestión de modas didácticas y metodológicas, y este libro fue publicado por primera vez en 1997.

      El libro tampoco tiene en cuenta la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres, un valor transversal importante que no ha preocupado al autor. Aunque se dice que algún día las mujeres serán buenas matemáticas en un momento determinado (en el capítulo de la duodécima noche) y que quizás el jefe de los diablos de los números sea una mujer (dice el jefe, no la jefa; y puede que sea este un problema de traducción del alemán, que el autor lo haya escrito en género neutro, y el traductor lo haya traducido en masculino genérico al castellano, pero lo que está claro es que no lo escribió en femenino… y esto me hace pensar ¿y por que no?), las figuras que aparecen en la novela son casi todas masculinas. Los protagonistas son masculinos, Robert y el diablo, y siendo una novela de fantasía, no aparece ninguna diabla, por ejemplo. Esto solo contribuye a mantener los estereotipos culturales donde se asume que todo lo referente con la ciencia y las matemáticas es un mundo dominado por los hombres y que las mujeres puede que tengan una presencia marginal en el futuro, cuando de hecho ya hoy en día no es así. Esto no va a hacer que las niñas que lo lean se sientan tan identificadas como los niños que lo lean. Otro elemento es la madre de Robert, que tiene una presencia en el libro donde se mantiene el rol tradicional madre-cuidadora. No se menciona para nada al padre. ¿Es que no lo tiene Robert? ¿No lo cuida?.

      También he echado de menos en el libro que se mostrara la relación entre música y conceptos matemáticos. Quizás esto debido a mi propia experiencia. Por ejemplo, yo entendí realmente las fracciones y aprendí a abstraerlas con la música. Aprendí más matemáticas en clase de música y tocando el piano que en las aulas de lo que entonces era la EGB.

      Pese a todo esto, creo que es un libro que merece la pena utilizar en el aula en los últimos cursos de primaria, e incluso recomendárselos a los alumnos de cursos superiores para que lo disfruten. Es entretenido, le hace pensar al lector, e incluso sugiere ejercicios para aquel lector que disfrute con ello. Yo ya se lo he recomendado a los alumnos y alumnas de una clase de 1º de la ESO en la que estuve de guardia. A ver cuantos de ellos se animan.

  25. vianey Dice:

    oues se me hiso algo aburrido largo pero interesante xc

  26. hanii Dice:

    ami me parece muy interesante el libro de el diablo de las matemáticas porque te enseña que todo es divertido en la matematica aprendi muchas cosas que yo no sabia XD

  27. alexa+kamii B Dice:

    es algo increible q nos hace ver mas faciles las matematicas porq a muchos no les gusta este se puede aplicar en cualquier momento ha sido para mi una novela que me ha hecho ver las matemáticas de otra manera, como un juego.
    y espero q les guste …

  28. Alberto López Castro - 2º Grado en Ed. Primaria Dice:

    Me pareció un libro realmente entretenido y fácil de leer, aunque en algunas partes me tuve que parar a pensar lo que quería demostrarle el diablo a Robert. Aprendí mucho a lo largo de todos los capítulos. Lo que iba explicándole el diablo a Robert me resultó sorprendente.
    Creo que este libro es adecuado para el tercer ciclo de Primaria en adelante, ya que relata una historia de un niño al que no le gustan las matemáticas, con el que se pueden sentir identificados, usando un lenguaje apropiado para su edad y sin usar ningún tecnicismo (por el contrario, el diablo utilizaba términos sencillos e incluso cómicos, para que Robert comprendiera e interiorizara los conocimientos matemáticos que le estaba enseñando). Pienso que este libro pude contribuir a la motivación e interés de los niños y niñas por el aprendizaje de las matemáticas, ayudando a que las puedan comprender mejor, y de una manera más divertida y amena. Incluso se podría ir leyendo poco a poco en clase, entre todos (también se podrían usar las horas de lectura), fomentando así, que leyendo se aprende y que por tanto, es un hábito que deben practicar en sus casas.
    Aparte de esto, me gustaría resaltar la evolución de Robert a lo largo de la historia. Primero no quería saber nada acerca de las matemáticas, a causa de la mala experiencia que tenía con dicha asignatura en el colegio. Pero luego, cuando empezó a comprenderlas gracias al diablo de los números, le empezaron a gustar e incluso se llegó a sorprender y a entusiasmar (igual que me ocurrió a mí) con las lecciones que le daba el diablo Teplotaxl durante sus sueños (si es que lo eran…), terminando por querer saber más y más cosas.
    En conclusión, este libro puede ayudar a los estudiantes a comprender la importancia de las matemáticas y a aprender a disfrutar de ellas, así como al profesorado de la materia, le puede resultar interesante para la motivación del alumnado. Recomiendo a la gente que lo lea, aunque no le gusten las matemáticas, y tengan la edad que tengan. Quizás les ayude a cambiar su visión acerca de las matemáticas (o a empeorarla, quien sabe…). A mí me ayudo a despertar mi curiosidad por las matemáticas (espero que a todos los que lo lean, también). Es un libro que sin duda alguna, volveré a leer.
    P.D.: ¡Qué insensibles fueron al final! ¡Se pudieron dar un abrazo o algo!

  29. EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    Robert es un niño al que no le gustan las Matemáticas. Está harto de soñar, sus sueños sólo lo engañan, sueña con un pez que lo quiere comer y con un tobogán por el cual se tiene que tirar.

    Un dia su sueño cambia y aparece el diablo de los números, Robert le comenta que odia todo lo que tiene que ver con las Matemáticas, las ve inútiles y difíciles. Para Robert su percepción de las matemáticas va a cambiar ya que durante doce noches, el diablo de los números le hará ver que esas Matemáticas a las que el tiene tanto miedo son más fáciles de lo que él creía.

    La primera noche el diablo de los números le muestra el número uno, le muestra que con él puede hacerlo casi todo, de hecho, se pueden crear los otros números a partir del uno.

    La segunda noche el diablo de los números le mostró a Robert los números romanos, lo hace para demostrarle la importancia que tiene el cero, los romanos no lo tenían. Le muestra que sin el cero no sería posible hacer muchas cosas, y que por ello, los romanos al no tenerlo, tenía que escribir las fechas con un montón de letras.

    En la tercera noche el diablo de los números propuso a Robert dividir, le mostró que en algunos siempre queda resto y que en otras no, le habla de los números de primera.

    Es la cuarta noche, el diablo de los números y Robert están junto al mar. Hablan sobre los números decimales.

    La madre de Robert está preocupada, el niño saca malas notas y no duerme. Es la quinta noche, Robert se encuentra de nuevo con el diablo de los números, hace mucho que no se veían porque este último estaba de vacaciones. Comienzan a hacer triángulos con cocos, averiguando de esta manera como sigue la serie de números, esto desencadena en el concepto de números triangulares.

    En la sexta noche, el diablo de los números se muestra sentado en una silla en un campo de patatas, éste habla sobre viejo bonatchi y de sus números, para mostrárselos a Robert, desatornilla el extremo de su bastón y saca un fino rollo de papel, era un papiro en el cuál estaban escritos los números Bonatchi. Para que lo entienda de mejor manera, aparecen dos diminutas liebres blancas, eran un macho y una hembra, en un mes se vuelven adultas y se hacen pardas para tener hijos. Cada mes tienes dos hijos, pero en ese campo de patatas, un mes dura solo 5 minutos. Robert pudo ver que los conejos se multiplicaban de forma estrepitosa.

    La madre de Robert sigue preocupada, ahora está metido todo el día en su cuarto y en vez de hacer los deberes pinta liebres, se pasa todo el dia murmurando números y números. Cuando se va a la cama mete un rotulador gordo en el bolsillo. Una vez en su sueño, el diablo lleva a Robert a a una casa blanca en forma de cubos, con esos cubos se dispusieron a hacertriángulos, aparecieron en ese triángulo (monitor) los números de bonatschi, según el diablo, la idea del triángulo la inventó un chino.

    Robert comienza a soñar, es la octava noche, sueña con el colegio, están todos sus amigos en clase pero en vez de entrar en ella el profesor, entra el diablo de los números, en este capítulo se juega con la probabilidad, por lo que Robert coge su calculadora y vuelven al triángulo numérico.

    La novena noche Robert pregunta por el cero y éste sale debajo de su cama porque dice que está enfermo, entonces el diablo le dice que se vaya. El diablo ya ha hecho formar a los números y salen en fila los números normales (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10…), los números impares (1, 3, 5, 7, 9, 11…), los números de primera, los números de Bonatschi, los triangulares, los saltarines etc… Más tarde le habla de los quebrados.

    La décima noche el diablo le enseña, que con todos los números que vieron el péndulo oscila cada vez más hacia una cifra media (1, 618 033 989…), dando en las clases de números este mismo resultado. También le enseña, por medio de un pentágono y otras figuras geométricas, que esta cifra no sólo se aplica a los números.

    Es la undécima noche el diablo le cuenta a Robert que uno de sus colegas, Lord Russell, intentó hacer una demostración y con el paso del tiempo alguien comprobó que era falsa, por eso con los números todo debe ser comprobado.

    La última noche el diablo de los números le da una invitación a Robert para una cena con un nombre diferente, Teplotaxl. Allí se encuentran con muchos matemáticos famosos como el inglés Lord Russell, el alemán Klein, el profesor Cantor, Euler y Gauss, Bonatschi, Pitágoras, el inventor del cero, etc. Al terminar la cena Robert es condecorado como aprendiz, con una estrella de cinco puntas. El diablo de los números desaparece despidiéndose de él y diciéndole que debe seguir adelante solo. Cuando se despierta ve en su cuello el colgante que le había dado en diablo en sueños. Una vez en clase, Robert soluciona un problema complejo en clase y agradece tocando su estrella de cinco puntos al diablo haberle enseñado tantas cosas.

    Este libro es el adecuado para niños de 6º de primaria, es una buena forma de familiarizarlos con las matemáticas y de que no le cojan el miedo, que no vean las matemáticas como un obstáculo sinó como un juego. Este libro es muy creativo, es sencillo en su descripción y muy fácil de leer, además de entretenido y divertido. Me llama mucho la atención el lenguaje que tienen tanto el diablo de los números como el protagonista, Robert, ya que utilizan un lenguaje muy coloquial, lo que evita el formalismo en el libro

  30. Laura Sue Sánchez Rego (Mestre Educación Primaria) Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    Robert, como moitos outros nenos, aborrecía as matemáticas. Ademais sempre se queixaba dos seus soños que, en ocasións, volvíanse pesadelos e, segundo el, sempre lle tocaba facer o “papel de tonto”. Ata que un día, nun dos seus extraños soños, aparecéuselle un demo un tanto peculiar. Robert, ao principio, pensaba que ese ser desfrutaba tomándolle o pelo, falándolle das matemáticas e da súa importancia e aplicacións que teñen na vida cotiá. Dende a primeira noite, o demo comezou a suxerirlle unha serie de cuestións matemáticas ao pequeno, para o cal a ciencia dos números non tiña a penas relevancia nin interese. Robert respondía a todas elas desprezando esta ciencia e queixándose do pouco atractivas que lle parecían as Matemáticas que estudaba no colexio, onde o seu profesor, o señor Bockel, impartía esa materia sen espertar o interese no alumnado mentres devoraba trenzas durante as clases. Pero o demo dos números, pouco a pouco e, a pesar de enfadarse en ocasións co pequeno Robert, foi espertando no neno unha curiosidade por tentar respostar ás súas preguntas. O demo trataba de que Robert vise con exemplos moi sinxelos e pretos de el a importancia das Matemáticas, non só como unha ciencia a estudar para un futuro, senón que tamén como parte do seu día a día.

    Durante doce noites o demo escolle unha serie de conceptos matemáticos que utiliza para involucrar a Robert na busca de respostas ás súas preguntas. Comeza, na primeira noite, coa explicación do número 1 como base de todos os demais números, para seguir con outros temas como: a evolución dos sistemas numéricos durante a historia, na cal explica que o número 0 (que para nós parece imprescindible á hora de numerar ou comprender certas cousas) non existía para os romanos, por exemplo; os números primos e a serie de Bonatschi, entre outros moitos, ata chegar a conceptos máis complexos como a botella de Klein.

    O demo conseguíu que o pequeno Robert tivese unha visión moito máis positiva das matemáticas, espertando nel o interese e mesmo o gusto por elas. O neno a pesar da súa cabezonería nun primeiro momento, rematou por comprender moitos conceptos matemáticos a modo de xogo.

    A obra paréceme interesante e fácil de seguir. Ás veces pode parecer un pouco liosa na explicación de certos conceptos non de todo comúns. Pero aínda así creo que podería utilizarse como un recurso didáctico no que aqueles nenos/as que aborrecen as matemáticas, ao igual que Robert, poidan achegarse un pouquiño máis a elas cos exemplos sinxelos do demo, o cal en ocasións lle da un certo grao de comicidade. Aínda que para Educación Primaria quizais sexan un pouquiño complexas algunhas das cuestións propostas.

  31. Lúa Verde Alén ( 2º en Grao en Educación Primaria) Dice:

    Este libro trata dun neno chamado Robert, que odia as matemáticas. O seu profesor non as explica de xeito que el as entenda, e parécenlle moi aburridas, tampouco participa activamente nas clases, e di que non aprende nada, de feito, o único que di aprender do seu profesor é o seu gusto polas trenzas, xa que sempre aparecen en todos os problemas ou exercicios.
    Unha noite Robert, en lugar de ter os pesadelos que adoitaba ter cada noite, soñou con un diaño, que lle dixo que era o diaño dos números. No soño comezou a explicarlle matemáticas dun xeito que endexamais aprendera. Soñou con el durante doce noites, nas que o demo facíalle preguntas e o neno, intrigado, trataba de resolvelas. Gustáballe tanto soñar co demo e aprender cousas das matemáticas, que ata un día comezou a levar un rotulador aos seus soños, para poder anotar o que o demo lle ensinaba, e non esquecelo.
    De este xeito, o neno deixou de odiar as matemáticas, grazas ao demo, e non só iso, senón que fixo que lle gustasen.
    Penso que este libro é moi interesante dende o punto de vista didáctico. O que o autor pretende mostrar é que debemos tratar de ensinar as matemáticas dun xeito máis divertido, no que os nenos poidan participar e con exemplos da súa vida cotiá.
    Tamén serve para os que lle teñen un certo temor ás matemáticas, xa que lendo este libro quizais poidan perdelo, ou polo menos deixar de odialas, e darse conta de que as veces non son tan complicadas se son explicadas dun xeito sinxelo e imaxinativo, e o lector pode entender moitos conceptos matemáticos que ata o momento non entendera.
    Serve tamén como unha reflexión cara as cousas que descoñecemos ou non entendemos e dicimos odialas, como pasa as veces coas matemáticas, e faite pensar en que quizais moitas outras cousas, sen ser necesariamente as matemáticas, ao ser explicadas doutro xeito e miradas dende outro punto de vista, poden chegar a entenderse e mesmo a gustarche.
    Creo que este libro pode recomendarse para nenos de primaria, xa que as explicacións son sinxelas e pode crear nos nenos un interese polas matemáticas, pero recomendaríao tamén a todo tipo de público, incluído adultos, xa que pódese aprender moito lendo este libro.

  32. Sheila Puñal Gerpe (Grado en Educación Primaria) Dice:

    Como pode chegar un neno que practicamente odia as matemáticas a sentir admiración e curiosidade por elas? A comprender problemas e contidos matemáticos difíciles como algo sinxelo? Parece unha tarefa case imposible mais o diaño dos números non se lle resiste nada e vaino conseguir con Robert, adentrándose nos seus soños para vivir unhas aventuras irrepetibles e únicas.

    Noite tras noite o diaño dos números vaille ir mostrando mediante diferentes escenarios, trucos e xogos o abraiante mundo dos números e mesmo, a personaxes importantes da historia das matemáticas ( Gauss, Pitágoras, Klein, Eratóstenes…). Isto non só consegue que as matemáticas empecen a ser divertidas para Robert, senón que incluso o motivan para seguir descubríndoas.

    É sen dúbida, desde o meu punto de vista, un libro excepcional en canto ao tratamento que fai dos contidos matemáticos, resultando estes amenos e interesantes. Sérvese de metáforas, representacións gráficas e mesmo a invención de novos termos (números saltaríns, rábanos…) para chegar a comprender a lóxica de certas realidades que moitas veces aprendemos, sen percatarnos de que detrás delas hai toda unha explicación.

    Mais no tocante o nivel narrativo que ofrece é, ao meu parecer, moi pobre. O argumento do primeiro soño vaise repetindo case do mesmo xeito no resto dos capítulos, sen aportar ningunha sorpresa ou misterio. Isto é o que fai que resulte un pouco monótono, non conseguindo en moito casos enganchar ao propio lector.

    Esta tamén é a razón pola que non o recomendaría como lectura obrigatoria en Educación Primaria, xa que se podería facer moi ardúa. Mais si o aconsellaría como recurso didáctico para introducir certos temas de matemáticas, mediante a lectura dun capítulo ou mesmo a representación teatral deste, sempre que se plantexe ben. Isto, de feito, pode incluso chegar a espertar certa curiosidade nalgún neno/a que pode continuar coa súa lectura, mais sempre por pracer e nunca por obrigación!

  33. Diego Suárez Alfonso (2º Grado Educación Primaria) Dice:

    En este libro se narran los sueños matemáticos que Robert, el protagonista, tiene durante doce noches. En ellos los protagonistas principales son Robert, el diablo de los números y las matemáticas. A lo largo de la historia se observa una transformación en Robert, al principio es un niño que odia las matemáticas (quizás debido a su profesor de la escuela) pero sueño tras sueño con el diablo de los números, le va cogiendo el gusto a a estas hasta que al final siente un gran interés por ellas.
    En los sueños, el diablo le va explicando a Robert diferentes conceptos matemáticos de una manera atractiva y donde el protagonista participa, no como hacía su profesor de matemáticas del colegio. En estas explicaciones el diablo actúa como guía, preguntándole cuestiones sencillas a Robert y creando en él un interés por lo que está aprendiendo. Utiliza también ejemplos con elementos de la vida diaria.
    Este libro, de fácil lectura incluso para niños de primaria, resulta interesante ya que creo que puede ayudar a crear en el lector un interés por las matemáticas o por lo menos que este pierda se familiarice con ellas y pierda el temor que pueda tenerles. Las explicaciones que aparecen en el libro son muy sencillas de comprender, a mí personalmente me gustaron las de estadística ya que algunos aspectos recogidos en el libro sobre este tema eran desconocidos para mí.
    Por otra parte creo que la utilización de nombres ficticios para denominar ciertas operaciones o conceptos matemáticos puede dar lugar a dudas y confusiones en el lector (sobre todo si este es un niño/a que aún no conoce los términos reales equivalentes a esos nombres ficticios).
    En general creo que es un libro recomendable para cualquier tipo de lector, tanto para alumnos de primaria como para adultos.

  34. adrian vales ferreira -- ed. primaria Dice:

    El diablo de los números es un libro que narra las aventuras de un muchacho llamado Robert al que no le gustan nada las matemáticas, en especial, las clases de su profesor, el señor Bockel.Por las noches, Robert comienza a soñar , y en dichos sueños aparece cada día en un sitio distinto.En estos mundos de fantasía, se ve acompañado por un pequeño diablo llamado el diablo de los números.Esta criatura de su imaginación le va enseñando distintos fundamentos, trucos y demostraciones matemáticas, consiguienso que Robert se vaya interesando por ellas y al final acabe enamorándose de esta disciplina, al ver que las matemáticas están en todas partes, en su día a día y gracias a ellas se pueden solucionar muchos problemas y preguntas de forma fácil y entretenida.Las matemáticas son un mundo marabilloso donde todo encaja, dándole una harmonía especial.
    Personalmente, pienso que este libro es idóneo para ser trataso en la escuela, porque en él los alumnos pueden ver que las matemáticas tambien tienen su lado divertido e interesante, en oposición a la tradicional u común docencia de esta asignatura.

  35. Alicia Seoane Lens. Educación Primaria Dice:

    Este libro, escrito por Hans Magnus Enzensberger, cuenta las aventuras de Robert, un niño al que no le gustan las matemáticas, que a lo largo de doce noches, en sus sueños, vive aventuras relacionadas con las matemáticas, siempre acompañado por el Diablo de los Números, su maestro y amigo.
    Durante estas 12 noches Robert conoce diferentes secretos que encierran los números y las matemáticas. A lo largo de este tiempo, Robert cambia su visión y opinión de las matemáticas, pasando de aborrecer y prácticamente odiar los números a sentir gran curiosidad e interés por los mismos.
    Para que esto ocurra es fundamental la figura del Diablo, quien que a partir de preguntas o reflexiones aparentemente sencillas, es capaz de suscitar la curiosidad de Robert acerca de un mundo totalmente desconocido por el niño.
    Bajo mi punto de vista, este libro resulta de gran interés, ya que propone al profesor una nueva forma de enseñar matemáticas, de modo que los número se conviertan en aliados que permitan a los pequeños conocer sus utilidades, consiguiendo así atraer su atención, interés y consiguiendo que los niños por iniciativa propia aumenten su conocimiento.
    Los niños que lean este libro puede que no logren comprender los conceptos y relaciones que se relatan, pero sí pueden entender que los números pueden serles de gran utilidad y convertirse en fuente de entretenimiento, ya que no solo sirven para resolver problemas propuestos por el profesor en el aula, o para realizar determinadas operaciones.

  36. Iván Sangiao Cortés (Educación Primaria) Dice:

    La principal idea que extraigo de esta lectura es la importancia de enseñar matemáticas de un modo atractivo. El libro nos muestra esta diferencia en el modo que es llevado Robert por parte de Telplotaxl y por parte del profesor Bockel.
    También cabe destacar que el diablo conducía a Robert hasta llegar a comprender el principio matemático. Muchas veces en las aulas se les proporciona a los alumnos y alumnas el principio pero no entienden el procedimiento llevado a cabo para llegar a éste. Pienso que es uno de los aspectos más reseñables que saco de la lectura. Por lo tanto, se hace una crítica al sistema de enseñanza a través del profesor de Robert.
    Me parecen muy interesantes los libros interactivos como es el caso de éste, ya que permite implicarse en la lectura y participar activamente. Además, es una forma de aprender matemáticas y fomentar la curiosidad por seguir aprendiendo.
    Recomendaría este libro ya que ayuda a paliar los prejuicios que muchas veces tiene la sociedad hacia las matemáticas y cambiar la mentalidad hacia éstas. Por otro lado, también hace especial hincapié en que las matemáticas fueron creadas para dar salida a los problemas cotidianos de los seres humanos. Creo que es una idea fundamental ya que muchas veces se piensa que los teoremas dados en la clase no van a tener una aplicación práctica en nuestra vida diaria.
    Por último, cabe destacar la idea de que en las matemáticas todo encaja por lo que se produce una sensación harmónica entre ellas.

  37. Javier Vicente Varela (2º curso Grado de Educación Primaria) Dice:

    El libro “El diablo de los números” trata sobre un niño llamado Robert, que aborrece las matemáticas. Por las noches, en sueños, recibe la visita del Diablo de los números. Este personaje le enseña las matemáticas de una forma diferente a la que recibe en clase.

    Poco a poco, Robert, que al principio odiaba las matemáticas, empieza a verlas de otra forma, gracias al Diablo de los números y se da cuenta de que las matemáticas están presentes en todos los aspectos de la vida.

    En mi opinión, el libro tiene un carácter didáctico. Debido a que aunque no sea el libro más recomendable para los alumnos y alumnas de educación primaria, se podrían leer algunos extractos del texto para que el alumnado entendiese la importancia y la magnitud de las matemáticas, así como para la explicación de determinados temas.

    Una de las muchas lecturas que se podrían hacer, sería en la que El Diablo de los números enseña a Robert la importancia del número uno. Con esta lectura se le enseñaría a los niños y niñas el valor que tiene el número uno en las matemáticas, ya que es el principio de ellas.

    También sirve para aquellas personas a las que no les gustan las matemáticas vean la aplicación de estas en la vida, y como le pasó a Robert, cambie su visión hacia ellas.

  38. Ana Mouzo Mariño Dice:

    “El diablo de los números” es un libro escrito por el autor Hans Magnus Enzensberger, en el se narra la historia de un niño llamado Robert, que no le gustan las matemáticas. Robert tenia pesadillas todas las noches,hasta un día que rebió la visita de un diablo de los número,Teplotaxl, que durante las doce noches que se narran en el libro acompaña a Robert con el fin de enseñarle todos los contenidos de matemáticas posibles que el desconocía.
    Estos contenidos van desde los más fáciles hasta los más difíciles según avanzan las noches. El diablo utiliza un vocabulario diferente en cuanto a los conceptos de raíz cuadrada, número primo, etc.
    Considero que es un libro fácil de leer y de entender tanto para alumnos de primaria como de otro nivel, sólo hay que tener en cuenta que para el primer ciclo de primaria non sería tan fácil, ya que los niños no tienen el nivel suficiente como para entender estos conceptos.
    En el libro se reflejan dos métodos de enseñanza diferentes. Por un lado nos encontramos el método tradicional por parte del profesor de Robert, Bockel. Y por el otro, sería un método más divertido para enseñar las matemáticas por parte do diablo de los números.
    Según mi opinión es un libro en el que se describe una situación que es frecuente en alumnos de primaria a la hora de aprender las matemáticas, ya que no les gustan. EL motivo por lo que pasa esto es la manera de enseñarle dicha asignatura a los alumnos, ya que si lo explicaran de manera más amena y divertida a los niños les resultaría más interesante.

  39. Brian Rajoy Pujol (Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”
    Comezando un pouco a modo de resumo, dicir que a Robert non lle gustan as Matemáticas, como lle ocorre a moitas persoas, porque non as entende moi ben. Pero unha noite el soña cun demo que pretende inicialo na ciencia dos números. El pensa que é outro dos seus frecuentes pesadelos, pero en realidade é o comezo dun novo percorrido a través do mundo das Matemáticas. Robert soña sistemas numéricos cada vez máis especiais. De pronto, os números cobran vida por si mesmos, unha vida misteriosa que nin sequera o demo consegue explicar de todo.
    Este libro é ideal para a xente que non lle gustan as matemáticas porque poden velas doutro modo e querer profundizar un pouco máis nos exercicios que propón o demo. Lendo este libro, os nenos teran máis interese por estudar as matemáticas, sen tanto medo, e os que xa gozan con elas poden desfrutar un pouco máis cas mesmas.
    Ademais, é un libro bastante doado de ler pola linguaxe que se utiliza e tamén pola simplificación dos termos matemáticos.

  40. Sandra Vidal Camino Dice:

    Comentario ” El tío Petros y la conjetura de Goldbach”:
    Este libro trata de la relación de un joven con su tío, un hombre retirado que el pasado fue un gran matemático y cuya única meta en la vida fue demostrar la Conjetura de Goldbach.
    Todo comienza por la curiosidad de ese joven por saber más sobre su tío, debido a que su padre y su otro tío no hablaban muy bien de él. El argumento gira en torno a las averiguaciones que el joven realiza sobre su tío, sorprendido porque, a pesar de las condiciones excepcionales de su tío según los entendidos, sin embargo por alguna desconocida razón, nunca ha llegado a publicar ni a realizar nada relevante dentro de la investigación matemática. Poco a poco se van desvelando, a través de diferentes personajes, las circunstancias que rodean este misterio, a la vez que se reflexiona sobre la élite matemática.
    Se trata la obsesión por el trabajo del investigador que puede desembocar no pocas veces en problemas de salud, la inutilidad hoy en día del trabajo individual del investigador frente a las ventajas de los grupos de investigación,etc.
    Los temas matemáticos que se tratan en el libro son la Conjetura de Goldbach y teoremas de la incompletitud de Godel.
    En mi opinión este libro me resultó más entretenidoe interesante, debido a que se va contando una historia real sobre el las matemáticas y el mundo de los matemáticos.

  41. Sandra Vidal Camino Dice:

    Comentario “El diablo de los números”:
    Este libro trata sobre Robert un niño que odia las matemáticas y a su profesor el Señor Bockel. Todas las noches tenía pesadillas hasta que un día soñó algo diferente, aunque el seguía creyendo que sería otra pesadilla. En ese sueño conoció a el diablo de los números, el que durante las doce siguientes noches le iba a enseñar diferentes trucos matemáticos muy interesantes.
    Cada noche Robert aprendía una cosa distinta, el número 1, los números saltones, los números de Bonatchi, el valor del cero, los números de primera, etc. La madre de Robert cada vez estaba más preocupada por él porque en ver de ir a jugar con sus amigos como hacía siempre este se quedaba en casa pensando en las matemáticas.
    Cuando Robert creía que ya no volvería a ver a el diablo de los números, este se presentó la siguiente noche con una invitación al infierno de los números. Cuando ya estaban en el palacio Robert conoció a cada uno de los ancianos que vivían allí que resultaron ser matemáticos.
    Finalmente el diablo de los números se fue y Robert consiguió una medalla de aprendiz.
    En mi opinión este libro se hace un poco monótono y pesado para niños de educación primaria, aunque me parece bastante educativo incluír actividades al final de cada capítulo par que los niños comprueben y aprendan lo que hacía Robert.

  42. Alba Recarey Noya (2º Grao Mestre Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” es una novela escrita por Hans Enzensberger, que narra las aventuras de Robert, un niño que odia las Matemáticas. Durante doce noches y a través de los doce capítulos que forman este libro, Robert se encuentra en sueños con el diablo de los números: Teplotaxl, quien le hace ver las Matemáticas de un forma muy diferente.
    Como muchos otros niños, Robert muestra una posición de rechazo hacia el mundo de las Matemáticas, ya que no las entiende. Esto es debido a que el profesor muestra a sus alumnos este mundo como algo abstracto y poco atractivo, mediante clases monótonas y poco comprensibles, cosa que le sucede a muchos otros niños de su edad.
    Por el contrario, en cada uno de los doce sueños, el diablo de los números muestra al niño y a los lectores, las Matemáticas como algo cercano y sencillo, y de una forma mucho más entretenida, amena y práctica.
    Mediante las originales explicaciones del diablo de los números sobre múltiples temas matemáticos, Robert consigue ver esta disciplina como un juego, perdiendo así el miedo y acercándose más a ella.
    En mi opinión, resulta necesario eliminar esta postura de todas aquellas personas que no muestran una actitud positiva hacia las Matemáticas o cualquier otra ciencia, empleando métodos y recursos atractivos y sencillos que permitan aprender, comprendiendo el sentido de cada uno de los pasos que se dan.
    Por lo tanto, considero que este libro es un fantástico y muy recomendable recurso didáctico y pedagógico, que los docentes pueden presentar a sus alumnos, ya que emplea un lenguaje muy sencillo y además contiene imágenes que facilitan mucho la comprensión. Además, con él pueden conseguir fácilmente que los alumnos empiecen a comprender las Matemáticas, cambiando así su actitud hacia ellas y comenzando a interesarse por este asombroso mundo al que muchos aún temen.

  43. Silvia Otero Moirón (Educ. Primaria, CLEO 01, CLIL 02) Dice:

    Comentario Sobre “El Diario De Los Números”
    Personalmente, creo que este libro puede resultar entretenido y educativo, aunque a veces puede parecer monótono y pesado, existiendo algunos momentos dotados de falta de interés. Así mismo, no lo considero adecuado para niños de Primaria, ya que explica conceptos matemáticos que normalmente no han sido estudiados por niños de esta edad.
    Además, muestra la información de una manera un poco difícil de entender, lo que a mi parecer no lo hace una buena elección para el nivel elemental del que hemos hablado. En ciertos momentos, a mis 19 años, he tenido dudas para saber qué tema estaba siendo tratado en algunos capítulos.
    Sin embargo, el autor emplea un vocabulario distinto al matemático, refiriéndose a las raíces cuadradas como “rábano de un número”, por ejemplo. Esto puede llamar la atención y ser divertido para niños de Educación Secundaria, puesto que ya conocen los conceptos matemáticos abarcados en el libro y puede resultarles simpático leer de una forma tan desenfadada esos temas matemáticos.
    Por otro lado, creo que a estas edades, el libro puede causar una influencia más motivadora, ya que los niños entienden lo que sucede a lo largo de la historia y puede que de este modo, se consiga por parte de los alumnos un mayor interés por la materia de matemáticas, llegando incluso a que algunos alumnos busquen más información referente a los contenidos tratados en el libro o se hagan preguntas más profundas acerca de ellos.
    De igual forma, destaco la importancia de que el protagonista sea un niño, puesto que esto hace que los niños se sientan identificados con él y puedan imaginar de una forma más sencilla el transcurso de la historia, al mismo tiempo que la leen.
    Igualmente, destaco el carácter participativo del libro, ya que hacia la mitad y al final de todos los capítulos podemos encontrar ejercicios que hacen del lector una parte activa del proceso narrativo. Al realizar las correspondientes actividades, los niños entienden mejor lo que han leído y son partícipes de ello.
    Al mismo tiempo, opino que las ilustraciones tan trabajadas, a todo color y dotadas de un gran tamaño, son una gran idea para ayudar a los niños a imaginarse la historia, así como a prestar una mayor atención y a hacer la lectura más amena.
    Finalmente, pienso que es una buena opción no sólo para los alumnos, sinó para los profesores de matemáticas. Este libro puede aportarles ideas sobre cómo exlicar un determinado tema y de qué manera hacerlo más atractivo a los ojos de sus discentes.

  44. Marta Nantón Amado(grado en mestre Educación Primaria) Dice:

    O libro do Diablo de los números, non me parece un libro axeitado para nenos que cursan en primaria xa que se explican contidos que non se tratan nas aulas. Ademais, non é entretido polo que os nenos lles será difícil manter unha lectura amena.
    O libro vai contando a historia de cómo un neno o que non lle gustaban as matemáticas as vai aprendendo mediante diversas aventuras vividas en soños.
    Nestas pequenas aventuras, vanse explicando diferentes contidos como por exemplo, os números primos, a importancia do cero, etc, pero chamándolles de maneira diferente. Cada concepto ten un nome en clave, que non corresponde co real.
    E a partir de toda a sucesión dos soños vividos, o protagonista do libro, o final consegue que lle gusten e lle fascinen as matemáticas.
    A miña opinión é que este non é un recurso moi efectivo para que os nenos se sintan atraídos polas matemáticas, xa que como comentei os contidos que se tratan non son extremadamente divertidos e a lectura deste é cansina.
    Poderíalles gustar algúns capítulos, nos que no final aparecen como pequenas actividades relacionadas co que se explica, e estas si que son amenas e poñen a funcionar todas as neuronas dos nenos para que as resolvan.
    Este libro pódese relacionar perfectamente co que ocorre na realidade xa que a moi poucos de nós se nos das ben as matemáticas porque non as comprendemos.
    Coa lectura del, un da se de conta de que as matemáticas son fascinantes e que están presentes en todos os aspectos da nosa vida e que vivimos rodeados por elas dende sempre.
    Por este motivo, penso que este libro debe estar dirixido para outras etapas, como a de Educación Secundaria, xa que lles servirá para entender o significado e a lóxica de exercicios e e explicacións vistas na clase.

  45. alba moares gonzález Dice:

    Este libro, “el diablo de los números”, tiene una forma especial y original de explicar ciertos contenidos o problemas matemáticos. El autor, Hans Enzensberger, nos cuenta uno de los grandes problemas que tienen la mayoría de los niños con las matemáticas. Nos dice que Robert es un niño al cual no le gustan las matemáticas y que el tener un profesor u otro influye que tú tengas más o menos interés e incluso que no le cogas manía. Es uno de los grandes problemas ya que en muchas ocasiones si no tienes esa inclinación por entenderlas desde un principio luego eres incapaz de cogerle el ritmo y prestarle la atención necesaria. El diablo de los números nos hace diferentes demostraciones de que no son tan complicadas e incluso con sus aclaraciones somos capaces de entender mucho mejor cualquier cuestión matemática. Hace demostraciones con diferentes temas: bosque de unos, cocos, liebres, con su propia clase y compañeros,… etc. para que no le sea complicado ni aburrido, sino fácil y entretenido. Este libro es un ejemplo de cómo en el futuro podríamos dar algunas explicaciones para que ningún alumno se perdiese en el camino e incluso se sientan más interesados por las matemáticas; como Robert, que al final del libro el señor Bockel les pone un problema que cree que nadie va a resolver y va a estar tranquilo y sin trabajo toda la clase e inconscientemente él se acuerda de una de las explicaciones del diablo y lo resuelve sin más. En resumen, las matemáticas con un poco de atención e interés son más sencillas de lo que nos parece. Pero hay que poner de las dos partes: profesores y alumnos.

  46. Mónica Salgueiro Rial (2º Grado en Mestra de Educación Primaria) Dice:

    No libro “El diablo de los números” vese como a Robert, ó igual que a maioría dos nenos, non lle gustan as matemáticas. En certo modo, isto pódese deber á maneira na que o profesor imparte as súas clases, pois, sen ir máis lonxe, o único que Robert saca en limpo das súas clases de matemáticas é que ao seu profesor gústanlle moito as trenzas, xa que aparecen en todos os exercicios.
    Pouco a pouco, tras pasar varias noites co demo, vese como a Robert vanlle gustando máis as matemáticas, ata o punto de levar un rotulador para poder anotar o que pase, e non esquecerse á mañá seguinte.
    Penso que o autor deste libro quere mostrar que se facemos que as nosas clases sexan máis divertidas e amenas, conseguiremos que os nosos alumnos estean máis motivados e teñan máis interese.
    En xeral, todo o libro me parece moi interesante, e que mostra unha cara descoñecida das matemáticas na que non é necesario coñecer palabras difíciles para comprender, por exemplo, a sucesión de Fibonacci.

  47. Darleni Sampedro Piñeiro, 2º curso, CLEO1 Dice:

    Un neno chamado Robert aborrece na súa totalidade as matemáticas, debido a súa falta de comprensión e máis a súa falta de interés debido a unha mala ensinanza ( un profesor aburrido).
    Unha noite soña cun diablo, este señor bastante maior vaille esclarecer dúbidas acerca das matemáticas e cada noite un tema novo e curiosidades novas será o seu obxetivo. O neno comprenderá a maxia das matemáticas e será capaz de aceptalas e incluso sentirse optimista acerca delas obtendo uns bos resultados nas matemáticas.
    Este libro escrito por Hans Magnus Enzensberger, é sinxelo de leer para calquer idade, o recomendo tanto para os nenos de 2º e 3º ciclo de primaria como para os rapaces da ESO. Pareceume interesante polas aportacións de certos autores e das súa explicacións, facendo pois un enriquecimento de cultura matemática cos seus máis celebres autores na historia das matemáticas. Asi tamén resulta interesante os apartados onde o propio lector ten que resolver problemas, facendo páticipe ao lector neste e incitivando a súa curiosidade.

  48. lorena mosquera otero, cleo1,clil1 Dice:

    O libro “El tío Petros y la conjetura de Goldbach” está escrito por Apostolos Doxiadis é conta a historia dun neno e o seu tío, o que toda a familia o considera como a “ovella negra”, apartado da sociedade e que o único que lle preocupa é o axedrez, pero que en realidade foi un importante matemático; cando o rapaz o descubre, interesase e quere ser matemático, para elo o seu tío pídelle que demostre unha teoría e así demostrar que pode ser un bo matemático, a cal é a conxetura de Goldbach.
    Finalmente o neno fracasa na súa demostración, e segue ca súa vida, estudando en América. Co paso dos anos, o sobriño volve a Grecia e retoma o contacto co seu Tío, este o final desvélalle o misterio que rodeaba a súa vida. O libro remata ca morte do Tío Petrus.
    A criterio persoal penso que este libro, serve para reflexar as grandes dificultades cas que se atopa un matemático a hora de elaborar o seu traballo e o que se agocha detrás.
    en canto a idade recomendada penso que sería adecuado para nenos que se sitúen na etapa educativa da ESO ou Bacharelato, senón inadecuado para idades máis temperás como primaria,debido ós contidos desenvoltos na narración.
    Como punto negativo podería resaltar que en certas partes do libro faise pouco ameno, chegando o aburrimento ata puntos extremos, por exemplo, cando fala dos densos contidos matemáticos

  49. lorena mosquera otero, cleo1,clil1 Dice:

    O libro “El diablo de los números” escrito por Hans Magnus Enzensberger; conta a historia dun neno chamado Robet, ao que non lle gustan as matemáticas, pero que lle vai collendo o gusto pouco a pouco através dos soños, ata un día que lle chega a visita do diaño dos números, que lle enseña os distintos conceptos matemáticos durante 12 noites. A súa nai empezouse a preocupar por él, porque agora en vez de xogar no parque, pasábase o día pensando nas matemáticas; él pensou dende o principio que os soños só era soños, ata o final, posto que nun dos seus soños deronlle unha medalla e ó despertar tiñaa.

    O libro parceume moi interesante, posto que ademáis de ser adecuado para os nenos, tamén o é para maiores; é un recursos didáctico adecuado para utilizar nas aulas os exercicios finais de cada capitulo.

  50. PATRICIA TABOADA ESPIÑO (2º ED. PRIMARIA) Dice:

    Esta é unha historia narrada en terceira persoa, na que se conta como un neno (Robert) vai collendo o gusto polas matemáticas a través de soños cando dorme. Neles aparéceselle un diaño, quen vai incentivando ao neno a aprender novos e máis difíciles coñecementos sobre matemáticas. Ao longo do libro móstrase a evolución de cómo ao comezo Robert aborrece as matemáticas (debido ao seu mestre de escola) ata mostrar gran entusiasmo por seguir descubrindo, e dando solución aos problemas que lle presenta o diaño.

    Ademais, gustoume especialmente as imaxes do libro, xa que son moi gráficas, e mostran teorías complicadas dun modo máis sinxelo, mediante a utilización de símiles (exemplo: os cocos, as lebres, ou a pirámide de cubos).

    Recomendaría este libro a alumnado da ESO xa que lles pode servir para aumentar a súa curiosidade polas matemáticas, ademais de aprender dun modo máis sinxelo (mediante as explicación do diaño) diferentes conceptos, teorías, fórmulas, etc. desta rama do saber.

  51. Nerea Monteagudo Pérez Dice:

    2º Educación Primaria
    “El diablo de los números” é un libro escrito polo autor Hans Magnus Enzensberger, no cal se narra a historia de un neno chamado Robert, que aborrece as matemáticas. Robert tiña pesadelos todas as noites, ata un día que recibiu a visita de un diaño dos números, Teplotaxl, que durante doce noites acompaña ao neno co fin de ensinarlle contidos de matemáticas que descoñecía.
    Ditos contidos van dende os máis sinxelos ata os máis complexos según avanzan as noites. Emprégase un vocabulario diferente en canto a os conceptos de raíz cadrada, número primo, etc.
    Considero que é un libro bastante fácil de ler e de comprender tanto para alumnos de primaria como de outro nivel, só ter en conta que para o primeiro ciclo de primaria non sería tan doado de que os nenos comprendan con facilidade os contidos aos que fai referencia no libro.
    Nel reflexase dous métodos de ensino diferentes. Por un lado atoparíamos o método tradicional por parte do mestre de Robert, Bockel. E polo outro, sería un método máis ameno e divertido de ensinar as matemáticas por parte do diaño dos números.
    Na miña opinión é un libro no cal se describe unha situación que é habitual nos nenos a hora de aprender algunha materia, neste caso as matemáticas, a moitos deles aborrécenlle. O motivo polo cal sucede isto é a maneira de plantexarllas aos alumnos e o modo de ensinar por parte dos docentes. Creo que pode ser unha materia diferente si se empregan outros recursos para levala a cabo e non só explicar os contidos sempre da mesma forma.

  52. Daniel Pérez Pousa Dice:

    Daniel Pérez Pousa (Ed.Primaria)

    “El diablo de los números”

    El diablo de los números narra la historia de Robert, un niño pequeño al que en sueños se le aparece un ser que se hace llamar “el diablo de los números” y que explica a Robert de una manera peculiar la verdadera importancia de las matemáticas.

    En mi opinión, este es un libro más que recomendado para cualquier curso de primaria de los dos últimos ciclos, ya que los de primer ciclo quizá no tienen suficientes conocimientos matemáticos y les cueste algo más. Es un recurso didáctico muy ameno de leer y bastante fácil de entender, si sigues la lectura con atención e interés. Este libro resuelve muchas de las dudas de la matemática básica y hace ver operaciones que nunca se han de hacer en matemáticas, como es dividir un número entre 0, por ejemplo.

    Por otro lado, creo que es un buen libro para leer a nivel de grupo de aula, no a nivel individual, ya que el alumno puede atascarse la lectura en algo que no entienda y así con la presencia del profesor pueden resolver esas dudas y puede aprovechar para seguir desarrollando un tema, utilizando como base la explicación que “el diablo de los números” le da a Robert.

    En conclusión creo que este libro es un buen recurso,no solo por las explicaciones sobre matemáticas, si no que también para fomentar el estudio de estas y para fomentar el interés en la lectura y los libros.

  53. Antía Sanmartín del Puerto Dice:

    La lectura de este libro, ”El diablo de los números” a veces me resultaba un poco pesada, ya que a veces abusa un poco de explicaciones de conceptos matemáticos, y en algunas ocasiones tuve q leerlas repetidas veces para lograr entenderlas, finalmente las entendí con los problemas que el diablo presentaba a Robert, pero si que a veces me costaba un poco complicado. Al mismo tiempo fué un libro que me gustó en el sentido de que me siento identificada con Robert, a mi también me aburrían mucho las matemáticas en el colegio y las clases de mis profesores también me resultaban aburridas y en ocasiones inentendibles, como le sucede al protagonista con su profesor Bockel. Pienso al mismo tiempo que este libro es un reflejo de lo que sucede con las matemáticas en la escuela, los profesores son aburridos y monótonos lo que crea una desmotivación en los alumnos, por lo que todos necesitan de un Teplotaxt que muestre otros tipos de problemas con otros materiales y otras situaciones en los que se reflejen que las matemáticas pueden ser realmente divertidas e interesantes. Es un libro que recomendaría como lectura complementaria a la asignatura de matemáticas en el tercer ciclo de Educación Primaria, a veces parece un poco infantil pero en otras se sigue bien. También lo recomendaría a docentes, ya que de cada sueño, desde el primero con la explicación del número 1, se pueden sacar una serie de problemas muy interesantes para los niños. Para concluír, es un libro que me gustó, aunque a veces me costaba un poquito avanzar con su lectura.

  54. Ronald Rodríguez (2º curso en grado de primaria) Dice:

    Ha sido un libro relativamente fácil de leer y ameno. A pesar de lo infantil que pueda parecer la historia en sí, reconozco que hubo momentos en los que he tenido que releer algún que otro párrafo para comprender algunas de las explicaciones matemáticas que el demonio hace a Robert. Sin duda contiene un amplio material didactico fácilmente aplicable al aula para transformar la manera de impartir una clase de matemáticas, que parece ser una de las pretensiones del autor al escribir la historia, ya que no para de mencionar la pésima actuación del profesor de Robert. Menciona en varias ocasiones también, la infinitud de los números, algo muy dificil de asimilar siendo adulto, aún más si intentaramos expliarselo a un niño.
    Sin duda, lectura recomendada para averiguar los pequeños “secretillos” en las matemáticas.

  55. Miriam Reboredo Rodríguez. 2º Educación Primaria Dice:

    El diablo de los números de Hans Enzensberger narra la historia de un niño de nombre Robert, el cual odia las matemáticas. Sin embargo, a partir de una noche, su historia cambiaría. Sus sueños ya no eran pesadillas. Habían sido substituidas por sueños con el diablo de los números, Teplotaxt. Este, en doce noches diferentes, hace que las matemáticas sean vistas ahora para Robert como algo lógico y divertidas a través de datos curiosos y pequeños trucos.

    Se trata de un libro recomendable para Educación Primaria, ya que a través de una narración amena y unos diálogos ingeniosos, pretende cambiar la concepción que la mayoría de los niños tiene sobre las matemáticas. Su vocabulario es sencillo, tiene humor y resulta fácil de leer. No se trata especialmente sobre los contenidos que se pueden aprender con su lectura, aunque también demuestra lo sencillas que pueden ser si se explican correctamente.

    Se trata de un buen recurso, ya que en la mayoría de los capítulos aparecen unas series de actividades interesantes para que las realicen los niños. El papel del profesor en el aula es esencial, ya que podría ir seleccionando aquellos capítulos que le interesen en cada momento.

  56. Frances Sestayo Fernández (2º Grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    Un libro sobre matemáticas sen darte conta, subtitulado coa frase “un libro para todos aqueles que temen as matemáticas”, é totalmente iso. Cheo de fantasía, sucesos inesperados e aprendizaxes matemáticos; penso que este libro é moi apropiado para nenos de Primaria, podería propórselles como lectura complementaria á materia de matemáticas, así, ademais de estar aumentando o seu interés polas matemáticas, estaremos fomentando a lectura (un dos obxectivos destacados no currículo vixente para a comunidade autónoma galega, LOE 2006).
    Con este libro, o lector enseguida se identifica co protagonista, Robert, un neno ao que lle aburren e lle resulta moi complicado todo aquelo que teña algunha relación cos números. Abúrrese no colexio e todas actividades que lle propón o seu mestre de matemáticas, o señor Bockel resúltalle moi pesado e non lle encontra sentido. É por iso que nos seus soños aparece un ser estraño que o guiará por unha viaxe fantástica na que aprenderá o verdadeiro significado das matemáticas.
    Todos os conceptos e aprendizaxes matemáticos parten dende o máis básico, na primeira noite o demo dos números ensínalle a Robert o número 1, e dende ahí irán chegando a cuestións matemáticas máis complexas, como as propiedades de algunhas figuras xeométricas e mesmo o por qué do razoamento matemático.
    Penso que é un libro verdadeiramente orixinal, identifiqueime co personaxe de Robert porque moitos dos problemas que o demo lle propoñía, eu tampouco os entendía pero a medida que ía lendo e ían avanzando os capítulos ía tendo máis curiosidade por saber cáles serían as novas aventuras e os nos novos trucos matemáticos que o demo lle ensinaba ao neno.
    Chámame moito a atención o feito de que case todos os acontecementos sucedan no mundo do subconsciente, no mundo dos soños; quizáis porque na vida real hai moitas limitacións, non hai materiais dispoñibles nun momento dado, falta de espazo para escribir contas ou representacións numéricas moi longas … por iso autor elixe moi acertadamente o mundo dos soños para que teñan lugar todo tipo de aprendizaxes numéricos (potencias, números primos, fraccións, números decimais …). Neste mundo imaxinario non hai límites, se fai falla unha calculadora aparecerá unha do tamaño dun sofá, se para poñer un exemplo nos fai falta que as lebres se reproduzan máis rapidamente, aparecerá un reloxo no que cada segundo sexa un mes… é o apasionante mundo da literatura fantástica na que todo é posible. Pero todas as aprendizaxes xorden dun razoamento lóxico inducido polo demo pero que sempre saca Robert, partindo dos coñecementos que ten ou recordando o que lle ensinara o demo a noite anterior. Tendo isto en conta, tamén podemos ler entre liñas e interpretalo como que o autor está transmitindo ao lector a idea de que o mellor modelo de aprendizaxe é o constructivista.
    Á marxe dos conceptos matemáticos atopámonos cuns escenarios disparatados e cheos de imaxinación e fantasía onde terán lugar as aprendizaxes guiadas polo demo, algúns tan chamativos como unha praia, casas cheas de cubos, unha caverna, etc. E de escenarios imaxinarios chegarán a ter lugar en sitios da vida cotiá de Robert coma a súa aula ou mesmamente a súa habitación que aumenta ou diminúe o tamaño dependendo da cantidade de series e cifras necesite o demo. Todo este mundo de fantasía recorda a algúns contos infantís populares, por exemplo “Alicia no país das marabillas”; a diferenza é que aquí hai un neno que ao comezo lle aborrecen tremendamente as matemáticas, pero que coa axuda do demo dos números aprenderá moitos conceptos que nunca entendería no colexio co seu mestre Bockel. E incluso chegará a gustarlle, a interesarse por elas e encontrarlle o sentido.
    Cabe facer mención ás dúas últimas “noites” ou capítulos do libro nas que a relación entre o demo e Robert se fai máis estreita e acaba aceptándoo como discípulo seu. Unha das últimas leccións é sobre o razoamento matemático, o demo utiliza a metáfora de cruzar o río para explicar como os matemáticos intentan demostrar algo, que non deben dar pasos en falsos pero que poden valerse das demostracións e hipóteses xa formulados por outros matemáticos anteriormente; o obxetivo é demostrar algo, por exemplo que 1 + 1 son 2.
    Nestas últimas paraxes, Robert é invitado ao paraíso /inferno dos números, alí encontrará unha morea de coñecidos matemáticos da talla de Lord Russell, Klein co misterio da súa botella, Euler, Gauss ou o mesmísimo Pitágoras. Tras a súa visita ao palacio dos matemáticos, Robert é obsequiado cunha cadea que contén a estrela pitagórica, agora séntese parte dese mundo de pensadores matemáticos; é un premio ao esforzo. O curioso de todo o asunto é que a obra remata co suceso de que Robert estando desperto segue conservando a cadea dos pitagóricos, e na clase de matemáticas cando o señor Bockel lles propón un complexo problema, el é o primeiro en resolvelo. É coma se o demo dos números existise verdadeiramente e lle axudase a Robert a esforzarse en pensar e a buscarlle a solución aos problemas matemáticos máis complexos partindo do que xa se coñece.
    Como conclusión simplemente dicir que me pareceu un libro excepcional para os alumnos de Primaria, variando conceptos matemáticos con historias e sucesos fantásticos, ten todos os ingredientes para captar a atención dos máis cativos. Ademais de que, aprenderán conceptos aparentemente complexos da maneira máis sinxela e divertida posible. Incluso se podería, porqué non, ler un capítulo do libro na aula antes de cada clase de matemáticas, así practicaremos matemáticas e lectura á vez.

  57. Ivana Tubio Barbazán Dice:

    El diablo de los números:

    Para empezar debo decir que la obra El diablo de los números es un libro singular. La lectura fue totalmente diferente a como la esperaba en un principio sabiendo que se trataba de un libro de matemáticas. Lo cierto es que no pensaba que un libro de esta materia pudiese llevar a una lectura lúdica, amena y la vez instructiva.
    Me parece muy acertada la forma en que el autor usa como excusa los sueños de Robert, (un niño, al que, como ocurre en la mayoría de las aulas, le aburren las matemáticas), para suscitar el interés del lector e introducirnos en las explicaciones de manera que nos resulten sencillas. Con la aparición del diablo de los números en cada sueño de Robert, el autor consigue explicar materia de matemáticas de una forma diferente a como estamos acostumbrados, sin que resulte complicado y empleando métodos y términos fáciles (e incluso graciosos: rábano, pum!, saltar…) y no con las palabras técnicas (más complejas) que pueden provocar rechazo en los niños. No resulta aburrido ya que en cada sueño, el diablo plantea cuestiones cada vez más complejas que van absorbiendo a Robert y al lector.

    El diablo de los números consigue mostrar los contenidos de una forma sencilla y cercana a Robert, haciendo que éste se interese por aprender. Creo que este libro es una herramienta ideal para los profesores porque facilita algunas estrategias para tratar la materia de una forma entretenida y hacer que los niños discurran por ellos mismos y permitirles aprender a aprender.

    Como futura profesora, me parece importante analizar la figura de Robert y del señor Brockel. Las ideas y los sentimientos de Robert nos ayudan a entender a nuestros futuros alumnos, ya que probablemente sus sensaciones a cerca de las matemáticas sean las mismas. Además, el autor plasma muy bien los pensamientos del protagonista, lo que le resulta más aburrido, lo que se le hace complicado, lo que lo aterroriza (las serpientes de números infinitos)… Comentar también la imagen que tiene Robert del señor Brokel, pues coincide seguramente con la que tienen la mayoría de las personas de sus profesores en el colegio. Como futura docente considero que es muy importante intentar y conseguir cambiar esta visión y hacer que en nuestras clases los niños estén motivados para aprender.

    Poco a poco el diablo hace que Robert acceda a niveles superiores en las matemáticas hasta que al final consigue entrar en el cielo/infierno de los números. En definitiva, debemos aprender del diablo de los números e ir introduciendo a los niños en el mundo de las matemáticas con situaciones cercanas para que vean la utilidad, que las matemáticas están en el mundo que les rodea (ejemplo del chicle, limpieza del patio, ordenar a los compañeros….) y planteando problemas que susciten su curiosidad y permitirles que discurran por ellos mismos. El diablo de los números nos muestra, sobre todo, que explicando de forma adecuada, nuestros alumnos pueden entender incluso aquellos contenidos que pensamos demasiado complicados para llevar al aula. Y es que: “Lo diabólico de los números es lo sencillos que son.”

  58. Mónica Taboada López (2º Grado en Mestra de educación primaria)

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    Para empezar mi comentario sobre el libro “El diablo de los números”, me gustaría destacar una frase que me encantó: “es tan sencillo hablar de Matemáticas como de películas o de bicicletas (…) lo diabólico de los números es lo sencillos que son”. En muchas ocasiones pensamos que las matemáticas son una disciplina poco interesante, y difícil de entender, cuando en realidad en algunas ocasiones es tan simple, que somos nosotros mismos quienes buscamos la dificultad donde no la hay.
    Una de las cosas más curiosas es descubrir que a partir de multiplicación de cifras con unos, salen los demás números. Es una explicación muy sencilla del origen de la diversidad de números que existen, hecho que demuestra la anterior frase citada. Además, me sorprende el adjetivo que utilizan para definir el número cero, que es “refinado”, y también que digan que es así porque es el último número que se le ocurrió al ser humano.
    Uno de los aspectos más importantes para mí es la explicación de los números en base 10, por ejemplo el 555, que dependiendo de la posición del 5 vale 10 elevado al número de posición que ocupa dicha cifra. En referencia a esto, me gustaría destacar el hecho de que los romanos no saltaban cifras porque no tenían el cero, y puesto que esto es uno de los aspectos más importantes en nuestro sistema numérico, me parece curiosa la importancia que adquiere este número, que aparentemente parece el de menor relevancia. Es decir, me parece muy interesante el hecho de que las apariencias en matemáticas engañan, ya que lo que se cree a simple vista, puede contradecirse al realizar la demostración.
    Una de las explicaciones más interesantes que aprendí del libro fue la explicación en la que, la duodécima posición que ocupa un número triangular es igual a escribir los números del uno al seis en fila de izquierda a derecha, y debajo del siete al doce de derecha, poner una ralla debajo y sumar; seguidamente, sumar todos los resultados, y el resultado final es la misma cifra que la que ocupa el lugar citado de los números triangulares. Me parece sorprendente que a través de dos formas de calcular que parecen diferentes, en las que se emplean distintas cifras y operaciones, se llegue al mismo resultado.
    Una de las explicaciones más divertidas fue la de las parejas y generaciones de liebres, para explicar los números de Bonatschi. Parece casi surrealista, que un hecho marcado por la genética y la naturaleza sea capaz de explicar una propuesta matemática de la complejidad de Bonatschi. A mí me parece realmente complicado entender estos números, y aunque el ejemplo supuestamente los describe perfectamente, yo emplee mucho tiempo para comprenderlos.
    Una de las representaciones que me aparecen más interesantes, por la inteligencia con la que pienso que fue diseñada, es la pirámide en la que se emplean los números normales en diagonal, los números triangulares, los unos y la fila de números saltarines del 2, entre otros. Posteriormente, utiliza el juego de luces encendidas y apagadas en los cubos para explicar los números pares e impares, los que se pueden dividir entre 5, etc, de forma que en ocasiones se observan triángulos dentro de triángulos, lo que contribuye a crear una representación geométrica de gran belleza.
    Me gusta la denominación que atribuye a las diferentes combinaciones que aparecen cuando hay tres niños, en el caso del ejemplo que se describe en el libro, mediante la cual se pone el número de integrantes y un signo de exclamación al lado que significa “pum”. Me resultó muy curioso el empleo de un signo así con esa denominación. Además, es muy interesante como al ejemplificar gráficamente estas diferentes combinaciones mediante un circulo y puntos que representan cada uno de los niños, se forman diferentes figuras en su interior, como un triángulo, línea recta, cuadrado, estrella…
    Me parece casa imposible de concebir, que haya el mismo número de números normales que de impares, es decir, infinitos. Al igual que Robert me resultaba mentira al principio, pero al reflexionar fui consciente que si es cierto, ya que infinito no se puede contar, no determina una cantidad exacta, por lo que mientras prosiga la sucesión de números normales, podrá continuar la de impares.
    De nuevo, me gustaría hablar de otra explicación en la que aparecen los números de Bonatschi. Al dividir dos números Bonatschi, el resultado oscila al número 1,618. Parece increíble como al dividir diferentes cifras de números dan como resultado la aproximación a dicha cantidad. Además, me parece muy curioso como a partir de esta cifra, que tiene múltiples cifras decimales, se puede llegar a una cantidad exacta, mediante la resta de 0,5 y la multiplicación por dos, y posteriormente, dicho resultado por sí mismo. Es increíble que lo que parece inexacto y complejo, resulta ser tan simple y prefecto como un número con cero en todas las cifras decimales, es decir, la forma en que todas las cifras decimales cuadran y se complementan para crear dicho numero exacto.
    Haciendo hincapié en las representaciones geométricas, me gustaría destacar la fórmula de: suma de los nudos, que son los puntos de intersección de una figura, más las superficies, menos el número de líneas de la figura, que da como resultado siempre uno. Es muy curioso que todo tipo de figuras, tanto planas como dados o pirámides, que son muy diferentes, tengan siempre el mismo resultado al usar esta fórmula, y que además este resultado sea uno, el número a partir del cual nacen los demás.
    Para finalizar, lo que más me gustó del libro fue el capítulo final. Me encantaron las metáforas que se emplearon para representar a los científicos y los números, por ejemplo, diciendo que el descubridor del número cero era un Dios y que nadie fuera capaz de hablar con él; o que cuanto mayor era el descubrimiento, de mayor tamaño era el descubridor. Además, el breve recorrido que hace permite conocer brevemente a los matemáticos más importantes y su trabajo más destacado. El trabajo matemático más llamativo, fue el del señor Klein que descubrió una botella en la que no se sabe cuál es el principio y fin, ni lo que está fuera o dentro. De este capítulo no me gustó una pequeña parte, la cual considero machista y me parece un reflejo de la poca importancia que se le da a las mujeres, ya que se dice que hay pocas mujeres en la reunión de todos los matemáticos, y que a estas no se le ofrece un trato serio.
    Casi al final del libro, hay un parágrafo que se relaciona estrechamente con el otro libro obligatorio “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”, en el que dice que cuando el matemático no avanza en sus problemas es para volverse loco, ya que solo se está a un paso de la solución y de pronto aparece un problema imprevisible. Esto es algo similar a lo que le ocurría a Petros con el trabajo en el que estaba realizando.
    En conclusión, el libro me parece una manera divertida, entretenida, representativa a través de los curiosos ejemplos, de aprender matemáticas.

  59. Mónica Taboada López 2º Grado en Mestra de educación primaria

    EL TÍO PETROS Y LA CONJETURA DE GOLDBACH

    Primeramente, quiero empezar por destacar uno de los fragmentos del texto que más me gustó, que es la descripción que da el protagonista de la novela cuando empieza a interesarse por el atractivo mundo de las matemáticas. Afirma que esta disciplina, llena de conceptos y definiciones desconocidas, es una realidad misteriosa y sagrada a causa de su inconmensurable sabiduría. Me llama sobretodo la atención el adjetivo “sagrado”, como si para él esta ciencia fuera algo de otro universo, fuera de los límites de toda realidad, superior a lo que conocía hasta el momento. Además, estas palabras se ven apoyadas cuando este mismo personaje afirma que los practicantes de esta disciplina vivían en un paraíso conceptual, un reino poético accesible para el profano.
    En este libro también define al matemático como una persona que se preocupa por la creación de belleza y búsqueda de armonía y perfección, que estudian conceptos intelectuales abstractos que no guardan relación con el mundo físico, por lo que es opuesto al hombre de negocios de hoy en día. Me parece muy interesante, curioso y admirable, que existan personas que realmente no se interesen por el dinero, por seguir las modas impuestas en el mundo real y por intentar adquirir especialmente, poder adquisitivo. Actualmente vivimos en un mundo egoísta, en el que las personas compiten unas con otras para ser mejores, triunfar y adquirir el máximo número de bienes materiales. Por este motivo, cuando los chicos y chicas estudian, buscan formarse para colocarse posteriormente, en el mundo laboral, y la mayoría no se interesa por el verdadero saber; por cultivarse y buscar la verdadera justificación de ciertas realidades que admitimos sin pensar ni reflexionar en su origen. Y precisamente por este motivo me llama la atención la definición que se da en el libro de matemático, porque es, en resumen, una persona que rompe el prototipo de hombre moderno, y este hecho es realmente admirable. Buscar la propia satisfacción como persona, e intentar retar su intelecto con la búsqueda de respuestas que quizás nunca lleguen, es un hecho sorprendente.
    La frase “El matemático nace, no se hace”, por el contrario no me gusta mucho. Pienso que es cierto que todas las personas nacemos con algún don o destreza que dominamos mejor que las demás. Pero yo creo que una persona también puede superarse con mucha motivación, trabajo y esfuerzo, aunque inicialmente a simple vista parezca que no puede dominar un campo del saber por cualquier característica personal, creo que todo se puede conseguir si uno se lo propone y da todo lo que es y todo lo que hace por ello. Y por este motivo, pienso que el matemático también se puede hacer.
    Me pareció muy curiosa e inteligente, la jugada que Petros le hizo a su sobrino para espantarlo y conseguir que no estudiara matemáticas. Por un lado, que este le propusiera a su sobrino que resolviera en un par de meses, el problema en el que estuviera trabajando toda su vida, me gustó porque demuestra que lo que parece sencillo a simple vista, lo que se considera que puede hacerse porque no tiene mayor dificultad, puede engañarnos y provocar que la ilusión inicial por un futuro proyecto, se desmorone. Además demuestra que aunque algunas veces pensemos que deseamos realmente conseguir una meta, igual lo que ocurre es que nos dejamos llevar por lo atractivo de lo que se muestra al exterior y por el entusiasmo de empezar algo nuevo, pero si ante el primer obstáculo nos rendimos quizás sea porque, o somos demasiado débiles y no podemos luchar por lo que realmente queremos, o porque ese camino realmente no es tan importante para nosotros como pensábamos. Y esta última opción creo que es lo que le ocurre al protagonista de la historia, ya que se dejó llevar por la curiosidad y el afecto que sentía por su tío, y seducir por ese mundo desconocido para él.
    Me parece muy curiosa la conjetura de Goldbach, que dice que todos los números pares son la suma de dos primos. En el libro se justifica muy bien su importancia, y porqué el libro trata de la dedicación de un hombre a la resolución de este problema, concretamente en un fragmento en el que se explica que “los números primos son los ladrillos de los enteros y los enteros son la base de nuestro entendimiento lógico del cosmos”. Por esta justificación deduzco que los primos son necesarios para todo razonamiento lógico, por lo que son imprescindibles.
    Cuando en el libro el protagonista y un amigo mantienen una conversación sobre los descubrimientos de Petros, y el amigo trata al matemático de impostor porque no publicó ningún dato sobre el problema al que dedicara toda su vida (la conjetura de Goldbach), se afirma que un profesional en la disciplina de las matemáticas no podía haber dedicado tanto tiempo a un trabajo importante, sin descubrir en el proceso ningún solo resultado intermedio de algún valor. Me gusta esta parte, porque es una muestra de que cuando una persona se marca una meta muy grande y muy difícil de conseguir y quizás no la alcanza, tiene que ser consciente que si trabaja, puede encontrar por el camino descubrimientos más o menos importantes, pero valiosos porque son el resultado del esfuerzo personal.
    Gracias a este libro descubrí algunos problemas importantes en el mundo de las matemáticas, como: el teorema de la incompletitud de Kurt Göde; la conjetura de Goldbach, todo entero positivo puede expresarse mediante la suma de cuatro cuadrados, que conforme “n” tiende a infinito la cantidad de primos se aproxima a “n” dividió por su logaritmo neporiano, el método analítico, teoría de la apertura, método geométrico, hipótesis de Riemann, y el último teorema de Fermat.
    Me parece muy curiosas las características que definirían a Petros, ya que parece un hombre aislado, que apenas asiste a eventos sociales y casi no se relaciona con ningún personaje ni trabajos dentro de su disciplina, es decir, es muy independiente de todo y todos. Sin embargo, es llamativa la competitividad que demuestra con sus “amigos” Hardly y Littlewood”, y el querer ocultarles su trabajo por miedo a que intervengan en él y puedan llegar a la meta que se fijó antes que el mismo. A pesar de ello, en otro momento de su vida, les pide consejos sobre su trabajo e incluso se deja guiar y aconsejar por ellos, por lo que este comportamiento contrasta con el anterior citado. Por ello, Petros me resulta un hombre muy interesante, puesto que crea cierto misterio en la novela porque nunca se sabe de qué forma va a pensar y actuar. Sus estados de locura, cuando comienza a jugar al ajedrez para distraerse y se obsesiona con sus curiosidades, o cuando comienza a crear figuras geométricas en el suelo. Además me llama mucho la atención la descripción que se da de él en un momento de la historia: “un desdichado recluso sin vida social, ni amigos, ni aspiraciones, que mataba el tiempo con problemas de ajedrez. En modo alguno era el prototipo de un hombre con una vida plena y satisfactoria”. Lo que destaca de esta descripción es que la identificación de una vida satisfactoria con el aislamiento social, cuando una de las características del ser humano para que crezca y evolucione como persona, es la relación con los demás y su interacción e intercambio entre ellos.
    Lo que más me gustó del libro fue sin duda los sueños que tiene Petros en forma de metáforas sobre predicciones futuras. Por ejemplo, cuando Leonhard Euler y Christian Goldbach sujetaban una corona de oro sobre la cabeza de una figura central, que era el mismo, que significaba que Petros conseguiría demostrar la conjetura de Goldbach. Otro sueño totalmente contrario fue cuando soñó con el número 2 elevado a 100, y había unas gemelas que lo contemplaban, y una de ellas maliciosamente afirmó “nunca nos alcanzarás”, que quería decir que Petros nunca demostraría la conjetura de Goldbach.
    Debo destacar una conclusión que saqué de este libro, que choca, bajo mi punto de vista, con la idea que tenía del trabajo matemático. Esta es, que toda proposición no demostrada puede, ser indemostrable. Me llama la atención porque pensaba que la base de las matemáticas y su fin, era demostrar razonamientos y que por ello, esta función es siempre posible y no imposible quizás, como se afirma del libro. Esta idea es como admitir la derrota como algo natural, y pienso que esto nunca se debe hacer.
    Para finalizar, me gustaría decir que me encantó el final. El hecho de que Pietros llamara a su sobrino antes de morir para decirle que probara la conjetura de Goldbach, deja un aire de misterio al hacer dudar al lector si realmente fue cierto que probó la conjetura y murió como otros matemáticos, porque se acercaran demasiado al saber; o por el contrario, era fruto de la locura que sufría en sus últimos momentos de su vida. En cualquier caso, Petros consiguiera o no demostrar la conjetura, fue una persona cuya trayectoria fue admirable por la variedad de razonamientos, trabajos y conclusiones que alcanzó.
    A modo de cierre, voy a escribir una de las más valiosas enseñanzas que extraje de este libro: “El éxito en la vida se mide con la vara de los objetivos que te has fijado”

  60. Eva Otero Rey Dice:

    Eva Otero Rey. (2º curso do Grao en Mestre ou Mestra de Educación Primaria)

    El diablo de los números. Hans Magnus Enzensberger.

    O libro de “El diablo de los números” pareceume moi entretido de ler. Gústame moito como tratou o autor o contido matemático que nel aparece a través dos soños, un xeito moi creativo e orixinal. Ás veces coas explicacións do diaño, os problemas ata semellan verdadeiramente sinxelos de entender e explicárllelos aos demáis.

    Supoño que esta sensación ven dada polas complexas explicacións que recibimos durante a nosa experiencia na Educación Primaria e nas etapas posteriores. Todos tivemos algunha vez un mestre de matemáticas “Bockel” e todos fomos e incluso somos algo “Robert” de cando en vez.

    Penso que este libro se podería levar ás aulas de Educación Primaria, empregando por exemplo os seus debuxos: a táboa dos números primos ou das posibilidades, os triángulos de cocos ou o formado por cubos con números inscritos. Tamén poderíamos empregar algunha das súas explicacións e mesmo ler algún capítulo íntegramente.

    Creo que nun futuro o que deberíamos facer como docentes sería simplificar as explicacións tal e como fixo o diaño no libro e tentar conseguir que os nenos/as perdan esa actitude negativa cara as matemáticas.

  61. María Victoria Perales Gómez. Grado de Educación Primaria, 2º Curso Dice:

    Mª Victoria Perales Gómez; 2º curso del grado de Mestre en educación Primaria

    El diablo de los números me parece un libro muy original, con respecto a su tema. Personalmente su lectura me pareció un poco pesada, no porque no dijera cosas intersantes sino porque me resultaba en ciertos momentos muy repetitivo. Me parece que la idea de escribir un libro con el fin de que “enganchar” o cambiar la forma de pensar de los niños con respecto a las matemáticas, me parece una idea muy buena. He de decir que más que hacer un libro para que los niños dejen de temer las matemáticas se debería hacer un libro para que profesores o futuros profesores sepan enfocar las matemáicas de una manera distinta y consiguiendo sorprender a los niños en cada lección, con cada nuevo tema. En mi opinión el libro en sí para darselo a leer a los niños me parece un poco pesado, aunque tengo una amiga que lo recuerda con mucha ternura, yo en una clase lo utilizaría como introduccion a un tema o quizás al prinicipio de un curso, como material adicional, no como un libro de lectura para casa.

  62. Alba Vieites Lestón (2º grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    Es un libro centrado en las matemáticas en general, que tiene como protagonista a Robert y a un amigo fantástico denominado el Diablo de los números.
    El problema que tiene Robert es el miedo a las matemáticas, este es un problema habitual ya que ocurre en la vida de varios niños actualmente, ya que se presentan de modo tétrico en las escuelas, cuando los profesores deberían enseñar las matemáticas de forma divertida, ya que yo creo personalmente que las matemáticas si se enseñan cómo se deberían enseñar son divertidas.
    La acción transcurre en doce noches donde Robert sueña con el diablo de los números, algo que para él a pesar de tenerles “miedo” a las matemáticas le gusta. Esto se debe a que antes de soñar con el Diablo de los Números el niño sueña con precipicios, caídas… y el diablo de los números sabe cómo explicarle a Robert las matemáticas de forma divertida.
    Por lo tanto este es un libro apto tanto para niños como adultos, incluso recomendable a aquellos que nunca lo leyeran, nos muestra una forma de ver las matemáticas, por lo menos desde mi punto de vista, divertida y de forma que nos replanteemos cosas que nunca nos habíamos parado a pensar.
    También me parece una didáctica interesante lo que hace al final de cada capítulo el autor al plantear una actividad de lo que ya explicara el diablo de los números anteriormente para ver si el lector lo comprendió.
    Lo que hace más interesante el libro es que las explicaciones de algo complejo para un niño como los números de Fibonacci lo explique con la cría de liebres y conejos, creyendo que eso no está relacionado con las matemáticas y realmente sí que está.
    Creo que futuros docentes deberíamos fijarnos en libros de este estilo para poder llevar a cabo un modelo didáctico matemático diferente al actual, e incentivar al alumnado al gusto por las matemáticas.

    Grao en Mestre de Educación Primaria (2º curso)

  63. Mª DEL CARMEN PEREIRA MARIÑO (2º Grado Educacion Primari) Dice:

    El diablo de los números es un libro que trata de acercar las matemáticas a todos aquellos que por cualquier motivo siempre las hemos considerado la asignatura hueso o más complicada. A través de la historia, el autor Hans Magnus Enzensberger hace que nos demos cuenta que las matemáticas pueden ser sencillas a través de sencillos trucos que nos acercan a la lógica y hacen que sean algo más divertidas.

    El libro comienza con un niño llamado Robert que sueña todas las noches cosas extrañas. Esas cosas extrañas son sustituidas por un diablo, el diablo de los números. Poco a poco este le muestra lo divertidas que pueden llegar a ser las matemáticas, y a lo largo del libro le irá enseñando progresivamente los distintos tipos de números y los diferentes trucos en relación a ellos.

    Considero el libro como un buen recurso didáctico, puesto que aparecen muchas actividades que los alumnos pueden realizar. También quiero destacar que el diablo enseña las matemáticas utilizando un vocabulario apto para todo el mundo sin necesidad de un dominio específico del vocabulario matemático.

  64. Miriam Molinos Tomé ( 2º Primaria) Dice:

    O libro “El diablo de los números” do autor Hans Magnus Enzenserberg cóntanos a historia de Robert, un neno o que as matemáticas non lle atraían o máis mínimo ata que unha noite, no lugar das súas típicas pesádelas aparece un pequeno diaño dos números chamado Teplotaxt.
    Dende a aparición do diaño, en doce noites diferentes, a perspectiva de Robert sobre as matemáticas foi cambiando, pasando de aborrecelas a ser todo un xenio do tema, aínda que como lle chamaron no libro era un pequeno aprendiz. O diaño era o encargado da tarefa de mestre das matemáticas de Robert durante os seus soños, desvelándolle e ensinándolle os diferentes contidos das matemáticas, cada soño era un novo contido no que recollía tamén o aprendido nos soños anteriores.
    Na miña opinión é un libro non moi longo pero que se fai moi extenso, con isto quero dar a entender que debería ser un pouco máis curto, xa que aínda que se conte en forma de novela faise moi denso,ou polo menos isto pasou no meu caso, o estar dirixido a nenos que cursen primaria e secundaria debería ter unha trama máis entretida facendo así que os rapaces se enganchen o libro e quixesen saber máis da matemáticas, e non aborrecelo polo seu alto contido de operacións e explicacións matemáticas.

  65. Yasmina Viturro Tarela Dice:

    El siguiente libro escrito por Hans Magnus Enzensberger es una historia cuyo protagonista, Robert, es un niño al que no le gustan las matemáticas por el hecho de no acabar de entenderlas, en su apasionante historia le acompaña Teplotaxl (el diablo de los números), quien aparecerá en sus sueños como un gran sabio que le explicará las matemáticas, más concretamente la ciencia de los números, eso sí, de una manera distinta a como Robert está acostumbrado.
    El Diablo de los Números, es una historia divertida, investigadora y creativa, además es fácil de leer, incluso para niños pequeños de Educación Primaria y también Secundaria, con letra grande y clara, con dibujos que ilustran todos los capítulos y con una historia muy lúdica, a pesar de que en algunas ocasiones sus expresiones o términos sean un tanto complejos, no impiden en ningún momento entender la explicación del diablo de los números, además debemos entender que es un sueño, y en los sueños uno hace e inventa lo que quiere, aunque no tenga sentido.
    Por ello, desde mi punto de vista, este libro es una manera de ver las matemáticas, de una manera diferente a la cual estamos acostumbrados en nuestras aulas, sino que trata de enseñarnos o aprender matemáticas de una manera divertida y para nada complicada, de este modo todos los niños y niñas pueden cambiar su idea de que las matemáticas son una asignatura aburrida, incomprensible, pedante, complicada, etc.
    Además, mediante situaciones del día a día, mediante cosas que nos rodean, cosas que vemos y que les pueden suceder, los niños/as pueden llegar a comprender que las matemáticas están en todo lo que ven a su alrededor y que son una base fundamental de la vida y no sólo una asignatura del colegio, que deben aprobar y que no sirve para nada.
    Para terminar, decir que este libro me gustó, no sólo por la facilidad de su lectura o por lo divertido de sus historias sino también por su utilidad, para aprender incluso aspectos que yo misma desconocía, y también para recordar algunos de los ya conocidos en cuentos para mi inimaginable.

  66. Antonio Suárez Caiño ( 2º de primaria) Dice:

    El libro “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberguer considero que es un libro muy interesante ya que es un libro con el que se puede aprender mucho acerca de las matemáticas de manera divertida y con el que creo que se pretende dar otra visión acerca de las mismas e intentar cambiar la visión que se tiene de ellas como algo negativo.

    Se relata de una manera divertida, es un libro que engancha desde el primer momento en el que lo lees y las ilustraciones que tiene ayuda a entenderlo todo mejor.

    El libro cuenta las aventuras de Robert, un niño que tiene sueños todas las noches con Teplotaxl, el diablo de los números. Este diablo a lo largo de los doce capítulos le va contando a Robert todo lo que se puede hacer con las matemáticas, y a medida que avanzan los capítulos el diablo consigue despertar la curiosidad por las matemáticas en Robert y que le acaben gustando y cambiando su visión sobre ellas.

    Es un libro que se lee muy rápido y muy recomendable para los chicos y chicas especialmente de 5º y 6º de Primaria, junto con las actividades que se proponen dentro del ibro, ya que podrían hacerlas en el aula.

  67. Marta Núñez Domínguez. 2º curso Grao Mestre Educación Primaria. Dice:

    “ El diablo de los números”

    En mi opinión es un libro bastante adecuado para los alumnos de educación primaria ya que intenta enseñar conceptos matemáticos de una forma más amena, desde el punto de vista de un niño al que no le gustaban las matemáticas, y que poco a poco, a medida que avanzan sus sueños con el diablo de los números, les va cogiendo el gusto y acaba echando de menos a Teplotaxl (el nombre del diablo de los números) las noches que no lo visitaba.

    El libro nos va introduciendo conocimientos matemáticos cada vez más complejos a medida que avanza la historia, cada día con una situación diferente y en un lugar diferente, por lo que engancha al no saber lo que va a pasar la siguiente noche. El diablo de los números acompaña a Robert durante 12 noches, y en la última, Robert recibe una invitación al infierno de los números, donde se encuentra a personajes como Gauss, Euler… Se celebra una cena en la que le entregan a Robert una estrella dorada de cinco puntas, lo que significa que ahora es un aprendiz.

    Otro de los aspectos más destacables del libro es la forma de llamar a algunos números, como los números “pum”, los números “de primera”… que hace que la lectura sea más divertida y que los niños, y en este caso nosotros, disfrutemos más con la lectura, ya que así no resulta tan técnica, haciendo también una pequeña crítica a la forma que tienen algunos profesores de dar clase, criticando al profesor de Robert, diciendo que solo les mandaba deberes mientras comía trenzas en clase.

  68. MªLuz Sánchez Cerdeira (2º Grao en Ed. Primaria) Dice:

    O libro o “ diaño dos números” nárranos a historia de Robert, un neno Matemafobo, que debido a unha ensinanza tradicional por parte do seu mestre Bockel, mostra un certo rexeitamento cara as matemáticas. Pero será Teplotax (O diaño dos números), o que a través de doce noites, lle vaia plantexando diversos exercicios os cales pouco a pouco irán intensificando a súa dificultade.
    Con isto, Teplotax, conseguirá desatar o gran potencial que Robert ten para este ámbito do saber, axudándolle a comprender mellor os conceptos novos e a afianzar mellor os que xa posúe.

    Dito libro mostra unha profunda crítica cara o modelo de ensino tradicional, posto que na lectura refléxase perfectamente a gran realidade da vida cotiá, que dependendo do mestre que imparta unha materia esta será máis ou menos motivante e mesmo deste dependerá que a túa carreira profesional se encamiñe por unha rama ou por outra .

    Por outra banda, cabe destacar que a lectura de dito libro e moi doada, xa que ao estar impregnada de diversas ilustracións provoca que o propio lector vaia consolidando os seus propios esquemas mentais. Tamén nos fai ver que nas matemáticas todo está relacionado e a idea de que cada teoría non ten nada que ver co estudado anteriormente se retracte. Polo tanto, o que fai en sí, orixinal a este libro e a forma na que está relatado, xa que pretende ver dunha forma sinxela que todo e moito máis doado do que a priori nos parece.

    Outra das cousas que destacaría, sería o vocabulario que o autor emprega, que provoca que por momentos nos envolva nun mundo máxico concienciándonos que os números tamen nos permiten deixar voar a imaxinación ao mesmo tempo que adquirimos coñecementos.

    Para rematar, dicir que baixo o meu punto de vista pareceume un libro moi interesante tanto para os docentes como para os discentes; aínda que para os primeiros ciclos de primaria non sería recomendable; xa que a meirande parte da terminoloxía que se emprega aínda na coñecen.

  69. Marco Piñeiro Pérez . Educación Primaria. Dice:

    “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberger é un libro orixinal, divertido, entretido e sobre todo moi interesante, non só polos contidos que presenta senón tamén pola maneira sinxela e gráfica que utiliza o autor para desenvolvelos, o que facilita a comprensión por parte dos rapaces aos que vai dirixido dito libro.

    Desde o meu punto de vista, o obxetivo da obra consiste en cambiar esa concepción negativa, aburrida e inútil que teñen as matemáticas para moitos rapaces derivadas do medo que surxe ante a dificultade que pode ter esta materia.

    Por outra parte e, a pesar de ser un libro fácil de ler e entretido, algúns contidos poden resultar bastante complexos e difíciles de entender para nenos de primaria. Por iso penso que este libro non se lle pode recomendar a rapaces de entre 6 e 12 anos, senon que debe ser o docente o que, en posesión do libro, decida que contidos e que “trucos” dos que explica o diaño dos números debe ensinarlles aos rapaces e cales non, dependendo do ciclo no que se encontren e do nivel académico que teña a clase.

    Un apartado importante do libro tamén son as actividades de investigación que propón o autor do libro para aquelas persoas que queiran experimentar e chegar máis aló do que se propón no relato pola súa propia conta. Un aspecto que, sen dúbida, motiva aos alumnos e que unha vez máis, fará cambiar a concepción negativa que teñen algúns das matemáticas e que, como comentamos anteriormente, é o gran obxectivo do libro.

    Outro aspecto a destacar é a capacidade que ten o diaño dos números para despertar a curiosidade en Robert e motívalo para que intente comprender e resolver por si mesmo os problemas que se lle plantexan. Un modelo didáctico que, de seguir os docentes, seguramente cambiaría ese medo xeneralizado ás matemáticas.

  70. Noa Cutrín Alende (2º curso en Grado de Profesor de Educación Primaria) Dice:

    En “El diablo de los números”, se nos cuenta la historia de Robert, un niño que aborrece las matemáticas a consecuencia de la forma de explicar de su profesor, el señor Bockel.
    Robert, acostumbraba a tener pesadillas siempre que se iba a dormir. A lo largo de 12 noches recibe la visita de Teplotaxl, un diablo de los números, con el que vive diversas aventuras matemáticas y con el que logra una mejor concepción de ellas.

    Con este libro he descubierto cosas acerca de las matemáticas, que al igual que con “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”, desconocía totalmente. Me ha fascinado el lenguaje simple y los trucos que el diablo de los números emplea para que Robert comprenda todas y cada una de las cosas que intenta enseñarle a la vez que utiliza la práctica para que se vea todo mucho más claro.

    Es un libro que entretiene con pequeños toques de humor, a la vez que enseña. No resulta para nada pesado, es muy sencillo y fácil de leer, además de contar con continuas ilustraciones sobre todo lo que se va contando a lo largo de la historia y ejercicios que los niños podrían realizar y comprobar por ellos mismos.

    Principalmente, se trata de un libro dedicado a aquellos que temen a las matemáticas, que las ven como una continua serie de problemas sin ninguna explicación. Desde mi punto de vista, resulta un libro muy útil y adecuado para trabajar en el aula, dependiendo del nivel se podrían seleccionar unos u otros capítulos, pero sobretodo emplearlo para hacerles ver a los niños que las matemáticas pueden ser fáciles a la vez que divertidas si lo intentan.

  71. Sandra van Alten Iglesias. 2º Grado de Educación Primaria Dice:

    “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzeserberg es un libro que intenta que tanto los niños como los adultos cambien su concepción negativa acerca de la disciplina de matemáticas.

    Robert, el protagonista de esta historia, es un niño al que no le gustan las matemáticas debido en gran parte a su profesor Bockel que imparte la materia de forma poco entendible y aburrida. Todas las noches tiene pesadillas que se repiten continuamente, hasta que un día tiene un sueño en el cual conoce al diablo de los números Teplotaxl, quien comienza a explicarle datos interesantes sobre los números y lo fácil y divertido que puede ser trabajar con ellos cuando los aprendes de una manera adecuada. Durante las siguientes doce noches el diablo de los números vuelve a aparecer en los sueños de Robert enseñándole mediante nuevos trucos y métodos el divertido mundo de los números. Finalmente el diablo de los números logra que Robert vea con otros ojos las matemáticas y se llegue a interesar por ellas.

    Es un libro bastante fácil de leer y ameno ya que presenta los conceptos matemáticos de una forma sencilla, además en el también se mencionan varios matemáticos importantes a lo largo de la historia.

    Me pareció interesante la propuesta de actividades al final de cada una de las noches ya que permite poner en práctica lo leído y entender mejor lo explicado por el diablo de los números.

    En mi opinión es un libro bastante entretenido que se lee fácilmente por lo que lo recomendaría tanto a alumnos como a profesores, porque ambos pueden aprender de el cosas bastante interesantes, no solo los conceptos que se explican, sino también los métodos y técnicas llevados a cabo para hacer las explicaciones más entendibles.

  72. Claudia Nieves Carril. 2º Educación Primaria Dice:

    ” El diablo de los números”

    Es un libro en el que se muestra una forma diferente de entender las matemáticas.

    Creo que es un libro que los niños deben conocer porque a muchos de ellos les ocurre lo mismo que al protagonista, Robert, el cual no les gusta las matemáticas porque le parecen difíciles. Por lo tanto, gracias al Diablo de los números, Teplotaxl, les puede ayudar a acercarse más a ellas.

    Se tratan conceptos matemáticos de forma sencilla y visual, lo que ayuda a seguir fácilmente la lectura y la comprensión de los mismos.

    Aunque trate de las matemáticas y en un principio podamos pensar que será aburrido, ocurre que es una historia fácil de leer y entretenida. Además ayuda que cada noche surjan las explicaciones en lugares diferentes y sobre conceptos diferentes.

    Me llamó la atención la forma con la que se les llama a conceptos como raíz cuadrada, números primos, potencias… pienso que estos detalles hacen que sea n una lectura amena y divertida.

    También me parece interesante que el autor implique al lector sugiriendo actividades para realizar.

    Mi opinión acerca de este libro es positiva, ya que consigue que sea un tema, como son las matemáticas, fácil de entender y hace divertida la historia a través de Robert y el diablo de los números.

  73. Miguel Núñez González. 2º grao Educación Primaria Dice:

    Este libro trata de las doce noches de Robert, el protagonista del libro junto al Diablo de los Números. Robert es un niño que un día empezó a soñar sobre un tema diferente de sus sueños habituales (más que nada pesadillas); Cierta noche, entró en sus sueños un anciano, el Diablo de los Números, en sus sueños, éste trata, cada noche, una “lección” diferente relacionada con las Matemáticas: juegos con números, trucos, figuras geométricas…

    Al principio, todo es extraño a la par que aburrido para Robert, pues ya tiene que aguantar al profesor Bockel en clase como para tener que aguantar también las “clases” del Diablo de los Números mientras sueña…; pero poco a poco va cogiéndole el gusto a esas sesiones matemáticas hasta el punto que el día que Teplotaxl (que así es como se llamaba en realidad el Diablo de los Números) tarda en aparecer en sus sueños, Robert lo echa de menos.

    El Diablo de los Números es un libro que, para niños de Primaria, puede ayudarles en el sentido de que paso a paso enseña a acercarse a las Matemáticas (raíces, potencias, números primos…) a través de un vocabulario más allegado a los niños, es decir, con otros nombres como eran: “saltar” (para referirse a las potencias), “pum!” (para los números factoriales), “rábanos” (para raíces cuadradas)…

    Finalmente tengo que decir que es un libro entretenido, en el que las explicaciones llamaban la atención al ver la sencillez con la que el Diablo de los Números trataba de explicárselas a Robert. Además, en mi opinión, no se me llegó a hacer aburrido en ningún momento y desde que empecé a leerlo, no pude parar hasta el final.

  74. Carla Rouco Lage (2º Grao de Educación Primaria) Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    En este libro se nos cuenta las aventuras que todas las noches, Robert, tiene junto al diablo de los números, Teplotaxl. Dichas aventuras están basadas en experiencias matemáticas y sobre todo se centran en que Robert tenga una mejor concepción de éstas, ya que él las odia, o más bien no le gustan. Este poco aprecio hacia ellas viene determinado por la forma de enseñarle las matemáticas en el cole y sobre todo por la manera en que actúa su profesor, el señor Bockel, el cual basa sus clases en ponerles ejercicios y deberes, para mientras el aprovechar y comerse una de las trenzas que guarda en su maletín.

    Con el paso de las doce noches y con cada uno de los sueños, vemos como el diablo de los números acaba consiguiendo que Robert muestre un mayor interés por las matemáticas y que le empiecen a gustar. Dicha situación viene provocada por una explicación más práctica de las matemáticas y por repaso profundo desde lo más básico, como pueden ser los números naturales, los números primos…hasta lo menos utilizado, como los números triangulares, los irrazonables…

    Como curiosidad o asombro por mi parte, mencionar los números Pum, definición que el diablo de los números utiliza para referirse a los números con los que podemos averiguar las distintas posibilidades de ordenar varias cosas. Estos números se denominan números factoriales. Como ejemplo en el libro, el diablo de los números escoge el aula de Robert y la forma de ordenar a sus alumnos/as.

    A modo de conclusión, mencionar que la narrativa utilizada en el mismo es dinámica y sencilla, por lo que se presta para niños de Educación Primaria. Además añadir que el empleo de numerosas ilustraciones a lo largo del libro, ayudan a comprender mejor la parte más teórica de las matemáticas así como a prestar mayor atención a lo explicado a lo largo del mismo.

    Destacar del libro que intenta englobar a todos los públicos, con esto quiero decir que no solo sirve como lectura para los amantes de las ciencias y las matemáticas, sino también para aquellas personas que “temen” a las matemáticas, ya que gracias a la lectura del mismo, comprendes que a través de la práctica o mismo del juego, todo o casi todo es posible y sencillo.

  75. Eloy Muñiz Romero (2º curso, Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”

    Este libro de Hans Magnus Enzensberger trata de desmontar el pensamiento generalizado entre los niños (también entre la mayoría de los adultos) de que las matemáticas son una asignatura difícil e imposible de entender.

    La historia gira en torno a Robert, un niño que odia profundamente las matemáticas por culpa, en gran medida, de su profesor en el colegio el señor Bockel. Cada noche, Robert, tiene pesadillas que se lo hacen pasar realmente mal pero un día aparece en sus sueños un personaje llamado El diablo de los números y a partir de esa noche sus sueños no volverían a ser los mismos.

    Durante las siguientes doce noches el Diablo de los números tratará de despertar en Robert interés por las matemáticas utilizando gran cantidad de métodos y trucos que van a hacer que el niño, al final del libro, le coja gusto a la ciencia de los números. El diablo de los números le explicará a Robert de forma sencilla, mediante juegos y con un lenguaje menos técnico, conceptos matemáticos muy interesantes como la infinidad de los números, las características del cero, los números primos (números de primera), los números irracionales (números irrazonables), la serie de Fibonacci (números de Bonatschi)… Todos los trucos y juegos que el diablo le propone a nuestro protagonista van acentuando la curiosidad de éste sobre los conceptos matemáticos que su diabólico amigo le presenta. Finalmente el diablo consigue su objetivo, Robert no teme a las matemáticas, es más, llegan a resultarle divertidas.

    Aparte de múltiples conceptos matemáticos, presentados de una forma más sencilla de lo que estamos acostumbrados, el libro hace un recorrido por la historia de las matemáticas nombrando varios matemáticos importantes pero también mostrándonos cómo surgen (de forma muy resumida) los conceptos matemáticos.

    En mi opinión el libro resulta muy entretenido e interesante. Lo cierto es que se lee muy rápido y no hay que hacer un esfuerzo demasiado grande para entender todas aquellas cosas que nos cuenta. Es una forma divertida de aprender conceptos matemáticos para los niños a través de una historia contada, con un lenguaje fácil y en la que las numerosas ilustraciones facilitan aún más su comprensión. Personalmente este libro me ha refrescado conceptos matemáticos que tenía almacenados en la memoria y que hacía tiempo que no trabajaba, aparte de hacerme pasar un buen rato mientras lo estuve leyendo.

  76. DIEGO VILARIÑO OTERO (2º GRAO MESTRE DE ED.PRIMARIA, CLE01-CLIL03, USC) Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    “O demo dos números” é un bo libro para aqueles que lle temen as matemáticas, eu inclúome entre eses “aqueles” xa que sempre intentei fuxir delas e parécenme unha das asignaturas máis complicadas que existe en calqueira nivel académico. Ao leer esta creación de Hans Magnus Enzenberger, quedei pensando en que en realidade as matemáticas non son tan terribles como parecen. O autor, sen ser matemático, logra que quen lea o seu libro esté un bo rato atrado nel, no mundo dos números, aínda que as veces, chega a un punto no que é saturador de información matemática e hai que pisar o freno polo menos un anaco. Aínda así, existe unha gran creatividade que fai que o lector este cómodo lendo as peripecias polas que pasa Robert para aprender un pouco máis sobre os números.

    Outro aspecto de interés é que ao final dalgúns dos soños, planteánse sinxelos problemas que serven como reforzo para quen de veras está interesado en aprender con este libro. En xeral, isto fai que dita lectura non solo sexa recreativa, senón didáctica e práctica, facendo que o lector aprendar un pouco máis dos temas que lle interesen. Ademáis, cabe destacar a mención que se fai dalgúns dos matemáticos máis importantes das diferentes épocas e os seus aportes a esta ciencia. Por este e outros motivos “O demo dos números”, convírtese non só nun texto infantil, senon nun ensaio serio sobre unha das ciencias milenarias máis importantes na historia da humanidade.

    Por último, penso que esta lectura debería ser obrigatoria para todos aqueles que estén relacionados co mundo das matemáticas, xa sexa no colexio ou na universidade, iso sí, recomendaríao para nenos de entre 10 e 14 anos, máis ou mneos, xa que non só introduce ao estudo dos números, senón que propón unha maneira diferente de entender as matemáticas. Ao respecto, podo decir que vexo os números con outros ollos, xa que despois da lectura deste texto, aparte de facerme comprender temas esquecidos, ou imcomprendidos, abriume un espazo infinito na mente para poder aprender moitísimos máis números.

  77. José Ángel Mato Cadórniga Grado en Primaria 2º Curso CLEO1 y CLIL01 Dice:

    Considero que este libro, escrito por Hans Magnus Enzensberger, me ha sido un libro muy entretenido y que fui comprendiendo con relativa facilidad.

    La historia de Robert es la de un niño que aborrece las matemáticas, asignatura que le imparte el profesor Bockel, y que sufría pesadillas cada vez que quedaba dormido; hasta que un día se le apareció el Diablo de los números, el cual le hizo ver las matemáticas desde otro punto de vista, le enseñó cantidad de curiosidades sobre los números y provocó mayor interés por parte del niño hacía la materia.

    En mi opinión, el libro es una crítica a la educación, más concretamente a como afrontan los docentes la asignatura matemática; en este caso, Bockel es el ejemplo del profesor que dedica el tiempo de sus clases a resolver problemas sin preocuparse por los intereses del alumnado. Nos muestra también, el lado que el autor considera el correcto, la manera en la que el Diablo le enseña los números.

    Opino que este libro, no debería faltar en la biblioteca de cualquier docente, ya que nos servirá de ayuda en esos momentos en los que no seamos capaces de conectar con los alumnos, aquí tenemos muchos recursos.

    He leído que recomendaban este libro a alumnos de primaria, y en contraposición, tengo que decir que, no es que no crea que les vaya a gustar, sino que entiendo que el autor lo quiere dirigir a profesores en la práctica y a aquellos en formación.

  78. Jennifer Míguez Rey 2º Primaria Dice:

    El diablo de los números nos cuenta la historia de un niño llamado Robert que detesta las matermáticas y todo lo relacionado con ellas, en especial a su profesor de matemáticas, el señor Bockel, hasta que una noche se le aparece en sueños el diablo de los números, que le hara caer en la cuenta de la magia que esconden estas y que van más allá de las explicaciones y métodos de su peculiar profesor, captando poco a poco el interés y fascinación de Robert.

    El libro (escrito por Hans Magnus Enzensberger) me gusto mucho. A parte de ser sencillo de leer, nos muestra la importancia que tienen las matemáticas en nuestra vida cotidiana y que realmente, las podemos encontrar en los lugares, objetos…más insospechados. Al mismo tiempo el libro destaca las curiosidades que esconden los números y la cantidad de juegos y posibilidades que se pueden hacer con ellos.

    El libro también sirvió para darme cuenta de la importancia de algunos aspectos en los que antes no había caído, como por ejemplo, la importancia del 0 en el sistema númerico. El diablo de los números nos hace caer en la cuenta que las matemáticas pueden ser divertidas y fascinantes si son tratadas desde el punto de vista correcto y considero que es una pena que en el colegio ,en general, sean tratados de una forma tan mecanicista y poco motivante, a diferencia de como muestra el libro.

    En conclusión, recomendaría este libro tanto a profesores como alumnos, ya que considero que ambos podrían aprender y sacar muchas cosas de provecho de él.

  79. Rubén Quinteiro Gómez ( 2º Grao en Educación Primaria). Dice:

    La historia presentada por Hans Magnus Enzensberger, es la de un niño llamado Robert. Donde se nos muestra su rechazo ante las matemáticas, por los métodos de su profesor, Sr. Boeckel, en mayor medida; y también por el aula donde él las imparte. Pero una noche, en sus sueños aparece el diablo de los números, que sabe todo acerca de las mates, con el que las va a comprender y lo nunca pensado adquirir los conocimientos de dicha ciencia.

    Cada noche tratará con Robert un tema matemático con una metodología alegre, entretenida, lúdica, con ejemplos de la vida cotidiana; y algo muy importante, sin verse agobiado. Esta relación niño-diablo, diablo-niño pasa a ser amistad y su entusiasmo por las matemáticas pasa a ser real, aunque al principio había pequeñas discrepancias y dificultades hacia el aprendizaje de esta ciencia.

    Tras varias noches, de las doce que existen en este libro, el diablo con el uso de un lenguaje no matemático consigue crear pasión en Robert con las matemáticas.

    Para concluír, después de dicho resumen sólo cabe decir que es un libro que los niños y niñas atemorizados por las matemáticas tienen que leer esta gran obra, obviamente los que no tengan estos sentimientos de miedo, también tendrían que leerlos siempre guiados por un profesor/a en ambos casos. Porque nos enfoca la asignatura como si fuese un juego y nos da una perspectiva mucho más agradable de lo que es esta ciencia.

  80. Nuria Miguéns (2º Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”

    Cuando cogí por primera vez este libro, mi primera impresión es que iba a ser aburrido y no muy interesante. Pero a decir verdad, cuanto más leía más interesante me parecía y además fue muy fácil de leer, puesto que utiliza un lenguaje sencillo y procura no utilizar muchas palabras “técnicas”.

    Es un libro entretenido que nos puede servir para enseñárselo a nuestros futuros alumnos y alumnas de Educación Primaria. Este les puede motivar a la hora de llevar a cabo actividades u otros ejercicios relacionados con las Matemáticas. Ya que según parece esta es la asignatura que más miedo y más respecto le tienen.

    En relación a los contenidos que trata , me parece un libro completo que abarca muchos conceptos y explicaciones. Además para ayudarnos a comprender todos estos conceptos pone ejemplos relacionados con nuestra vida cotidiana; como en el caso de las liebres, los cocos, el aula…

    Mi valoración global para este libro es un diez. Porque nos puede ayudar a nosotros a entender las matemáticas y también nos puede ayudar a dar la clase de matemáticas.

  81. Isabel Otero Miguélez (2º Ed. Primaria) Dice:

    Isabel Otero Miguélez

    “El Diablo de los Números” es un libro original, fácil de leer y entretenido.
    Creo que es muy recomendable para niños a partir del tercer ciclo de Primaria (puede resultar complicado para niños más pequeños). También me parece útil para maestros y estudiantes de Magisterio como nosotros, ya que en cada una de las doce noches se ofrecen ejemplos muy ilustrativos y “pistas” sobre como presentarle las Matemáticas a los alumnos, de forma que las comprendan y les resulten interesantes.
    Existe un miedo y desinterés generalizado hacia las Matemáticas, que se convierten en la pesasilla de muchos niños; deberíamos plantearnos cambiar el método tradicional de enseñanza de las mismas. Creo que es debido, sobre todo, a que no las acabamos de entender, es como si fuesen algo completamente abstracto para nosotros, cuando en realidad las Matemáticas son la base de casi todo. La habilidad del diablo de los números para despertar en Robert la curiosidad por saber más sobre las Matemáticas es algo a lo que todos los maestros deberían aspirar.
    En definitiva, considero que este libro es muy didáctico y merece la pena leerlo. He recordado algunos conceptos de Matemáticas y he aprendido otros; he reflexionado sobre su utilidad para los niños y para mí misma como futura maestra; y… he llegado a la conclusión de que los números son realmente “mágicos” (son increíbles las relaciones existentes entre ellos). Aunque creo que nunca llegaré a comprenderlos del todo…

  82. Miguel Mariño Pego 2º Ed. Primaria Dice:

    Con respecto al libro de ” El diablo de los números ” tengo que sincerarme y decir que cuando cojí el libro por primera vez inmediatamente surgió en mi cabeza la pregunta de ¿ Un cuento? ¿ Por qué nos propone leer un cuento? luego a medida que se sucedían las noches y Teplotaxl acercaba un tema nuevo a Robert comencé a decirme:” bueno , es un buen ejemplo para que los niños vean desde otro punto de vista, mas mágico y debertido, las matemáticas” pero una vez terminado el libro e descubierto que tiene dos caras, continúo pensando que es un gran libro para niños ya que por desgracia infinidad de niños de 9 años como Robert tienen en sus vidas y en sus escuelas a un Sr Bockel, pero al mismo tiempo es un libro que nos muestra dos formas diferentes de acercar la información a los niños , dos metodologías antagónicas de profesión docente , dos ejemplos que deberían suscitar en nosotros , como futuros docentes la pregunta clave de quien queremos ser ¿ el Sr bockel o el diablo de los números? .

    Mi valoración para este libro , al igual que el anterior, es positiva , es un libro bien escrito y bien enfocado, con objetivos formativos claros y que destacan por su originalidad en el tratamiento de la disciplina matemática.

  83. Blanca Ríos González ( 2º en Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”

    Como introducción, decir que estamos ante un libro escrito en 1997, en el que narra como tema tópico “las odiosas matemáticas”, ya que el protagonista Robert, un niño de 12 años, tiene en particular miedo a ellas y aún por encima tiene la “desgracia” de soñar con ellas.

    Bajo mi punto de vista, este libro en relación a la educación en primaria contiene temas muy importantes para esas edades: una de ellas, es el del gusto por aprender.
    En el caso de Robert, su profesor Blockel es pésimo, lo aburre y hace que odie la asignatura por ello, un día, en sueños, se le aparece el diablo de los números para demostrarle que las matemáticas, si las entiendes te pueden llegar a gustar.

    Y como opinión personal y crítica, voy a valorar los aspectos negativos y positivos que me ha transmitido el libro:
    Como crítica a los aspectos negativos, considero que toda la historia se hace algo monótona a medida que se lee. La actitud de enfado y de efecto de rebote del diablo no me parece muy adecuada, ya que un profesor ha de tener mucha paciencia. Además de que no en todas, pero en algunas ocasiones, a mí misma me ha costado entender cuestiones sin tener un papel y un bolígrafo cerca.

    Y como mi opinión personal hacia aspectos positivos, el libro está bien, gracias a esta obra aprendí cosas nuevas como por ejemplo la relación que existe entre series de números, pero creo que su lectura puede en varias ocasiones llegar a convertirse complicado para los niños, aunque también se utilizan ejemplos muy claros y sencillos. Yo quizás buscaría un libro más sencillo para que pudieran entender bien algunos ejemplos.

    Leerlo es muy recomendado, sobre todo para futuros profesores. Pienso que tener este libro en el aula y relacionarlo con los temas impartidos en la asignatura de matemáticas es muy positivo, ya que puede ser entretenido y de gran ayuda para los alumnos, podría crear gusto e interés por las matemáticas, sobre todo en el momento en el que las empiezan a entender.

  84. Iria Val Otero 2º Grao en Mestre de Educación Primaria Dice:

    Iria Val Otero 2º Curso Grao en Mestre de Educación Primaria

    El Diablo de los Números
    El Diablo de los Números ha sido el segundo libro que he leído. Si me había llamado la atención la Conjetura de Goldbach, en éste me he encontrado con muchas otras que me han dejado fascinada. Desde los números triangulares, el dos saltarín, n!…Me he entretenido mucho sobre todo al hacer las actividades voluntarias del mismo, pudiendo poner en práctica todas estas conjeturas. He de admitir que en alguna ocasión he tenido que leer varias veces lo que planteaba el diablo de los números para comprenderlo y recordarlo. Ambos libros me han enseñado lo divertidas e inquietantes que son las matemáticas, cambiando la opinión que tenía de ellas al considerarlas aburridas y limitándolas a operaciones absurdas. He descubierto la parte bella de las mismas y debemos de tenerla muy en cuenta como futuros educadores para poder transmitirla y porque no, poner en práctica en clase muchas de estas conjeturas despertando el interés de los niños/as y su curiosidad.

  85. Miriam Rico Sabel (2º magisterio primaria) Dice:

    El libro de Hans Magnus Enzensberger, “El diablo de los números”, tarta sobre un niño al que no le gustan las matemáticas, debido a la forma de enseñanza de su profesor, el señor Bockel.

    El protagonista, que se llama Robert, solía tener sueños en los que era tragado por un pez gigantesco, o se deslizaba por un tobogán interminable… hasta que despertaba bañado de sudor. Pero un día apareció el Diablo de los números, el que sería su nuevo compañero de sueños, y el que haría que a Robert le pasaran a gustar la asignatura que tanto aborrecía: las Matemáticas.

    En este libro podemos ver cómo el protagonista, va aprendiendo cosas nuevas en matemáticas, cosas que él creía que eran aburridas o pesadas. Robert llegará a saber que “no sólo hay números infinitamente grandes, sino también infinitamente pequeños. Y además infinitos de ellos”. También aprenderá que se pueden hacer todos los números a partir del 1; además, le enseñará el Diablo de los números que el 0 es el último número que se les ocurrió a los seres humanos, y para demostrárselo usó números romanos; de los números primos también le hablará el Diablo, entre otros muchos conceptos.

    Para enseñarle todo este, el Diablo, usa un lenguaje muy sencillo, lo que creo que es muy útil a la hora de enseñárselo a los niños. Creo que al principio cuesta un poco saber a que se refiere, ya que estamos acostumbrados a que nos hablen con los mismos términos desde primaria, desde que nos lo enseñan. Por ejemplo, en el libro a elevar al cuadrado o a la potencia le llaman “saltar”; cuando se refieran a la raíz dicen “rábano”; a los números primos los denominan “números de primera” y a al factorial de 6 (por ejemplo) dicen “¡6 pum!”. Esto es de las cosas que más me gustó del libro, y lo que más útil me pareció, ya que a lo mejor a los niños se les quedaría mejor de esta manera, en vez de usar las palabras técnicas.

    Otra cosa que me gustó del libro son las ilustraciones. Me pareció muy oportuno que se complementara la explicación, casi siempre, con un dibujo, de manera que el niño pueda imaginárselo mejor.
    Pero en general, desde mi punto de vista, no considero que sea un libro para alumnos de primaria. Como mucho se lo daría a alumnos de 6º de primaria, ya que hay cosas que no se dan con esa edad y que creo que a lo mejor no entenderían.

    En resumen, pienso que el libro es un buen instrumento para que la gente vea las matemáticas desde otro punto de vista, no sólo como un materia que se da en clase, sino como algo que se puede aprender en cualquier sitio y a partir de cualquier cosa, como el ejemplo de las libres.

  86. rita míguez limens (2º.Grao Ed. Primaria) Dice:

    El “diablo de los números” es una obra interesante y didáctica que permite que veamos las matemáticas desde un punto de vista entretenido y también divertido. Aunque considero que las explicaciones son bastante claras y la lectura,amena, no me parece una obra recomendable para primaria, al menos para los dos primeros ciclos, por la complejidad temática e incluso por la gran cantidad de temas y autores que se mencionan en la obra tales como Pitágoras, Fibonacca, Kelis, etc. Sin embargo, si creo que es recomendable para la educación secundaria, en niveles universitarios (como es este caso) e incluso para todo el profesorado de alumnos de Primaria porque aporta trucos e ideas que pueden ser de ayuda a la hora de abordar las matemáticas en el aula.

    De la obra, también es importante, o al menos para mi, tener en cuenta los pensamientos del pequeño Robert, porque son equivalentes a las posibles dificultades o interrogantes de los más pequeños,

    Por otra parte, da la sensación de que el libro es una crítica a la educación tradicional porque frente a una enseñanza común y sin innovación, claramente ejemplificado en el profesor de matemáticas de Robert, aparece un diablilo que plantea hipótesis y que está continuamente retando al pequeño y logrando, incluso, que se interese por algo que “odiaba”.

  87. Sara Rodríguez da Silva. Grao en Mestre Ed. Primaria Dice:

    Después de terminar la lectura de este libro, la idea principal que recojo es que, personalmente no recomendaría su lectura a niños de primaria, sino que me parece una herramienta perfecta para ayudar a los profesores a utilizar algunos “truquitos” para conseguir la atención de los niños. En general, las matemáticas acostumbran ser una asignatura un tanto aburrida y monótona para los alumnos, por lo que pierden la atención y la motivación con facilidad. Mi propuesta sería leerles en alto un capítulo cada día, para que vean que las matemáticas no solo son sumas, multiplicaciones y problemas, sino que contienen un montón de cosas interesantes que mucha gente desconoce.
    Por otra parte, mi crítica hacia el libro es el hecho de que el diablo se enfade con Robert cada vez que este comente un error o no sabe algo. Sus reacciones son un tanto bruscas y esto puede crear confusión en los niños ya que podrán llegar a pensar que ellos tampoco pueden equivocarse.
    Por lo demás, vuelvo a repetir qu eme parece un libro maravilloso para el uso del mismo por parte de los profesores ya que nunca está de más salirse un poco del temario establecido y enseñar cosas nuevas.

  88. MARIBEL VÁZQUEZ GRILLE 2º ED. PRIMARIA Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    O que nos relata o libro é a historia dun neno, Robert, que odia as matemáticas e tamén ao seu profesor de matemáticas. De repente, atópase en soños co diaño dos números, durante doce noites seguidas. O neno cóntalle ao diaño o aburridas que son as clases do profesor Bockel, que sigue un sistema tradicional de resolución de problemas, o que fai que noitos nenos se desmotiven.
    Para min, a mensaxe que transmite o autor con este libro é que as operacións son só a natureza dos números. As matemáticas son un mundo increíble e cheo de maxia no que se trata de vivir a aventura de descubrilas. Esta maneira de ver as matemáticas foi a que lle descubriu o diaño a Robert, que pouco a pouco foi mellorando a súa visión das matemáticas.
    Na actualidade, a moitos alumnos ocórrelles o mesmo que a Robert, séntense desmotivados coas matemáticas xa que non lles son presentadas como algo productivo e que serve para resolver problemas da vida real.
    Eu penso que a maneira na que o diaño lle ensina a Robert os números, a terminoloxía matemática,.. é moi sinxela.
    O diaño explicalle a Robert as matemáticas sempre con evidencias, como os seus compañeiros de cambiandose de pupitre, as lebres procreando,… Esta maneira de explicar as cousas fai que os nenos vexan cos seus propios ollos como se cumpren as regras matemáticas como a sucesión de Fibonacci que tantos anos fai que foi inventada.
    Tamén creo que este libro non debe ser un libro de lectura para os nenos de Primaria pero si para nós como futuros mestres á hora de dar a clase dos números primos, por exemplo, para presentalos da maneira máis sinxela posible, logrando unha maior integración dos nenos coas matemáticas.
    Na miña opinión, a pesar de ser un libro matemático, e non tanto en formato de novela como “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”, foime moi entretido lelo, xa que lembrei a sucesión de Fibonacci, os números primos, os múltiplos, o cálculo de probabilidades,…

  89. Mónica Vidal Pérez - 2º grado en maestra de Educación Primaria Dice:

    Este libro, el cual va relatando noche a noche los sueños de un niño llamado Robert, es una manera magnífica de demostrar lo ameno que puede ser el aprendizaje de las matemáticas. Este niño sueña cada una de las doce noches con un diablo de los números (entre otras cosas), el cual lo inicia en el aprendizaje y hace que le gusten las matemáticas motivándolo de distintas formas. Robert sueña con sistemas numéricos cada vez más increíbles y va profundizando en ellos de una forma eficaz.
    Me gustaron todas las técnicas que utilizaba el diablo de los números en general, pero voy a resaltar algunas de ellas que más me impresionaron. En la primera noche, me gustaría sobresalir la forma de hallar secuencias numéricas por la simple multiplicación de los unos, ya que no conocía este método y me parece muy interesante. Otro es el “triángulo de Tartaglia”, que aparece en la séptima noche, ya que desconocía por completo todo lo que se puede hacer con él, como por ejemplo cuantas combinaciones existen para formar grupos de tres con 10 personas, cuyo resultado lo podríamos encontrar fácilmente en este triángulo sin la necesidad de realizar ningún cálculo. En la sexta noche, también señalo el problema de las liebres; me gustó mucho, a pesar de que me hizo pensar bastante y destaco la forma que tiene el diablo de los números intentar demostrar que los animales “tiene en la cabeza” los números de Bonatschi (Fibonacci).
    Me gustaría hacer referencia a la figura del profesor de matemáticas de Robert, el señor Bockel, el cual se ve como un profesor que no valora lo suficiente la enseñanza de las matemáticas y que a simple vista no sabe sacar partido de ello.
    En mi opinión es un libro fantástico destinado a todas las edades y principalmente para aquellos que temen a las matemáticas, utilizando un vocabulario muy fácil, sencillo y gracioso. Este autor te hace pensar y te demuestra capítulo a capítulo, noche a noche que las matemáticas son divertidas y puedes aprenderlas y practicarlas de diversas maneras,
    Para terminar decir que lo que más me gustó es la forma que tiene el diablo de los números de enseñarle a Robert las matemáticas, ya que él disfruta aprendiendo, y yo también lo hacía mientras lo estaba leyendo e iba comprendiendo e intentando resolver los problemas que se planteaban.

  90. alicia ruso barbazán 2º ed. primaria Dice:

    ‘El diablo de los números’ é un libro de Hans Magnus Enzensberger. Trata sobre un neno chamado Robert que ten problemas coas matemáticas. Robert é un neno de 9 anos ao que non lle gustan as matemáticas nin Bockel, o seu profesor. O profesor Bockel adica as súas clases a resolver problemas matemáticos sen máis, o que fai que, como ocorre moitas veces, os alumnos non sintan gusto por esta materia.

    Tódalas noites, Robert, soña cun diaño que lle axuda a comprender os problemas matemáticos, de xeito máis ameno e divertido, e lle fai ver as cousas máis sinxelas.

    O libro divídese en doce capítulos, que corresponden coas doce noites. En cada noite, o nivel de dificultade vai aumentando (formación dos números a partir do 1, sucesión de Fibonacci, proporción áurea…). Os consellos que o diaño da a Robert funcionan e éste, convértese nun crack en matemáticas. O demo ensínalle a través do descubrimento, intentando despertar o seu interese e que aprenda mentres se divirte. Relaciona a aprendizaxe coas situacións cotiás.

    É un libro recomendado para nenos de Primaria, xa que no referente aos contidos é moi completo e o seu nivel é básico. O feito de que se oriente como un conto, fai que sexa doado de ler e ademáis, conta con numerosas ilustracións. O libro achega aos nenos a conceptos que descoñecen (os números primos) con palabras máis ilustrativas (números de primera). Ao final aclara estes conceptos para evitar confusións.

    O libro parte do máis coñecido (os números a partir do 1) para ensinar diversas teorías e adquirir novos coñecementos. Non é un libro que machaque constantemente as contas e problemas, senón que, máis ben, trata de ensinar a esencia das matemáticas.

    No libro creo que tamén se ve unha crítica ao sistema educativo actual no que o docente e o centro de transmisión da infomación e demanda esa implicación do alumno no proceso de ensino-aprendizaxe.

    O obxectivo xeral do libro é achegar as matemáticas ao resto do mundo de xeito entretido e, lograr que os nenos perdan ese ‘respecto’ que senten pola asignatura e amosen máis interese.

    Creo que é un libro didáctico e ameno, moi útil para a etapa de Educación Primaria, sobre todo a partir dos 10 anos, onde os nenos xa están máis familiarizados coas matemáticas.

  91. Andrea Rey Núñez (2º curso deEducación Primaria) Dice:

    Unha vez rematada a lectura do libro “El diablo de los números” podo dicir que puiden aprender moitos conceptos relacionados coas matemáticas que non coñecía así como a valoración das matemáticas dende outra perspectiva.
    O libro escrito por Hans Enzensberger trata sobre un neno chamado Robert o cal como a maioría dos nenos da súa idade odia as matemáticas xa que o seu profesor fai as clases moi monótonas e pouco entendibles, pero unha noite mentres dorme ten un sono diferente, especial no cal coñece ao pequeno demo chamado Teplotaxl quen lle explica datos curiosos sobre os números e o fácil e divertido que pode ser traballar con eles cando os aprendes dunha maneira axeitada.
    Podo dicir que a miña experiencia coas matemáticas nunca foi moi boa xa que fora polo profesor ou polo meu interese propio cara a elas nunca se me deron nada ben, en cambio dende a perspectiva deste libro penso que si me huberan planteado as cousas doutro xeito e me huberan explicado o porqué delas a miña forma de pensar cara esta materia hubera sido totalmente diferente.
    Aínda así penso que este pode ser un libro recomendable para a lectura dos nenos (maiores) pero máis enfocada quizais aos mestres para que vexan que poden enfocar as matemáticas dun xeito máis práctico e sobre todo máis visual o que axuda moito hora de aprender xa que a min por exemplo os debuxos e as tablas e todo me axudou bastante a entender o libro e o que se plantexaba nos capítulos.
    Pódense sacar moitos recursos para traballar nas aulas así como narrar na clase fragmentos e que tamén fomente a imaxinación e a creatividade dos nenos, que vexan que se poden sacar cousas moi significativas da materia e sobre todo que aínda lles queda moito por descubrir sobre as matemáticas e que hai moitas cousas que non teñen explicación e outras moitas coas que conviven dia a dia.
    Persoalmente decir que non me imaxinaba que opodía descubrir tantas cousas das matemáticas con este libro, e que ignoraba moitas cousas que o mellor debería de ter sabido antes. Así resultoume moi entretido lelo xa que te quedabas pensando no que se plantexaba e ibas pensando e recapitulando todo o dito anteriormente para nos seguintes capitulos enterarte mellor e relacionalo coas novas cousas. Así como a entrañable historia entre o demo e o neno e a evolución da súa amizade.

  92. Este é un libro destinado, sobre todo, para aqueles que temen ás Matemáticas, que lles resultan difíciles ou aburridas e que non logran comprender os seus principios. En forma de conto, Hans Magnus Enzensberger, relata a historia de Robert, un neno que odia todo o que ten que ver con esta materia, que aborrece ao seu mestre e sobre todo, aos problemas que este plantexa sobre panadeiros e trenzas. O “Diablo dos números” fai que o protagonista cambie de actitude, mostrándolle a outra cara das Matemáticas, dun xeito divertido e dinámico, percorrendo temas tan importantes como: os números romanos, as propiedades do cero, as potencias, os números primos, os números racionais e irracionais, os números triangulares, os números de Bonatschi… Facendo ademais, un pequeno percorrido pola historia desta ciencia, mencionando algúns dos grandes matemáticos. Pouco a pouco, as Matemáticas comezan a ser algo moi fascinante para Robert, e tamén para o lector que sente curiosidade por saber máis e por chegar a comprender todo o que algún día parecía tan difícil.
    Na miña opinión, cada páxina é máis atraente que a anterior, o libro consigue atopar un xeito máis doado de facer entender esta disciplina, que para moitos é verdadeiramente complicada. Aínda que está dirixido a nenos, creo que tamén é moi interesante para a xente maior, xa que ensina principios e curiosidades das Matemáticas con multitudes de explicacións e exemplos; dando lugar, a unha forma distinta de aprender.
    Cabe destacar a grande cantidade de ilustracións que o compoñen, para aclarar moitos dos contidos que se tratan; como por exemplo a reprodución das lebres, a forma de medrar das árbores, o triángulo de Niccoló Tartaglia ou as diferente figuras xeométricas das que se fala. Creo que as imaxes son moi importantes para a aprendizaxe, que axudan a que se complete este proceso, por iso son tantas e tan elaboradas as que aparecen en este libro.
    Por outro lado, o vocabulario que se emprega, fai que sexa unha lectura divertida e animada; palabras como: “saltar” (elevar ao cadrado ou á potencia), “rábano” (raíz), “números de primeira” (números primos), “números irrazonables” (números irracionais) ou expresións como “cinco pum!” (factorial de cinco). Sobre todo para os nenos, isto fará que sexan máis fáciles de comprender os contidos que se traballan e que haxa unha maior motivación e interese por aprender. Ademais, ao contar unha historia cun protagonista que odia as Matemáticas, moitos lectores sentiranse identificados con el, e irán entendendo os diferentes contidos a medida que el tamén o fai.
    Paréceme un libro moi útil e adecuado para traballar na aula, dependendo do nivel poderanse tratar uns capítulos ou outros; sobre todo para facerlles ver aos nenos que as Matemáticas están ao seu alcance, só teñen que pensar, probar e experimentar.

  93. Susana Carballal Haire Dice:

    Se trata de una lectura muy apropiada para niños de unos 10, 11 años. Idónea para niños que han sufrido y siguen sufriendo la enseñanza de las matemáticas en el estilo más tradicional. De hecho a este tipo de lector le resultará muy fácil identificarse con Robert, que se encuentra en esa misma situación.
    Robert siente una franca aversión por esta materia, producto de las tediosas sesiones con su profesor, el Sr. Bockel. De esta forma, el diablo de los números, su “salvador” sólo accede a tomar contacto con él a través de los sueños, un espacio en el que Robert no tiene más remedio que escucharle.
    Así el Diablo le dice, a propósito del tipo de actividades que se hacen en el aula: “No quiero decir nada en contra de tu profesor, pero la verdad es que eso no tiene nada que ver con las Matemáticas. ¿Sabes una cosa? La mayoría de los verdaderos matemáticos no sabe hacer cuentas. ¡Pero las Matemáticas, ratoncito, eso es muy diferente!” (….. , p. X).
    Con sus charlas, poco a poco le va descubriendo lo fascinante del mundo matemático. Lo hace utilizando un lenguaje muy próximo y comprensible para Robert.
    Le va explicando conceptos como que todo parte del uno, el concepto de infinito, la importancia del cero en nuestro sistema numérico decimal, los distintos tipos de números, entre ellos los “de primera”, los “irrazonables”… Evita utilizar la terminología escolar para no crear rechazo en el lector. Para hablar de las potencias dice que los números “saltan”, las raíces cuadradas son “rabanos” y así con los diversos términos.
    Los conceptos van surgiendo de forma lúdica y como consecuencia de razonamientos que los dos personajes van elaborando conjuntamente. De esta manera el diablo consigue ir involucrando a Robert, suscitado su curiosidad y tratando de que el mismo encuentre las respuestas a sus preguntas. De esta manera logra que de alguna manera se identifique con los grandes matemáticos y con los difíciles retos que existen en la investigación matemática, con las múltiples conjeturas que todavía subsisten en el campo matemático.
    Utiliza el entorno de su clase para explicarle combinatoria, los números factoriales, etc. Le introduce la proporción aérea y las matemáticas aplicadas a la geometría. Entiende el concepto de infinito cuando se ve reflejado en los espejos de las cuatro paredes del ascensor. El mismo llega a la conclusión de que “en la vida normal nada cuadra, pero en las matemáticas cuadra todo”.
    Llega un punto en el que Robert ha descubierto que la matemática es la vida misma, eso le divierte, pero quiere ir más allá: “saber que reglas hay detrás”, cual es “el sentido de todo esto”. Hay cosas que se ven sin más pero hay cosas que no entiende como son. El diablo de los números le explica la dificultad que presentan las demostraciones, le dice a propósito “las matemáticas nunca están acabadas”(Cap. 11).
    Le va revelando las diferentes teorías matemáticas de la mano de las personas que a lo largo de la historia se encontraron con incógnitas que tenían que resolver, cuestiones de la realidad que les rodeaba y que nos rodean a todos.
    Finalmente introduce al propio Robert en el mundillo, le presenta a los grandes matemáticos como Pitágoras, Gauss, Bonatschi y otros. Le hace sentirse partícipe de la comunidad, “Aquí entra todo el que realmente quiere. ¡Pero quién sabe dónde está el paraíso de los números! Por eso son los menos quienes lo encuentran.” (cap. 12). Quiere demostrarle que todos podemos participar del desarrollo de las matemáticas, y así Robert es nombrado “aprendiz de los números “.
    Después de este viaje onírico, Robert vuelve a sus clases pero con unas herramientas muy útiles que le harán sobreponerse sin problemas a las tediosas clases de matemáticas, ya que ha descubierto “la magia” que esconde esta ciencia.

  94. Iago Martínez Pérez (2º grao en Ed. Primaria) Dice:

    Unha vez rematado de ler o libro, pareceme axeitado para os dous últimos cursos de primaria, así como para o primeiro curso de secundaria.
    Contidos como os números elevados (saltados) ou as raíces (rábanos) que si que son comprensibles con facilidade nestas idades.
    Hai outros contidos como por exemplo, Fibonacci (Bonatschi) ou os números factoriales (números pum) xa son máis complexos e requiren unha explicación maior que a que lle pode dar este libro a un alumno, ademáis dunha base que os alumnos deben ter xa adquirida. Sen posibles aclaracións de dúbidas que lle poidan surxir aos alumnos non creo que interiorizaran todos os contidos deste libro, aínda que a forma do relato si que me parece a axeitada para que os lectores mostren máis interés polas matemáticas, que acostuman a ser unha das asignaturas con menos afinidade nos estudiantes.
    Por outra parte si que me parece un libro interesante para que os alumnos lle perdan o medo as matemáticas, xa que as aborda dende un punto de vista distinto ao que normalmente hai na clase.
    Pode ser unha gran ferramenta de axuda para o profesor a hora de explicar, de forma que os alumnos traballen estes contidos en clase coa axuda do mestre, porque o libro por si mesmo, non considero que sexa capaz de explicar todo o que trata de xeito que os alumnos poidan afianzalo, ao meu parecer necesitarían a axuda de alguén que lles, como dixen antes, resolvese as dúbidas que lles axude co aprendizaxe das matemáticas.
    A miña conclusión é que recomendaría o libro para traballar con el na aula con alumnos de 5º e 6º de primaria, non tanto a nivel individual. Unha forma de traballo sería por exemplo que os alumnos lesen un capítulo para ser tratado na aula, resultaríalles máis entretido aos alumnos e non terían ese “medo” as matemáticas.

  95. Marta Rodríguez Dosil (Educación primaria) Dice:

    Después de leer “El diablo de los números” me he dado cuenta de que se pueden enfocar las matemáticas de una manera totalmente diferente a la que nos enseñaron. Considero por tanto que es un libro muy interesante y que “enseña a enseñar” de forma lógica y razonada. Tiene muchas maneras de poder acercar a los alumnos de una manera divertida y a la vez entretenida, ayudando así con sus ejemplos a que las cosas les queden mucho más claras y les sean más fáciles de aprender. La mayoría de nosotros nos hemos identificado un poco con “Robert” y con su profesor cuando teníamos su edad, quizás porque nunca nos enfocaron las matemáticas como las enfocan en el libro, sino de una manera, por decirlo así, un poco impuesta y aburrida: esto es así y ya está, sin ir más allá. Me ha sorprendido gratamente y creo que ha sido una lectura muy positiva ya que me ha enseñado a ver que las matemáticas no son tan monónotas ni aburridas como nos las suelen enseñar.

  96. Ana Martínez Alonso (primaria) Dice:

    Unha vez rematada a lectura de ”El Diablo de los Números”, considero que este libro sería máis apropiado para os mestres e mestras de educación primaria que para o propio alumnado.Para o profesorado sería útil a lectura deste libro polo seu compoñente didáctico, nos serviría así para comprender e coñecer novas metodoloxías de ensinanza alternativas á tradicional, que recurren á explicación de aspectos matemáticos dun xeito máis dinámico e interesante, mediante casos visuais, manipulativos e reais.

    O Diablo dos números aplica a matemática ós problemas da vida cotiá, conseguindo espertar en moitos casos a curiosidade de Robert, quen anteriormente odiaba as matemáticas do colexio e do seu profesor Bockel. Por este motivo, sería interesante empregar nas nosas futuras aulas estas novas metodoloxías, para así tratar de que os nosos alumnos e alumnas venzan o medo a estudar matemáticas.

  97. Teresa Oliveira Silva Dice:

    Teresa Oliveira Silva
    Mestre, Primaria

    Considero que hay una parte muy importante en el libro que es la crítica a la educación tradicional en concreto a la forma en que algunos docentes continúan impartiendo las clases, en este caso, de matemáticas.

    El libro, el diablo de los números, me parece muy interesante y didáctico y considero que puede llevar al niño a ver las matemáticas desde un punto de vista más divertido y entretenido ya que por desgracia en algunas escuelas todavía se siguen impartiendo las matemáticas en clases tradicionales y conductistas,al igual que hace el profesor Bockel, citado repedidas veces durante la lectura, lo cual no me parece apropiado

    De este libro se pueden quitar una gran cantidad de recursos para ayudar a los niños a entender mejor el mundo de las matemáticas. Debido a su estructura lineal se puede saltar perfectamente de un tema a otro. Otro tema que hay q destacar es el de los pensamientos de Rober, los cuales, nos muestran posibles problemas que pueden surgir en la mente de los más pequeños e incluso no tan pequeños con relación a las matemáticas.

    Cabe destacar también la cantidad de autores que se nombran (Pitágoras, Fibonacci, Klein, etc) y la forma en que se tratan los temas poniéndole nombres metafóricos a todo para que nos llegue a parecer más interesante y más adaptado a la edad a la que el libro va dirigido aunque también considero que a la vez me parece que puede llegar a ser un problema para los niños cuando se les hable mediante la terminología real

    En conclusión, el libro es muy interesante y esta muy bien orientado para la comprensión de las matemáticas y muestra gran cantidad de recursos, temas, innovaciones y demás para la enseñanza y comprensión, desde un punto de vista didáctico, en relación al increible mundo de las matemáticas pero siempre teniendo en cuenta que hay q tener una base anterior a la lectura del mismo.

    • sabela Dice:

      Sabela Valverde Sáez, 2º Educación Primaria

      “El diablo de los números” é un libro que ignora o método tradicional de explicar matemáticas, como o método do profesor Backel. Gracias a el, Robert, odia as matemáticas porque non as entende e está acostumado a un aprendizaxe mecanizado e sen razoamento.

      El diablo aparece nos soños para axudar a Robert a que entenda as matemáticas. As explicacións dos temas os plantexa dunha maneira mistoriosa, planteando hipótesis, retando a Robert, fai que descubra a maxia que esconden as matemáticas… o que provoca en Robert pouco a pouco máis ganas de entender e saber matemáticas.

      Baixo o meu punto de vista, é un libro para un mestre de educación primaria porque trata contidos do área de matemáticas dun xeito claro e motivador para os alumnos grazas ás explicacións non tradicionais, ao léxico non común (rábano), aos exemplos (coellos) e aos apoios visuais. Pero tamén pode servir de material para o propio alumno porque é fácil de entender e anima á lectura a través das matemáticas ademais fomenta o uso de novas tecnoloxías para a busca de información.

  98. Paula Misa (2º Grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    Terminé de leer El diablo de los números y le sigo temiendo lo mismo a las matemáticas que antes. Aunque el libro me las acercó por un momento. Aprendí cosas nuevas como los números triangulares, repasé conceptos que ya conocía como los números primos y por fin entendí cómo funciona la Sucesión de Fibonacci. Las explicaciones son claras y la lectura es amena, este libro es perfecto para complementar las clases de matemáticas de los cursos superiores de primaria y el primer ciclo de la E.S.O. Y también para universitarios de letras puras como servidora.

  99. Esther Noya ( Magisterio Lengua extranjera) Dice:

    En este libro no encontraremos con doce capítulos (doce noches), donde Robert el personaje principal sueña con el diablo de los números, una especie de saltamontes que sabe muchos sobre las matemáticas.
    Este diablo aparece cada noche en el sueño de Robert con alguna explicación sobre las mates, todo lo que le va enseñando sobre ellas lo hace de una manera sencilla, con ejemplos en los cuales Robert debe participar bien usando su mente o una calculadora. En un principio a Robert no le gustaba la visita del Diablo de los números, pero según va avanzando las noches se puede apreciar que al niño le va gustado, ya que se va sorprendiendo algunos descubrimientos matemáticos (cap.3”Cualquier nº par mayor que 2 es la suma de 2 números de primera” ) este hallazgo le fascina porque se cumple para cualquier número debido a que las mates son exactas.

    Me ha parecido un libro adecuado para alumnos del 3º ciclo de primaria ya que para el 1º ciclo y 2º ciclo de primaria lo vería bastante complejo.
    Pienso que sería una buena idea que a la hora de lectura el lector tenga una calculadora a mano para poder descubrir con Robert los resultados que se obtiene. El triángulo de los números “instrumento” por llamarle de alguna forma llega ser muy interesante tanto para Robert como para el lector ya que con el podemos encontrar soluciones que van apareciendo a lo largo del libro (apretones de manos de los alumnos, posibilidades de colocación de los alumnos etc…) del alguna forma parece un triángulo mágico y eso siempre atrae a los niños.
    Por último el lector debería ir buscando el vocabulario que aparece en los capítulos que hay final del libro, ya que durante la lectura se habla de números de primera (números primos), nudos (ángulos), números corrientes (números naturales) etc… para que lo vaya asociando con las matemáticas que se vaya a encontrar día a día en su aula.

  100. roberto salvador franco Dice:

    PUES EL DIABLO DELOS NUMEROS ME PARECE INTERESANTE POR UQE NOS MUESTRA LA MANERA DE APRENDER LA M,ATEMATTICAS

  101. Diego Lomba Castro (2º Grado Ed. Primaria) Dice:

    En mi opinión, esta lectura, “El diablo de los números”, no es muy recomendable para la primaria, no al menos para los dos primeros ciclos, puesto que debido a la complejidad de la temática como son las exponenciales, potencias o series puede hacerse pesada y podría contribuír al odio hacía las matemáticas por parte del alumno como en un principio le sucede al protagonista Rober.
    La lectura sería interesante para niños del tercer ciclo incluso para alumnos de educación secundaria además considero que la lectura debería estar mediada o guiada por un profesor si el pretendemos un objetivo didáctico, bien sea capítulo por capítulo o por intervenciones en la aparición de nuevos conceptos como el numero cero, los numeros primos…
    A favor del libro debo decir que se utilizan diversos métodos o medios para enganchar a la lectura tales como que el personaje principal sea un joven de corta edad como la del posible lector, hecho que genera cierta empatía por el personaje, también que el nombre del diablo no es rebelado hasta el final de la lectura.
    Me resulta curioso que a la temática introducida en la historia se la disfrace con otros nombres mas sencillos, al menos mas llamativos aunque no se si se trata de un hecho acertado para el aprendizaje de los niños.

  102. Elsa Muñiz Hermo (2º Grado en Educación Primaria) Dice:

    O diaño dos números é un deses libros que se recomendan tanto para estudantes coma para profesores. Non é un libro normal e corrente, senón que a parte de contar unha historia, ten un compoñente didáctico importante e non só para os nenos, tamén para nós, os futuros mestres e mestres xa consagrados.

    Hans Magnus Enzensberger achéganos neste conto ás matemáticas mediante un mundo de fantasía e plantexando as mesmas desde un punto de vista lúdico e interesante. Así, comeza por poñer ao lector na pel dun rapaz que detesta as matemáticas, en certa medida grazas ao seu profesor da escola e a súa metodoloxía tradicional de ensino. É dicir, o que se pretende identificar ao lector, un rapaz de primaria ou mesmo da ESO, co protagonista.

    O diaño dos números (que se lle aparece en soños ao protagonista) o que vai facer é contarlle ao rapaz que as matemáticas non son realmente tan difíciles nin tan enrevesadas. Desta maneira, iralle explicando cuestións básicas como poden ser a importancia do sistema decimal e as súas vantaxes, os cadrados, as raíces cadradas, números primos, números naturais… Sen embargo, a explicación destes temas non se realiza dunha maneira típica, senón que o diaño dos números pon ao protagonista ante situacións problema que coa súa axuda resolverá utilizando os termos anteriormente mencionados.

    Unha cuestión interesante, é tamén que nunca se lle chama a estes novos termos polo seu nome, por exemplo aos números primos chámalle de primeira, aos irracionais irrazonables, as raíces sacar rábanos… Isto ten o seu compoñente positivo e negativo. Por un lado, estamos de acordo en que o importante é que os nenos entendan o proceso e sexan capaces de razoar as diferentes situacións, co cal nome da igual; pero por outra banda, pode que estes cambios de nome causen confusión cando nos libros de texto e na clase o mestre lles chame polo nome aceptado por todos.

    Hai que destacar tamén, que os temas tratados no libro ás veces non son tan básicos e o mellor demasiado complicados para nenos de primaria. Vese como o protagonista, a base das explicacións do diaño vai comprendendo pero ás veces esta explicación quédase curta. Por exemplo, a serie Fibonacci (denominada Bonastchi), a cifra 1,6180…

    En conclusión, estamos ante un libro que é recomendable para alumnos de primaria e da ESO pero que nalgúns casos máis que como lectura individual do alumno podería presentarse como lectura en grupo a tratar na clase para a introdución de determinados temas. Así, complementaríase a lectura do libro coa posterior explicación do mestre.

  103. Rebeca Sarmiento Rodríguez. 2º grao educación primaria Dice:

    Este libro trata sobre un niño llamado Robert que odia las matemáticas, porque su profesor no sabe explicar. Un día Robert comienza a soñar con un hombre rojo diminuto que se hace llamar el diablo de los números, este ser cada noche le explica las matemáticas de una manera fácil y divertida, con cocos, con sus compañeros de clase , etc. Esos sueños cada noche se repiten que si potencia, que si números primos, etc. Al final Robert comprende mejor las matemáticas y le comienza a ver su punto apasionante.
    Creo que esta historia es muy interesante para niños de primaria, ya que utiliza a un diablo y a un niño, cosas que ya los engancharía mogollón pero también la forma de no contar la historia puesto que aunque a veces es muy densa acaba enganchando.
    Este libro a mi me gusto, aunque sí que creo que a veces se hacía algo pesada, pero fácil de entender lo cual hizo la lectura más llevadera y entretenida. Y el libro sí que ayudo a ver con mejores ojos las matemáticas.

  104. Noelia Varela Puga (2º Ed. Primaria) Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS:
    En esta obra: “El diablo de los números”, se pretende cambiar ese temor u odio que muchas niñas y niños pueden llegar a sufrir.
    La historia se podría resumir en lo siguiente: un niño llamado Robert (un niño como muchos otros al que no le gustan las matemáticas) tiene continuamente y noche tras noche unos sueños muy extraños, de los que ya está cansado porque no le gustan. Cierta noche, mientras está dormido, se le aparece el diablo de los números, un ser diminuto que se encarga de que eses antiguos sueños se conviertan en otros, basados en explicaciones de conceptos matemáticos. Este argumento se repite durante todo el libro, cada noche se le aparece ese ser y las explicaciones se van complicando.
    Desde mi punto de vista, no me parece un libro adaptado para niños de primaria. Los conceptos que en el libro se explican (fracciones, teorema de Pitágoras…), aunque en parte es teoría de los libros de primaria, las explicaciones resultan un poco liosas en ocasiones y además, quizás es demasiada información para estas edades. Además, el libro resulta muy monótono, ya que todas las noches ocurre lo mismo. Hasta la mitad del libro quizás se lleva bien, pero luego, al ver que todo el libro va a tratar de lo mismo, empieza a cansar un poco.
    La parte positiva, es que intenta introducir temas teóricos en un libro en el que se pretende contar una historia. Quizás a alguna gente le resulta divertido o entretenido, pero no es mi caso.

  105. presumidayo Dice:

    El diablo de los números

    .
    Este cuento tiene como temática nuclear, la disciplina matemática pero expuesta desde otro punto de vista, sin duda mucho más ameno y didáctico. Todo este asunto es abordado principalmente a través de un niño llamado Robert, al que las terribles pesadillas que lo asediaban cuando dormía cesan, y dan paso a lo largo de 12 noches a ser el alumno de un curioso diablo anciano, el diablo de los números.
    Así, mientras Robert yace dormido, el caduco diablo le va mostrando el apasionante para unos, desconocido para otros, odiado por muchos, mundo de las matemáticas. Va retando y motivando al niño continuamente y evolucionando desde conceptos básicos como son el número uno y su importancia para formar el resto de números, hasta otros más complejos (los llamados por el autor números saltarines, infinitos, de primera…),siendo capaz finalmente de dominar mucho más allá de lo que el señor Bockel (su profesor de matemáticas en la escuela) les explicaba.
    Todos estos conceptos eran para Robert un auténtico rompecabezas sin solución antes conocer al inverosímil personaje que se entrometía en sus sueños. ¿Qué había cambiado entonces? ¿Es que eran más distintas las matemáticas que el diablo de los números le enseñaba respecto a las de su profesor Bockel? En mi opinión, no se trata de que sean fáciles o difíciles, de aburridas o interesantes, ni de útiles o vanas, se trata de la forma de enseñarlas, un aspecto capaz de transformar la visión que uno tiene de cualquier disciplina. Si proyectamos una mirada crítica al libro desde un plano didáctico, el cómo Robert se siente, es como se encuentran muchos de los niños que hoy están en las aulas. Si un niño en esta situación, lee el mencionado cuento, personalmente pienso que se identificará con el personaje principal y esto es algo muy positivo, dado que verá que él también es capaz de entender los conceptos matemáticos, y todas las explicaciones narradas serán parte de un aprendizaje significativo. Por todo lo citado, estoy segura de que es un excelente recurso didáctico a emplear.
    El desenlace no podía ser de otro modo que ser llevado por el diablo de los números al reino de las matemáticas, al que pertenecían destacados miembros tales como Gauss, Euler, Pitágoras… y es en esta parte de la trama cuando el anciano en premio, revela su verdadero nombre a su discípulo: Teplotaxl.

    Como reflexión ante la experiencia de este libro añado que creo que un buen maestro no es aquel que mayor compendio de conocimientos tiene, sino aquel que mayor habilidades posee a la hora de transmitir ese saber. Por tanto, cuantos mayores recursos didácticos y capacidades vayamos forjando los futuros y los ya maestros, más seguros podremos estar de estar cumpliendo debidamente nuestra labor, pudiendo evitar así que el alumnado se formule preguntas como “¿para qué quiero yo estudiar matemática?

    Irene Sánchez 2º curso grado en E.Primaria.

  106. Marina Lopez Gonzalez 2º Grado maestro Educacion Primaria Dice:

    El diablo de los números

    La historia se resume en 12 capítulos breves donde Robert al dormir siempre tiene pesadillas muy extrañas, hasta que una noche en una de sus pesadillas aparece un nuevo personaje, “el diablo de los números”. A partir de este momento el diablo empieza a aparecer todas las noches en las que Robert tiene que ir resolviendo, con ayuda del diablo, problemas matemáticos del más sencillo al más complejo, haciendo hincapié en “Bonatschi”, ya que ocupa la mayor parte de los capítulos.

    El libro, hace ver cómo las cosas que no nos gustan pueden llegar a ser interesantes si las aprendemos de forma sencilla acorde a nuestra realidad e intereses. Este es el caso de Robert, que gracias al diablo ha podido cambiar su actitud hacia las matemáticas; de pensar que son aburridas a suscitarle un gran interés.

    Bajo mi punto de vista, este libro no es acorde para el alumnado de educación primaria, algunos problemas pueden entenderlos pero otros semejan bastante dificultad para el alumnado de estos ciclos, me parece correcto un enfoque hacía Primaria si el profesor lo utiliza como un recurso didáctico exponiendo alguno de los capítulos con adaptaciones. De todos modos enfocado a un alumnado que trate este temario si me pareció muy interesante que los ejercicios los pueda ir resolviendo el lector a la vez que lee el libro.

  107. Jéssica Lago Domínguez (2º Curso Grado en Educación Primaria) Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    Este libro amósanos a historia dun rapaz, chamado Rober, ao cal non lle gustan as matemáticas. Tras doce noites, nas que o neno soña cun demo, que lle ensina diferentes aspectos sobre o mundo das matemáticas, que nun principio para o neno son pesadelos, pero que pouco a pouco lle van gustando cada vez máis.

    Un libro, que dende o meu punto de vista debería estar destinado aos alumnos do 3º ciclo, debido aos temas tratados, xa que pode resultar difícil para rapaces máis cativos, aínda que sexa fácil de ler. Ademais, penso que nós, os futuros docentes, deberíamos quitar proveito para poder ensinar dun xeito máis ameno e entretido facendo que os nenos mostren interés polas matemáticas.

    Gustoume o apoio visual nas imaxes, que mostran os contidos dun xeito máis visual. Pola contra, non estou de acordo nos cambios de nome que lle fai aos termos matemáticos, xa que isto pode desembocar nunha profunda confusión por parte dos alumnos, que non saberán de que xeito chamarlle.
    Persoalmente, pareceume un libro moi interesante para poder traballar cos alumnos na clase, o cal non descartaría empregalo nun futuro.

  108. Sara Sánchez Pita Dice:

    El diablo de los números comienza contando una historia que realmente le suele suceder a muchos niños, a Robert no le gustan las matemáticas. En una de sus habituales pesadillas, se le aparece un diablo de los números que comienza a explicarle ciertos conceptos matemáticos desde como comenzaron los números, la importancia del cero y del uno, distintas series de números (como los números saltados, las potencias o los números de Bonatschi). Al principio a Robert no le gustaba nada soñar con este diablo pero poco a poco fue viendo que todo en matemáticas era más sencillo de lo que parecía si se intentaba comprender y no solo memorizar ciertas fórmulas por lo que a lo largo del día solo deseaba que llegara la noche para soñar con su amigo el diablo. Finalmente el niño ve que hay otros modos de aprender matemáticas y comienza a mostrar interés en ellas.
    En mi opinión, este libro abarca muchos conceptos matemáticos explicados de un modo sencillo y breve, intentando promover el aprendizaje por deducción o descubrimiento mediante demostraciones, haciendo ver que los docentes deben despertar a los alumnos el interés por un tema de un modo sencillo o incluso divertido. Además, tiene un vocabulario sencillo, sustituyendo incluso algunos términos que quizás podrían resultar demasiado técnicos para los alumnos por otros más simples similares.
    En cuanto a su uso, como pone al final del libro, no debe sustituir la figura del profesor, ya que creo que los contenidos, como ya he dicho, vienen explicados brevemente por lo que un alumno no podría entender todo lo que se trata en la obra sin tener ningún tipo de conocimiento previo, es decir, que si algún alumno de primaria va a leer este libro, creo que deberían tener todos los conceptos que se tratan claros para poder entender el mismo. No obstante, creo que es un libro de lectura recomendable tanto para alumnos como para profesores.

  109. irene Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    Es una obra que intenta mostrarnos las matemáticas desde una perspectiva diferente a la par que divertida pero desde la experiencia de un niño de 9 años, llamado Robert al que, como muchos,no le gustan las matemáticas y no les ve utilidad alguna. Cada noche, en sus sueños, es visitado por un pequeño diablo con el cual irá descubriendo que la ciencia de las matemáticas puede llegar a ser útil e incluso divertida.
    El relato se divide en 12 capítulos, que a su vez, son las noches en las que, en sueños, Robert es visitado por este diablillo. Con la sucesión de noches, los lectores podemos ir observando el cambio que se produce en el niño, y la evolución que realiza a través de un aprendizaje totalmente constructivista.
    Empieza la explicación por los conceptos básicos para después ir aumentando en contenidos y complejidad, se empieza por el origen del número cero, de las sumas o las restas, a partir de esto se introduce técnicas de manejo sobre el cálculo mental etc.
    En esta obra ya no solo se resalta el echo de saber transmitir unos conocimientos a los niños, si no el echo de transmitirlos de una forma que se cree interés, que sea el propio niño el que se realice preguntas o busque el porque de las cosas. Este niño creo que representa a muchos de nosotros, que veíamos las matemáticas como una materia muy compleja, en la cual no intentábamos la búsqueda de soluciones puesto que cada vez se complicaba más y más y no siempre teníamos a nuestro lado a un profesor que nos motivase.
    Me gustó mucho la lectura de este libro puesto que, como mínimo, invita a una profunda reflexión.

  110. Sandra Vázquez Núñez (2º Educación Primaria) Dice:

    A través de dous personaxes, o rapaz Robert e o demo dos números, que se atopan nos soños do primeiro, este libro foxe das matemáticas aburridas habituais da escola e propón outro xeito de entender e aprender os números e as súas relacións.

    O demo pregunta cuestións, formula hipóteses (cun léxico particular: raíz = rábano, etc.) e propón exercicios para que Robert entenda e descifre os misterios que agochan os números. Finalmente, Robert será aceptado como aprendiz dos números e pasa de ser un neno ao que lle aburrían ás matemáticas e o seu profesor a alguén que disfruta cos retos e misterios que agochan os números. Ademais, tamén se propoñen unha serie de exercicios e retos para o lector, que entra así no xogo do pracer e da curiosidade polas matemáticas que fomenta este libro. As ilustracións apoian este proceso de aprendizaxe e axúdannos a entender moito mellor todos os contidos do libro.

    Creo que é un libro imprescindible para calquera profesor de primaria posto que aporta moitísimas ferramentas para tratar dun xeito claro, lóxico, didáctico e atractivo moitos dos contidos que se tratan neste nivel escolar: a importancia do cero, os números romanos, os números primos, os irracionais… Ademais, inclúe moitas curiosidades (por exemplo, que calquera número par maior de dous é sempre a suma de dous números primos) que, de seguro, fomentan o interese dos nenos e nenas por aprender e seguir facéndose preguntas sobre temas semellantes Tamén podería ser un libro de apoio para rapaces de primaria, pois os contidos están explicados dun xeito moi claro e comprensible.

    Gustaríame destacar o capítulo dedicado á visita ao paraíso dos números onde, dun xeito parecido ao do libro anterior, se fai un repaso dos grandes matemáticos e os seus descubrimentos. Agradezo o guiño que se fai á ausencia das mulleres matemáticas neste paraíso, esquecidas seguramente polos que fan a historia desta disciplina.

  111. Román Martínez Placer (2º Grao Mestre Educación Primaria) Dice:

    En “El diablo de los números“ nárrase unha historia sobre un neno, Robert, que, como lle ocorre a moitos nenos, odia as matemáticas. A relación de Robert con este mundo no é boa principalmente porque o seu mestre non fai entretidas as clases, se non que as converte en tediosas horas de inútiles e incomprensibles exercicios. Este odio comeza a mudar pouco a pouco dende que a Robert se lle empeza a aparecer en soños un demo que lle vai ir axudando a comprender os diferentes temas das matemáticas dun xeito moito máis entretido.
    A acción da novela desenvólvese ao longo de doce soños do neno (os doce capítulos do libro), cargándoa toda ela dun ambiente surrealista e onírico propicio para expoñer a maxia das matemáticas, fascinantes e misteriosas. Presentando deste xeito os números primos, as fraccións, as potencias, etc., penso que, incluso aos nenos e nenas aos que non lles gusten as matemáticas, pódelles chegar a gustar este libro e, polo tanto, aprender sobre estes conceptos. Por outra parte, cómpre tamén destacar que, en canto a estes, a linguaxe e o vocabulario están adaptados para facelos divertidos ou comprensibles (nalgúns casos ata demasiado adaptados, coma no caso dos “rábanos”), o cal tamén pode motivar ao alumno cara unha comprensión diferente das matemáticas.
    Malia por veces ser algo complicado, en xeral pareceume un bo recurso didáctico (bastante mellor que “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”) e considéroo interesante para usar no terceiro ciclo de Educación Primaria (quizais como lectura guiada para evitar dificultades). Ademais, por como están estruturados os seus contidos ao longo dos capítulos, sería fácil aplicalo á clase segundo se fose avanzando no temario, sen ter a necesidade de ter que lelo enteiro, seleccionando as lecturas atendendo ao que queiramos traballar.

  112. Silvia Castro Gómez. 3º Magisterio, lengua extranjera Dice:

    En este libro se narra la historia de un niño de 12 años llamado Robert al que no le gustan nada las matemáticas, pero le sobra imaginación para llegar a solucionar este problema.
    Una noche, Robert tiene un sueño donde conoce a Teplotaxl, el diablo de las matemáticas, quien le hace ver que las matemáticas se pueden aprender de forma divertida. Así, durante doce noches, Robert sueña con el diablo y cada vez aprende cosas nuevas sobre el mundo de los números, al mismo tiempo que la relación entre ellos se va estrechando. Paulatinamente va venciendo su miedo a las matemáticas y finalmente consigue que le gusten.

    El autor describe un contenido fantástico que sin duda atraerá el interés de cualquier niño, además de un vocabulario asequible y con contenidos de creciente complejidad que permiten un rango de lectores más amplio. Los recursos didácticos empleados como el uso de un lenguaje peculiar para nombrar determinados conceptos permiten concebir a las matemáticas como algo cercano, informal y divertido, además, el uso de ejemplos y contenidos visuales favorecen la comprensión de manera más eficaz. Cualquier niño se podría identificar con el protagonista y esto facilita el éxito entre el público infantil, además se presentan cuestiones directas a los lectores que favorecen la inmersión de los mismos en la historia y en las matemáticas.

    En general, hago una valoración positiva del libro en cuanto a recurso didáctico utilizado para una clase de matemáticas en cursos avanzados de educación primaria y en educación secundaria. Así pues, lo recomiendo tanto a alumnos como a profesores de matemáticas. Por un lado, para que los alumnos conciban el mundo de las matemáticas como algo cercano y perfectamente manejable por ellos. Y por otro lado, para que los profesores sean críticos consigo mismos y su manera de enseñar, la cual incide enérgicamente en la actitud de los niños hacia la asignatura.

  113. Olalla Dice:

    En este libro un niño al que le gustan poco las matemáticas comienza a tener sueños con el Diablo de los números. Con el va descubriendo noche a noche nuevas y curiosas cosas sobre los números y sus particularidades. El Diablo le enseña todo esto de forma práctica e inductiva mediante ejemplos. El chico va descubriendo que las matemáticas están en todo, y que no son difíciles ni aburridas si las abordas desde un óptica que despierte interés.
    Me parece un libro muy interesante porque en el aparecen muchas curiosidades sobre los números e importantes matemáticos. Además creo que puede motivas a cualquier persona joven y adulta a adentrarse en el mundo de las matemáticas. También es muy entretenido resolver las actividades que propone el autor al final de algunos capítulos.

    • Raquel Joga Gómez Dice:

      El diablo de los números.
      Raquel Joga Gómez
      Magisterio Lengua Extranjera

      El diablo de los números es una obra maestra donde el autor Hans Magnus Enzensberger nos da una lección didáctica sobre cómo a través de la literatura se puede motivar al lector a interesarse y comprender mejor el mundo de las matemáticas de una manera más amena e inusual.
      Es una crítica a las tradicionales prácticas docentes llevadas a cabo todavía hoy en día por la mayoría de los profesores como ejemplo de ello tenemos al profesor Bockel quien sólo cree que las matemáticas se aprenden haciendo cuentas y cuyo aburrimiento profesional le conduce a estar siempre hambriento.
      El autor nos introduce en los sueños de un niño quien odia todo lo que tiene que ver con las matemáticas y está cansado de tener los mismos sueños angustiosos. A través de ese mundo onírico conocemos al diablo de los números, un personaje muy especial quien trata de demostrar que lo diabólico de los números es lo sencillos que son. Mediante doce sueños que se corresponden con los doce capítulos aprendemos lo interesante que pueden ser los números según los escenarios elegidos por el diablo, utilizando un lenguaje sencillo y disfrazado y mediante ejemplos de problemas basados en situaciones reales aunque con las características propias de los sueños. Estas originales lecciones donde Robert participa activamente causan que su curiosidad y comprensión aumente de la misma manera que su confianza y admiración por Robert y sus lecciones.
      El contenido de las lecciones es lineal y a veces Robert necesita recordar ciertos trucos para aplicarlos en otros contextos. En la undécima noche Robert le dice al diablo que quiere saber algo más de todo lo que le ha enseñado y por qué todo sale exacto. El diablo le explica que para todo hay unas pruebas o principios que se deben demostrar. Finalmente, el diablo quiere hacerle entender a Robert que en las Matemáticas siempre hay por hacer.
      En el último sueño conocemos a los matemáticos famosos Lord Russell, Klein, el profesor Cantor, Euler y Gauss, Bonatschi, Pitágoras, el inventor del cero… quienes descubrieron los principios y aplicaciones matemáticas utilizadas por el diablo para hacerle comprender a Robert el significado y uso de los diferentes tipos de números y sus posteriores usus. Robert es condecorado como aprendiz, con una estrella de cinco punta y el diablo de los números se despide diciéndole que a partir de ese momento él debe arreglárselas solo.
      Otro aspecto de interés es que al final de algunos de los sueños, se plantean sencillos problemas que sirven como refuerzo para quien de verás está interesado en aprender con esa historia. Esto hace que dicha lectura no sólo sea recreativa, sino didáctica.
      En general, en cada uno de los capítulos se genera un aprendizaje práctico, haciendo que el lector aprenda un poco más de los temas que le interesen. Además, cabe destacar la mención que se hace de algunos de los matemáticos más importantes de las diferentes épocas y sus aportes a esta ciencia. Por este y otros motivos El Diablo de los Números, se convierte no sólo en un texto infantil sino que es dirigido también a adultos que en su momento se identificaron con la actitud de Robert hacia las matemáticas.
      Este libro debería ser de lectura obligatoria en todos los colegios de educación primaria a partir del tercer ciclo aunque sería preferible en educación secundaria o bachillerato ya que no sólo introduce al estudio de los números, sino que propone una manera diferente de entender las Matemáticas.

  114. juanma Dice:

    El Diablo de los números
    Juan Manuel Carballo Quiroga
    Magisterio Lengua Extranjera

    Considero que este libro es una forma acertada de presentar las matemáticas a los niños de primaria, particularmente a mi me gustan las matemáticas pero en el caso de que no me gustasen como les pasa a muchos niños, sería una forma divertida de enseñarles las matemáticas, o de una forma amena de que tomen contacto con ellas. Como muchos de mis compañeros puntualizarón todos tuvimos profesores que nos hicieron aburridas las matemáticas o que incluso llegaramos a odiar la materia pero en otros casos si nos las explican bien o nos lo hacen de una forma amena como hace el diablo con Robert podremos llegar a una mejor comprensión de las matemáticas y desarrollar o llegar a gustarnos las matemáticas, que en mi opinión tienen utilidad en casi todos los aspectos. Así mismo la manera de presentar los ejercicios, actividades y explicaciones que lleva a cabo el diablo para hacer entender a Robert las matemáticas creo que se deberia llevar a cabo en los niveles de primaria ya que ganariamos más la atención de los niños y seria una forma divertida de presentar las matemáticas. Yo recomendaría la lectura de este libro para cualquier nivel de primaria

  115. Tamara García Mosquera 3ª Lengua Extranxeira Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    Robert é un cativo ao que as matemáticas non lle gustas, moito disto por causa das nada motivantes clases do seu mestre de matemáticas o profesor Brockel. Para máis colmo cada noite acostumaba soñar cousas espantosas, polo que máis que soños eran pesadelos. Unha noite soñou cun pequeno demo que durante doce noites lle inculcou o gusto polas matemáticas e non só no mundo dos soños e do irreal senón tamén na vida real de Robert.
    A finalidade deste libro é amosarnos como as matemáticas tamén poden ser divertidas e atractivas para os cativos. Ler este libro axudaríaos a entender que as matemáticas son algo máis que problemas aburridos e clases odiosas, ben é certo que en moitos casos a culpa que os cativos opinen iso é dos profesores. De non ser capaces de motivar aos cativos con respecto á materia que lles están a ensinar, pero isto non só sucede no terreo das matemáticas.
    Xa como último dicir que a lectura deste libro me pareceu moi entretida e que pode ser de utilidade para os rapaces, para que se poñan no lugar do protagonista. Aínda que o feito de que a lectura deste libro se converta nunha actividade obrigatoria réstalle calidade e interese por parte do alumnado. Pero de seguro acabaran por engancharse aos soños de Robert.

    TAMARA GARCÍA MOSQUERA Lingua Estranxeira

  116. David Cao Otero.3º Lingua estranxeira Dice:

    “El diablo de los números: el encuentro del diablo de los números y el señor Bockel”, ese podría ser un buen título de una segunda parte de este fantástico libro. Por ejemplo podríamos empezarlo contando como el diablo de los números consigue meterse en la cabeza del “principiante de matemáticas que siempre tiene hambre” (como lo define el imaginativo Robert) para hacerlo viajar por todo el mundo de las matemáticas, haciéndole comprender que la enseñanza de los números es otra cosa totalmente distinta a las trenzas que le tienen obsesionado…
    Creo que una segunda parte de este libro no estaría nada mal. Todos estamos de acuerdo en lo didáctico que es el libro que nos ocupa. Todos nos identificamos con Robert, por lo menos en algún momento: todos hemos tenido algún profesor que no hace sino enseñarnos aburridos números en la pizarra y que nos aprendemos con la única finalidad de aprobar y que nuestros padres no nos castiguen sin vacaciones.
    Esa es la clave del libro, acierta en el centro de la diana de cualquier cosa que pretendamos que el alumno aprenda: hay que despertar la curiosidad en él, que el mismo aprenda a aprender, que razone, que se rompa la cabeza con algo que no le aburre ni le da miedo. Todo lo demás no son más que “billetes para no quedarse sin vacaciones” que enseñamos a los niños…
    Totalmente recomendable el libro para los niños y también para esos profesores que se han olvidado que algún día también fueron “Roberts” de matemáticas, o de lengua, o de química…

  117. Noemí Quiza(3º Lengua Estranxeira) Dice:

    En este libro que se nos presenta, Enzenserberg consigue enseñarnos matemáticas de una forma más divertida de manera que aquello que más nos asusta cobre una forma interesante, y creo que esto es así tanto para adultos como para niños.
    Robert es un niño que odia las matemáticas y que siempre en sus sueños le pasa algo horrible, hasta que de repente un día deja de soñar con toboganes y caídas terribles y empieza a aparecer en sus sueños un pequeño personaje que hará cambiar la perspectiva de Robert sobre las matemáticas, un diablo. Si, un pequeño diablo rojo de perilla que está dispuesto a crear en Robert la expectativa de saber qué más pueden mostrarle los números, aparte de aquello que el profesor de su escuela hace tan pesado e inútil, según él.
    Este pequeño diablo le mostrará todos los secretos que hacen de las matemáticas una ciencia compleja a la vez que tan sencilla y la importancia que ciertos números tienen en ella, como es el caso del 1.
    Cada noche Robert se acostumbra a viajar allí donde este diablo le lleve para descubrirle una vez más liebres, bosques, serpientes y playas que contienen tan sólo números. Y que Robert empezará a apreciar y comprender de distinta forma.
    Incluso su madre se da cuenta de que ha cambiado, pues ya ni sale a jugar con sus amigos y el gusto por esta materia ha aumentado.
    Si este libro me ha gustado ha sido porque al igual que Robert yo no creía en lo interesante de las matemáticas, pero me he visto al igual que este niño inmersa en un nuevo mundo de cosas cuanto menos curiosas que hacen que te apetezca saber un poco más, que crea esa expectativa de qué pasará o qué vendrá ahora, qué nos mostrará este ser de piel roja. Cada capítulo se hace esperar y aunque no todas las “lecciones” me gustaron o me llamaron tanto la atención otras me apetecía volver a leerlas.
    Es cierto que además de todas las cosas que nos cuentan, ayuda mucho el tema de tener imágenes porque casi todo aquello que se cuenta es representable en una tabla o en un simple dibujo de alguno de estos personajes dentro de algún mundo creado por nuestro diablillo.
    Simplemente recomendable si queremos recuperar el gusto por esta ciencia que a tantos desagrada.

  118. Carmen Díaz Rodríguez. Mestre, Lingua Estranxeira Dice:

    Robert es un niño, como tantos, al que las matemáticas le resultan un verdadero fastidio. Lo único que observa en el señor Bockel, su profesor de matemáticas, es su constante intención de complicarle la vida con ejercicos de calcúlo que a su entender de nada le servirán.
    Un buen día Robert sueña con un extraño diablo de los números, nada agradable, que intenta cambiar su visión de las matemáticas. A través de la experimentación Robert conseguirá, poco a poco, familiarizarse con conceptos tan complejos como el infinito, los números primos, los racionales, los irracionales, los exponenciales o los triangulares entre otros. Tocarán también campos como la geometría fractal, las propiedades convinatorias de los números o el comportamiento matemático de la naturaleza.
    A lo largo de doce noches su aprecio por las matemáticas irá creciendo a medida que lo hará también el cariño a su extraño visitante nocturno.
    Noche tras noche el lugar de encuentro, los materiales empleados y las experiencias vividas son cada vez más fascinantes y se va conformando así un mundo de fantasía al que Robert aguarda impaciente cada día.
    Por otra parte, además de familiarizarse con todos estos conceptos, el lector lo hará también con algunos de los personajes más ilustres de la historia de las matemáticas como es el caso de Pitágoras, Bonatschi, Goldbach, Russell, Klein, Euless o Gauss entre otros.
    Por su peculiar y cautivador enfoque recomiendo la lectura de “El diablo de los números” para alumnos a partir del último ciclo de Educación Primaria. Sea cual sea su actitud hacia las matemáticas es seguro que mejorará y ampliará su forma de entenderlas.

  119. Jorge Willisch Dice:

    La obra “El diablo de los números” nos relata las pericias de un muchacho, el cual no era muy fan de las mates, hasta que en sueños conoce a un diablillo el cual lo lleva a un viaje a través del mundo de las matemáticas, desde las aplicaciones del número 1, pasando por fracciones hasta el Teorema de Pitágoras.

    Desde mi punto de vista, esta obra intenta mostrar las mates de una manera distinta, pretende divertir al lector. Creo que no lo llega a conseguir, ya que todas las referencias a fórmulas matemáticas y problemas relacionados con ellas tienen nombres diferentes a los de la realidad, por una parte puede ser para llamar la atención de los más pequeños y facilitar la memorización de los mismos lo que puede conllevar a confusión, a pesar de aclararlos en la parte posterior del libro.

    Es una obra difícil de comprender para los alumnos y alumnas de primaria, por el motivo anterior. Puede que el niño encuentre fáciles algunos temas, como el del número 1, sin embargo otros pueden no llamar tanto la atención e incluso pueden llegar a confusiones.

  120. anamolanes Dice:

    Esta obra narra las peripecias de Robert, un niño que odia las matemáticas y que está harto de hacer el “papel de tonto” cuando sueña. Estas dos cosas cambian cuando conoce al Diablo de los Números, un personaje que se le aparece en sueños y que va haciendo que, poco a poco, no sólo comprenda las matemáticas, si no que se apasione por ellas.

    A mi parecer, el libro utiliza un lenguaje sencillo para que todos los que lo lean lo puedan comprender sin mayores problemas, pero habla de conceptos matemáticos demasiado complejos para que niños o preadolescentes puedan acceder a su lectura sin acompañarla de una explicación teórica.

    Al contrario que El tío Petros y la Conjetura de Goldbach, este no me parece un trabajo que genere en el lector un interés por las matemáticas. La estructura es similar y anodina capítulo tras capítulo: Robert sueña, aparece el Diablo de los Números, le explica algo relacionado con las matemáticas y termina el capítulo con Robert feliz. Es un libro que genera poca empatía con el lector, los máximos puntos dramáticos están en los momentos en los que el Diablo se enfada con Robert o en el final de la historia (y, aún así, bajo mi punto de vista no interesan lo más mínimo). En la contraportada definen como “novedoso y apasionante” el recorrido por el mundo de las matemáticas que se hace a lo largo de la obra, pero, a mi parecer, de novedoso hay poco y de apasionante absolutamente nada. Es un libro que no recomendaría nunca a ningún conocido ni a ningún alumno ya que, a mi parecer, consigue lo contrario a lo que se propone: hacer del mundo de las matemáticas algo aburrido, poco original y anodino.

  121. Rebeca Seoane Souto. Mestre Lingua Estranxeira, Inglés.3ºcurso. Dice:

    De la mano de un niño llamado Robert, con el que rápidamente cualquier persona puede empatizar y sentirse identificado (sean niños, o sean adultos que recuerdan a su niño interior sufriendo en un mundo difícil a veces de entender), vivimos la historia que se desarrolla en esta obra. Junto a él, un personajillo muy peculiar, pequeño e impetuoso que se hace llamar el diablo de los números, al que sueña, o más bien, debido a su peso en la historia, se puede decir que conoce y con el que entabla una importante relación, a través de sus sueños, a lo largo de doce noches. En ellos, el diablo va descubriéndole a Robert las posibilidades inimaginables que presentan los números, y que desde luego no conocía por medio de la escuela.

    Con un lenguaje divertido y cercano, aunque más atractivo que sencillo, se diseña un mundo en el que las calculadoras pueden entregar su espíritu y convertirse en una pasta verde, los ángulos son nudos y las combinaciones sin repetición son apretones de manos. Este lenguaje es uno de los indicios acerca de cuáles son los lectores a los que se dirige la obra, el público infantil y juvenil, como también queda claro en el Aviso y la Lista para buscar y encontrar final, en la que se alude claramente a vuestro profesor de matemáticas, vuestros padres u otros adultos.

    Pero, ¿cuando y donde sería aconsejable que leyeran los niños y preadolescentes este libro? Al margen de que no opto demasiado por estos encasillamientos, pues es el lector, ya sea anciano o tenga ocho años, el que decide si la lectura le atrapa y se hace suya, en mi opinión y a nivel didáctico, el entorno adecuado para sacarle el máximo partido a esta trama es la del último ciclo de educación primaria. Es en este donde la capacidad cognitiva del niño puede dejarse llevar más allá de las operaciones, hacia el mundo que pretende mostrarle el diablo a Robert, y de paso al lector que le sigue.

    De hecho considero que más que instruir, el objetivo de “El diablo ” es el de motivar la capacidad científica, desatar los pequeños diablillos interiores de cada niño por investigar, azuzados por los números, que se convierten en elementos cruciales y de los cuales me parece interesante destacar frases que aparecen en la novela como “Uno no puede fiarse de las cosas que sueña. Solamente de los números. En ellos sí se puede confiar”. Los convierte en los principales aliados, ya nunca más enemigos para el protagonista, para que el mundo deje de aterrarle, pues puede jugar con ellos, dejarse guiar hacia nuevos caminos, y al mismo tiempo, dominarlos, haciéndole sentir seguro.

    También es importante analizar el hecho de que se abra la puerta a nuevos mundos, a través del mundo onírico, mientras que en el mundo “real” la figura del profesor de matemáticas se representa como claramente negativa, castradora y nada motivante. Es quizás un llamamiento a salir de ese encasillamiento que nos hacen de las matemáticas en la enseñanza tradicional, quizás de tipo conductista, mostrando queel universo matemático es mucho más, tanto para niños como para adultos.

    Por último, comentar que debido a todos los rasgos anteriores, al que le sumamos el carácter interactivo de los ejercicios propuestos, considero que es un material idóneo para utilizar en las clases de matemáticas, como dije antes, no desde luego como una instrucción formal de contenido, si no como un punto de partida para que los niños puedan empezar a entender el mundo de los números desde una cvisión más ampliada, sin miedos ni clichés.
    La combinación de la literatura con las matemáticas, es un método poco habitual, al menos en lo que a mi experiencia respecta, y que confirmando una vez más la eficacia de las actividades transversales, supone un vehículo perfecto para comunicar el mundo científico con el complejo y diverso mundo interior de cada alumno.

  122. Jessica Fernández Mosquera Dice:

    Jessica Fernández Mosquera · 2º curso de Grao en mestre/a de Educación Primaria

    “El diablo de los números”, relátanos con moito tacto a historia de Robert, un neno (un dos tantos) ós que non lle gustan as matemáticas. O libro trata de seducir ó lector incorporando a figura do diaño Teplotaxl, quen mediante soños (un bo recurso) trata de presentar as matemáticas ante Robert (e ante o lector) como un mundo curioso, apaixonante e trata de botar abaixo a idea negativa que Robert tiña destas.

    Durante doce noites o diaño e Robert emprenden distintos viaxes no que os números cobran vida.

    Para min, o libro máis que un libro de lectura para nenos de Educación Primaria debe empregarse como unha guía docente na que o mestre ou a mestra se deben de servir do xeito creativo e interactivo co que o diaño acerca as matemáticas a Robert, tratando de buscar neste a comprensión, a relación de conceptos e tamén a autonomía deste. A súa lectura resulta sinxela pero partindo dunha “base matemática” que rapaces de Educación Primaria non teñen, penso que precisarían dunha guía. Aínda así, insisto en que se presenta dun xeito moi cercán ó lector con representacións gráficas e incluso cambiando a terminoloxía a algúns conceptos matemáticos: “saltar” ou “sacar el rábano” entre moitos outros. Por outra parte, como se cita o final do libro no “¡Aviso!”, o cambio de terminoloxía emprégase no mundo xuvenil, no mundo dos soños e penso que é unha maneira máis fácil de contactar os/as nenos/as coas matemáticas pero á vez, un paso atrás: o profesor debe sempre amosar o verdadeiro nome e en tal caso, exemplificar dicindo que as potencias son en tal caso, como ir saltando.

    Por outra parte, agradezo a crítica que o libro fai o Señor Bockel. Posiblemente todos tivemos algún polo estilo ou sabemos de que trata. Preséntase ó Señor Bockel dende a perspectiva de Robert como un profesor aburrido e monótono. Ante todo, o profesor debe ser creativo e crítico e incentivar a crítica nos alumnos.

    Ademais disto, resaltar que non me gustou o xeito no que se tratan o diaño e Robert sobre todo nos primeiros capítulos, expresións tales como: “¡Maldición! ¡Quién te has creído que eres! ¡Un principiante, y nada más! ¡Enano de los números! ¡Cabeza hueca! ¡Montón de mocos!” son as que criticaríamos duramente, e con razón, se se desen na aula; non son educativas e non vexo por que aparecen no libro, con estas expresións o diaño, que tentan que se semelle a un “profesor” cun método cercán, acércase en ocasións a un mestre autoritario.

    En conclusión, dicir que me pareceu un libro acertado a pesar dos contras. Insisto en que enfocaría a súa lectura para estudantes cunha base matemática e para docentes que queiran aproveitarse deste método para impartir as matemáticas na súa aula, fundamentalmente.

  123. Fernández Alonso, Narén (2º Educación Primaria) Dice:

    FERNÁNDEZ ALONSO, NARÉN
    GRAO EN MESTRE EN EDUCACIÓN PRIMARIA
    2º CURSO

    El diablo de los números preséntanos a historia de Robert, un neno de 9 anos, que odia as matemáticas, e ao seu profesor. O señor Bockel, o mestre, non era capaz de facerlle sentir paixón por elas que no que se baseaban as súas clases era en realizar problemas e operacións matemáticas sen ningún fin aparente. Este é un problema que teñen moitos mestres, non son capaces de facerlle sentir aos seus alumnos gusto polas matemáticas e estas acábanse convertendo nunha das materias máis odiadas entre o estudantato. É aquí, neste punto, onde se atopaba Robert ao comezo da historia.
    Robert, cansado de soñar sempre co mesmo, comeza a soñar con algo diferente, co diaño das matemáticas que o pretende iniciar nun mundo descoñecido e temido, o mundo dos números. Esta obra divídese en doce capítulos, cada un equivale a unha noite con candanseu soño. Cada noite Robert ten novos descubrimentos sobre as matemáticas: a formación dos números a partir do 1, a existencia e utilidade do 0, o infinito, series numéricas, números primos, cuestións xeométricas, a sucesión de Fibonacci, proporción áurea… Nas últimas noites descubre unha parte da historia das matemáticas, aos grandes xénios desta ciencia e as súas aportacións.
    O diaño emprega un sistema de aprendizaxe por descubrimento, para que Robert –e os lectores- adquira coñecementos matemáticos mentres se divirte, e desperta o seu interese. Nesta obra móstrase dous tipos de metodoloxías, a tradicional onde o docente é o centro e a transmisión de contidos teóricos o fundamental (aínda hoxe en día segue predominando no sistema educativo) e outra onde o alumno/a é o centro do proceso de enino-aprendizaxe, aprende facendo, e os contidos procedimentais e actitudinais gañan peso fronte aos conceptuais.
    O modelo de ensinanza que leva á práctica o diaño ten en conta ao alumno, ten en conta os seus coñecementos do mundo social, as situacións do seu día a día e relaciona todo isto co que lle pretende ensinar, para facilitarlle a comprensión a Robert, e favorecer así a aprendizaxe deses novos contidos e ferramentas matemáticas. Así, facilítase que o neno/a atope útil ao que fai, e chamamos unha vez máis ao saber facer por encima de ser máquinas de almaceamento de información descontextualizada da realidade, pois de nada serve, por exemplo, saber multiplicar se logo non o sabemos aplicar na nosa vida cotiá. Este libro pretende, dalgún xeito, facer unha crítica ao modelo actual de ensino e intenta cambialo posto que, como xa dixen anteriormente, unha gran parte do estudantado ve nas matemáticas un inimigo máis que un saber útil.
    Este libro danos unha visión das matemáticas como algo divertido, ameno que facilita o interese do neno, pero ao mesmo tempo amósanos as matemáticas como algo moi sinxelo. Utilízase para isto unha linguaxe distinta a que estamos axostumados, para facilitar a comprensión dos alumnos/as. Dende o meu punto de vista isto non é algo válido xa que, pese a motivar nun principio aos cativos por ver algo divertido como “sacar rábanos”, non hai que presentarlle aos cativos un mundo “disfrazado”. Do que se trata é de facilitar a realidade e vela dun xeito agradable, pero o que aquí se lles presenta non é a realidade, son creacións dunha realidade paralela e nalgún momento terán que volver aos termos matemáticas, o que lle pode supoñer unha nova dificultade de aprendizaxe.
    Esta obra pode resultar un bo complemento na formación dos alumnos/as de último ciclo de primaria e, incluso, un complemento para a formación do profesorado, xa que nos aporta esa outra visión do ensino, da que veño falando. Son consciente do que podería pasar se, como mestra, decidise levar este libro á aula sen acompañalo en ningún momento dunha sólida labor de mediación xa que en tan só duascentas cincuenta páxinas abórdase unha cantidade considerábel de conceptos matemáticos que poden resultar demasiados para un neno de primaria. Se optamos por encargarlle aos cativos/as de primaria (último ciclo) a tarefa de ler o libro sen axuda e todo de corrido pode que contribuamos máis á idea de que as matemáticas son aborrecidas xa que o diaño chega a facerse demasiado persistente e, con el, as matemáticas, xa que en todo o libro non hai nin un capítulo de descanso.
    Persoalmente, El diablo de los números paréceme unha historia fantástica moi entretida, ao estilo de Alicia en el país de las maravillas. Malia isto, aquí os escenarios inesperados, os obxectos máxicos e as personaxes de fábula pasan a un segundo plano, debido a que o fío argumental da historia non se sitúa entorno a estes elementos extraordinarios, senón ao redor das Matemáticas. Pese a ser unha historia que podería ser moi interesante, está moi mal desaproveitada e fai que o diaño, como xa dixen, chegue a resultar cargante e aborrecido.

  124. Jorge Rodríguez Pérez (2º Grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    El libro el diablo de los números nos presenta una forma distinta a la clásica de ver las matemáticas, de modo que las hace más atractivas para Robert,el protagonista del cuento
    Robert es un chico que comienza odiando dicha ciencia, y que por medio de los sueños que tiene con un diablo de los números, va desarrollando un gusto cada vez más grande por las matemáticas.
    Las lecciones que va recibiendo por parte del diablo, son cada vez más complejas, y se basan en un modelo de unión de conceptos hacia teorías y teoremas que van siendo más complejos a medida que el cuento avanza.
    A destacar cabe que el relato cuenta con un encanto que engancha al lector y que reclama su interés.Motivo por el cual, considero innecesaria la utilización que se hace en ciertos momentos del cuento del lenguaje soez del que se sirve el diablo a la hora de regañar a Robert por no haber comprendido algo o por su insolencia.
    De todas formas considero este libro una pieza utilizable y del todo recomendable para su utilización, ya que el enfoque que le da a la matemáticas me parece del todo aconsejable a la hora de dar clases y de elaborarlas con dicho fin didáctico.Las artimañas del diablo, sus juegos y sus explicaciones le enseñan al lector la utilidad la de las matemáticas en el mundo en el que vivimos, se trata de unas matemáticas más cercanas , útiles, humanas, además de divertidas.
    A la hora de escoger un capítulo, me quedaría con el capítulo 2, en el cual le enseña a Robert la importancia del número 0, como fue naciendo su presencia y porque motivo fue necesaria su utilización.

  125. anahompa Dice:

    El diablo de los números. Reseña- Ana Hompanera Rodríguez (Lingua Estranxeira)

    A Robert no le gustan las matemáticas, no ve utilidad alguna en las tediosas y aburridas clases del señor Bockel. Una noche se le aparece en sueños un pequeño diablo llamado Teplotaxl, junto a él descubrirá que las matemáticas pueden ser un juego verdaderamente divertido, incluso mágico.

    La idea de dividir el libro en doce capítulos, que se corresponden con las doce noches en que Robert sueña con el diablo de los números es muy acertada, ya que permite a los lectores distinguir los conocimientos que se van adquiriendo a medida que avanza la historia, sin volverse locos.

    Una muy buena idea del autor, Hans Magnus Enzensberger, es la de ponerle nombres distintos a las distintas expresiones matemáticas, como por ejemplo “números saltados” a los números al cuadrado o “números de primera” a los números primos (acalarando al final del libro sus verdaderos nombres, para evitar confusiones). Es una buena manera de acercar a los niños a las matemáticas, con palabras que les suenan menos aterradoras y mucho más gráficas e ilustrativas. Ya que es muy probable que un niño de 12 años que al abrir un libro lea las mismas palabras que pronuncia su profesor de matemáticas en el colegio, lo cierre y se vaya.

    Además de distintos conocimientos matemáticos en el último capítulo Robert acude al cielo de los números y allí puede conocer a los diablos de los números más inteligentes y poderosos, en este momento el autor aprovecha para iniciar a los más pequeños en la historia de las matemáticas. Hablando del inventor del 0, el inventor del 1, algunos matemáticos griegos y otros personajes muy influyentes en esta ciencia.

    Me parece muy destacable como el autor utiliza números que a los niños no les den miedo (casi siempre parte desde el 1), para desarrollar distintas teorías, ya que parece que los más pequeños tienen miedo a los números muy grandes. Otra idea que se introduce de una manera muy didáctica, es la idea de infinito, una idea abstracta muy complicada de entender, y que aparece muy bien explicada.

    Por otro lado, en ningún momento hay operaciones puras y duras, las llamadas cuentas, con las que nos machacaban y siguen machacando en el colegio. En este libro, lo que se pretende es que los niños comprendan las matemáticas en su esencia, más que realizar las operaciones con éxito sin saber lo que están haciendo, que es lo que suele pasar en las aulas.

    Quizá recomendaría este libro a niños del último ciclo de primaria, y primeros cursos de secundaria, ya que encuentro un poco complejos ciertos ejercicios para niños más pequeños. Una manera muy buena de motivar a los niños a leer esta historia, es trabajarla desde el aula. Realizando la lectura a lo largo del curso para evitar que los alumnos se atasquen en la lectura ellos solos. Puedo decir que de pequeña intenté leerlo y me resultó pesado, ya que había cosas que no entendía, y que quizá me hubiesen resultado muy interesantes si un adulto me hubiese explicado previamente, o de haber trabajado con estas ideas en el aula.

    En resumen es un libro didáctico y ameno, que se puede utilizar como apoyo docente en el aula ya que el diablo propone al lector algunos juegos y ejercicios muy interesantes que se podrían realizar perfectamente en un aula de primaria.

  126. Esther Noya Pardo (3º Lengua extranjera) Dice:

    “El diablo de los números”
    La historia nos habla de Robert un niño al que le da miedo las matemáticas por las clases tan aburridas de su profesor Bockle pero gracias al personaje el Diablo de los números que aparece en sus sueños, Robert consigue ver la matemáticas como algo entretenido y a la vez divertido todo se basa en la forma que son explicadas las matemáticas. Al final Robert encuentra un fuerte interés por las matemáticas para tener en mente un su vida cotidiana.

    La verdad es que este libro me parece un buen material didáctico para utilizar y sacar ideas de el. La lectura es muy amena y entretenida por eso pienso que sería un buen libro para trabajar en clase ya que para cada capítulo se podría plantear preguntas sobre este para que los alumnos expliquen algunos conceptos (preguntas y respuestas) y crear actividades en relación con los capítulos. Creo que muchos niños le tienen miedo a las matemáticas, pero pienso que si se enfoca la asignatura de forma que esta sea entretenida los alumnos podrían perder ese miedo como ocurre en “El diablo del los números”.
    Pienso que quizás en algunas ocasiones los profesores sin quererlo hacen que los alumnos odien la asignatura no por la asignatura en sí misma, sino por la forma de enseñarla. Por eso creo que todo profesor debería procurar tener un gran abanico de materiales didácticos y no simplemente aferrarse a un libro exclusivamente.

  127. Sabela Juncal Romero (2º Curso Educación Primaria) Dice:

    “O diaño dos números” de Hans Magnus Enzensberg, preséntase como un libro indicado para todas aquelas persoas que temen ás matemáticas. Esta pode ser unha estratexia de venda moi boa, pero dende o meu punto de mira pouco realista. Pese a que o libro trata un contido moi interesante e o desenvolve dun xeito creativo e motivador, sería máis interesante como unha serie de publicacións mensuais, xa que narrativamente é soporífero, apenas ten argumento e a trama desenvolvese dun xeito lineal que resulta tremendamente predecible; ata tal punto en que chegado un momento asumes que nunca haberá un xiro argumentativo.
    Persoalmente, regaláronme o libro cando era cativa, e aínda que as matemáticas eran a miña materia favorita, apartei o libro aos 3 primeiros capítulos. Moitos anos despois, enfróntome ao mesmo libro dende outra perspectiva coa esperanza de que a súa lectura me produza outro tipo de satisfacción pero o resultado foi o mesmo: aburrimento total.
    A lectura é unha fonte de pracer, e obrigar aos nenos a ler libros como este pode facer que a acaben detestando e quitándolle as ganas de coller outro libro na vida.
    Empregaría o libro como material de apoio na aula, xa que como dixen anteriormente ten contidos, ou certos capítulos que resultan moi sedutores e un apoio para a comprensión de como funciona o mundo matemático. Que non considere que sexa un bo libro dende o punto de vista literario, non quere dicir que lle quite mérito ao xeito creativo que ten de desenvolver e enfocar as matemáticas. E esta pode ser unha boa maneira para que os nenos se acheguen á materia, pero sempre empregándoo con coidado, xa que un atracón de soños infantís cheos de números infinitos pode resultar prexudicial para a saúde…

  128. Noelia Villar Pereira ( 2º curso de Grado en Mestre de Educación Primaria Dice:

    El diablo de los números
    Hans Magnus Enzensberger nació en Alemania el 11 de Noviembre de 1929. Estudió filosofía y literatura alemana. Es poeta, ensayista, novelista y autor de varios textos sociológicos y políticos. A pesar de que sus trabajos son principalmente literarios, las matemáticas van a ocupar un lugar especial en su larga trayectoria profesional con la publicación en 1996 del libro “El diablo de los números”.
    Dicho libro se estructura en doce noches, en las cuales, Robert sueña con algo diferente. Estas suelen ser horribles, ya que, sueña con peces gigantes que lo engullen o toboganes infinitos. No obstante con el paso del tiempo y con el diablo de los números como protagonista de sus sueños, dormir va a ser más placentero para él.
    Soñar con un diablo que esté continuamente hablando o preguntando sobre los números no es agradable para una persona que odia las matemáticas. Sin embargo con el transcurrir de las noches, Robert siente la necesidad de que el diablo esté en sus sueños para que le siga contando más historias sobre ellas. Con la ayuda del diablo, Robert pasó de ser un niño que aborrecía las matemáticas a un niño que quiere ir más allá de lo que le enseñan. Quiere saber por qué sucede eso y no otra cosa, por ejemplo: porque tiene que ser la cifra 1,618. Como dice el diablo de los números en la undécima noche: “¿Así que no quieres simplemente jugar con los números?, ¿Quieres saber lo que hay detrás?, ¿Las reglas del juego?, ¿El sentido de todo esto? En una palabra, te planteas las mismas cuestiones que un verdadero matemático.”
    En mi opinión el libro es ameno e interesante pero al mismo tiempo puede resultar difícil su comprensión.
    Aunque ya puede ser leído por niños de 10 años, pienso que en ciertos momentos del texto, estos pueden no llegar a comprender lo que el autor está explicando, ya que aún resulta difícil para una persona con una mayor experiencia escolar. Por ello tengo diversas opiniones sobre él.
    Por un lado pienso que puede ayudar a los niños a comprender ciertos conceptos de forma divertida y próxima. Es decir, se apoya en muchas ilustraciones para desarrollar el tema, algo que muchas veces es fundamental para comprenderlo. Además visualizar lo que lees o lo que escuchas te permite aprender más rápido y de forma más duradera. Algunos ejemplos de ello pueden ser:
    - Los números triangulares explicados con cocos naturales del desierto, que caen formando triángulos.
    - Las probabilidades (probabilidad de sentarse en la derecha o la izquierda, cuantos apretones de manos tienes que dar según el número de personas…)
    - La geometría explicada de forma sencilla y con manualidades.
    Por otro lado creo que algunos de los contenidos son demasiado complicados para la etapa de educación primaria. Los objetivos de esta etapa son básicamente que los alumnos aprendan las reglas básicas que puedan ser aplicadas a problemas que simulen la vida cotidiana. No se pretende que aprendan los números de Bonatschi o que conozcan el procedimiento que se realiza, para que de la forma siguiente, salga el número 5, que curiosamente son los cinco lados del pentágono:
    “1,618 033 989…
    Bien. Ahora le restas 0,5:
    1,618 033 989 – 0,5 = 1.118 033 989
    Y lo duplicas. Es decir, multiplicas por 2:
    1,118 033 989 x 2 = 2,236 067 978
    Bien y ahora saltas el resultado. Lo multiplicas por sí mismo. Para eso hay una tecla, la que pone x2:
    2,2360679782 = 5,000000000….
    - Cinco – gritó Robert-. ¡Pero no es posible!
    ¿Cómo es que sale cinco? ¿Exactamente cinco?”
    No es necesario que se les explique dicho procedimiento porque casi ninguno lo va a entender, como le paso a Robert. Esto lo estudiaran y lo comprenderán cuando alguno de ellos se decida a estudiar matemáticas, de lo contrario basta con sentar las bases para que puedan desenvolverse cuando finalicen dicha etapa. Incluso en etapas superiores, creo que no se dan estas cosas. En educación primaria se busca que los niños tengan conocimiento de procedimientos mecánicos y prácticos (para saber aplicarlos y resolver los problemas como pueden ser y están también en el libro: los números triangulares, los números saltarines (son los números elevados), los números de primera o primos… pero no le van a pedir nunca que sepan llegar al número 1,618 o ponerse a multiplicar por unos para conseguir todos los números del 1 al 10.
    Pienso que este libro quizás ayude a los niños a “querer” a las matemáticas o quizás no.
    En caso de niños que se le dan bien las matemáticas o que les gusten esto puede ayudarles a querer profundizar más en ciertos temas. Como dije hay contenidos complicados pero a la vez interesantes, como la aplicación de los números de Bonatschi a la naturaleza.
    Para niños a los que les gustaban y se les da mal porque el profesor no explica lo suficiente o no hace las clases lo suficientemente motivadoras, que creo que fue lo que le paso a Robert, les puede ayudar a volver a confiar en ellas. Quizás hay aspectos que tienen una explicación mejor que la del profesor.
    Por último tenemos aquellos niños que no les gustan, que no se le dan bien o que incluso tienen dificultades de aprendizaje y puede resultar desmotivador. Hay conceptos que pueden resultar algo dificultosos y esto les puede llevar a la frustración, en el caso de no ser capaces de comprenderlos. Con estos niños hay que ir más despacio.
    En conclusión tiene una parte buena y otra no tanto. Explica conceptos de forma sencilla y próxima a los niños pero algunas veces expone conceptos que no entran dentro de los objetivos de educación primaria. Si queremos introducir este libro en Primaria debemos realizar un análisis de los contenidos y seleccionar el que mejor vaya a los niños. Quizás también podríamos seleccionarlos teniendo en cuenta las características de cada niño, orientado a que le ayude en su proceso de aprendizaje. Sin embargo esto no quiere decir que consideremos unos mejores que otros.

  129. Sandra Bellas Viaño Dice:

    El libro cuenta la historia de Robert, un niño incapaz de ver ningún tipo de ámbito positivo dentro del mundo de las matemáticas. Esto se debe, en gran parte, a la metodología empleada por su profesor, Bockel, el cual no muestra interés a la hora de enseñar a sus alumnos los conceptos matemáticos básicos e imprescindibles para su futuro como personas.
    Robert tiene desagradables pesadillas cada noche, sueña con peces gigantes y toboganes que lo llevan a finales desdichados, hasta que un día comienza a soñar con El Diablo de los Números, también llamado Teplotaxl, el cual no le agrada en absoluto su presencia en sus pesadillas rutinarias.
    Teplotaxl comienza a introducir a Robert en el mundo de las matemáticas. Empieza por los conceptos básicos como el número cero, sumas y restas de números naturales y pequeños trucos con los cuales efectuar el cálculo mental con más rapidez. Robert rechaza la amistad del Diablo de los Números en un primer momento, pero después de doce noches en las cuales aprendía algo nuevo sobre las matemáticas, acaba por cogerle aprecio, incluso conseguir un gran interés por la asignatura, que hace que se convierta en un alumno ejemplar en su clase real guiada por el profesor Bockel.
    El libro me parece adecuado para aplicar en alumnos de último ciclo de Primaria. Con él, pueden reflexionar sobre el hecho de encontrar en las matemáticas un interés que les sirva para ser competentes y emplear lo aprendido con utilidad en su vida diaria. También, pueden reflexionar sobre su propia situación, ya que es probable que cuenten con maestros que empleen la metodología inadecuada, encontrando así la fuente principal de sus problemas en dicha asignatura. Por otra parte, aunque el libro esté dotado de vocabulario y forma de narración infantil, pienso que es muy útil para un docente, saber que el rendimiento de sus alumnos depende en la mayor parte de su metodología empleada en cada clase. Es probable que esto le sirva para replantearse cuál es el mejor método para enseñar unos conceptos tan abstractos a mentes infantiles. Por esta misma razón, recomendaría el libro tanto a alumnos como a docentes, cada uno para que reflexione sobre su situación y ubicación dentro del Sistema, y puedan replantearse modificar lo que se encuentra erróneo, como la metodología o la forma de ver dicha asignatura.

    Sandra Bellas Vaño

  130. albasfdez Dice:

    Robert es un niño que odia las matemáticas. Para él son difíciles y aburridas, ya que su profesor, el señor Bockel, no le ayuda a entenderlas. El carácter de su profesor le impide desarrollar amor por las matemáticas, pues suele estar más preocupado de comer trenzas de pan que de enseñar adecuadamente su materia. Robert por las noches siempre tenía pesadillas en las que caía por un tobogán sin fin o conseguía una bicicleta de carreras, que luego por la mañana no se materializaba; hasta que una noche apareció rompiendo con sus sueños rutinarios, el Diablo de los Números. El diablo de los números, que más adelante se descubre que se llama Teplotaxl, aparece en sus sueños durante doce noches enseñándole doce conceptos matemáticos en diferentes emplazamientos cada cual más variopinto: una playa, un bosque, una isla desierta… etc. Teplotaxl se valdrá de los diferentes elementos que encuentre en los emplazamientos para enseñarle los conceptos matemáticos a Robert (empleando cocos, calculadoras gigantes y conejos entre otras cosas). El Diablo comienza enseñándole conceptos muy sencillos, tales como el empleo del número cero y de su importancia en las matemáticas; pero avanzando hacia conceptos más complicados como números de Bonatschi, raíces cuadradas o teoremas como el del Postulado de Bertrand.
    Al principio, la relación entre el Diablo de los números y Robert es muy tensa: el chico es un ignorante en la materia, y el Diablo carece de la paciencia necesaria para enseñarle todos los conceptos. Sin embargo, conforme se van conociendo mejor, el Diablo y Robert llegan a hacerse amigos, e incluso llegan a exponer entre ambos sus ideas sobre los acertijos que el Diablo le propone en cada una de las noches. Los acertijos que el Diablo le propone, no son sino problemas de la vida cotidiana, y cómo los conceptos aprendidos le sirven para poder resolverlos. Finalmente, Robert consigue ser un “iniciado” en las matemáticas y recibe una invitación para asistir junto a Teplotaxl al Infierno de los Números, donde podrá conocer a muchos matemáticos e investigadores en la materia.
    El libro finaliza con Robert en una clase en la vida real, con su profesor Bockel, resolviendo un problema que éste les había puesto a su clase empleando una de las técnicas aprendidas con el Diablo de los Números. Finalizado el libro, parece ser que a Robert por fin le interesan las matemáticas e incluso se ha enamorado de ellas.
    En mi opinión este libro es muy constructivo ya que puede servir de gran ayuda a niños que odian las matemáticas por la mala metodología usada por el profesor, como era mi caso. Pues todos hemos tenido algún profesor de matemáticas que no nos ha motivado lo suficiente, contribuyendo a que las odiemos.
    Me parece apropiada la lectura de este libro en niños del tercer ciclo de primaria, y para los primeros años de la Educación Secundaria, porque puede servir de ayuda a alumnos que están en la misma situación que Robert, rompiendo sus miedos y temores, y haciéndoles ver que estas tienen aplicación.
    También me parece importante que los docentes lean este libro para evitar caer en los errores propios de muchos docentes, pues muchos solo se preocupan de impartir la materia y no se esfuerzan por emplear una metodología eficaz que ayude al niño a la hora de entender los acertijos matemáticos y que lo incentive. Pienso que el buen docente nunca se debe dar por satisfecho y cada día tiene que buscar nuevos métodos para intentar hacer bien su trabajo, que al fin y al cabo es: Enseñar y reflejar de la manera más cercana su conocimiento por la materia que imparte.

    Alba Simil Fernández, 2º Grao Mestre/a Educación Primaria.

  131. Arantxa Míllara Terceiro 3ª Lengua Extranjera Dice:

    Reseña sobre el libro El diablo de los números, de Hans Magnus Enzensberger, por Arantxa Míllara Terceiro, 3º Magisterio, Lengua Extranjera.

    Este libro gira alrededor de un niño llamado Robert, el cual, como casi todo chico corriente de su edad odia las matemáticas, ya que su profesor hace clases tediosas y poco entendibles. Pero una noche tiene un sueño especial en donde conoce a un pequeño diablo llamado Teplotaxl, quien le explica datos curiosos sobre los números y lo fácil y divertido que puede ser trabajar con ellos cuando los aprendes de una manera adecuada.

    El libro se desarrolla en doce capítulos, los cuales representan doce noches en las que Robert aprende un truco nuevo sobre el maravilloso mundo de los números.

    Este libro me parece muy recomendable para alumnos de primaria, ya que es muy importante que los alumnos le pierdan el miedo a las Matemáticas, y leyéndolo descubren un mundo mucho más divertido y distinto al que tenían en mente. Esto también se puede aplicar a las otras materias, ya que cualquier asignatura explicada y dada de una forma tediosa y complicada, resulta difícil de aprender para los alumnos, y acaban por perder el interés. Este libro, sin embargo, despierta ese interés, ya que sus características están totalmente acordes al público que se dirige:
    Los personajes resultan familiares y es muy fácil poder identificarse con ellos;

    Robert es un niño normal, que podría ser cualquiera de los que lee el libro. Además la imagen que da de su profesor de matemáticas también es perfectamente comparable a profesores reales.

    El personaje de El Diablo es muy interesante ya que no se trata de crear un personaje carismático y querido desde el principio, como si fuese perfecto, sino de sacar su parte buena y su parte mala, ya que el hecho de que el diablo tenga mal genio es gracioso y entretenido para el público.

    Además según se avanza en la lectura, nos damos cuenta de que gradualmente, Robert y el Diablo se van cogiendo cada vez más cariño y haciéndose amigos, por lo que se combina la aventura matemática con una historia de amistad.

    El lenguaje en el que está escrito el libro es adecuado para primaria, ya que se utiliza un vocabulario fácil y simple de entender, con frases normales y cotidianas, expresándose de una manera correcta y perfectamente entendible. Además la letra es grande y las numerosas ilustraciones que acompañan al texto son muy visuales y llamativas, por lo que se despierta aún más el interés y el gusto del lector.

    El libro tiene un gran fin didáctico, ya que las operaciones y problemas que se plantean en él, hacen que los alumnos aprendan o refuercen una base esencial en las matemáticas, abarcando temas de sumo interés y problemas esenciales y necesarios en la materia, por lo que es un continuo aprendizaje y repaso para reforzar esa base tan importante de la que se debe partir.

    Me parece una muy buena idea que se lean libros en la materia de matemáticas ya que así se retira el concepto de pensar que sólo son números, cuando además podemos aprender un montón de historia. El hecho de relacionar las matemáticas con la lectura hace que los alumnos interactúen con otras materias como las lenguas.

    En general es una lectura muy buena ya que el hecho de que en cada capítulo y, por lo tanto en cada sueño, cambien los paisajes, los lugares y los materiales, hace que sea una aventura divertida sin llegar a aburrir ni resultar repetitiva.

    El Diablo hace que se despierte la curiosidad por resolver las cuestiones planteadas. El hecho de dirigirse al lector directamente en el planteamiento y solución de ciertos problemas, hace que se participe activamente en el libro, por lo que los alumnos pueden ir resolviendo los problemas según leen, y eso hace que se interesen y trabajen aún más la materia, ya que se sienten partícipes totalmente.

    El libro me ha gustado mucho y me parece un buen material para utilizar con niños de primaria. Lo que más me ha gustado ha sido la manera directa con la que se enfocan los problemas matemáticos y la alusión directa al lector. También me ha gustado la variedad de cada capítulo, el cambio de materiales, cuando por ejemplo la calculadora era de distinta forma, textura y color en un capítulo que en otro, el vocabulario que se utiliza para que resulte más fácil y divertido de aprender, como por ejemplo decir rábano en vez de raíz.

    El capítulo que más me ha gustado es el último, La duodécima noche, ya que aunque el resto plantean cuestiones interesantes, este aprovecha para hacer un repaso a todo lo aprendido pero sin centrarse esta vez en los números. En vez de ello nos sitúan en una cena con celebridades matemáticas, por lo que los alumnos pueden aprender otras cosas dentro del mismo contexto.

    En conclusión, con este libro he aprendido nuevos materiales que se pueden introducir y combinar en la materia de matemáticas para conseguir un aprendizaje más ameno y de mejor resultado, fomentando la lectura en todas las materias, cosa muy importante desde edades tempranas.

  132. Laura Fernández Aranda 3º Lingua Estranxeira Dice:

    En lugar de resumir o libro, voume encargar de facer unha análise dos recursos didácticos que emprega o autor para que os nenos e nenas lle collan cariño as matemáticas facendo delas un xogo:
    En primeiro lugar vemos unha personaxe principal coa que se poden identificar a rapazada, sendo conscientes de que está escrito para elas e non para as persoas “maiores”.
    A utilización dun bonequiño ó que poden identificar como unha persoa que transmite coñecementos: el fai que o protagonista se introduza nas matemáticas dun xeito moi divertido.
    Primeiro presenta problemas para que os resolva Robert, o protagonista, pero á vez fai preguntas as lectoras/es, metendo deste xeito aos nenos e nenas dentro do libro e a vez das matemáticas.
    Logo volve continuamente sobre o aprendido afianzando o que se sabe e para saber aplicalo en outros contextos que aparentemente non teñen nada que ver.
    Pon exemplos prácticos: fai de algo abstracto algo concreto. Un exemplo disto é as lebres ou a árbore.
    Usa debuxos facilmente recoñecibles para que a aprendizaxe sexa mais doada.
    As operacións e os resultados en números debuxados para que lle perdan o medo.
    Emprega vocabulario alternativo fácil de entender polas crianzas como: números saltados, “rábanos”, números de primeira, división da goma de mascar, números de Bonatschi, etc para que se familiarice coa terminoloxía. Logo ao final fai unha táboa de relacións entre a terminoloxía “oficial” e a extraoficial.
    Todo isto fai que sen que te des conta, saíndo do contexto habitual, aprendas e entendas os exercicios que fas na clase. Eu, aprendín cousas lendo este libro. Pois inclúete na resolución dos problemas e resolvinos (cun sorriso de gloria). E atopei unha interrelación entre os números e a vida. Creo que é un libro recomendable non só para nenos/as senón tamén para adultos/as que disfrutarán dun libro cheo de imaxinación e sorpresas.

  133. Francisco Javier López Domínguez (2º Grado Magisterio Primaria) Dice:

    Este libro relata la historia de un niño, Robert, que habitualmente tenía pesadillas y que aborrecía las matemáticas por culpa de su profesor de matemáticas en la escuela y su forma de impartir su materia. Un día, en lugar de una de sus habituales pesadillas en las que era comido por un pez gigante o se deslizaba por un tobogán sin fin, soñó con un peculiar personaje, el diablo de los números Teplotaxl (cuyo nombre no se conoce hasta el final del libro).
    Este personaje acompaña al protagonista durante doce noches, enseñándole en todas ellas conocimientos de matemáticas, con una dificultad gradual que aumenta con cada noche. Empieza por enseñarle bases importantes, la importancia del uno, del cero… Y poco a poco pasa por muchas otras partes, como los números primos, las potencias, los exponenciales, series de numeros como Bonatschi… A casi todos les da un nombre peculiar, no el real (por ejemplo, las potencias les llama “hacer saltar los números” y las exponenciales “pum!”) para ayudar a la comprensión del joven lector y captar mejor su interés, al igual que lo hace con ejemplos visuales, como el uso de las liebres para la serie de Bonatschi, los cocos para los números triangulares, etc… Tras doce noches enseñándole matemáticas, acaban entablando amistad, a pesar de que las primeras noches no se llevaban precisamente bien pues la postura de Robert hacia las matemáticas era de aversión total por culpa de la aversión que su profesor de clase, el señor Bockle, le había creado hacia esta ciencia.
    Tras muchos despertares cansado que suponían alguna discusión con su madre, a lo largo de esas doce noches, Robert va interesándose cada vez más por las matemáticas, aprovechando su tiempo libre para aprender más o ponerlas en práctica, hasta que la decimosegunda noche, recibe una invitación al infierno de los números, de donde el diablo de los números proviene. Allí encuentra a célebres personajes en el mundo de las matemáticas, como Euler, Gauss, Klein y muchos otros, y va observando, aunque sin profundizar en ellos, más aspectos de las matemáticas que no conoce, como la botella de Klein que no tiene exterior ni interior pues no hay ningun límite que separe ambas caras, y se hace tambien mención a Pitágoras como a uno de los más grandes de ese mundo, o al inventor del número cero.
    Se celebra una cena reuniendo a todos los que allí habitaban junto a Robert y, al final de la cena, se le otorga a Robert una estrella dorada de cinco puntas que indica que ya pertenece a su orden como aprendiz, y el diablo de los números se despide de él. Una vez en el mundo real, Robert comprueba que las matemáticas son tambien fáciles de comprender y incluso le gustan.

    Es un libro que me parece muy sencillo de leer dado a que busca siempre el modo de amenizar contenidos y teorías de un modo muy visual, pero creo que no tiene cabida en la Educación Primaria pues trata muchos contenidos que los niños no comprenderían pues desconocen las bases necesarias para ello. De todos modos, Para los últimos cursos de la ESO o incluso Bachiller, lo recomendaría sin duda, y a todos los profesores de matemáticas tambien, para que vieran que no todo es ceñirse a recitar la teoría y mandar hacer 1000 ejercicios, pues hay distintos modos de hacer que los alumnos entiendan las matemáticas

  134. Rocío Suárez Iglesias (2º Curso Grado de Maestra en Educación Primaria) Dice:

    Muchos son los niños que no escogerían las matemáticas como su asignatura favorita, ya que no es solo que no les guste, sino que no la acaban de entender, lo que les frustra y les produce un sentimiento de rechazo cara ella. Esto mismo le sucede al protagonista y narrador de “El diablo de los números”, Robert, un niño que se encuentra estancado con lo que a las matemáticas se refiere, puesto que el señor Bockel, su maestro en la escuela, no le ayuda a que esta situación cambie. Esta aversión que Robert siente hacia las matemáticas mudaría paulatinamente con la aparición del diablo de los números (Teplotaxt), que se convertiría en su compañero de viaje en el mundo de los sueños.
    Una noche se le aparece este particular diablillo, y junto a él comienza una divertida aventura por el mundo de las matemáticas, durante doce noches, en las que cada una de ellas se encontraban en un escenario diferente, desde el más insólito paraje, como un bosquecillo de gigantescos unos, hasta el más pintoresco como una casa blanca en forma de cubos. A lo largo de cada sueño, el diablo de los números le presenta un tipo de números, realizan actividades e intentan resolver problemas relacionados con ellos.
    Todo le iba pareciendo menos complicando de lo que en un principio le parecía, ya que esa forma con la que el diablo le iba familiarizando con su temida asignatura le resultaba más amena, que como la trataban en el colegio, y por medio de las aventuras y juegos vividos, Robert aprende a vencer su miedo a las matemáticas, las cuales le acaban gustando.
    En mi opinión, pienso que es un libro apto para todos, tanto pequeños como adultos, pero más aconsejable a partir, por ejemplo, del último ciclo de primaria, ya que se recurre a diversos conceptos que pueden resultar complejos para los más pequeños, aunque se encuentren encubiertos con términos más sencillos como “¡pum!” (factorial) o “saltar” (elevar al cuadrado), entre otros. En su conjunto es una obra que puede ayudarnos a ver desde otro punto de vista el mundo de las matemáticas, menos complicadas, como si de un juego de niños se tratasen.

  135. Sofía Vieira González, 3º Lengua Extranjera Dice:

    La obra a analizar, “El diablo de los números”, de Hans Enzensberger, relata la vida del pequeño protagonista, Robert, un niño de 12 años y como todos, en mayor o menor medida, odia las matemáticas y a su profesor, Brockel hasta que una noche, en uno de sus sueños aparece un diablillo, Teplotaxl (el diablo de los números), que le irá enseñando pequeños trucos y maneras de entender mejor la materia.
    La novela se desarrollará en doce capítulos que corresponden a cada uno de los doce sueños de cada noche de Robert. En cada uno de estos sueños, el joven aprenderá algo nuevo sobre el mundo de los números, gracias a los diálogos que irán entablando el niño y el diablo al ir recorriendo en cada sueño distintos lugares y distintas operaciones matemáticas, como por ejemplo los valores, operaciones que se pueden llegar a hacer con el número uno, el cero, pasando por los números romanos, el sistema decimal,raíces cuadradas, la secuencia de Bonatschi etc.
    El libro intentará hacer ver las Matemáticas desde el punto de vista de la sencillez y tranquilidad, un acercamiento de todo lo que odiaba Robert , tratando de llegar siempre a la solución correcta a través de la forma más sencilla, de manera que el estudiante vivirá la asignatura como nunca lo había hecho.
    En cuanto a la lectura y su aplicación en el aula, influirá mucho el lenguaje utilizado en todos los capítulos, los temas, las operaciones, las ilustraciones, de manera que se hace una lectura más fácil, más fácil de entender, entretenida y amena, por lo que la recomendaría completamente en todos los centros, tanto a nivel del profesorado como del alumnado.

  136. Judit Sánchez 3ºL. Extranjera Dice:

    El libro “El diablo de los números” trata de un niño, Robert, que odia las matemáticas (debido al profesor de la escuela), pero este parecer cambia cuando un día, en vez de tener una de sus pesadillas habituales, de repente, en sus sueños se aparece Teplotaxt, el diablo de las matemáticas. Gracias a él y a sus ejemplos, introduce a Robert en el mundo de las matemáticas desde otra perspectiva, lo que hace que empiece a entenderlas, incluso llegando a gustarle.

    Creo que, al igual que Robert al principio del libro, hay muchos niños que no les gusta las matemáticas, por eso, tanto profesores como alumnos deberían leer este libro para poder enfocar desde otro punto de vista más didáctico sus clases, así como el diablo hizo con el niño.

    A mi, personalmente, el libro me gustó y me resultó bastante fácil de leer; además del lenguaje y la manera en que va tratando nuevos conceptos, con los dibujos que contiene a medida que los va explicando, hace que quede mucho más claro.

  137. Lidia (3º Lengua Extranjera) Dice:

    Estamos ante un libro que trata de manera sencilla el mundo de las matemáticas. A algunos nos asusta este complejo y disperso mundo, mientras que para otros es apasionante. Con ayuda de este libro podremos llegar a comprender mejor las diferentes maneras de ver y entender las curiosidades de las matemáticas.

    Rober es el protagonista que vive aventuras durante doce noches con ayuda del diablo de los números. Durante estas duraderas noches, Rober intenta superar su miedo a las matemáticas y a las clases de su profesor, el profesor Bockel. A lo largo del libro podemos observar cómo critican la manera tradicional de aprender las matemáticas y que alternativas podíamos usar, nosotros los maestros, para evitar desmotivaciones y atraer la atención del alumno.

    Considero que sí podemos adaptar este libro para alumnos de primaria, a mi parecer para alumnos del último ciclo, pero considero que los alumnos deben tener un mínimo control y haber asimilado con anterioridad algunos conceptos para aprovechar el contenido del libro.

    Recomiendo positivamente la lectura de este libro, tanto para adultos como para jóvenes, pues ayuda a disfrutar de muchas curiosidades y problemas que abarcan las matemáticas.

  138. Francisco Armenteros López - 3º Lengua Extranjera Dice:

    El autor Hans Magnus Enzensberger logra con este libro una más que aceptable transposición didáctica de los conceptos clave de las matemáticas para lograr que los niños y jovenes se interesen por ellos, y sobre todo, los entiendan.
    El libro el diablo de los números, trata sobre Robert, un niño que aborrece las matemáticas , hasta que una noche comenzó a soñar con Teplotaxt , un pequeño y travieso diablillo, que nos lleva a través de doce capítulos (a modo de doce sueños), a imaginar teorías y propuestas de grandes matemáticos.
    Mediante esta fábula en la que un diablo hace las veces de profesor al protagonista, Robert, las matemáticas dejan de ser algo abstracto para convertirse, gracias a acertadas ilustraciones y un correcto dialogo entre ambos personajes, en una ciencia proxima e interesante.
    Los ejemplos que se utilizan en el libro son claros y sencillos, lo cual facilita al lector que no tenga muchos conocimientos matemáticos la comprensión del libro.
    Me gustaría destacar de la obra la gran ilustración que tiene, ya que me parece imprescindible para comprender y seguir de forma clara el entramado de la obra. A la vez, esta hace más entretenida y llamativa la lectura.
    En resumen El diablo de los números es una entretenida historia en la que se mezclan juegos, anécdotas, conceptos, historias que demuestran que todo cuadra en las matemáticas, que existe un orden interno, aunque en realidad los números todavía guarden muchos secretos por descubrir. Sería a nivel didáctico un libro interesante y diferente, pues ni yo había leído nunca uno con esta estructura. La capacidad del autor es muy amplia al igual que los conceptos y su forma de relacionar. Es un poco complicado al principio, pero resulta entretenido y te sumerge sin darte cuenta en las matemáticas.

    • Francisco Armenteros López - 3º Lengua Extranjera Dice:

      Tengo que admitir que fue una lectura curiosa y poco típica (ni en otros libros ni en ninguna página web vi el enfoque del libro). Lamento no haber tenido ese libro siendo niño, ya que nunca me gustaron las matemáticas demasiado y sinceramente el libro tiene una visión de ellas donde no impera la necesidad de controlar el cálculo.

  139. Déborah Mosquera ( 3º lengua extranjera) Dice:

    Este libro nos cuenta la historia de un niño llamado Robert, que no tiene mucha predilección por el mundo de las matemáticas, debido a las horribles y aburridas clases de su profesor Bockel y sus trenzas.
    Una noche mientras Robert dormía y soñaba como siempre que se deslizaba por interminables toboganes o que era tragado por peces enormes, tuvo la visita de un extraño personaje; un anciano demonio que se hacía llamar el diablo de los números y que a lo largo de varias noches, le enseñaría el mundo de las matemáticas.
    A lo largo de 12 noches, este curioso diablo llamado Teplotaxl, consigue que Robert empiece a mostrar interés y curiosidad por las matemáticas, enseñándole en un lenguaje no matemático los misterios que se esconden detrás del número uno, del cero, de los números primos, incluso le muestra teoremas tan conocidos como el de Pitágoras, Gauss…etc, siempre desde una perspectiva más amena y participativa. El libro finaliza con la completa inclusión de Robert en el mundo matemático del demonio o “cielo de los números” del que terminará siendo un miembro más con rango de aprendiz gracias a su entrañable amigo y mentor el diablo de los números.
    Esta obra ha sido totalmente de mi agrado y bajo mi punto de vista tiene un gran valor didáctico para aquellos niños que en la etapa de Primaria tengan, al igual que Robert, esa falta de ilusión y aborrezcan las matemáticas. Creo que el autor intenta dar una nueva perspectiva de cuales deben ser las estrategias a seguir para despertar ese interés por este mundo de números tal y como hace el diablo con Robert, dejando atrás el método aburrido y tradicional que representa el señor Bockel

  140. Lucía Opazo Rodríguez (2º Grao Mestre/a Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” es una novela de ciencia ficción escrita por el alemán Hans Magnus Enzensberger en el año 1997. El libro está enfocado desde una perspectiva didáctica y dirigido al público infaltil-juvenil que tiene problemas con las matemáticas, por lo que nos encontramos denro del área de esta asignatura.

    Cuanta la historia de un niño, llamado Robert, que detesta las matemáticas y al profesor que se las imparte, el profesor Bocker, porque no encuentra ninguna utilidad a esta asignatura. Pero gracias al diablo que aparece en sus sueños, el protagonista va cambiando poco a poco su visión, pues cada noche, en cada sueño, el diablo le muestra una lección. De este modo, jugando y divirtiendose, Robert aprende un mundo nuevo que hasta ahora desconocía: los números de bonatschi, las potencias, las figuras geométricas, ect.

    Desde mi punto de vista, me parece una forma peculiar y original para que los niños aprendan, aunque se tranten aspectos con cierta complicación, por lo que considero que solo se debería leer este libro en el 3º ciclo de Educiación Primaria. Al tratar temas complicados que de los cuales los niños nunca escucharon hablar, puede provocar confusión al leerlo, pero si se sabe utilizar en aula las sencillas explicaciones que ofrece, puede llegar a ser un buen insturmento de aprendizaje.

  141. Zaida Martínez Oliveira (2º Grao Mestre/a Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” es un libro que trata de acercar a los niños al gran mundo de las matemáticas a través de ilusiones, fantasías y explicaciones sencillas y narrando

    El libro narra la historia de Robert, un niño al que, como muchos otros, las matemáticas le resultan difíciles y aburridas, llegando incluso al extremo de odiarlas. Una noche, lejos de soñar con sus pesadillas habituales que tanto le atormentaban, aparece en sus sueños un pequeño diablo, que pronto se presenta como el diablo de los números y que más tarde llegamos a conocerlo como Teplotaxl.

    El diablo de los números se encarga a lo largo de doce largas noches, de explicar a Robert el mundo de las matemáticas de una forma sencilla y con una pizca de magia y fantasía. Al principio, Robert se muestra reacio ante estas explicaciones, pues no ve su utilidad, pero sin embargo, poco a poco se va dando cuenta de que, al fin y al cabo, el mundo de las matemáticas no es tan difícil y es incluso divertido.

    Pienso que este libro puede ser un buen recurso para los alumnos y alumnas porque está cargado de un gran potencial didáctico. El uso de la fantasía que emplea el autor, es uno de los factores clave del libro, porque es una buena forma de atraer a los niños y niñas en la lectura. También, la presencia de ejemplos e imágenes ilustradas es un punto que me parece muy importante, pues ayuda a comprender y a reflexionar (el tiempo que se necesite) sobre todos los contenidos que se muestran.

    Por otro lado, el vocabulario empleado en muchas de las explicaciones del diablo Teplotaxl resulta complejo y crea, personalmente, un sentimiento de confusión. Los contenidos explicados no creo que sean los adecuados en muchas ocasiones, ya que muchos resultan complejos para un nivel de educación primaria y sería necesario llevarlo hacia los niveles de la educación secundaria.

    Como conclusión, pienso que este libro es un buen material para la lectura tanto de alumnos como de profesores. Para alumnos y alumnas, porque les ayudará a interesarse por el mundo de las matemáticas y a comprender que no es un mundo tan complejo como muchas veces creen; y para profesores y profesoras (incluso estudiantes de la profesión como nosotros), porque no sólo aporta la visión real que los niños sienten hacia las matemáticas, si no que aporta una forma de reaccionar ante su enseñanza: dejar las lecciones al estilo del profesor Bockel y por qué no, intentarlo con lecciones más dinámicas y diferentes como las del pequeño diablo de los números.

  142. Delia González Labraña (primaria) Dice:

    El diablo de los números nos habla de los sueños de Robert, un niño que, como tantos otros, odia las matemáticas. Para él son conocimientos abstractos y sin aplicación en su día a día, lo que los convierten en una auténtica pesadilla.

    Por ello, el diablo de los números entra en escena. Durante doce noches le enseña a Robert doce conceptos matemáticos básicos, dejándole que juegue y experimente con los números hasta entender que, en realidad, las matemáticas no son para nada lo que él había pensado.

    Estos doce sueños tienen lugar en escenarios mágicos y misteriosos, que son completados con ilustraciones claras que ayudan a asimilar más fácilmente los contenidos. La forma de explicar estos últimos es partiendo de una cuestión formulada por el diablo, que va aumentando de complejidad mientras él y Robert discuten sobre ello. Robert aprende siempre guiado por el diablo, que le dirige sutilmente (a él y al lector) hacia las respuestas correctas.

    El libro, aunque dirigido a un público infantil, me gustó. Plantea las matemáticas en forma de cuento, priorizando la sencillez y la claridad de los contenidos ante su exactitud. Por ejemplo, usando “saltar” en lugar de “elevar al cuadrado”, o “coco” como “número figurado”. Al mismo tiempo, convierte procesos mentales complejos de entender en simples juegos para el disfrute del lector. Despierta la curiosidad, tanto hacia la historia de las matemáticas como hacia las matemáticas en sí, incluso en quien nunca se ha sentido atraído por esta disciplina.

  143. 7layla7 Dice:

    “El diablo de los números” es un libro que narra la historia de Robert, un niño de Educación Primaria al que no le gustan nada las matemáticas ni el profesor que las imparte; esta asignatura siempre le pareció aburrida y monótona hasta que comenzó a soñar con un pequeño diablo que le hace ver que las matemáticas no tienen nada de aburrido, sino que son fáciles y hasta divertidas.

    Todos hemos tenido alguna vez una asignatura que se nos ha “atragantado”, ya sea por no despertar mucho interés para nosotros o por no tenerle demasiado aprecio al profesor, por lo que la intención del libro me parece muy buena: hacer que un niño cambie de opinión sobre unos contenidos que no le atraen y muestre interés por ellos únicamente cambiando la forma de impartirlos.

    Considero este libro un buen material didáctico para utilizar con los alumnos del tercer ciclo de Educación Primaria ya que muchos se sentirán identificados con el protagonista; el libro en sí no es difícil de leer, pues utiliza un vocabulario sencillo y las ilustraciones ayudan mucho, pero algunos contenidos pueden hacerse demasiado complejos, por lo que creo que sería recomendable que el profesor llevara un control sobre la lectura y comentara ésta en clase resolviendo dudas y contrastando opiniones. También podría utilizarse para cursos más avanzados, como 1º o 2º de Educación Secundaria Obligatoria.

    Personalmente, aunque la idea de leer un libro de matemáticas me resultara de todo menos interesante, he de reconocer que hizo que sintiera curiosidad por ciertas cosas que nunca me habría planteado, haciendo que la lectura de éste me resultara entretenida e interesante.

    Por último añadir que es un libro recomendable para cualquier futuro maestro, ya que nos hace ver que en una materia no solo es importante el contenido de ésta, sino también la forma de impartirla.

    - Laura Costas Codón (2º Grao en Mestre de Ed. Primaria)

  144. Rocío Souto Louzao (2º Grao en Educación Primaria). Dice:

    O protagonista da historia, Robert, non lle gustan nada as matemáticas xa que non as acaba de comprender e non ve utilidade nelas, ata que un día comeza a soñar cun demo dos números, que mediante a súa forma novedosa e máxica de explicar as matemáticas fará que Robert cambie a súa concepción acerca das memas, interesándose cada vez máis polas matemáticas nas doce noites na que o demo o vai acompañar.
    Robert viaxa polo mundo das matemáticas tratando de resolver as preguntas e problemas que o demo lle propón.
    Durante as primeiras noites o demo plantéxalle a Robert preguntas que este nunca se parou a pensar, sendo moi chamativas tanto para Robert como para o propio lector, como por exemplo que a partir de multiplicar o número 1, se van formando os outros números; ver a importancia que ten o cero comparandoo co sistema de numeración romano; o comportamento peculiar que presentan certos números detrás da coma; os tipos de números( números irrazonables, de Bonastchi, triangulares, quebrados…) e a relación de todos eles coa realidade.
    Todos os capítulos que se presentan no libro resultan moi interesantes, pero houbo un que me chamou moito a atención, que foi na séptima noite cando o demo lle explica a Robert como facer unha pirámide. A pirámide que constrúen caracterízase por ter a amobos lados da mesma, o número 1, o resto dos números complétanse como resultado da suma dos números que teñen encima.
    Na pirámide aparecen todos os números (en diagonal os números normais, na diagonal que sigue ós números normais están os números triangulares, ademáis aparecen os números pares, os de Bonastchi, os impares…).
    O chamativo disto é tamén que o demo vai ir iluminando distintos tipos de números (os números pares, os números divisibles entre 3, 4 e 5…) e o que observamos é sempre o mesmo, so que con distintos números, sempre aparecen dentro da pirámide, novas pirámides invertidas e nun tamaño máis pequeno.
    En relación con isto tamén me resultou interesante a noite na que o demo demostra que hai o mesmo número de números normais ca impares, algo no que Robert estaba equivocado, xa que pensaba que había a metade de números impares ca normais.
    Dende o meu punto de vista, o libro trata moitos aspectos curiosos relacionados coas matemáticas, empezando primeiro polos máis sinxelos e aumentando progresivamente a súa complexidade. O que nos mostra é que hai aspectos que dependendo de como se expliquen son fáciles de entender, mentras que hai algúns problemas que pertencen a altas esferas, que é o que se mostra no último capítulo, cando Robert visita o palacio e nel se atopa con grandes matemáticos, que son os xefes do demo dos números.
    Considero que este libro é moi interesante para os docentes, que o coñezan e sobre todo reflexionen sobre o problema principal que neste se plantexa e que aínda ocorre en moitas aulas, a concepción de que as matemáticas son aburridas e non serven para nada.
    Por iso, persoalmente a min serviume para percatarme realmente da importancia que ten a figura do mestre, que este debe sempre tratar de motivar os seus alumnos e explicarlle as cousas relacionándoas co seu entorno para que así as comprendan mellor e desperten o interese dos alumnos.
    En conclusión, debemos ter en conta que se somos como o mestre Bockel produciremos nos nosos alumnos ese rexeitamento cara as matemáticas, que nun principio sentía Robert, mentras que se poñemos da nosa parte para intentar cambiar isto, poderemos lograr realmente o o bxetivo que un mestre debe ter, que os alumnos entendan o que lle queremos transmitir da forma máis entretida e interesante posible.

  145. Sandra Souto Louzao (2º Grao en Educación Primaria). Dice:

    O mundo das matemáticas pode resultar un tanto aburrido para a maioría dos nenos. En efecto, isto ocorríalle tamén ó protagonista desta historia, Robert, ata que un día apareceu nun dos seus soños o demo dos números, que despertaría nel o interese polas matemáticas e cambiaría así o xeito na que él as percibía. A partir de aí as matemáticas serían algo divertido, útil, práctico e envolto de curiosidade, misterio e fantasía, unha fórmula máxica para lograr que calquera neno se achegue ata elas e desenvolva interese e motivación polas mesmas. O demo dos números acompañarao durante 12 noites nas que consecutivamente lle irá explicando dende aspectos moi sinxelos ata os máis complexos conceptos matemáticos.
    Explicoulle numerosos aspectos matemáticos, coma por exemplo a importancia do cero (pese a que este representa a nada), sen él a numeración sería realmente complexa; o comportamento que teñen os números cando se sitúan despois da coma, de onde surxen todos os números e os distintos tipos de números (números Bonatschi, irrazonables, triangulares…etc.).Tamén a súa relación co mundo real e outras curiosidades que fan que pouco a pouco Robert se interese máis e máis no tema.
    Un capítulo que considero particularmente relevante foi o dos números triangulares, xa que a forma na que o demo o explica despertache o interese por saber realmente como son estes números. Concretamente gustoume como fai unha relación entre os números normais e os triangulares cando o demo lle pregunta a Robert o seguinte: Se sumas todos os números normais do 1 ó 12, ¿Qué sae? O demo responde que cos números triangulares é moi fácil responder esta pregunta posto que o numero que se atopa na duodécima posición (78) é a suma dos doce primeiros números normais. Despois o demo fai a comprobación (escribe os números do 1 ó 6 cara a dereira, e do 7 ó 12 cara a esquerda, suma ambas filas e o resultado que obtén é o número 13), o multiplicar 6 (que son os números que pon en cada fila) x 13(que é o resultado da suma) obtén efectivamente o número 78 ( que é a suma dos números normais do 1 ó 12 (1+2+3+4+….+12= 78).
    Resulta un libro apaixoante na leitura, xa que comeza con aspectos moi sinxelos aínda que abraiantes, e pouco a pouco vaite sumerxindo en temas de cada vez maior complexidade sempre fomentando a motivación do lector. A forma de explicar estes conceptos é o realmente novidoso, e creo que é un dos aspectos sobre os que máis debemos reflexionar. Unha materia vai a resultar ou non atractiva dependendo de cómo se explique e se plantexe o temario, aspectos que están nas mans dos mestres. O mestre debe lograr incentivar ó seu alumno, motivalo para que éste queira aprender, xa que doutra forma non se acadará realmente o coñecemento. Non é suficiente con pensar que as matemáticas hai que aprobalas para pasar de curso, senón que se deben aprender xa que teñen unha finalidade e son aplicables na vida cotiá, non son simples conceptos abstractos sen funcionalidade.
    Fálase de aspectos matemáticos que son realmente intrigantes e atractivos que nunca se ensinan no colexio. ¿Cómo é posible que en máis dunha década no colexio non se explique de ónde saen os números? ou, ¿Para qué vale o cero? Penso que isto ocorre, en parte, poque moitas veces existe unha obsesión por acabar os libros de texto, facer o maior número de exercicios posibles, pero non se reflexiona por qué se fan as cousas, de ónde veñen e entender que todo o que estudiamos debemos relacionalo coas outras disciplinas e co mundo que nos rodea.
    Recomendaría a leitura deste libro para todo docente xa que propón unha metodoloxía nunca vista, unha nova forma de entender as matemáticas, e non só de entendelas, senón de sumerxirte nelas e ver que son divertidas e prácticas.

  146. Julio Pérez Paz Dice:

    “El diablo de los números” es un libro a través del cual el protagonista, Robert, y el demonio de los números que ve en sus sueños nos enseñan como perderle el miedo que muchos de nosotros, niños y adultos, tenemos ante las matemáticas puesto que nos cuesta comprenderlas y las vemos demasiado complicadas y amenazantes.

    De una manera amena y con ejemplos y leguaje claro, durante 12 noches en las que Robert sueña con el diablo de los números comienza a comprender conceptos básicos de las matemáticas al mismo tiempo que logra atraer la curiosidad del lector por este campo. Me parece genial el introducir la historia en el mundo de los sueños dado que en este los personajes pueden controlar su entorno y dejar volar su imaginación para crear todo tipo de figuras, operaciones con números, animales u objetos para facilitar con todo ello el aprendizaje que se da a lo largo del cuento.

    Además el libro deja entrever problemáticas como el que un alumno se aburra en clase porque no se le está enseñando de acuerdo con sus necesidades, a la vez que menciona los problemas que el profesor puede tener por los cuales no puede atender a todos los aspectos de su labor como cuando el diablo de los números menciona que su profesor no tiene toda la culpa y que seguramente esté corrigiendo cuadernos o realizando otras tareas. Nos hace ver que debemos buscar la mejor manera de guiar a los alumnos en su aprendizaje y como este se puede realizar de manera significativa y tratando de comprender lo que están haciendo y por qué.

  147. Lorena Fernández Alejandre (Lengua Extranjera) Dice:

    En este libro el protagonista principal es Robert, un niño al que no se le dan bien las matemáticas. A partir de una noche empieza a soñar con un diablo. Este le hará ver (en 12 noches) que las matemáticas son algo divertido.
    Aunque el libro esté destinado a los alumnos, los profesores pueden ayudarse del como material didáctico para impartir esta asignatura. Los conceptos matemáticos están explicados de forma sencilla y con ejemplos, lo que facilita la comprensión de los mismos.
    Aparte de mejorar la actitud de los alumnos frente a las matemáticas, impulsa una actitud investigadora de los alumnos. Fomenta la utilización de las Nuevas Tecnologías en la búsqueda de información (ej. investiga quién era Niccoló Tartaglia).
    Básicamente lo que se pretende con este libro es mejorar la actitud del alumno hacia las matemáticas haciendo que se quiten ese lastre que persigue a esta materia, de asignatura complicada y aburrida.

  148. Patricia Garaboa Vázquez Dice:

    O libro xira arredor dun neno chamado Robert que odia as matemáticas, pero unha noite ten un sono especial onde coñece un pequeno demo. Este demo cóntalle datos curiosos sobre os números e explícalle o sinxelo e divertido que pode chegar a ser traballar con eles cando os aprendes dunha forma axeitada. O libro desenvólvese en doce capítulos, nos que cada un é unha noite na que Robert aprende un novo truco cos números.

    Sorprendeume a linguaxe sinxela do libro de ahí que calquera rapaz de primaria o podería leer sin ningún tipo de dificultade. O autor, a través dunha maneira didáctica, encamíñanos polo mundo, talvez non moi coñecido, dos números.

    Para concluír, penso que para achegar ós nenos a calquera materia é fundamental lograr captar a súa atención para que se sintan interesados. Paréceme un bo libro para lograr este obxectivo. As matemáticas son fundamentais, polo que os nenos as teñen que ver como algo divertido e apaixoante, como creo que con este libro o farán.

  149. Rocío Gaztelumendi López, 2º de Primaria. Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    El protagonista de este libro es un niño que va al colegio, Robert, y como muchos otros niños odia las matemáticas. En este caso, su pasión por esta materia empieza a aflorar a través de los sueños, una idea que me pareció magnífica pues siempre me ha atraído mucho este fenómenos de nuestra mente y estoy segura de que a los niños también les llamaría la atención. Casi todas las noches, un diablillo irrumpe en el subconsciente de Robert y le lleva a través de distintas aventuras, cada una de ellas con su correspondiente contenido matemático. Esta característica del libro creo que puede aprovecharse para utilizar el libro como un buen recurso en el aula, leyendo a los niños, por ejemplo, un capítulo cada semana. También cabe mencionar las ilustraciones que nos ayudan a imaginarnos mejor lo que Robert está viviendo. Quizá consigamos despertar en ellos el mismo interés que el diablo consigue que Robert adquiera, pues con el paso de las noches, al levantarse el niño está deseando ir al cole a seguir, en cierto modo, con esas aventuras nocturnas en torno a las matemáticas. A diferencia de El tío Petros y la Conjetura de Goldbach, me parece idóneo para casi todos los cursos de los tres ciclos de la educación primaria, y me parece que está más enfocado hacia un público más infantil.

  150. María José Vaamonde Quinteiro (2º Grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    El diablo de los números

    Esta obra convídanos a realizar unha interesante viaxe polo mundo matemático a través dos soños do seu protagonista e narrador, Robert, xunto co demo dos números, que o acompañará en cada un deles. Dende unha perspectiva moi diferente á habitual, o demo dos números explicaralle a Robert diversos aspectos matemáticos e aportaralle unha visión completamente diferente das matemáticas á que tiña anteriormente, basada na súa experiencia escolar.
    O transcurso desta historia basease en doce capítulos, que cada un deles se corresponderá cunha noite de soño do protagonista. A través destas noites, o demo dos números iralle explicando e plantexando cuestións a Robert en progresivo aumento de complicación. Veranse tratados aspectos como os algoritmos, fraccións ou todo tipo de números, pasando polo tratamento de quebrados ou operación básicas, entre outros moitos. Conforme avanza o transcurso dos capítulos e a complicación dos puntos tratados vai aumentando tamén o interese e gusto polas matemáticas por parte do protagonista, que inicialmente era nulo.
    A explicación destes temas sempre vai ir misturada cunha atmósfera de ilusión e fantasía, desenvolvéndose cada capítulo nun esceario diferente e con elementos máxicos e sorprendentes. Engadido a isto, considero de vital importancia a explicación gráfica, que ademáis de amenizar a lectura, favorece notablemente á comprensión e asimilación do exposto de maneira escrita.
    Considero enriquecedor a maneira de tratar os contidos, partindo sempre dende unha cuestión ou pregunta (formulada polo demo) e a conseguinte explicación e aplicacións, así como que se comece por contidos de menor dificultade para ir relacionándoos con outros de maior dificultade. Non obstante, penso que a linguaxe empregada para designar os puntos que se van tratando se alonxa moito da orixinal nomenclatura, o cal podería producir certa confusión no lecotr e un traballo dobre, ó ter que despois asimilala coa denominación real.
    Nesta obra, dende a miña opinión, tamén se pode observar claramente unha crítica á actual ensinanza das matemáticas, xa que existe unha desconexión entre estas e a realidade. Por isto, o alumno normalmente veas como algo pouco útil e complexo. Aínda que o cambio do método actual de ensinanza é algo complicado, por que como ben dicía Einstein: “Plantexar preguntas novas, posibilidades novas, ver os problemas dende un novo ángulo require imaxinación creativa e é sinal dun aunténtico avance”. E tomando estas palabras como referencia, pódese dicir que esta obra nos aporta iso, un novo ángulo de ver as matemáticas.
    Dende o meu punto de vista, esta obra é recomendable tanto para alumnos como para docentes, xa que nos permite ver o mundo matemático dende outro punto de vista e poder asimilar mellor algúns conceptos que en moitas ocasións poden estar difusos.

  151. Reboreda Lorenzo Sebastian Dice:

    A moitos nenos/as non lle gustan as matemáticas , como no caso do protagonista deste libro Robert . Un neno nas que as matemáticas para el eran un pesadelo.
    Un dos motivos polo que non se interesaba por esta materia, era porque non se sentia identificado con esta materia. O seu profesor seguía unha metodoloxia un tanto tradicional, o cal non espertaba o interés nos alumnos/as , que desmotivados non as comprendían.
    Pero todo cambia cando nun soño coñece a un diaño que lle fai cambiar o paradigma da problemática das matemáticas. Simplificando o contido e as explicación matemática dandolle outra prespectiva licita divertida e interesante desperta un gran interés e funcionalidade na sua aplicación.
    O libro esta estructurado en doce capítulos que o autor Enzensberger ilustra a través de 12 noites, nas que Robert se sumerxe nun soño donde aparece un Diaño que lle fai comprender as matemáticas.
    A historia sumerxese nun ambiente no que o protagonista estrela é a imaxinación e a maxia que configuran un perfecto escenario que xira entorno as matemáticas,propondo unha alternativa a sua metodoloxía e didáctica. Acompañados dunha linguaxe simple e comprensible ( dividir=repartir, raiz cadrada=arincar rabanos …) .
    Outro factor fundamental e a progresión dos contidos e conceptos matemáticos pasando do 1 a números mais complexos ata o infinito, dende racionais a irracionais ata pasar por diferentes matematicos importantes como Pitágoras, Gauss, Russel, Euler, etc
    Persoalmente é un libro que mostra outra visión funcional e imaxinativa de como ensinar comparando como o fai o profesor Bockel, ademais de ofrecer un apoio a aprendizaxe de conceptos matemáticos básicos no que moitas veces danse por sabidos e non están realmente comprendidos nin afianzados.
    Con este libro sentin me moi identificado non so polo problema que acarrexan moitos alumnos na aprendizaxe das matemáticas . Se non que me recordan a como aprendin algo tan simple o e mesmo tan complexo como foi a leer e a escribir no que as letras eran personaxes que formaban unha sociedade na que cada letra tiña una función.
    Por ultimo dicir que é un libro moi recomendable para todo o público independientemente da idade a partires da que esta sinalada a partir de dez anos , xa que a pesar de que pode ter términos cos que un neno/a de menos idade non e capaz de identificar , e que igual estaria mais indicado a nenos da eso. Si amosan un mundo imaxinativo e cheo de maxia co que pode espertar maior interes e afianzar alguns conceptos a nenos/as de menor idade, que verán como alternativa un modelo matemático de clese que poideran haber dado.

  152. Ana Flores González Dice:

    “El diablo de los números” es un libro que intenta acercar a los niños al mundo de las matemáticas de una forma divertida y entretenida para ellos. Para ello, el autor recurre a la imaginación y al mundo de los sueños intentando así acercar al lector a la obra e intentar contagiar al alumno curiosidad sobre los números.

    Nos cuenta de esta forma la historia de Robert, el niño protagonista de la historia al que las matemáticas no le resultaban demasiado gratas. En sus sueños se le aparece el diablo de los números, quien le va explicando sueño a sueño aspectos matemáticos que hasta el momento desconocía o simplemente le parecían demasiado aburridos e inútiles.

    Creo que el libro resulta fácil de seguir gracias al lenguaje utilizado y a las ilustraciones, que consiguen hacer la lectura más amena y entretenida. Sin embargo creo aunque las explicaciones son sencillas, en algunas partes del libro se tratan temas demasiado complejos para niños de educación primaria. Además, puede resultar algo monótono y pesado para el niño a la hora de leerlo.

    A pesar de todo lo anterior, me parece una buena forma de acercar a los niños a las matemáticas ya que estas, muchas veces, dadas de una forma convencional no llegan a ser bien aceptadas por los alumnos. Pienso que si desde un primer momento presentamos el complejo mundo de los números a los niños de una forma divertida, como el autor pretende hacer en esta obra, quizás con el paso de los años estos sientan mayor interés hacia ellos.

  153. Maria Teira lópez 2º educación primaria Dice:

    el diablo de los números es una novela acerca de las matemáticas y como poder llevarnos bien con ellas.narra la historia de Robert , un niño que odia las matemáticas profundamente y que por este motivo se aburre en clase.Robert siempre tenia pesadillas con toboganes enormes y peces que se lo comian..hasta que una noche sueña con un pequeño diablo que quiere enseñarle matemáticas, al principio a Rober no le hace mucha gracia, ya que el diablo es gruñon y se enfada a menudo, pero pasadas las noches se da cuenta de que el diablo le está siendo de gran ayuda en esta materia, y su interés por las mates incrementa y a rober acaban gustándole por que aprende a resolver problemas que antes era incapaz.Este libro es muy interesante por que hace mención a muchas cosas de las matemáticas, y hace ver que no son tan difíciles o aburridas como nos parecen, que solo hay que ponerle un poco de interés.Pero también considero que aunque es un libro sencillo , no es una lectura muy apropiada para primaria, ya que hay conceptos que es estas edades pueden resultar muy difíciles; estaría mejor enfocado hacia la e.s.o, por que aquí si parten de algunos conocimientos vistos en la materia,y el libro pude ayudar a que se entiendan mejor.

  154. Ana Vidal Fungueiriño (2º grao educación primaria) Dice:

    O DEMO DOS NÚMEROS
    Robert é o protagonista desta historia que, a través do seu novo compañeiro de soños, “o demo dos números”, descubre un mundo novo poboado polos números. Este neno na escola non entendía as matemáticas pois a metodoloxía empregada polo seu mestre Bockel non era a adecuada (o que ocorre hoxe en día nas aulas, polo menos, do noso país). Noite tras noite, no seu mundo dos soños, e sempre acompañado do demo, Robert foi descubrindo que as matemáticas si teñen utilidade e son importantes, revelando outra cara máis entretenida e divertida das matemáticas.
    Na miña opinión, como en determinados momentos tiven que reler algunhas das explicacións que se facían, considero que este libro poderíase traballar como material didáctico dentro da propia aula, para que o profesor/a poida guiar aos alumnos e axudarlles a resolver as súas dúbidas.

  155. Beatriz Míguez Martínez (2º Grado en Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”
    Este libro tiene un gran valor didáctico, a diferencia de “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”, que se centraba en un único tema.
    Esta obra es recomendable para alumnos de primaria (también para quien no le guste las matemáticas), en especial a los alumnos del último ciclo para que puedan entender todo lo que el libro les ofrece.
    Son tratados temas muy relevantes, como la importancia del 0 y del 1, los números primos, potencias… , que a partir de cada exposición del Diablo de los números, se puede entender muy bien, a pesar de que se plantee algún tema que no es tan fácil de entender.
    Es curiosa la forma en la que es realizada la trama, ya que el personaje es un niño que odia las matemáticas, pero a partir de sus sueños e imaginación, acaba sintiendo todo lo contrario hacia ellas.
    A pesar de todos estos aspectos positivos, el libro es un tanto monótono con respeto a que cada capítulo corresponde a una noche y el Diablo de los números en cada una de ellas le presenta un problema que tendrá que resolver.

  156. ignacio soage santomé Dice:

    EL DIABLO DE LOS NUMEROS
    El libro El Diablo de los números nos presenta a un niño llamado Robert , un niño que odia las matemáticas ya que le parece un tema aburridísimo y de ahí su poca atención en clase.
    Una noche mientras Robert dormía, en uno de sus sueños se le aparece un diablillo que al principio no le cae muy bien pero con el paso del tiempo se va haciendo con el cariño del niño y le va convirtiendo las matemáticas aburridas en algo muy divertido y ameno, hasta el punto de que el niño llega un día a clase y es capaz de resolver un problema que con anterioridad le resultaría imposible de hacer.
    Lo que se quiere dar a ver con este libro es que el mito de que las matemáticas son un royo y muy aburridas es mentira, atendiendo en clase y mostrando interés las matemáticas pueden llegar a ser muy divertidas. A mi personalmente las matemáticas me encantan y pienso que pueden llegar a ser muy divertidas.
    Después de la lectura de este libro que es sencillo y de fácil compresión el niño se da cuenta de que las matemáticas no es ninguna cosa de locos sino una materia bonita y divertida porque todo son nuevos retos.

  157. Teresa Oliveira Silva, 3º Lingua estranxeira Dice:

    Comienzo comentando que es la primera vez que leo un libro de este tipo y que creo que si algún docente me hubiera hablado de el en la primaria podría haber dado un gran cambio a mi visión de las matemáticas.

    Considero que hay una parte muy importante en el libro que es la crítica a la educación tradicional en concreto a la forma en que algunos docentes continúan impartiendo las clases, en este caso, de matemáticas.
    El libro, el diablo de los números, me parece muy interesante y didáctico y considero que puede llevar al niño a ver las matemáticas desde un punto de vista más divertido y entretenido ya que por desgracia en algunas escuelas todavía se siguen impartiendo las matemáticas en clases tradicionales y conductistas,al igual que hace el profesor Bockel, citado repedidas veces durante la lectura, lo cual no me parece apropiado

    De este libro se pueden quitar una gran cantidad de recursos para ayudar a los niños a entender mejor el mundo de las matemáticas. Debido a su estructura lineal se puede saltar perfectamente de un tema a otro. Otro tema que hay q destacar es el de los pensamientos de Rober, los cuales, nos muestran posibles problemas que pueden surgir en la mente de los más pequeños e incluso no tan pequeños con relación a las matemáticas.

    Cabe destacar también la cantidad de autores que se nombran (Pitágoras, Fibonacci, Klein, etc) y la forma en que se tratan los temas poniéndole nombres metafóricos a todo para que nos llegue a parecer más interesante y más adaptado a la edad a la que el libro va dirigido aunque también considero que a la vez me parece que puede llegar a ser un problema para los niños cuando se les hable mediante la terminología real

    En conclusión, el libro es muy interesante y esta muy bien orientado para la comprensión de las matemáticas y muestra gran cantidad de recursos, temas, innovaciones y demás para la enseñanza y comprensión, desde un punto de vista didáctico, en relación al increible mundo de las matemáticas pero siempre teniendo en cuenta que hay q tener una base anterior a la lectura del mismo.

  158. María Vázquez Guerra (2º grado ed. primaria) Dice:

    Este libro “ El diablo de los números” nos narra la historia de Robert, un niño que odia las matemáticas, odio que viene dado por la manera de que su profesor, el señor Bockel, imparte la clase. Robert ya está arto de sus ejemplos como el panadero y sus malditas trenzas.
    Pero una noche entre esas pesadillas que Robert solía tener se le apareció un diablo, un diablo que sabe todo sobre las matemáticas. Éste le ayudará a Robert con sus problemas en estas ciencias. Durante las 12 noches que el diablo acompaña a Robert, el diablo tratará un aspecto matemático diferente, pero a diferencia del señor Bockel este diablillo lo hará de una forma más divertida, utilizando expresiones (rábanos, números irrazonables…) o ejemplos de la vida cotidiana (liebres, repartición de chicles) que facilitarán el aprendizaje.
    Al principio de la historia el diablo se enfadaba con facilidad, por lo que pudimos ver que la relación entre el diablo y Robert al principio no era de la mejor, pero a medida de que fueron pasando las noches, esa relación fue mejorando al igual que el gusto por las matemáticas por parte de Robert.
    Todos tuvimos un profesor parecido al señor Bockel, por lo menos en mi experiencia. Estas actitudes por parte de los profesores son lo que provocan los rechazos a las matemáticas por lo menos en mi caso.
    Después de leer el libro, en mi opinión creo que todos los profesores o los que estamos en ello para llegar a serlo deberían leerlo y ser conscientes de que hay mucha formas de enseñar las matemáticas de una forma lúdica y divertida.
    En cuanto a los niños, este es un libro de lectura obligada, en el que pueden ver que las matemáticas no son como ellos creen y que las pueden llegar a ver como un juego. Yo no supe de la existencia del libro hasta ahora pero me hubiese gustado saber de su existencia en mis años de odio hacía las matemáticas.
    En definitiva, es un libro que le recomiendo tanto a docentes como a discentes, los primeros para que sean conscientes de que se debe impartir unas matemáticas divertidas y los 2º para que vean que aunque en su momento las odiemos en el fondo pueden llegar a ser divertidas y bonitas.

  159. María Gómez Abelleira (2ªcurso de Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”
    Este libro é moito máis didáctico ca o do Tio Petros.
    É una lectura sinxela, creativa e divertida para un neno de Ed. Primaria. Os soños de Robert non deixan de seren clases de matemáticas, ao fin e ao cabo, pero o resto de elementos que conforman o libro dánlle un tinte totalmente diferente para o entendemento dun neno que comeza a introducirse no mundo das matemáticas.
    Todos nós tivemos ese primeiro contacto, que non todos recordamos como algo bonito precisamente, polo menos ese é o meu caso.
    Persoalmente sempre pensei, non sei se correctamente, que as matemáticas como materia “suplicio” (así a chamaba eu) tiñan a súa orixe na pésima forma de ensinalas, a través de mestres que non vinculan os contidos coa contorna e a vida dos estudantes. Nisto penso que non se avanzou moito ainda, sinceramente, pero esa é outra historia.
    O mestre de Robert é un deses mestres e o diaño dos números é a alternativa. Os soños do neno explicitan a importancia das formas, a importancia do método. Vemos que as alternativas tampouco son algo fantástico nin abstracto…
    Vexo interesante introducir este libro nas aulas de primaria, como lectura de apoio ás propias clases. Hai moitas formas para aproveitar esta lectur. Unha delas podería ser que os nenos lesen un capítulo na súa casa previamente á explicación do mestre na aula dalgún dos temas. As explicacións quizais serían mellor asimiladas e poderíanse facer referencias ao libro a modo de apoio en algún momentos.

  160. obdulia belén figueiredo fernández (3º magisterio por lengua extranjera inglés) Dice:

    “El diablo de los números” es un libro ideado para muchos que tememos y no tenemos buenos recuerdos sobre las matemáticas, sus clases y sus profesores. En mi caso concreto, es una asignatura que no se me dio bien y aunque yo creo que todos tenemos mejores aptitudes para unas asignaturas que para otras, muy cierto es que la metodología en todas sus disciplinas es muy importante y suele influir en su mayor o menor motivación.
    Este libro, yo lo recomiendo leer para deshacer miedos y romper fronteras a la comprensión del mundo matemático que nos rodea, sobre todo, para comenzar el curso, para crear en el alumnado una expectativa llena de sensaciones positivas y abiertas al mundo de los números. A su vez, habría que advertir al alumnado de los términos particulares que los protagonistas Robert, el niño que odia las matemáticas y Teplotaxl, el diablo de los números que aparece en sus sueños, utilizan para dirigirse a los distintos temas de los que van a tratar: “números de primera”- números primos, “sacar rábanos”-raíces, “saltar hacia atrás”- potencias, etc, según el curso al que nos dirijamos, para no confundirlos. Además de hacer una referencia que no me parece muy correcta como es la de referirse al matemático Fibonacci como Bonatschi, porque aunque las otras están ideadas para motivar y acercar el mundo matemático al mundo real que nos rodea y nos puede ayudar a encontrarle la lógica, esta hace que el alumnado confunda un nombre real con uno que no existe. Ya que al final del libro, habla de personajes matemáticos reales y éste es uno que aparece casi todo el libro.
    También es importante, saber a qué estudiantes va a recomendarse, yo lo situaría desde alumnos/-as del 3er Ciclo de Primaria en adelante porque a medida que vamos avanzando en los capítulos del libro, la complejidad de los temas a tratar aumenta. Hablará de los números romanos y de la no existencia del cero en aquella época, luego de la división, multiplicación, números primos, potencias, raíces cuadradas, fracciones, decimales, el infinito, las combinaciones, Principio de Pitágoras, el pentágono, la circunferencia, etc y todo ello, cada vez más complejo y siempre nombrando a Bonatschi y a sus liebres por el medio.
    Robert que aborrece las matemáticas, debido a su pasivo profesor Bockel que no explica y que exige resultados sin orientar al alumnado para llegar a su correcta solución y dedicándose a comer trenzas por aburrimiento, verá que gracias a este diablo de los números que se cuela en sus sueños, poco a poco su visión de las matemáticas irá cambiando. Se muestra un mundo creativo e imaginativo en cada capítulo porque el escenario es siempre diferente: un desierto, la nieve y sus copos, el mar y su playa, etc., apareciendo ilustraciones que hacen que el lector se motive cada vez más por su lectura. Con el tiempo, Robert deseará cada vez más encontrarse con su peculiar amigo, yéndose cada vez más pronto para cama. A su vez, el diablo también experimentará cambios, ya que al comienzo del libro habrá ocasiones que se enfadará cuando Robert no entiende algo o le hace preguntas que él no considera necesarias e importantes. Pero a medida que va pasando el tiempo, ambos se van encontrando más cómodos el uno con el otro y sobre todo, destaca el papel de guía en el aprendizaje del diablo hacia Robert haciéndolo razonar y conectar conocimientos aprendidos con otros nuevos, como si de los diálogos de Platón se tratara, de forma muy motivadora y real, los cocos, las liebres, las pirámides, etc. Mostrando una enseñanza-aprendizaje muy significativa para su alumno-discípulo, llegando a ser tal el nivel alcanzado y casi dominio de lo enseñado que el diablo decide presentarle en el último y duodécimo capítulo a sus otros compañeros matemáticos, que eran incluso mayores que él.
    Se nos hablará de personajes reales del mundo de las Matemáticas como: Euler, Gauss, Klein, su amigo inglés Russell, etc, dando el mayor honor a Pitágoras. Pero luego, le hará ciertas preguntas uno de los dignatarios a Robert, acertándolas y dándole el rango inferior de aprendiz de los números y también la orden pitagórica de los números de quinta clase, colgándole una pesada cadena con una estrella de oro de cinco puntas.
    Robert se sentía orgulloso de sus logros en el entendimiento de las Matemáticas, siendo tal así que un día sorprendió a su tedioso profesor de la escuela, el señor Bockel, resolviendo el problema planteado sin previa explicación por parte de éste último, preguntandole a Robert cómo lo había conseguido, obviamente no gracias a sus nulas explicaciones sino a Teplotaxl y a su método tan motivador y reflexivo, haciendo que Robert quisiese aprender cada vez más, pero que finalmente le dejaría sólo en su nuevo camino de las entretenidas Matemáticas.
    Con lo cual, esto resume, lo importante que es elegir una metodología adecuada a la hora de enseñar a nuestro alumnado y sobre todo, vivir nuestra profesión lo más cercana posible para que el aprendizaje sea lo más significativo y sirvamos de correcta guía para lograr una enseñanza motivadora y eficaz. Me ha gustado mucha la lectura de este libro, yo lo usaría en mis clases porque es muy didáctico.

  161. Erika Cruz Poza Dice:

    El diablo de los números – Érika Cruz Poza 2º de Magisterio

    El Diablo de los números es una novela que narra la historia de un niño de primaria que odia las matemáticas. Todo cambia cuando comienza a soñar con un diablillo que le explica las matemáticas de una forma más divertida y amena. El niño no deja de soñar con ello e incluso cuando no lo hace, lo hecha de menos y desea encontrarse de nuevo con el diablo. Robert se adentra en mundos extraños y viaja a diferentes lugares haciendo que todo sea lo más mágico y fantástico posible. Podemos apreciar el cambio del joven a lo largo de la historia el cuál a medida que conoce más sobre los números más interés muestra hacia ellos hasta el punto de cambiarle en su vida; pasa de odiar la asignatura a enamorarse de ella.

    El autor pretende motivar a los alumnos mediante este libro y que vean el lado divertido de las matemáticas; incluso hace que los niños conozcan mucho más ellas: tanto con nombres de matemáticos, inventores, características de los números… haciendo que los lectores tengamos la necesidad de querer saber más. Es un libro interesante tanto para el alumno como para el maestro, el cuál puede utilizarse como recurso didáctico para que los niños vean las matemáticas como algo más divertido y que no sólo se lean libros de lengua, o para completar algún tema dado en el aula…. Se trata de que se pierda esa imagen de las matemáticas “aburridas y que no valen para nada” puesto que forman parte de nuestras vidas.

    Desde mi punto de vista el libro es muy interesante puesto que es divertido a la vez que es práctico y muy útil para niños de estas edades. Incluso puedo decir que he conocido y entendido muchas cosas que quizás nunca me habían explicado de este modo y me ha parecido muy productivo.

  162. Rebeca López Vaz (2º Grado en Educación Primaria) Dice:

    *El diablo de los números*

    El protagonista de esta interesante novela es Robert, un niño al cual no le gustan las matemáticas puesto que las ve como algo aburrido e inútil. Esta concepción que tiene sobre ellas viene provocada en gran medida por la metodología empleada por su profesor el señor Bockel, ya que sus clases se reducen a la realización de infinidad de ejercicios sin sentido y sin utilidad. Pero a lo largo de la historia, la idea que tiene Robert sobre las matemáticas irá cambiando poco a poco gracias a la ayuda de un pequeño diablo que se le aparece en sueños, quien a través de divertidos y entretenidos ejemplos, le enseñará a nuestro protagonista conceptos matemáticos tales como los números primos, las potencias, las fracciones… pero cambiándoles los nombres por otros más atrayentes.
    Bajo mi punto de vista, este libro tiene un gran potencial didáctico y es recomendable su lectura para todas las personas a partir de los 10 años aproximadamente. Para los alumnos sería un libro interesante porque les puede ayudar a la comprensión de algunos conceptos matemáticos a través de los sueños que tiene el protagonista. Pero también sería una lectura muy recomendable para los docentes y para los que estamos estudiando para serlo, puesto que nos hace reflexionar acerca de la importancia y repercusión que puede tener en los alumnos nuestra forma de impartir una clase.
    En el libro se reflejan muy claramente dos tipos de docentes: por un lado el señor Bockel, que emplea una metodología tradicional, en la cual los alumnos no tienen apenas protagonismo y se fomenta la memorización de contenidos sin una reflexión sobre ellos y su utilidad; y por otro lado el diablo de los números, Teplotaxl, quien utiliza recursos alternativos para explicar las matemáticas, favoreciendo una mejor comprensión, puesto que es el alumno el que va construyendo su propio aprendizaje con ayuda del maestro.
    Por lo tanto, creo que es una lectura que mucha gente debería realizar, tanto si quieren perder ese miedo que muchas veces tenemos a las matemáticas, como si quieren ser mejores maestros.

  163. Araceli García Navia(2º Curso Grado en Educación Primaria). Dice:

    El Diablo de los Números

    Persoalmente, considero que este libro é un pouco aburrido ou monótono para xente xa de idades máis avanzadas. Para os nenos estaría ben xa que lles ensinaría como as matemáticas non son algo abstracto propio de persoas que necesitan ter estudios superiores para chegar a comprendelas de unha correcta maneira, se non que demostra que con sinxelas actividades ou materiais comúns da vida diaria tamén se pode aprender matemáticas, como cando as explica cos cocos etc.

    Ao contrario que co outro libro, podo dicir que con este si que se aprenden algúns conceptos propios das matemáticas de unha maneira sinxela, aínda que a lectura se fai un pouco pesada.

    En definitiva, considero que a lectura dun libro deste estilo é apropiada sempre que non sexa en exceso, e é ideal para nenos máis pequenos xa que lles motiva para comprender que as matemáticas son algo tratable ao alcance de calquera, e desta maneira xa a idades tan pequenas non perdan a motivación polas matemáticas pola culpa dun mal mestre que non saiba explicalas ou non saiba capturar a atención dos nenos con técnicas adaptadas á época.

  164. Sara Maroño García (2º Grado en Educación Primaria) Dice:

    ‘’El diablo de los números’’ tiene como protagonista a Robert, un niño de Primaria que odia las matemáticas, como casi todos los niños de su edad. Además de que le parecen difíciles e inútiles, el método de enseñanza de su profesor del colegio no ayuda mucho para hacerlas más atractivas.
    De pronto, un día empieza a soñar con un diablo de los números, que noche tras noche se cuela en sus sueños para plantearle diversos problemas matemáticos, resolviéndolos y ayudando a que el niño los comprenda. Así, poco a poco, Robert pasa de su aversión a las matemáticas a que éstas le parezcan interesantes e incluso llegue a dominarlas.
    En mi opinión, es una obra bastante apropiada para los niños de Primaria, ya que muchos podrán sentirse identificados y puede despertar en ellos el interés por las matemáticas, haciéndoles ver que éstas están presentes en muchas situaciones de la vida cotidiana e incluso en la naturaleza. Sin embargo, aún siendo la lectura amena y entretenida, los problemas que se plantean tienen un grado bastante alto de dificultad, por ello, propondría la lectura de este libro para el tercer ciclo.

  165. Miguel Marzabal Cebreiro (2º Grado en maestro de educacion primaria) Dice:

    En mi opinión este libro es bastante útil en diversos aspectos didácticos ya que le da un enfoque diferente a las matemáticas. Se utiliza un diablo como personaje guía, ideal para simbolizar lo que los alumnos opinan de las matemáticas, que generalmente suelen ser opiniones negativas. El libro es estupendo para aprender de una forma distinta y mas divertida la importancia del cero, las raíces, los números primos… despertando así el interés por la materia. El problema que le veo es que es muy extenso como para mandarlo a leer entero, por lo que lo ideal seria utilizar el libro como método para dar la clase en cuestión.
    Desde el punto de vista del profesor, lo veo como una herramienta útil a emplear y reconocer la importancia de amenizar las clases, despertando así el interés de los alumnos, para que no ocurra lo mismo que le pasaba a Rober en su escuela.

  166. Laura Sende Leis (CLIL02), Grado Primaria, Santiago de Compostela. Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    Este libro cuenta la historia de Robert, un niño que es bastante vago y que odia las matemáticas. Cuando está en clase de matemáticas, no atiende porque las considera aburridas, pero una noche, mientras duerme, en uno de sus sueños se le presenta un diablo llamado Teplotaxl, que al principio le cae bastante mal a Robert, pero poco a poco le va cogiendo cariño y desea que llegue la noche para volver soñar con él y aprender algo más. En el libro, se cuentan doce sueños en doce noches, en las que se explican varios conceptos y teorías matemáticas.
    Este es un buen libro porque demuestra que las matemáticas se pueden aprender de forma amena y divertida para que todos los niños puedan aprenderlas sin ningún miedo sin que les parezcan aburridas, por eso si que recomendaría este libro, aunque, en mi opinión, no sería apropiado para Educación Primaria, sino para niños de más edad, para cursos como 1º y 2º de Educación Secundaria.

  167. Raquel González Méndez (2º Grao en Mestre en Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberg es un libro indicado para aquellos que temen a las matemáticas. Personalmente, como libro didáctico, por una parte considero que puede ser bastante útil para aquellos que tienen algunas dificultades con las matemáticas, ya que en él aparecen trucos para que los niños puedan verlas desde otra perspectiva y no les parezcan tan complicadas. Además, plantea algunas actividades para que el lector, al igual que Robert (el protagonista de la historia, junto con el Diablo de los números) pueda ejercitar su mente. Por otro lado, en el libro también podemos observar un vocabulario que puede ser más fácil para la comprensión de un niño de diez años que el vocabulario empleado por los matemáticos. De este modo, encontramos palabras como “rábano”, que hace referencia a la raíz cuadrada de un número o “números de primera”, refiriéndose a los números primos.
    Sin embargo, también he de decir que el libro puede llegar a parecer algo aburrido, ya que apenas contiene argumento, simplemente se basa en que un niño sueña todas las noches con el diablo de los números y éste le da clases de matemáticas mientras duerme y en eso se basa básicamente los doce capítulos. Además, considero que algunas de las explicaciones que le da el Diablo de los números a Robert, no son adecuadas para la comprensión de un niño de diez años, ya que en alguna ocasión me costó entenderlo a mi, cuánto más a un niño. Creo que el problema está en que a veces el Diablo de los números da demasiadas explicaciones y eso provoca dificultad a la hora de entenderlo, por eso lo mejor sería que explicase la forma más fácil y punto.
    En definitiva, considero que con este libro se pueden aprender muchas cosas sobre las matemáticas, sin embargo, creo que le falta un poco de intriga para enganchar al lector y así ser un libro más divertido.

  168. Elena González Picón. 2ºPrimaria. Dice:

    “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberger, es un libro apropiado para niños y adultos. El protagonista del libro se llama Robert, no le gustaba que le hablaran de sus sueños porque siempre soñaba que lo comía un pez o que caía hacia un agujero negro. Hasta que un día en sus sueños se encontró con el diablo de los números.
    El diablo de los números aparecía siempre en los sueños de Robert. Robert odiaba las matemáticas, en cambio gracias al diablo de los números se empezó a interesar cada vez más en ellas.
    En mi opinión la novela me resultó un poco monótona, aunque sí que es verdad que resulta muy fácil de seguir, tiene explicaciones sencillas por lo que puede ir dirigido a todo tipo de edades, así como a todo tipo de personas tanto a las que les gusten las matemáticas como aquellas a quienes les puedan resultar difíciles de entender.
    Como conclusión, diría que una materia resulta más o menos amena dependiendo de la forma en que se imparta. Esta novela hace que te vayas interesando más por las matemáticas, y hace que los niños tengan otra forma de ver las matemáticas, que las vean como un juego y le pierdan el miedo que algunos le tienen a las matemáticas.

  169. Angela Barbeito García (2º Grado Mestre Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” é un libro integrado na categoría das matemáticas que trata dun neno chamado Robert, que está pouco ou nada interesado nas matemáticas, non lle interesan pero en soños aparéceselle un diaño que lle vai explicando durante todas as noites as matemáticas dun xeito distinto ó que utilizaba o seu profesor na escola.
    O diaño utiliza unha metodoloxía basada na relación das matemáticas con elementos da vida cotiá que faciliten a súa comprensión, mentres que o seu mestre na escola non trataba de motivalo de ningunha forma nin trataba que os nenos entenderan o que alí lles explicaba.
    Vexo que este libro pode ser útil tanto para nos como futuros mestres como para nenos de primaria (a idade axeitada, ó meu parecer, serían 10-11 anos debido a que é bastante extenso o libro)
    Para nos é interesante xa que nos demostra o importante que é atraer a atención dos alumnos en unha asignatura, que non perdan a ilusión por ela e que pouco a pouco vaian descubrindo os misterios que esta acarrea fomentando así a curiosidade do alumno a aprender novas cousas.
    Como alumnos de primaria aprenderían a coller as matemáticas como unha materia máis, e non co tópico de que as matemáticas non causan interés e que se necesita de moito esforzo para superar os obstáculos que a conforman, ou tamén poderían chegar a a pensar que as matemáticas non sirven para nada.
    Este libro ademáis tamén axuda a desarrollar a súa imaxinación ademáis da capacidade intelectual.

  170. Jessica Conceição Dias Ferreira Dice:

    Jessica Conceição Dias Ferreira (Erasmus – primária)

    Comienzo diciendo que el diablo de los números es un gran libro educativo, especialmente que la historia habla de un chico que no le gustaba las matemáticas hasta que un día se encuentra con el diablo y aprende una multitud de cosas. Es de destacas que los profesores también tienen un papel de cautivar sus estudiantes y la recomendación de este libro puede ser una gran manera de conseguir que los niños comienzan a disfrutar de las matemáticas.
    La lectura de este libro es más que una simples y precisa aprendizaje, elle representa una forma divertida de aprender las matemáticas a través de situaciones del día a día. Robert es el personaje principal y encuentra el diablo de los números en sus sueños que a la larga de la historia le hace entender las matemáticas. Al principio esto es muy asustado por no entender nadie de matemáticas, pero después empieza a notar que se puede aprender de una forma muy divertida e agradable.
    La historia se compone por doce noches consecutivas y en ellos Robert encuentra siempre el diablo y poco a poco va conociendo la otra cara de las matemáticas. Acaba después por darse cuenta que la matemática puede ser aprendida de una forma muy atractiva y pierde el miedo a estas y al diablo.

    Sin duda es un libro recomendable a pesar de algunas carencias al nivel educativo como por ejemplo el facto de o diablo fumar en una parte. Todavía es una propuesta muy buena en lo que respecta a cautivar los niños para que pierden el miedo a las matemáticas y acepten los desafíos que nos presenta.

  171. Tamara Saborido García (3º lingua estranxeira) Dice:

    Este libro cóntanos a historia de Robert, un de tantos nenos que ven as matemática como algo pesado, pouco divertido e que polo tanto non lles gustan. Por sorte este protagonista coñece a un peculiar profesor que lle axuda a ver esta materia dun xeito ben distinto a como o vía anteriormente.
    Algo que me gustou especialmente deste libro é que non se utiliza unha linguaxe complicada, o diaño emprega un vocabulario fácil e cotiá para axudar a Robert e a todos os lectores a comprender as matemáticas. Deste xeito o libro faise moi levadeiro, porque che introduce na historia sen ningún problema. Ademais as ilustracións, que son de gran colorido e ben detalladas, conseguen que para os nenos este volume sexa moi chamativo, e grazas a isto manteñan a súa atención posta no relato e se fixen nos detalles precisos para resolver os problemas propostos.
    Polo tanto, dende o meu punto de vista este libro si sería recomendado para utilizar nas aulas de primaria, pero non nos primeiros ciclos, eu empregaríao no 3º ciclo e incluso creo que sería tamén apropiado para o primeiro ciclo da ESO. Penso que había ser útil para que os alumnos se interesasen un pouco máis por esta ciencia e a puidesen ver dende un punto de vista ameno e lúdico. Aínda que tamén opino que non o deberían de ser unha lectura para facer eles sos, senón que sería mellor dedicarlle un tempo na clase para poder estar respaldados polo mestre e ir facendo os exercicios xuntos e poder aclarar calquera dúbida que surxise.

  172. Mario Seoane Fernández (CLIO2) 2ºGrao Primaria Santiago Compostela Dice:

    O demo dos números

    Este libro conta a historia de un neno que todas as noites recibe la visita do demo dos números, este dálle unha lección mediante un exemplo ou aplicación práctica para que o neno entendera mellor o tema tratado. Todo isto acaba conseguindo que o neno o cal nun primeiro momento era bastante reacio as matemáticos acabe por aprecialas e dominalas.
    Dende o meu punto de vista como historia e dicir centrándose na trama o libro e apropiado para o terceiro ciclo de primaria inda que creo que no que a contidos matemáticos se refire pode que sexa avanzado par estas idades. Na miña opinión o demo dos números imparte unha serie de ensinanzas que son algo avanzadas tendo en conta o nivel medio que podemos atopar nunha clase de primaria dun colexio medio español.
    Como valoración persoal creo que e un libro moi interesante e que os exemplos son moi claro e axeitados para os temas tratados debido a isto eu utilizaría este material para algunha etapa máis avanzado como por exemplo a primeira etapa da educación secundaria.

    Mario Seoane Fernández

  173. Eva Garea Mato. 2º Grado. ed. primaria Dice:

    Me ha llamado mucho la atención este libro, por la doble implicación de lectura y matemáticas. Yo nunca había leído un libro así. Pero he de confesar, que al igual que Robert a mí tampoco me gustan mucho las matemáticas, sólo que a él con las apariciones del diablo de números le acaban gustando un poco más.
    Se trata de un libro de sencilla lectura, y que se podría utilizar con niños de primaria para motivarlos hacia las matemáticas. Además incentiva a coger papel y lápiz e ir haciendo lo que el diablo de los números le propone.
    En mi opinión, muchas de las ideas o concepciones negativas que tenemos acerca de una asignatura como son en este caso las matemáticas viene determinado por las experiencias con nuestros profesores, y a que aprendemos a aplicar conceptos pero no entendemos el porqué.
    Personalmente, no me gustó, me resultó aburrido, pero sí que es valorable sus aplicaciones didactas.

  174. David Sotelo Caride 2º grado de magisterio en Primaria Dice:

    El diablo de los números.

    El libro cuenta la historia de Robert un niño que odia las matemáticas porque no las entiende bien entonces no muestra ningún interés por ellas.
    Pero una noche durmiendo se le aparece el diablo de los números llamado Teplotaxl que durante las siguientes noches le va enseñar matemáticas de forma divertida y para Robert muy fáciles de entender. Al principio Robert le tenia un poco de manía al diablo pero poco a poco le empieza a coger mucho cariño, el libro acaba en un sueño en que Teplotaxl lleva a Robert a una fiesta de grandes matemáticos donde al final le regalan un collar de 5 estrellas, con el que se levanta también al día siguiente y lo lleva a clase donde resuelve un problema que su profesor le planteara a toda la clase y Robert lo resuelve con la ayuda del collar.
    En este libro se tratan diferentes temas de matemáticas como el número 1 y el 0 y su importancia en las matemáticas, el nivel cada vez va a más y acaba explicando a Robert los números primos, la división, el infinito, las potencias, las raíces cuadradas, quebrados y los números triangulares o Bonatschi.
    Para mí el libro es una buen libro para niños de primaria porque con el pueden llegar a ver las matemáticas como algo divertido y que se puede enseñar de distintas formas para que su aprendizaje sea más fácil.

  175. María Comesaña Dice:

    El diablo de los números es un libro del todo recomendable para principiantes (y ya no tanto) en matemáticas. Se trata de una obra fantástica en la que un diablo entra en los sueños de un niño que dice odiar las matemáticas y le hace ver que son mucho más simples de lo que cree. A lo largo de los capítulos el niño aprende distintos tipos de números (así como su origen), cálculos y razonamientos cada vez más complejos (los números de Bonatschi, las probabilidades, etc), que le llevarán a dejar de odiarlas y comenzar a interesarse cada vez más en ellas.
    Como es el caso del protagonista, muchas veces el propio profesor es el que nos hace aborrecer la materia, y por lo tanto considero imprescindible la lectura de esta obra en la formación de un docente, pues nos ayuda a comprender lo que puede provocar una mala práctica en la formación futura de un alumno.
    Al mismo tiempo nos acerca a las matemáticas de forma simple, adaptándolas a la comprensión de un niño y dándonos explicaciones desconocidas para muchos.

  176. Xoán Prado Aguado (3º Magisterio especializado en Lengua Extranjera) Dice:

    La historia presentada por Hans Magnus Enzensberger, es la de un niño llamado Robert. Donde se nos muestra su rechazo ante las matemáticas, por los métodos de su profesor, Sr. Boeckel, en mayor medida; y también por el aula donde él las imparte. Pero una noche, en sus sueños aparece el diablo de los números, que sabe todo acerca de las mates, con el que las va a comprender y lo nunca pensado adquirir los conocimientos de dicha ciencia.

    Cada noche tratará con Robert un tema matemático con una metodología alegre, entretenida, lúdica, con ejemplos de la vida cotidiana; y algo muy importante, sin verse agobiado. Esta relación niño-diablo, diablo-niño pasa a ser amistad y su entusiasmo por las matemáticas pasa a ser real, aunque al principio había pequeñas discrepancias y dificultades hacia el aprendizaje de esta ciencia.

    Tras varias noches, de las doce que existen en este libro, el diablo con el uso de un lenguaje no matemático consigue crear pasión en Robert con las matemáticas.

    Para concluír, después de dicho resumen sólo cabe decir que es un libro que los niños y niñas atemorizados por las matemáticas tienen que leer esta gran obra, obviamente los que no tengan estos sentimientos de miedo, también tendrían que leerlos siempre guiados por un profesor/a en ambos casos. Porque nos enfoca la asignatura como si fuese un juego y nos da una perspectiva mucho más agradable de lo que es esta ciencia.

  177. José Luis Campaña Parada -2º Grao Educación Primaria Dice:

    El Diablo de los números, ¿quien diría que por el título, que esta figura representativa del mal, en caminaría a Robert a despertar gran interés y fantasía por la matemáticas?.

    La historia que nos presenta Hans Magnus, puede ser la de cualquier niño de primaria, que teme a los contenidos presentados por su profesor, en este caso representado en la figura del señor Bockel. Rober es un niño que odia las matemáticas, gracias en gran medida a la poca destreza de su profesor a la hora de enseñarlas.

    El diablo,será el encargado de llevar a cabo un proceso de renovación de ideas en el pequeño Rober. A través de una didáctica diferente a la del profesor Bockel, despertará el interés y la motivación en un niño por aprender matemáticas.

    Como aspectos claves de esta novela, destacaría la fantasía despertada en Robert, la nueva presentación de contenidos sencillos y atractivos para el chico, los cambios de escenarios, el interés y la motivación intríseca del niño hacia su nuevo amigo y hacia su nueva pasión oculta: las matemáticas.

    ¿No vemos reflejado a este niño en nuestros alumnos actuales?, ¿por qué no despertamos en nuestro alumnado el interés y la fantasía por la ciencias y más en concreto por las matemáticas?.

    En muchas ocasiones se ha dicho que el actual sistema educativo está obsoleto, desorientado, agotado. Entre todos los componentes de este sistema, futuros y actuales docentes, hagamos despertar en nuestros alumnos esa motivación necesaria para aprender bajo un nuevo pensamiento: el científico.

    Desarrollemos en el alumnado este pensamiento, que ellos sean capaces de desarrollar su fantasía, porque no dejan de ser niños, y creen sus propias hipótesis y proyectos que le ayudarán en su propio desarrollo cognitivo a lo largo tanto de la etapa escolar como a lo largo de su largo camino en la vida.

    Este libro ha despertado un gran interés en mi, en la forma, en que utilizando aquellos medios a nuestro alcance y reonrientándolos hacia el alumno, seremos capaces de cambiar ese estereotipo de las ciencias como aquellas desconocidas.

    José Luis Campaña Parada
    2º Grao Educación Primaria

  178. David A. Villares Sánchez - 3º Mestre, especialidade en Lingua Estranxeira Dice:

    Hans Magnus Enzensberger (Kaufbeuren, 1929) nos invita a realizar un viaje por el universo de las matemáticas de la mano de los sueños de Robert, un niño con mucha imaginación. El diablo de los números es una obra literaria de corte didáctico en la que el autor utiliza las ilustraciones como un recurso imprescindible para poder entender todos los contenidos matemáticos que nos expone. Con un alto contenido fantástico, la historia nos lleva de sueño en sueño y de capítulo en capítulo a través de la historia de las matemáticas: los números romanos, la multiplicación y la división, fracciones, decimales, el principio de Pitágoras, números primos, el pentágono… , siempre de la mano del diablo de los números, un ser imaginario que se asemeja a un saltamontes y al que Robert considera de avanzada edad. Al comienzo de cada capítulo, Robert se sumerge en un nuevo sueño y en un nuevo escenario y siempre con la presencia del diablo, quien le explica las matemáticas de una manera más interesante que su maestro en la escuela, Bockel.

    El autor aumenta progresivamente el nivel de los contenidos que se incluyen en la obra a medida que avanzan los doce capítulos por los que está compuesta. Asimismo se puede observar una evolución en la relación que Robert tiene con el diablo, al quien temía en los primeros momentos y que acaba siendo su amigo con el avance de la historia.

    Desde el punto de vista didáctico, este libro es, sin duda, una obra altamente recomendada para el cambio de visión de las matemáticas a nivel escolar, materia a la que muchos niños sienten odio o temor. Con cada capítulo, el autor nos ayuda a comprender la teoría que cualquier estudiante de Educación Primaria puede encontrar difícil de entender en la escuela, siempre con imaginación y fantasía. Esta última característica es lo que despierta el interés por la obra y por su historia, que está narrada para hacernos sentir como Robert, el protagonista. Indicado, en mi opinión, para alumnos del tercer ciclo de Primaria es, sin duda, un libro de obligada lectura y un recurso muy interesante para la didáctica de las matemáticas y que utilizaré en un futuro si se me presenta la ocasión.
    Mi propia experiencia con el libro resultó ser sorprendentemente positiva, algo que considero inesperado sin duda. Con el libro en mis manos y con el avance de la lectura del mismo, mis sensaciones fueron cada vez más positivas. Disfruté de las explicaciones que da el diablo a Robert y de los ejemplos gráficos que el autor expone, algo de verdadera importancia para la comprensión total, y me despertó una curiosidad que estaba enterrada.

    Para acabar, me gustaría recomendar la lectura de la obra a todo futuro maestro/a, y a todos ellos a los que simplemente les despierte la curiosidad de navegar en el mundo de las matemáticas desde los sueños de un niño.

  179. Cristina Casal - 3º Esp. Lingua extranxeira, Inglés Dice:

    El Diablo de los Números.
    Maria Cristina Casal Barreiro.

    Aun cuando la historia nos ilumina sobre numerosos conceptos matemáticos, yo diría que el cometido principal del libro no es enseñar cada uno de ellos, sino hacer ver que
    la comprensión de éstos puede ser fácil y divertida, si las preguntas o cuestiones se presentan de la forma adecuada.

    Así pues, la utilización del lenguaje simbólico y simplificado me parece un recurso totalmente justificado pues su función primordial es atraer al lector profano y al no profano a una lectura que versa únicamente sobre matemática que de cualquier otra forma resultaría tediosa y de difícil comprensión. Basta ver el apéndice final o las actividades propuestas para cada capítulo para darse cuenta de los muchos conceptos analizados en los diálogos entre Teplotaxl y Robert. Si éstos fuesen descritos de cualquier otra forma provocarían el efecto contrario. Obviamente al tratarse de una traducción el ritmo del lenguaje y las figuras utilizados puede que no posean el sentido creado por el autor en la obra original o que no tengan la misma reacción en cada lector. El lenguaje de la matemática resulta complicado pero rara vez pensamos en cómo simplificarlo con creatividad para enseñar conceptos con ejemplos también más cercanos al alumno que motiven su curiosidad.

    Además el diablo decide cambiar el método y lugar de aprendizaje. El aula y los tradicionales problemas del Sr. Bockel parecen no servirle, prefiere una enseñanza individualizada y muy particular de los conceptos a través de racionamientos lógicos. Como en los diálogos de Platón, sus preguntas son la forma de acceder a la verdad. El diablo parte del 1 y desde ahí construye los andamios para provocar en Robert las ansias de saber más. Teplotaxl le propone misterios para razonar paso a paso, con la ayuda de secretos descubiertos en noches anteriores. Otros factores como la tarea a realizar (las extrañas propuestas del diablo) y el cómo o dónde ocurren las cosas contribuyen a la asimilación de complicados conceptos. Son los detalles como el reloj de liebre, el reparto del chicle, los cocos, o los copos de nieve los que nos ayudan a recordar y relacionar los conceptos. De la misma forma los gráficos e ilustraciones son también parte del imprescindible andamiaje que se ofrece a Robert y al lector para avanzar en los secretos de la matemática.
    Cada lector sin duda descubrirá algo diferente. Quizá el beneficio sea alguna piedra segura en el rio que le permita entender mejor “la pesadilla de la matemática” (para mi lo han sido los apretones de manos, el triángulo de los cubos, o las tartas perfectas); o quizás obtengan el premio de la orden pitagórica de los números de quinta clase- la estrella de cinco puntas. Los alumnos de primaria sin duda encontrarán alguno.

    Lo podríamos usar en el aula de lectura, como recurso para transversalidad, o en la propia clase de matemática (con las actividades propuestas para cada capítulo) con muy variados usos. Así que me parece una herramienta accesible y de gran valor para persuadir al alumnado (y también a sus padres) de que los trucos de magia que nos presenta la matemática se pueden resolver fácilmente. Y de alguna forma lograr que no vean el esfuerzo que hay que poner en ello como un muro infranqueable.

  180. Sandra Pérez Míguez Dice:

    Sandra Pérez Míguez (2º Grao en Mestra de Educación Primaria)
    “El diablo de los números” xira en torno a Robert, un neno que odia as matemáticas, en gran parte pola metodoloxía que leva o seu mestre.
    Unha noite, os seus pesadelos convértense en visitas dun demo dos números, co que vai tratar temas matemáticos, dende unha perspectiva moi distinta á que ten o seu mestre de mate. Fainas divertidas, entretidas e relacionadas coa vida cotiá. Deste xeito, vaise facer amigo do demo e máis das matemáticas.
    O libro gustoume porque eu era máis ou menos coma Robert, e agora teño unha vista máis positiva das matemáticas. Se fixo este efecto en min, supoño que nun neno aínda máis. Podemos consideralo como unha ferramenta de motivación, para captar a atención do neno e a súa actitude fronte a materia. Polo tanto, a atmosfera da aula e a aprendizaxe dos nenos será formidable.

  181. Álvaro Calvo López ( 2º Grado Educación Primaria ) Dice:

    Este libro cóntanos a historia de Robert, un neno ó que as matemáticas aburrenlle e faría todo o posible para evitalas. En gran medida, este problema é debido a actitude e a maneira de dar as clases do seu profesor de Matemáticas, o señor Bockel. Pero unha noite aparece nos seu soño, o misterioso diaño dos números que todo o sabe sobre as matemáticas. Este axudará a Robert no seu problema cas matemáticas, mostrándolle todos os misterios destas. Durante o transcurso do libro aparecerá en moitas noites, e en cada unha delas tratará co neno un aspecto matemático, dunha maneira divertida e lúdica. Ó principio a relación co diaño non era moi boa, pero mentres ían sucedendo os soños e Robert comezaba a interesarse mais e mais polas matemáticas, esta relación era cada vez mellor. É decir, podemos ver que a relación aumenta ó mesmo tempo que o fai o gusto por esta ciencia.

    Un dos métodos que fai que Robert e o lector se interesen polas matemáticas, é que o diaño non utiliza unha linguaxe matemática. En lugar de esta linguaxe emprega elementos da vida cotiá, que facilitan a aprendizaxe do que o diaño explica.

    Todos tivemos a un señor Bockel na nosa vida que provocou que non teñamos a visión obxetiva do que son as matemáticas. Con este libro calquera profesor desta materia pode observar que se pode dar unha clase de matemáticas de moitas maneiras. Podéndose acercar a formas lúdicas e divertidas, lonxe da clásica clase chea de exercicios e fórmulas.

    Despois do dito, está claro que é un libro de obrigada recomendación a nenos que teñen medo as matemáticas, para que vexan que é totalmente diferente ó que pensan e poidan velas como un xogo. Moitos dos meus compañeiros tiveron a oportunidade de ler este libro cando eran mais pequenos. Eu non tiven esa oportunidade cando era mais pequeno , aínda que sen disgustarme as matemáticas, estou seguro que se o lera nesa época, a miña perspectiva sobre estas sería moito mellor.

    Incluiría este libro a nenos de segundo ciclo de Primaria, e nenos da ESO. Pero no caso de Primaria pode resultar por momentos difícil a súa comprensión, polo que sería ideal que neste caso estén guiados polo mestre.

  182. Rocío López Cabo Lengua Estrangera Dice:

    El protagonista del libro es un niño llamado Robert al que no le gustan las matemáticas y además siempre sueña con cosas espantosas. Una noche soñó con un diablo de los números que le enseñó porque el número uno es tan importante y como salen el resto de los números a partir de él. Durante 12 noches soñó con el diablo de los números, al principio pensaba que era una de sus pesadillas pero poco a poco le fue cogiendo cariño al diablo de los números y atracción por las matemáticas, pero solo las que le enseñaba el diablo de los números cada noche, al señor Bockel (su profesor de matemáticas de la escuela) seguía odiándolo. Doceava noche que soñó con el diablo de los números, este le llevo al cielo/infierno de los numero y allí le presentó a grandes matemáticos de la historia con los que cenaría esa noche. Al finalizar la cena un señor de brillante uniforme le colgó al cuello una cadena de oro con una estrella de cinco puntas, luego el señor se fue y el diablo de los números se despidió de Robert. Al día siguiente Robert despertó con un pequeño colgante en forma de estrella de cinco puntas al cuello, su sueño era real. Ese mismo día, en clase, el señor Bockel les planteó un problema a sus alumnos. Robert, que tenía su estrella en el pantalón se la colgó al cuello y resolvió el problema rápidamente con los números triangulares que le había enseñado el diablo de los números ante la fascinación del señor Bockel.
    Este libro nos enseña que las matemáticas no tienen por qué ser aburridas sino que pueden ser fascinantes dependiendo de cómo se enseñen.

  183. Lucas Fariñas Pérez Dice:

    El libro “El diablo de los números” se centra en la historia de un niño, Robert, al cual no le gustan las matemáticas, debido a su poco entendimiento con ellas y porque, según él, su profesor de matemáticas las hace aún más incomprensibles.

    Por las noches, cuando dormía, siempre tenía sueños horribles, como ser comido por un gigantesco pez, pero una noche tuvo un sueño raro donde conoció a un pequeño y viejo diablo que quería introducirlo en el mundo de los números, intentando enseñarle a Robert lo fácil e interesante que puede ser trabajar con las matemáticas.

    A partir de esa primera noche, Robert tiene doce sueños en total fantaseando con ese diablo, en los cuales el protagonista aprende una nueva estratagema sobre el amplio campo de las ciencias exactas.
    Lo pedagógico del libro comienza cuando se le transmite al lector (en este caso, el libro está dedicado para un alumno de primaria) cómo a partir del número 1 se obtienen el resto de los números, avanzando a partir de aquí en conjeturas y cálculos más complejos, cómo es la explicación de los números primos, números triangulares o Bonatschi. Para contenidos más difíciles de entender, el autor del libro utiliza términos simples para denominarlos, como por ejemplo, para designar el factorial de un número utiliza la abreviatura “¡pum!”, “quebrados” para nombrar a las fracciones, “sacar rábanos” en vez de extraer la raíz de un número o el verbo “saltar” para mencionar a las potencias; aunque parezca un método a primera vista poco fiable, utilizar nombres que sean familiares para los niños contribuye a que comprendan con mayor eficacia en qué se basan cada uno de esos cálculos.

    Personalmente, tengo la creencia de que este libro, así como otros existentes que sean similares en cuanto a los objetivos que persigue, puede tener un fuerte efecto en casos presentes dentro del aula donde nos encontremos con alumnos/as que vean las matemáticas como algo incomprensible, como un muro que no dan sobrepasado o lo contemplen como algo inútil a la hora de aprender y formase como personas.

    Este libro es un atrayente hacia el campo matemática, su lectura cautiva desde el primero hasta el último capítulo, originando que, al final de su lectura, el niño muestre interés e iniciativa por seguir el largo camino que ha iniciado con el análisis de “El diablo de los números”; con todo lo dicho, aseguro que es un buen instrumento para poner en práctica en nuestras aulas, actualmente como en un futuro próximo.

    Por último decir que, el objetivo el cual enfoca el libro, es decir, su propuesta, es la de impulsar a la lectura desde el área de las matemáticas, interpretar su historia y los personajes más importantes que la estudiaron y la acrecentaron, como Pitágoras. Trata de motivar y mejorar la actitud del alumno hacia los números, intentando que descubran la magia, y a la vez el misterio que los rodea, fomentando el carácter investigador del alumnado a través de la lectura del libro.

  184. Alba Pacín Quintá (2º grado, maestro especialidad Educación Primaria). Dice:

    El diablo de los números narra los sueños de un niño llamado Robert que siente odio por las matemáticas. En sus sueños aparece un diablillo que, durante 12 noches juega con Robert a través de las matemáticas, tratando temas como los los números primos, pares, las potencias, raíces cuadradas… Incluso llega a citar importantes figuras matemáticas como son Pitágoras, Euler… Por lo que Robert acaba comprendiendo y valorando esa asignatura que definía como compleja y aburrida.
    Considero que se trata de un gran material didáctico para utilizar con el alumnado de primaria; especialmente recomendable para aquellos niños y niñas que odien las matemáticas, ya que se sentirán identificados con el protagonista. A parte de ser un libro muy entretenido para ellos, también es atractivo, debido a la gran cantidad de ilustraciones que contiene.

  185. Alba Conde Suárez (2º de grao de Mestre de Educación Primaria) Dice:

    Este libro nos cuenta la historia de Robert, un niño al que no le gustan las matemáticas. Además, su profesor de matemáticas en el colegio, es un hombre serio que siempre les está mandando a él y a sus compañeros problemas que les ocupan toda la clase, mientras se dedica a comer detrás del periódico que simula que está leyendo.
    Robert es un niño que suele tener pesadillas. No le gusta el momento en que se va a dormir porque sabe que soñará con cosas desagradables.
    Pero una noche Robert tiene un sueño especial en donde conoce a un diablo llamado Teplotaxl quien le cuenta cosas interesantes sobre los números y lo fácil y divertido que puede ser trabajar con ellos cuando los entiendes mejor y los ver de forma correcta.
    El libro se desarrolla en doce capítulos los cuales representan cada uno una noche en la que Robert soñó con el diablo de los números.
    En la primera noche el diablo le habla a Robert del número 1, en la segunda, del número 0, y lo importantes que son estos dos números en las matemáticas.
    A partir de esas dos primeras noches y progresivamente, Robert va dejando de odiar las matemáticas, y comienza a interesarse por ellas. Es más, hasta podríamos decir que le gustan las matemáticas.
    Así, durante esas doce noches, el diablo de los números va explicándole a Robert cosas cada vez más complejas de los números. Los números primos, la división, el infinito, las potencias, la raíz cuadrada…etc.
    En este libro se cambian los nombres de estes conceptos como todos los conocemos. Por ejemplo a la raíz le llaman rábano y cosas así. Esto por una parte me parece bien ya que resultará más gracioso para los niños y hará posible que se interesen más por las matemáticas, pero al mismo tiempo, me produce algo de preocupación ya que quizás esto sólo los confunda más.
    Sin embargo, algo que si que me gustó mucho del libro, fue por ejemplo que están los conocimientos muy bien distribuídos. Capítulo por capítulo va aumentando gradualmente la dificultad de lo que se explica, y dentro de cada explicación de un concepto, también se empieza por lo básico, aumentando la dificultad progresivamente.

  186. Xoán Carretero Incio Dice:

    Este libro narra la historia de Robert, un niño que detesta las matemáticas debido a su dificultad a la hora de entenderlas y a su profesor de matemáticas quién según Robert las hace más difíciles.

    Robert siempre tenía terribles sueños, hasta que una noche empezó a soñar con El diablo de los números quién le inculcaba poco a poco el interés por las matemáticas. Durante 12 noches sueña con el Diablo de los números y se adentra poco a poco en un campo tan complejoy a su vez interesante como el de las matemáticas.

    Me parece muy interesante este libro para los pequeños lectores puesto que el protagonista es un niño más o menos de su misma edad. Además es un libro sencillo de leer puesto que combina imágenes sobre lo que se está leyendo y que permite a los niños asentar mejor el contenido.

    Por último destacar que el libro muestra contenidos matemáticos muy interesantes y divertidos para alumnos de primaria que produce un aumento en el interés por las matemáticas.

  187. Carlota Vega Rodríguez ( 2º, Grado de Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”, es un libro muy entretenido y bajo mi punto de vista válido para cualquier edad.
    Con este libro nos adentramos en los sueños de un niño llamado Robert, que odia las matemáticas. A lo largo de 12 noches podemos ir observando como con la ayuda de un personaje, al que le llaman “le diablo de los números”, este niño irá perdiendo ese miedo y odio hacia los números.

    El diablo aparecerá cada noche en los sueños de Robert, haciendo que se introduzca en el mundo de las matemáticas. En los sueños, el diablo hace que Robert, pierda ese miedo que le tiene a los números, mediante ejercicios muy dinámicos, que el niño realizará sin darse cuenta, y así hacer que el niño se de cuenta de que el mundo de las matemáticas no es tan terrible como él pensaba. Estos ejercicios serán realizados sin la ayuda de fórmulas matemáticas, por lo que hace que sea más ameno para el lector.

    A medida que pasa las páginas los ejercicios, con los que te vas encontrando van siendo más complicados, pero para ello hay imágenes que te ayudaran a reflexionar sobre lo aprendido anteriormente, y además con explicaciones muy claras.

    Observamos la evolución que va teniendo el niño a lo largo de la historia. Como pasa de tener un odio a las matemáticas, a gustarle realmente y ver que detrás de los números no sólo hay números sino una multitud de cosas.

    En mi opinión este libro se podría utilizar como un material didáctico, ya que ayuda al alumno a desarrollar su capacidad intelectual y su imaginación. Pero para que todo esto sea posible, deberá tener un buen maestro, lleno de paciencia, ya que no es para todo el mundo igual de sencillo trabajar con los números.

  188. Tamara Magariños Barcala (3º Lingua estranxeira) Dice:

    COMENTARIO DE “EL DIABLO DE LOS NÚMEROS”
    O libro “El Diablo de los Números” ofreceume unha lectura completamente diferente con respecto a calquera outro libro infantil.
    É un libro útil para que os neno se adentren no mundo das matemáticas de maneira entretida pero tamén o vexo moi adecuado para que os docentes plantexen a materia das matemáticas da mesma maneira que o fai o demo: divertida, motivadora, relacionar as mates có que temos a man día a día, e que non cheguen a ser como as clases do Sr. Bockel.
    Para concluir, considero que debería realizarse a lectura deste libro de maneira colectiva e coa presenza do mestre, xa que nlagúns momentos aos nenos pódenlles xurdir dúbidas e precisarán ao docente para que lles axude a resolver a cuestión. En definitiva, pareceme un libro axeitado para que os nenos aprendan a materia con diversión e motivación, e que cada día queiran saber un pouco mais sobre as matemáticas.

  189. Celso Manuel Fernández Valcárcel (3º Lengua Extranjera, Inglés) Dice:

    Se trata de una obra fantástica con un gran tacto didáctico. Desde las primeras páginas, le lector queda cubierto como de un humo onírico que lo sumerge en la propia fantasía de su subconsciente, imaginando qué clase de aventuras y sucesos tendrán lugar cada capítulo. El lector queda encarnado en Robert, un chico al que no le gustaban las matemáticas como se las presentaban en el colegio, pero que durante una docena de noches viaja de la mano de un pintoresco y “anciano” diablillo con el que llega a desarrollar una fuerte amistad.
    Este personaje, le introduce en una gran variedad de conceptos y procedimientos matemáticos, graduados por su complejidad (se denota un avance en la dificultad de compresión y resolución conforme el paso de las noches), y por su carácter propedéutico (los conceptos son puestos en práctica en distintos contextos y en distintas ocasiones, lo que ayuda a su generalización y significado). De hecho, en el último capítulo se celebra una ceremonia en honor a Robert en la que, a nivel didáctico, sirve de ápice entre los distintos aspectos tratados a lo largo de la obra, así como el reconocimiento de los matemáticos mencionados. Al final de la obra, se muestra cómo Robert pone en práctica las distintas enseñanzas de su peculiar maestro y desarrolla una actitud positiva y activa hacia las matemáticas, las cuales las mira ya desde una óptica diferente gracias a sus experiencias oníricas.
    Se caracteriza por ser una obra de lectura amena, que mantiene un tono lúdico y divertido, en la que los conceptos matemáticos aparecen detallados de una forma infantil pero altamente ilustrativa, lo que favorece su comprensión y divulgación.
    Además, sus personajes presentan una gran proximidad al alumnado de Educación Primaria y niveles superiores. Por todo ello, creo que para el profesorado puede ser una buena herramienta para poner en cuestión los procedimientos habituales a la hora de enseñar y aprender matemáticas, e implementar el descubrimiento de las mismas, de modo que sean significativas. Aunque algunos conceptos requieren de un procesamiento más complejo y su puesta en práctica requiera de una guía, creo que como acercamiento, esta obra cumple los requisitos para ocupar un lugar en nuestra biblioteca de aula. En la mía, sin duda, lo tendrá algún día.

  190. Cristina Barrientos Canay (3º Maestro Lengua Extranjera Inglés) Dice:

    El diablo de los números trata sobre un niño llamado Robert que aborrece las matemáticas. Una noche mientras soñaba, conoció a Teplotaxl, un diablo de los números. Con él comienza a pensar en matemáticas de forma distendida, dejando a un lado las formalidades y problemas (sin de sentido según Robert) de las clases de matemáticas. Así, durante doce noches sigue soñando y descubriendo las matemáticas de la mano del diablo de los números. En la última noche el diablo le proporciona una invitación para asistir a una cena en cielo/infierno de los números. Allí conoce a todos los grandes pensadores matemáticos (se hace referencia a matemáticos reales) y al final de la cena Robert es aceptado en la orden secreta, y como miembro de la misma se le otorga una cadena de oro con una estrella de cinco puntas. Ahora Robert debe seguir sólo en el mundo de las matemáticas y separarse de su querido diablo, ya que ambos tienen trabajo que hacer. El libro termina cuando Robert, en una de las aburridas clases de matemáticas del colegio, es capaz de resolver un problema gracias a sus andaduras con Teplotaxl (la estrella de cinco puntas y la calculadora).

    Este libro es realmente interesante y entretenido. Recomiendo a profesores y padres que animen a los más jóvenes (a partir de 10 años) a leerlo. Es necesario que dicha lectura sea supervisada puesto que, en ocasiones, algunos de los problemas propuestos puedan resultar algo difíciles. Además es necesario (como bien se refleja en el apartado ¡Aviso!) enseñar a los lectores que la terminología que utilizan Robert y el diablo no es la real. Así, si les proporcionamos esta información el aprendizaje será más completo y útil para la vida cotidiana y el contexto escolar.
    Sería maravilloso que gracias a la lectura de este libro los niños dejasen de odiar las matemáticas para comenzar a entenderlas y disfrutar con ellas, al igual que hizo Robert.

  191. Lorena Fernández Cernadas 2º grao en educación primaria Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    É moi común desde sempre, que os nenos lle teñan un pouco de manía ás matemáticas. Isto sucede entre nenos e non tan nenos, xa que moitos arrastran este odio ata moitos anos despois. O mesmo ocorre neste libro, “O diablo dos números”, onde Robert é un neno ó que non lle gusta as matemáticas polo feito de que non as entende. Isto comeza a cambiar cando un día mentres durmía, aparecéuselle nun soño o diablo dos números. Este visitábao porque quería conseguir que Robert entendera as matemáticas dun xeito sinxelo e divertido e así conseguir que lle gustaran. Ó longo de 12 noites, este diabliño visitou o noso amigo para explicarlle conceptos, estratexias, fórmulas, misterios e curiosidades sobre as matemáticas e conseguiu que Robert pasara de odialas a gustarlle moito e entendelas.
    Pareceume un libro moi axeitado para unha materia tan complexa de explicar ós nenos, xa que serve de apoio para entender mellor en que consisten os números e todo o que consigo leva. Tamén é unha ferramenta moi útil para os mestres, xa que o diabliño utiliza exemplos e imaxes sinxelas que nos poden servir para explicar mellor algún dos contidos que se fagan difíciles.
    Para rematar dicir que a min pareceume un libro moi interesante porque me serviu para descubrir moitas curiosidades que non sabía sobre as matemáticas e os números e recomendaríao sobre todo para nenos de terceiro ciclo de primaria en diante, pola súa extensión e por algúns conceptos difíciles que van aparecendo.

  192. Patricia Cerqueira Álvarez (3º estranjera) Dice:

    El libro trata de un niño al que no le gustan las matemáticas y además sufre pesadillas. Un día, o mejor dicho una noche, se encuentra en sus sueños con un personaje que dice ser un diablo de los números y amenaza con iniciarle en el mundo de las matemáticas. Desde entonces, cada noche Robert se encuentra con su diablo de los números. . El subtítulo de este libro deja clara su intención. Éste es “un libro para todos aquellos que temen las matemáticas“.
    Lo bueno del libro es que resulta muy fácil de seguir. Las explicaciones son muy sencillas pese a que en ocasiones se tratan temas que no lo son tanto: series numéricas, números primos, números triangulares, Fibonacci, proporción áurea… apostando por la búsqueda de nuevas formas de enseñar matemáticas, siendo la máxima prioridad contagiar al alumno la curiosidad por los números.
    Las explicaciones tal vez carezcan de chispa, ya simplemente se dedica a explicar temas relativamente complicados intentado hacer creer al niño (Robert y el lector) que son relativamente fáciles de realizar, pero en ocasiones, en mi opinión, como lectura para alumnos de primaria, el alumno puede sentirse perdido ante las infinitas explicaciones de este diablillo, quien a veces abusa excesivamente de ellas. Pero en general es una lectura amena que simplemente trata de introducir las matemáticas en aquellas personas que no se sienten tan atraídas por ella.

  193. Cristina Iglesias (3º Maxisterio Lingua Estranxeira) Dice:

    “O Diaño dos Números”, por incríble que pareza, é un relato de aventuras. A historia desenvólvese no mundo dos soños de Robert onde, da man do diaño dos números, vai ter contacto cuns seres aparentemente intanxibeis que poboan o noso universo: os números.
    Robert (calculo que estudante de primero ciclo de secundaria) descobre abraiado que a partir da unidade os números expándense e contraen ata o infinito, como se tiveran vida propia. Atrapado pola maxia das matemáticas Robert, e o lector canda él, deíxanse arrastras a novos retos con sistemas numéricos capaces de organizarse en formas xeométricas regulares ou case imposibles de concibir para a mente humana.
    Este libro é unha combinación curiosa de lectura e coñecementos matemáticos que demostra que os números tamén teñen historias que contar e misterios por resolver. Na miña opinión é un libro interesante para aquelas persoas que, coma mín, tiveron unha relación difícil ou conflitiva coa asignatura de matemáticas durante os anos de escolarización. Capítulo a capítulo o diaño dos números desperta a curiosidade do lector e o impulsa a experimentar e manipular os números, aínda que só sexa para comprobrar se as súas historias son ou non certas.
    Imprescindible para os estudantes de Maxisterio porque, ao tempo que é útil para actualizar coñecementos sobre a materia, é a demostración de que nos podemos achegar ás matemáticas dende unha perspectiva interactiva e creativa.

  194. Sandra Caneda Mato (2º Grao en Mestra de Educación Primaria) Dice:

    Este libro se trata de un diario escrito por un niño, Robert, pero no un diario cualquiera si no un diario de sueños. Nuestro protagonista es un joven atormentado por los sueños pero esto cambia cuando aparece el Diablo de los números. Robert también tiene problemas con las matemáticas, en realidad no con las matemáticas, si no con el método que su profesor, el señor Bockel, emplea en clase para que aprenda. El diablo le presenta unos contenidos, que también estudia en el colegio pero explicados de diferentes formas lo que a Robert le resulta mucho más fácil de comprender.

    El diablo empieza por cosas simples como la infinitud de los números, el número uno, el cero y va hacia lo complejo, esto ayuda siempre a los niños a entender mejor los conceptos. Además de eso, usa la creatividad, porque no hay la necesidad de atormentar a los alumnos con expresiones que no sepan su significado así que usa términos como que “los números saltan”, “números de primera”, “números irrazonables”, “sacar un rábano”…
    Todo esto mezclado con la historia que ocurre, el diablo se tiene que ir porque Robert ha aprendido lo que le enseñó, hace que sea un libro recomendable para niños del 3º ciclo de primaria o incluso algún apartado puede ser útil para 4º también. A parte de esto, sería para mi opinión más para alumnos que para docentes, aunque los docentes deberían tomar ejemplos de esta metodología pero el libro está planteado para alumnos con incluso actividades que pueden realizar.

    El matiz de que para el diablo enseñar es algo fácil y divertido pero lo difícil está en las demostraciones que son las bases de las matemáticas es fundamental para todo profesor. Además de las cuentas, que no le da mucha importancia, se centra también en crear una especie de historia, crear un contexto cotidiano (Ej. liebres, cocos…) porque realmente lo tiene e incluso histórico como los pitagóricos, Bonatschi, la época de los romanos, Euler, Gauss, Klein… El cambio de contexto es innovador, claro que esto ocurre en sueños, pero las clases de matemáticas no tienen por que darse en un aula si no que pueden darse en cualquier sitio siempre y cuando la motivación sea la adecuada.

    No diferencia entre las matemáticas y la geometría, trata todo como un conjunto que es lo que es e incluso incorpora algo de topología como la botella de Klein que no sabes qué está dentro y qué fuera.

    Con este libro podemos ver lo fácil que puede llegar a ser que los niños odien una asignatura solo por el método empleado, por eso la actitud del maestro hacia los contenidos y hacia los alumnos es muy importante.

  195. Xela Cuñarro Otero (2º Grao en Mestra en Educación Primaria) Dice:

    “El Diablo de los números” preséntase ante nós coma un libro “para todos aqueles que temen as Matemáticas”, amosando estas de forma amena e entretida, coma un pasatempo e non coma a pesada carga que poden parecer ante os nenos/as no seu día a día na clase. O noso protagonista, Robert, non se sinte para nada atraído por todo o relacionado polas Matemáticas, que asocia a aburridos e liosos problemas, encargados por un profesor pesado, o señor Bockel. Todo isto cambia cando nos seus soños empeza a aparecer un personaxe curioso e fantástico, o diaño dos Números, que lle explica noite tras noite, os misterios e os usos das Matemáticas, axustando a terminoloxía e os contidos á idade dos nenos. Todo isto sucede noutro mundo, o da imaxinación e os soños de Robert, de aí que os termos non sexan os mesmos que na realidade, e cambien os nomes das cousas (por exemplo, a facultade dos números é ¡Pum! e as raíces cadradas reciben diferentes nomes, coma sacar rábanos ou saltar cara atrás). Os nenos/as poden consultar os nomes verdadeiros do que aprenden no libro no índice situado ó final, xa que de cara a que sexa máis lúdico empréganse estes nomes máis pegadizos e sonoros.
    Entramos así nun mundo máxico da man do fantástico Diaño dos Números, que como bo mestre de Matemáticas sabe máis do que di, pero sabe tamén como adaptalo ás circunstancias concretas. Vemos como Robert vai mudando a súa relación co Diaño e coas Matemáticas mesmas, do odio a amizade, para acabar totalmente reconciliado co mundo matemático e amosando os coñecementos adquiridos na súa clase real, sorprendendo ó señor Bockel.
    O entendemento matemático, e as habilidades que con el leva aparelladas son un proceso persoal e único, que cada persoa desenvolve segundo as súas capacidades e preferencias. O que aparece claro é que se o primeiro contacto con elas se fai de forma divertida, pode que ó longo dos anos medre o interese polo mundo matemático.
    Coido que a achega que H.M. Enzensberger nos fai neste libro é moi valiosa xa que a forma na que se nos presentan as operacións matemáticas fai que estas aparezan coma o que son, un Mundo aparte pero tamén integrado no noso día a día, que poden ter aplicación en calquera actividade que se nos ocorra. Volver a ler “El diablo de los números” foi para min unha boa experiencia xa que me fixo lembrar o pouco que me gustaban as Matemáticas e como chegou as miñas mans este libro, (hai xa bastantes anos), que foi coma un impulso que axudou a cambiar a miña forma de velas. Entrar nese mundo máxico, onde aparecen e desaparecen cousas a vontade do Diaño, onde viven os máis famosos matemáticos de tódolos tempos, fai que a imaxinación nos leve por camiños insospeitados e que medre a nosa curiosidade natural e queiramos saber máis dos diferentes temas.
    O que podemos aprender destas formas de ensinar diferentes e orixinais é que moitas veces o habitual non é o máis efectivo e que en ocasións o que parece que é algo que sae do camiño marcado, é precisamente o que nos axuda a seguir nel e continuar a marcha.

  196. Coral Lobato Frade (2º Grado de Maestro Educ. Primaria. Dice:

    “ El diablo de los números ´´ es una novela que se encuentra dentro del área de las matemáticas. Cuenta la historia de un niño que estudia en Educación Primaria, Robert. Este alumno (que representa a un gran número de alumnos) al principio del libro odia tanto la asignatura de las matemáticas como a el profesor Bocker. Las mates las odia puesto que no les ve ninguna utilidad con el mundo real, cree que es una asignatura “que no sirve para nada ´´. Esta visión poco útil que hace de las matemáticas se puede extrapolar a como ven los niños de hoy en día la educación, existe una percepción muy negativa, los alumnos ven las asignaturas como un examen que tienen que pasar para llegar a la meta. continuar en el siguiente curso, sin importar el verdadero aprendizaje. Las aulas buscan memorizar y memorizar, lo que provoca que los profesores se conviertan en monótonos y los alumnos en sumisos.
    La novela narra la historia de los sueños de Robert, en los cuales cada noche aparece en sus sueños el diablo de los números para darle una lección de matemáticas. El diablo enseña esta ciencia jugando, haciendo partícipe a Robert y explicando desde el principio la razón de cada elemento que conforma las matemáticas… puesto que muchas veces el problema en las aulas es que se enseña sin explicar la razón ni el porqué de las cosas.
    El diablo lleva a Robert y al lector, por un mundo matemático en ocasiones desconocido, pues personalmente había partes del libro que me resultaron incluso difíciles de seguir porque no recordaba algunos conceptos. Cada noche el diablo le hace volar por unos sueños llenos de números, por conceptos matemáticos como números racionales, irracionales, decimales, finitos, potencias, primos, números de bonatschi, figuras geométricas etc. A medida que transcurre la novela y a medida que van pasando los sueños de Robert la dificultad de las explicaciones y del contenido va creciendo. Hasta la onceava noche que enlaza todo lo aprendido.
    Una de las mejores cosas que tiene el libro es que desde el primer capítulo hasta el último todo tiene una conexión, y aunque sea en sueños todo tiene cierta relación con el mundo real, lo que nos hace comprender que las matemáticas es esencial para nuestra vida, cada número tiene su esencia y si se enseña bien, todo niño será capaz de encontrar su pasión por las matemáticas.
    A nivel personal creo que el libro está escrito como mínimo para niños a partir del 3º ciclo de Educación Primaria, pues en algunos aspectos el libro puede resultar complicado por conceptos que vienen o en algún capitulo el diablo se inventa palabras que pueden confundir al lector. Pese a ello en general es un libro de lectura fluida y fácil, letra grande y muchas imágenes con aclaraciones debajo. Me parece que el libro puede resultar muy útil para lograr que el niño vea esta ciencia de un modo práctico y se entusiasme por aprenderla.

  197. AntiaBarreiro Dice:

    Este libro relata a historia dun neno que se atopa con problemas cas matemáticas, e a través dos soños coñece a un demo que pouco a pouco fai que vaia comprendéndoas e collendo gusto por aprendelas. Utilizando en todo momento elementos da vida cotiá e personaxes de ficción que o neno garda na súa imaxinación.
    O demo capitulo tras capitulo aparece nos soños de Robert, e vaille explicando dende o principio a razón de cada elemento que conforma as matemáticas, comezando por dicirlle que inventou os números e como foron evolucionando o longo da historia, pasando polo números primos, figuras xeométricas, formulas matemáticas… , e en cada soño o neno aprendía algo novo a través de explicacións sinxelas con exemplos claros.
    Robert, representa a un gran número de alumnos que se atopan, se atoparon e se atoparán nas clases de matemáticas. Un neno que non lle atopa o interese a esta materia, sen entender porque hai que buscar a razón das cousas e descoñecendo o gran mundo que hai detrás das matemáticas. Pero a través do profesor Bockel, con un gran coñecemento dos números, axuda a Robert a ir descubrindo todo o que conleva este mundo descoñecido para él. Bockel representa o profesor que debería haber en cada aula, xa que a un ritmo moderado e con actividades sinxelas e útiles, Robert descobre a utilidade dos números e todo o que os rodea.
    A situación na que se atopan os personaxes, danos a entender que traballar cos números e moi fácil, xa que se pode facer a través dunha actividade tan sinxela como é durmir, e que ningún impedimento e xustificable para non querer aprender, representado polo impedimento físico de Bockel.
    Persoalmente, como alumna, a través do libro descubrín elementos das matemáticas que antes descoñecía, e reflexionei sobre aspectos dende outro punto de vista. Como lectora consígueo que me somerxera en cada unha das súas páxinas, facéndoche pensar en cada unha das explicacións de Bockel. Considero este libro moi recomendado para nenos que se atopen o final de primaria, xa que para o resto dos cursos, pode chegar a ser un pouco extenso e traballar elementos un pouco complexos.

  198. Gema Iglesias Seijo (2º Grao Magisterio de primaria) Dice:

    En un primer momento, al saber que tendríamos que leer un libro sobre matemáticas la idea no me resulto demasiado llamativa pero a la hora de ponerme a leer el libro la idea cambió.
    “El diablo de los números” es una novela que transcurren en los sueños de un niño llamo Robert. El protagonista de este libro es un niño que aborrece las matemáticas, pero una noche se le aparece en un sueño el diablo de los números. Este le enseña las matemáticas como un juego y a partir de ese momento el diablo de los números aparece en los sueños de Robert todas las noches. Cada noche el diablo le intenta explicarle al niño diferentes temas como el numero 0, los números primos, los cuadrados etc… aumentando la dificultad de las explicaciones según va avanzando y asi durante doce noches el demonio conseguir despertar en Robert la curiosidad hacia las matemáticas con sus divertidas explicaciones y demostrándole que estas no son tan aburridas ni complicadas como les hace ver su profesor el señor Bockel.

    Este libro lo veo dirigido para el lector a partir de los 10 años ya que su comprensión puede resultar difícil para niños de edades menores aun asi quizás a los niños del 3º ciclo también le resulte costoso de leer. Puede ser utilizado bien como recurso para el maestro de matemáticas en el aula o como una ayuda para el niño y con el tratar de acercarlo al mundo de las matemáticas.

  199. Raquel Núñez Sánchez (2º ed, primaria) Dice:

    El diablo de los números relata en 12 capítulos la relación de Robert con las matemáticas. En ella se introduce el personaje de un diablillo que aparecerá en sus sueños durante 12 noches y que cambiará completamente su perspectiva acerca de éstas, ya que al principio, le parecía una tarea dificil de comprender, a lo cual se debe sumar la falta de interés por parte del profesor Bockel de impartir las clases de modo correcto y de una falta de atención hacia sus alumnos.
    Gracias a la presencia del diablo de las matemáticas, Robert se da cuenta de que se trata de un mundo interesante y que si se aprende (y enseña) de forma adecuada puede resultar entretenido, ya que cada noche el diablillo se molesta en enseñarle diferentes métodos para que le resulten más fáciles de entender, además de hacer referencias históricas nombrando en ocasiones a grandes e importantes matemáticos como Pitágoras o Bonatschi.
    Como opinión personal diría que al principio no se trata de un libro muy entretenido, pero al incorporar diferentes personajes, así como el mundo de los sueños y fantasía, a medida que se avanza, la lectura se vuelve más entretenida y consigue enganchar además de enseñar a los niños lecciones matemáticas.
    Además, en determinados temas, como por ejemplo en los números triangulares, podría llevar a los niños a confusión, aunque en general las ilustraciones y explicaciones que aparecen al final de cada capítulo pueden ayudar para llegar a una conclusión.
    Aún así este libro me parece una forma lúdica de enseñar matemáticas a los niños, pero también para los docentes, ya que nos hace ver la importancia que tiene un buen maestro que nos enseñe cómo debemos aprenderlas, de otro modo, los niños verán las matemáticas como algo complicado y que nunca llegarán a entender. Ya que la única forma con la que podemos llegar a aprender matemáticas es entendiéndolas y razonando, lo cual no es habitual que los alumnos desarrollen en las aulas, más dedicadas a la memorización.

  200. Olalla Añón Hermida (2º Educación Primaria) Dice:

    El diablo de los números es un libro que puede ser útil tanto para docentes como para discentes. A docentes porque refleja muy bien la idea que los alumnos y alumnas tienen de las matemáticas, las matemáticas como algo aburrido, algo para romperse la cabeza, las cifras grandes y fracciones como algo difícil. También muestra dos perfiles de profesor de matemáticas completamente distintos, el profesor Bockel y el propio diablo de los números.

    El profesor Bockel es un profesor aburrido, que hace las matemáticas aburridas (“sumar, ¡que tarea tan aburrida! Podría ser del señor Bockel”, “con eso ya me atormentan en el colegio, no necesito soñarlo además”). Sin embargo, el diablo de los números hace ver a su alumno que las matemáticas van mucho más allá de lo que se da en el colegio, que las matemáticas están en todas partes (cada vez se le aparece en un sitio: en unas setas, en una cueva, en el mar, en su clase, en su habitación, en el cine…), saca las matemáticas de algo tan simple como del lugar que ocupa cada compañero y compañera en clase. Además, intenta hacerle ver el ‘fundamento’ de ellas y el porqué de cosas que parecen obvias, que las matemáticas son algo serio y fundamentado (“dividir entre 0 sería una idiotez”). Pero, sobre todo, este diablo relaciona las matemáticas con situaciones de la vida cotidiana de Robert, el protagonista, le hace partícipe de todas y cada una de las actividades que le propone y, así, el niño saca sus propias conclusiones.

    En cuanto al papel para los discentes, este sería un libro con un contenido muy útil para alumnos y alumnas de primeros cursos de educación secundaria, ya que toca temas muy útiles en matemáticas, entre los que podemos destacar: las fracciones (explicándolas mediante la división del chicle), algunos trucos (por ejemplo, cómo sacar todos los números solamente con el número 1), los números romanos y la ausencia del 0, los números infinitos, los números saltarines, los números divisibles, los números de primera, los números decimales periódicos, los números triangulares, los números de Bonatschi (a través de la reproducción de las liebres), los números PUM (a través de las posibilidades que tenían para sentarse en la clase), los números imaginados… Además, también menciona a numerosos matemáticos, destacando los descubrimientos de cada uno de ellos (Gauss, Pitágoras, Klein…).

    Como conclusión, decir que este libro es muy interesante y puede ser leído y centrado en puntos de vista distintos, según cuál sea la finalidad que busquemos.

    Olalla Añón Hermida, 2º Educación Primaria

  201. Daniel Veiga 3º lengua extranjera Dice:

    El libro me ha parecido muy interesante y con una lectura bastante amena, algo esencial en cualquier libro. El libro tiene una destacada aplicación didáctica, en general para mostrar el interés por las matemáticas, con el uso de juegos , actividades que pueden levantar el interés por las matemáticas en los niños y que no la vean como algo aburrido que es lo que suele pasar en las aulas y en la mayoría de los estudiantes.
    La organización del libro me ha gustado, 12 capítulos con los sueños de cada una de las 12 noches, y en cada una pasando cosas diferentes y todas son como un cuento con principio y final, pero cada una guarda una secuencia lógica con la anterior. Temas como el número 1 para poder formar los demás, el número 0, la división, números irracionales, nº triangulares, nº de primera, etc.
    Los personajes son los adecuados para este tipo de libro, Robert, el niño que teme a las matemáticas y el diablo, el personaje perfecto para hacer entrar en razón a Robert sobre lo que son en realidad las matemáticas.
    En definitiva, es un libro para aquellos que teman a las matemáticas con una lectura recreativa y didáctica.

  202. Clara López Pedre (2º Grado Ed. Primaria) Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    El Diablo de los Números es un libro entretenido por las historias que cuenta, a pesar de que algunas de ellas se pueden llegar a hacer un poco “pesadas” y aburridas, sobre todo las últimas, al ser siempre el mismo comienzo.
    Es un libro fácil de leer por tener la letra grande y dibujos explicativos, y también por utilizar palabras que a los niños les puede resultar más fácil, como “saltar” o “números de primera”, etc., lo que puede hacer que los alumnos pierdan el miedo que tienen hacia las matemáticas.
    Sin embargo, la utilización de esta nomenclatura puede hacer que los niños no sepan a lo que se está refiriendo el profesor cuando utiliza los nombres reales; es decir, tienen que saber que saltar es elevar al cuadrado, y que los números de primera son los números primos.
    A lo largo del libro se presentan cuestiones que son más enfocadas para la ESO, como es el Triángulo de Sierpinski o los factoriales (¡pum!), y otras más para primaria, como saltar al dos o sacar rábanos. Por eso creo que, en general, este libro estaría más enfocado a alumnos del primer ciclo de la ESO que para alumnos de Educación Primaria.

  203. Graciela Alonso Fariña 3º Mestre, lingua estranxeira Dice:

    La lectura del libro “El diablo de los números” me ha gustado mucho.

    En primer lugar porque se trata de un libro que está narrado como si se tratase de un cuento orientado, en particular, a los niños. Aunque también se podría decir que está orientado a todo tipo de personas (pequeñas y mayores) haciendo recordar esa infancia en el colegio donde se hacía todo lo posible para aprobar esa asignatura tan enrevesada para muchos niños.

    Por otro lado, el libro presenta una letra amplia y con varias ilustraciones las cuales ayudan al lector a la comprensión de las matemáticas y, de esta forma, no resultando demasiado monótono o aburrido.

    En segundo lugar, Roberto, el protagonista de la historia, es un niño al que no le gustan las matemáticas, tiene pánico y odio hacia ellas, un personaje con el cual yo me siento muy identificada cuando estudiábamos matemáticas en el colegio. Roberto cada noche sueña con un diablo quien va enseñando al niño, matemáticas, pero de una forma muy amena y divertida y no de la manera como nos las enseñan y las aprendemos en el colegio, en las clases de primaria.

    El contenido del libro, entre otras cosas, nos ayuda a entender cantidad de operaciones, algunas curiosidades de los números primos, el comportamiento de los números, etc. Para ello, hace involucrar o participar al lector con pequeños ejercicios a través de los cuales se debe pensar y reflexionar.

    El argumento del libro lo que pretende es hacernos ver o entender las matemáticas de una forma entretenida, a través del juego, y llegar a perder ese miedo mítico de enfrentarse a resolver los problemas y de cogerle el gusto a la asignatura para que no resulte tan difícil entenderla. Me parece un material muy conveniente para que los alumnos de educación primaria lo lean, siempre con un guía, en este caso, el profesor, con la finalidad de que cambien ese concepto (de aburrida o difícil), que puedan tener, de esta asignatura.

  204. conchicampelo Dice:

    Robert es un niño que muestra aversión hacia la asignatura de matemáticas, fundamentada sobre todo en la actitud que su profesor (Bockel) manifiesta a la hora de impartir clases, estas consisten en hacer una y otra vez ejercicios repetitivos que desmotivan al alumnado.

    Es el diablo de los números el encargado de hacer cambiar la opinión que Robert tiene sobre las matemáticas. A través de 12 noches con sus respectivos 12 sueños le mostrará otra cara de las matemáticas.

    La evolución del personaje principal es notable: pasa de mostrar escepticismo frente a las explicaciones del diablo de los números a involucrarse totalmente en ellas; de mostrar repulsión hacia los números a interesarse por el mundo que se esconde detrás de ellos. Una actitud muy deseable, pero que apenas se produce en el mundo real. Por lo tanto, creo que el libro es en sí mismo una crítica hacia el sistema educativo en cuanto a los métodos y enfoques que se dan (en este caso concreto) de las matemáticas. El diablo de los números es lo opuesto a este sistema. Lleva al niño a través de diferentes contenidos tratando de hacerlos amenos e incluso divertidos, así como trata de despertar la curiosidad de Robert para que siga explorando en el mundo de las matemáticas.

    En mi opinión, este es un libro adecuado a niños de educación primaria, pero quizás de los últimos ciclos (2º y 3º). Ofrece un buen recurso y material didáctico para tratar algún tema en concreto o por separado, pues creo que el desarrollo de la historia resulta un poco monótono y se puede hacer pesado para un niño. Resulta de fácil lectura pero presenta algún tema de compresión más dificultosa (como el de las liebres de los números Bonatschi), aunque lo cierto es que en general son fáciles de entender al mostrarnos el autor una aplicación práctica de los mismos.

    • Concepción Campelo Bouzas (2º curso Grado Magisterio Educación Primaria) Dice:

      PD: Concepción Campelo Bouzas (2º curso Grao Maxisterio Educación Primaria)

  205. Tamara Guerrero Feijóo (3º Mestre, Lingua Estranxeira) Dice:

    En este libro se nos presenta a Robert, un niño al que no simplemente le disgustan las matemáticas, sino que le aterrorizan. Pues bien ¿cuántos niños de primaria conocéis a los que les gusten las matemáticas? Quizás esta historia sea un buen ejemplo de cómo el método arcaico de la enseñanza de las matemáticas sigue a día de hoy presente en las aulas, en este caso representado a través del aburrido y anticuado profesor Bockel.

    Por suerte, Robert sufre un proceso de involucración en el mundo de las matemáticas, ya que un diablillo, arrogante pero a la vez entrañable, se le aparece una noche un su sueño, al que seguirán once noches más de aparición. Cada una de estas noches, este diablo, Teplotaxl, irá desvelándole a Robert distintos secretos matemáticos, como; el número uno, el número cero, los números primos, raíces cuadradas, potencias… además de presentarle a figuras tan importantes de las matemáticas como Fibonacci, Gauss, Pitágoras, Goldbach… y sus teorías. Así, el diablo irá enseñándole a Robert a respetar, comprender y por último, disfrutar del mundo de las matemáticas, de una manera sencilla y amena. Al final de estas noches, Robert conseguirá llegar al cielo de las matemáticas, donde podrá incluso llegar a conocer al respetadísimo Pitágoras.

    Sin duda, este libro me parece un auténtico material didáctico para las matemáticas, ya que los niños pueden sentirse identificados con Robert, e ir evolucionando en su actitud hacia las matemáticas como Robert lo hizo. Se trata de un libro de lectura fácil, sencilla y amena, además la cantidad de ilustraciones y ejemplos hacen de él un material llamativo y lúdico. Sin embargo, en ciertos casos su interpretación y comprensión en cuanto a lo referido a problemas o teorías matemáticas puede llegar a resultar realmente complicado, por tanto pienso que este libro sería conveniente como material auxiliar en clase, a modo de libro de lectura común, en el que toda la clase vaya leyendo capítulo a capítulo, y comprendiendo gracias a las explicaciones y reflexiones del profesor.

  206. David Alvite ( 2º Curso de Grao en Magisterio de Educación Primaria) Dice:

    El diablo de los números
    Una de las asignaturas con más fama de no gustar es la matemática, desde pequeños nos resulta complicada e incluso desde niños se le puede coger manía. En mi opinión en este libro se pretende acercar a los niños a las matemáticas, motivando al niño y abriéndole un mundo nuevo que puede ser muy divertido. Pero además como en el caso de Robert le ayudará día a día a entender y a coger con más ganas ciertos problemas que en realidad no son tan complicados como nos hacen creer algunos profesores.
    Por otro lado creo que en el libro se hace cierta crítica a como se da en ciertas ocasiones esta asignatura, un profesor desmotivado que no muestra interés en que el alumno aprenda y que puede abarcar la matemática desde un punto de vista nuevo.
    El libro me gusto mucho y creo que es una manera acertada de que el niño se muestre receptivo con la asignatura y pueda gustarle.

  207. Natalia Iglesias Rodríguez - Mestre Lingua Extranxeira Ingles (3º) Dice:

    Para comenzar é de decir que me ha encantado el libro. Me parece que es muy acessible,con una lectura fácil y fluida. Muchas son las curiosidades que se cuentan en el mediante la historia de Robert, un niño al que no le gustan las matemáticas y con el que nos podemos identificar la mayoria de los lectores que no tenemos un contacto cercano con las matemáticas, yo la primera, y el diablo de los números llamado Teplotaxl ,

    Entre el protagonista y el diablo, se establecen, cada noche, una serie de diálogos sorprendentes sobre las matemáticas de una manera divertida a la vez que nos sorprende con muchas curiosidades matemáticas. Incluso durante la lectura la curiosidad por ver mas cosas sobre lo que nos cuenta fue aumentando incluso buscando por internet. Asi vamos adquiriendo nuevos conocimientos matemáticos casi sin darnos cuenta.

    Lo negativo sería que para la etapa en primaria me parece un poco dificil tanto en contenido como en ciertas explicaciones de conceptos donde incluso el diablo se inventa ciertas palabras que pueden llegar a confundir a los niños. Unicamente para los ultimos cursos de primaria ya que, ademas de lo anterior, muchos de los conceptos que se presentan no se dan hasta secundaria. Tambien algún aspecto del carácter del diablo no me parece de todo correcto, la tensión que habia entre ambos en ciertos momentos del libro, sobre todo para cursos inferiores de primaria.

    Pero en definitiva, didacticamente me parece muy interesante ya que puede ser muy util para hacerle ver a los alumnos que las matemáticas son algo mas que dificiles problemas y les pierdan el miedo, incluso llegen a gustarles. Incluso sería muy factible presentar en el aula las matematicas tal y como se presenta en el libro (adaptandolo al curso evidentemente) mediante juegos, curiosidades, con actividades mas lúdicas, y no como estan pensadas hoy en día en la mayoria de las aulas. Muchos niños pueden sentirse frustados, aburridos, agobiados…por las matematicas cuando si se enfoca de otra manera, como por ejemplo en el libro, poderian llegar a ser clases mucho mas constructivas e interesantes.

  208. Ana Gayoso Ramón Dice:

    Creo que soy un nuevo miembro del “Club de fans de Roberto´´, pues en este personaje he visto reflejados muchos de esos “malos sueños´´y algún que otro mal rato que me hicieron pasar las matemáticas durante mi etapa escolar.
    A través de los sueños de un atrevido joven, Roberto, vemos como el niño expresa muchas de las cosas que a día de hoy sigo pensando en ciertos momentos de negatividad sobre las matemáticas. Frases como “las matemática se inventaron para molestar´´o “los números no valen para nada´´… ¿ Quién no se reconoce en alguna de ellas?.
    Son doce sueños, o pesadillas quizás, doce encuentros donde Roberto conoce al diablo de los números, un temido y a la vez entrañable personaje que irá haciendo entrar en razón al joven. Tras esos doce sueños llegará al cielo de los números, donde compartirá espacio y conversación con los grandes de los números, llegando al temido Pitágoras.
    La historia comienzo con un problema de clase y termina de la misma manera pero muy amable. Es decir, al final es Roberto, el que al principio temía, quien resuelve un problema en clase de matemáticas, superando su temor.
    Es un libro que no solo me ha gustado a título persona porque en el he visto reflejados mis recuerdos, como por ejemplo la figura de ese profesor “carca´´que no les deja usar calculadoras ( si supiéseis cuántos de esos tuve yo…) . Además me parece una llamada de atención general a la necesidad de transformar la visión que todos tenemos de las “mates´´. Deberíamos hacer más hincapié en su utilidad para el día a día y su necesidad para manejarnos en tantas situaciones.
    Sin embargo coincido con algun compañero en que no me parece un libro del todo recomendable para un niño de 11 años, ya que el lenguaje que maneja puede suscitar dudas en ciertos conceptos.
    Apunto para mi libreta personal una frase bastante clara que pronuncia el diablo en una de sus primeras conversaciones con Roberto “al final todo podría reducirse al número 1… ´´.

  209. Juana Torres Soto 3º mestre en lingua estranxeira Dice:

    Como otros tantos compañeros, me veo un poco como el pobre de Roberto al principio del relato. Admito ser una más de tantos que se quedaron atrás en el aula de matemáticas. Sentía lo mismo que Roberto y esto incluye las pesadillas que me producían las clases de matemáticas, desgraciadamente el mentor-amigo y gran matemático, Teplotaxl no aparecía en mis sueños.

    Este personaje, que se presenta como el diablo de los números acompañará al empijamado Roberto a través de doce noches e irá deshaciendo los complejos y la ansiedad que le producen las matemáticas. Tras las doce noches de sueños Roberto llega al cielo de los números donde se encontrará con los grandes de las matemáticas y al más importante de todos – a quien nadie se atreve a hablar, el gran Pitágoras. Su sueño acaba tristemente con la separación de su gran amigo y mentor, el diablo, y con el privilegio de pertenecer a una orden secreta y con una estrella dorada de recuerdo. El cuento terminará cuando soluciona un problema en la clase de matemáticas del Sr Bockel con la inestimable ayuda de una calculadora.

    Sin duda es un libro distinto y original quizás por la pretensión de ayudar a los Robertos de este mundillo. Las ideas se presentan de una forma dinámica y fascinante gracias a la relación entre los dos personajes principales del relato, el mentor impaciente y su aprendiz. Las ilustraciones de Rotraut Susanne Berner apoyan a las ideas presentadas y son realmente atractivas. El rojo predominante lo convierte en un relato inquietante y dinámico.

    Hay un par de cuestiones que me han dejado un tanto inquieta. Se me escapan las razones por la cual el autor se empeña en cambiar un léxico conocido y con un peso histórico por uno inventado, como Bonacci por Fibonacci. ¿Hasta qué punto es esto eficaz? ¿Por qué no llamar las cosas por su nombre?

    Hay casi un mensaje implícito sobre el papel de los profesores de matemáticas, y el de la propia asignatura. Se le describe al Sr Bockel como un profesor fosilizado (que prohíbe el uso de las calculadoras), aburrido, vago e algo inútil. Las matemáticas de la escuela no son, en opinión del diablo, matemáticas reales. Éstas son bien “distintas a las que se enseñan en la escuela”.

    Aún siendo un libro para lectores de 11 a 14 años me pregunto si es el libro idóneo para regalar a un niño. El lenguaje es claro y conciso y de fácil lectura y, sin duda, como madre es el tipo de libro que regalaría a mis retoños con la esperanza de que por lo menos a una se le encariñen las matemáticas. Tras leer este libro y sumergirme en los números creo necesario advertir sobre la necesidad de tener a alguien cerca para ayudar o aclarar unas ideas o aspectos que a veces se convierte en complejas. Quizás es un libro que puede ser eficaz si se utiliza como material de apoyo o complementario en la escuela.

  210. iesusorois Dice:

    As dúas caras da moeda

    Sería interesante saber cal era o obxectivo primario de Enzensberger cando iedou esta historia; pretendía adecuar a linguaxe e a aprendizaxe tradicional da matemática ás novas correntes pedagóxicas? quizais un intento de achegar dun xeito máis sinxelo o estudio desta disciplina ás novas xeracións?

    Debo comezar dicindo que superadas xa tres décadas da miña vida, é a primeira vez que se me presenta como actividade da materia a lectura dun libro destas características ou semellantes; o cal representa as carencias dun sistema educativo ancorado nun século xa pasado. Dito isto, na miña opinión, o segundo dos supostos obxectivos, está acadado..

    A obra, cunha linguaxe sinxela (non sempre) consigue misturar conceptos e propiedades numéricas nun entorno simbólico próximo ó que manexan os cativos/as ós que, penso, que vai dirixido o libro. Se ben, a medida que se avanza na lectura do mesmo, podemos comprobar que o peso semántico do vocabulario empregado aumenta, restando comprensión para os estudantes; á vez que a aplicación práctica para a resolución de problemas “reais” carece de rigor real no momento en que se amosan situacións máis propias dun mundo fantasioso.

    En calquera caso, considerando que o relato resultaría axeitado para os últimos ciclos da Educación Primaria, incluso para os primeiros cursos da Educación Secundaria, é preceptivo contar cos coñecementos previos do alumnado antes de invitar á lectura do libro, que de ningún xeito vexo como algo contraproducente, senón todo o contrario.

    E nesta liña, de recoñecemento da obra e da súa lectura como un recurso educativo moi interesante, impregnado coas limitacións e condicionantes antes mencionados, “O diaño dos números” representa unha nova maneira de enfocar a aprendizaxe das matemáticas, unha disciplina que, tradicionalmente, ven sendo reixetada e etiquetada de “difícil e complicada” polos estudantes. Unha variante, que, de seguro, en combinación con outras, penso que acadarán o obxectivo de “familiarizar” e descubrir o atractivo, moitas veces oculto, outras despreciado, que encerran as matemáticas.

  211. Andrea Rodríguez Sánchez- ( 3º Magisterio de L. extranjera) Dice:

    El Diablo de los números, es un libro entretenido y que puede servir de material didáctico para los cursos más elevados de la Primaria o para la educación secundaria.

    En cuanto al contenido, es una obra fácil de leer que narra la historia de un niño que, como la gran mayoría de los niños de primaria, odia las “mates”.Todas las noches Robert, que así se llamaba el niño, tenía pesadillas que no le dejaban descansar como a él le gustaría, pero una noche fue diferente, ya que se le apareció El diablo de los números. Todas las noches cuando se iba a la cama a partir de ese día sabía que iba a hablar con el diablo, el cual sin que el niño se diera cuenta, lo introducía cada vez más en el mundo matemático, mostrándole poco a poco todos sus secretos.

    Desde mi punto de vista creo que este libro puede ayudar a que los niños pierdan el miedo a los números y al concepto de Matemáticas que en este momento está predeterminado en las escuelas.

    Aunque hay momentos en el libro en los que el lector se entretiene y se lo pasa bien, creo que al mismo tiempo el autor supo redactar de forma que cuando empiezas a leer el libro te vas sumergiendo en una piscina de números que sin darte cuenta se llena más y más y al mismo tiempo que te estas divirtiendo estás haciendo operaciones mentales, te apetece comprobar los ejercicios que hacen Robert y el Diablo.A modo de conclusión decir que la lectura de este libro ha sido una interesante y entretenida aventura en el mundo matemático para mi y si alguna vez tengo oportunidad de dar clases de matemáticas, estoy segura que utilizaré algunos de los métodos del Diablo.

  212. Cecilia Brea Antelo (2º grado de ed. primaria) Dice:

    El diablo de los números, trata de un niño, Robert, que teme las matemáticas. Robert no siente que las matemáticas no le gusten, simplemente que no las entiende. Para dar solución a este problema, aparecerá un diablillo que intentará explicarle conceptos, “fórmulas” y estrategias, para poder entender mejor el mundo de las matemáticas. Al leer este libro, podemos darnos cuenta de la dificultad que tienen hoy en día la mayoría de los niños para aprender matemáticas, debido a los métodos empleados por muchos docentes para impartir esta materia.
    A nivel didáctico, decir que para el profesor es de gran ayuda, ya que, entre otras cosas, nos ofrece la posibilidad de ver como los niños pueden relacionar las matemáticas con casos reales, nos enseña que debemos transmitirles a los alumnos esa “dependencia” de las matemáticas para poder desenvolvernos en la vida real.
    Por otra parte, a nivel de entretenimiento, no me gustó demasiado, ya que me areció un poco monótono, y creo que contiene términos a veces un poco difíciles de entender para el alumno, por tanto creo que sería un libro difícil de leer por un niño de 11-12 años.

  213. Sandra Antelo Pais (Magisterio, Lengua Extranjera) Dice:

    Se trata de un relato que cuenta la historia de las 12 noches en la que le protagonista, Robert, sueña con el diablo de los números, un curioso personaje que le lleva de la mano a través del fascinante mundo de las matemáticas.
    El libro habla de combinatoria, el triángulo de Pascal, la sucesión de Fibonnacci, del número infinito y de mucho más sin utilizar una sola fórmula, lo cual ayuda a los lectores a disfrutar de la obra de manera más relajada.
    Cabe destacar como curiosidad e interesante el cambio de los términos matemáticos (“números de primera” por números primos, “pum” por el factorial, “rábano” por raíz, “saltar” por elevar), un sistema que parece que ayuda a entender el concepto de los números desde otra perspectiva, desde el juego y con ayuda de ilustraciones.
    En definitiva, pienso que esta obra puede ayudar como material didáctico en las aulas de primaria, aunque considerando el mismo como un soporte que necesita de un guía, en este caso el profesor, ya que el contenido presenta un grado de dificultad demasiado elevado para niños tan pequeños.

  214. Cristina Rodríguez Pumar (2º grado educación primaria) Dice:

    El diablo de los números, cuenta la historia de Robert, un niño como entre tantos otros que odia las matemáticas. Pero esto empieza a cambiar cuando un día y sus siguientes doce noches, en sueños, se le aparece un diablillo que le empieza a enseñar datos curiosos sobre los números y lo fácil que puede ser trabajar con ellos.
    Este libro es bastante apropiado para trabajar con los niños de primaria, ya que además de que utiliza un lenguaje bastante sencillo y entendible para esas edades, las ilustraciones ayudan mucho mejor a comprender la historia.
    Además, es ideal para todos aquéllos que como Robert odien las matemáticas, para que así puedan descubrir que no todo en ese pequeño pero tan gran mundo es tan difícil como parece a la par que puede convertirse en divertido si se tratan como en un juego.

  215. Francisco Baña Grela, grao en educación primaria 2º Dice:

    Ó diablo dos números, neste relato os protagonistas son una neno o que non lle gustan as matemáticas que se chama Robert e un diablillo que lle van a explicar matemáticas a este neno.
    Este libro presentase através de 12 capítulos, que son doce soños que ten o neno e en cada un deles o diablillo explicalle distintos aspcetos das matemáticas o neno con unha didáctica moi axeitada xa que o neno acabase enamorando das matemáticas.

    El diablo de los números é unha entretida historia na que se mezclan xogos, anécdotas, conceptos, historias que mostran que todo é exacto en matemáticas, qeu existe un orde interno, aínda que en realidade os números ou matemática todavía garden moitos segredos por descubrir.
    A nivel didáctico pareceume un libro moi interesante e a capacidade do autor é moi amplia a igual que os conceptos e os seus recurso para relacionar istos, xa que creo que se mostran técnicas moi útiles para explicarlle diversos aspectos matemáticos a nenos e nenas para que eles poida comprender as matemática de forma moito mais sinxela.

    O principio pareceume un pouco complicado de entender, pero acaboume parecendo moi entretido, causandome varias curiosidades matemáticas.

  216. Antía Sapiña ( 2º Magisterio de Educación Primaria) Dice:

    El diablo de los números,
    Solo al leer el titulo ya nos puede venir a la mente los múltiples vaivenes que tienen muchos niños, y no tan niños, con las matemáticas ya que es muy común escuchar “! Ah!, No, ¡A mí de números no me hables que soy de letras! “
    Y no vamos tan desencaminados ya que nuestro protagonista tiene sueños, o pesadillas como queramos llamarlo, con interminables listas de números, infinitas series y operaciones matemáticas.
    Desde el punto de vista didáctico me pareció un libro muy interesante y altamente recomendable para niños desde tercer ciclo de primaria hasta para los mayores que dejamos olvidadas con el paso de los años.
    Nuestro protagonista, cada noche en sus sueños nos enseña un pedacito del gran mundo de las matemáticas acompañado de el diablo, con terminología sencilla que se va complicando según pasas las páginas, ejercicios que te hacen reflexionar sobre lo aprendido e imágenes que ayudan a su comprensión este libro consigue que sepa posible perderle el miedo a la matemáticas y que dejen de ser tan terriblemente aburridas o inentendibles.
    Gracias a Robert podemos observar la evolución de un niño que no le gustan nada las matemáticas y que poco a poco con un buen maestro, términos sencillos ( incluso cambia los nombres el libro , los reales por otros inventados), aprende a que todas las ciencias tienen su belleza y el mundo matemático le esta esperando

  217. Rebeca Alba Oubiña (2º Grao Educación Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” trata sobre un niño, Robert, al que no le gustaban las matemáticas sobre todo por las clases en el colegio de dicha materia en las cuales se aburría. Todo esto empieza a cambiar cuando durante varias noches sueña con un diablillo que le hace entender que las matemáticas son algo fascinante y que incluso pueden llegar a ser divertidas. Este libro (a diferencia con el libro “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”) sí me parece más apropiado para alumnos de primaria (sobre todo para los últimos cursos) ya que es mucho más fácil de entender y explica los conceptos de una forma que puede resultar divertida para los alumnos. También me parece un buen recurso para el maestro aplicando incluso algunas explicaciones del libro en el aula.

  218. Lucía (3º Magisterio Lengua Extranjera) Dice:

    El diablo de los números con un tema tan cercano hace que nos sintamos atraídos en su lectura desde el primer momento. ¿A quién no le ha pasado alguna vez? Cualquier persona podría sentirse identificada con Robert, no solo en el caso las matemáticas sino en cualquier otra materia.

    Compuesto por doce temas que nos muestran la “magia” de las matemáticas, el libro es fácil de leer y las explicaciones son bastante sencillas, aunque en ocasiones presentan temas que no lo son tanto (series numéricas, números triangulares, Fibonacci, proporción áurea…). El autor trata de acercar las matemáticas al lector de forma amena y divertida, intentando contagiar en todo momento la curiosidad por las mismas.

    Desafortunadamente en muchas clases se sigue enseñando las matemáticas de forma aburrida y desmotivadora para los alumnos (como lo hacía en el libro el profesor Bockel), pero esta obra demuestra que la enseñanza y el aprendizaje de esta materia se pueden afrontar de forma bien distinta.

    En mi opinión el libro podría utilizarse como material de apoyo, tomando su lectura como introducción de conceptos o refuerzo de los mismos en el aula. En primaria me parece más apropiado trabajarlo en clase con ayuda del profesor para asegurar el entendimiento de los alumnos y un mayor aprendizaje por parte de los mismos.

    A modo de conclusión decir que me ha parecido un libro interesante no solo por el tema que trata, sino también por la forma en que se trata, con un lenguaje cercano a los niños, con fantasía y bromas para que resulte más divertido, relacionando las matemáticas con aspectos de la vida real, inculcando valores como por ejemplo la amistad o el respeto que poco a poco va surgiendo entre los protagonistas principales, haciendo participar al lector mediante preguntas para razonar y pensar, y enseñándonos, sobre todo, a ver las matemáticas con otros ojos.

  219. Agustín Pérez Gil ( 2º Grao Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”
    Este libro intenta llegar al lector de una manera amena y divertida, viendo las matemáticas desde un punto diferente al normalmente utilizado.
    Creo que este libro rompe con todos los estereotipos, acercando al alumno más a las matemáticas y sobretodo alcanzando el objetivo del interés del alumno por las matemáticas.

    En el libro se describe a un protagonista llamado Robert donde los alumnos pueden identificarse; Robert odia las matemáticas, pero un cierto día empiezan a surgir sueños peculiares en su cabeza relacionados con las matemáticas.
    En los sueños aparece “El diablo de los números” donde ayuda en 12 noches a entender las matemáticas de una manera entretenida a Robert .También gracias a un gran número de ilustraciones los alumnos pueden entender mejor la historia, mejorando su concentración y interés.

    Robert aprende todo tipo de conceptos, números racionales, números primos…(tanto conceptos básicos como algunos más complicados).
    Este libro en mi opinión es un gran material didáctico donde se puede observar su gran utilidad y efectividad con los alumnos, desarrollando su capacidad intelectual y su imaginación.

  220. Tania Diz Pérez (2º Grao Ed. Primaria) Dice:

    El diablo de los números:

    Este libro cuenta la historia de Robert, un niño al que, como muchos otros, no le gustan las matemáticas puesto que no consigue entenderlas, llegando incluso a odiarlas.
    Todo esto cambiaría a partir de la sucesión de sueños en los que un diablo, el llamado diablo de los números, le explicaría las matemáticas de una forma totalmente a la que estaba acostumbrado en la escuela.
    A medida que los sueños se van sucediendo, el diablo le va mostrando a Robert diferentes partes de las matemáticas de una forma amena y divertida pasando por temas tan diversos como son los números romanos, las raíces, los números triangulares…
    Pero estos sueños, no siempre fueron agradables para Robert, puesto que al comienzo, él mismo los denominaba como pesadillas. Esta concepción iría cambiando a medida que los mismos se sucedían y Robert se sentía cada vez más cómodo en el mundo del diablo de los números.

    En mi caso, este libro ha supuesto un cambio radical en mi concepción sobre las matemáticas, haciéndome ver que muchas veces llegamos a odiar esta materia simplemente porque no se nos han presentado de la forma adecuada.
    Como futura maestra, me sirve para ver lo importante que es profundizar no solo en esta área, sino en todas las materias que les debemos ofrecer a los niños de una forma atractiva.

    El libro en si, me parece adecuado de leer para cualquier persona y , por supuesto, también para los niños de primaria, sobretodo de 2º y 3º ciclo, debido a que se hace muy sencillo de leer y de entender gracias a las constantes aclaraciones que contiene y a las pequeñas ilustraciones que acompañan al texto; para el maestro es interesante en cuanto a que puede utilizarlo como una guía didáctica o una fuente de ideas para aplicar en sus clases y ofrecer a sus alumnos distintos y variados enfoques sobre las matemáticas.

  221. Adela Fuentes Canosa Dice:

    “A Robert no le gustan las matemáticas”……..
    Y, ¿A que niño le gustan?,podríamos y deberíamos preguntarnos,ya que su enseñanza-aprendizaje,tanto a nivel de educación primaria como secundaria,es causa de auténticas pesadillas en los estudiantes.
    Las matemáticas requieren de atención,comprensión y una buena dosis de raciocinio,eso,lo sabemos todos…..pero…… ¿Pueden llegar a ser divertidas?.
    Es aquí donde aparece nuestro pequeño diablillo numérico,invitando a Robert e invitándonos ,como lectores a acercarnos de manera distinta a algunos de los conceptos fundamentales de la didáctica de las matemáticas en la etapa de primaria.
    12 sueños nos guiarán,12 etapas que a medida que avanzan crecen en complejidad y que nos incitan a mirar a las matemáticas y a los números con unos nuevos ojos.

    El diablo de los números como material-recurso didáctico,a mi parecer es un buen aliado,si lo utilizamos a modo de lectura de capítulos concretos.Utilizar el libro entero,como lectura obligatoria ,por ejemplo,me parece menos adecuado tanto por su extensión como por su complejidad.
    Pienso que la mejor opción sería la de aprovecharlo como lectura-refuerzo de conceptos previamente introducidos en clase.

  222. Marina Carames Pardavial Dice:

    Marina Caramés Pardavila (2º de Educación Primaria)
    El “Diablo de los números” , es una historia que se narra en doce capítulos que simulan doce sueños. En cada uno de eses sueños, Robert; aprende nuevos conceptos sobre las matemáticas de una forma muy amena y agradable, relacionando la explicación con los dibujos (con ayuda de El diablo)
    En mi opinión, me parece un libro entretenido; ya que de una manera sencilla, nos explica poco a poco y relacionando los contenidos, la importancia de las matemáticas y también en la vida diaria. Cosa que en la escuela no se hace ninguna referencia.
    Además de esto, aparecen figuras de matemáticos importantes, que desde pequeños es interesante tomar contacto con ellos ; como Pitágoras, Gauss…
    Finalmente decir que no me resulta un libro adecuado para edades tempranas; sino para el tercer ciclo de Primaria; 5ºy6º , ya que muchos de los conceptos les resultaría de difícil compresión.

  223. MARIA ROSA QUEIRO PÉREZ (MAESTRO LENGUA EXTRANJERA) Dice:

    Me ha gustado mucho este libro ya que se trata de explicar de forma sencilla algunos de los problemas matemáticos que se encuentran los alumnos en su libro de texto. A modo de historia, el lector descubre en cada capítulo un problema matemático y lo hace en medio de una atmósfera de cuento, aventura y magia. Se trata de un libro de carácter práctico, ya que le ofrece la posibilidad al lector de hacer las actividades.
    Robert un niño al que no le gustan las Matemáticas y que tiene muchas pesadillas en las que lo pasa mal, recibe las visitas nocturnas del Diablo de los números, un anciano con poderes que consigue con sus explicaciones que las Matemáticas se conviertan en fáciles y que dejen de ser una pesadilla. Para mí Robert encarna la figura del alumno al que le cuesta una asignatura y que se encuentra con una enseñanza tradicional con la que no aprende. Consigue al final del libro una estrella que simboliza su capacidad para entender las Matemáticas.
    Esta enseñanza tradicional viene reflejada en la figura del profesor Bockel que se limita a explicar, sin interesarse por esos alumnos que no entienden y que encuentran difícil su asignatura, ya que eso le daría más trabajo y rompería su tranquilidad de comer trenzas.
    El Diablo de los Números visto desde mi punto de vista de alumna sería el profesor de Matemáticas que a todos nos hubiera gustado tener de pequeños, que nos ofreciera ejemplos sencillos, utilizando un lenguaje y unos ejemplos relacionados con lo que nos interesaba: animalitos, saltos, magia. Desde el punto de vista de estudiante de Magisterio, sería el tipo de profesora que me gustaría ser; capaz de enseñar conceptos con dificultad y conseguir que el alumno los aprendiera de una forma motivadora, lúdica e interesante, haciendo más sencilla la asignatura. Me recuerda a un libro que leí hace algunos años y que me ayudó a entender conceptos filosóficos: El mundo de Sofía de Jostein Gaarder.
    En cuanto a utilidad didáctica, escogería alguno de los capítulos para utilizarlos con el tercer ciclo de primaria y todo el libro podría utilizarse para secundaria; tanto como libro de apoyo para introducir temas, como para pedirles a los alumnos que realizaran las actividades que el Diablo propone.

  224. Pablo Rodríguez Álvarez (2º Curso Grado de Maestro en Educación Primaria) Dice:

    *El diablo de los números*

    Este libro está enfocado en un niño llamado Robert que odia las matemáticas ya que su profesor hace clases aburridas y poco entendibles, pero una noche tiene un sueño en donde conoce un pequeño diablo el cual le explica datos curiosos sobre los números y lo fácil y divertido que puede ser trabajar con ellos cuando los aprendes de una manera amena. El libro se desarrolla en doce capítulos los cuales representan doce noches en las cuales Robert aprende un truco nuevo sobre el maravilloso mundo de los números.

    A mi parecer, creo que es un libro adecuado para Primaria pero no en su totalidad, ya que a excepción de algunos capítulos sueltos donde se muestran operaciones sencillas como puede ser el caso de la descomposición de números, a medida que avanza el libro, las operaciones son complejas y difíciles de entender incluso para alumnos de avanzada edad.

    Un aspecto que me pareció significativo, es la mención en el desarrollo del libro de matemáticos importantes como Pitágoras, Gauss, Russel, Euler, etc. puesto que tener presente aspectos históricos de estos personajes es positivo debido a su magnífica contribución al mundo matemático.

    Personalmente a pesar de que considero que puede ser un libro útil, no me gustó mucho ya que llegados determinados momentos no me llegaba la hora de finalizar la lectura. Considero que es un libro largo para tratar los temas que tratan, provocando que sea un libro aburrido.

    Para finalizar, considero que este libro sería idóneo para gente a la que no le gusten las matemáticas, porque ayuda a verlas desde una perspectiva diferente y también para toda aquella persona que se dedique o se vaya a dedicar a la enseñanza de las matemáticas, debido a que puede orientarnos a como plantear la enseñanza de una manera más innovadora y divertida.

  225. MªIsabel Domínguez Caamaño Dice:

    Es bien sabido por todos, que las Matemáticas es la asignatura más retorcida y complicada para niños e incluso adultos. Esto se debe a su difícil ejemplificación, los niños consideran las matemáticas como algo abstracto, y no son capaces de interiorizar sus ideas con tanta facilidad. Este libro es maravilloso para niños de primaria, porque se tratan muchísimos temas didácticos que pueden hacerse complicados con esa edad. Los números primos, los irracionales, el origen del número cero, teoremas y conjeturas, etc., son términos que a ellos les puede traer confusión. El libro no resulta del todo fácil, aunque utiliza términos simplificados, a veces esto puede confundirlos aún más. Por ejemplo, a los números primos llamarlos números de primera, o las potencias denominarlas saltos. Aun así, en mi opinión estos recursos pueden ser muy explotados para la enseñanza de las matemáticas, no solo como material de apoyo, sino también como herramienta guía a lo largo de todo el curso.
    Este relato consigue atraer la atención de niños y adultos, y en mi opinión, intenta también tocar y superar tópicos tales como que si el profesor de matemáticas no utiliza buenos métodos o simplemente no te cae bien o no es un buen profesor la asignatura pasa automáticamente a ser difícil y no gustarte. En la historia, el diablillo Teplotax y el niño Robert al principio no tenían muy buena relación, pero poco a poco su relación mejoraba progresivamente al igual que la curiosidad y el gusto por las mates de Robert.
    El libro es interesante para los niños ya que los acerca a este campo de una manera muy amena, mediante juegos, enigmas, un lenguaje más concreto…incita a preguntarse el porqué de las cosas.

  226. Iria Illodo Fraga (2º Magisterio Educacion Priamria) Dice:

    Mi primera impresión sobre el libro no fue muy buena, ya que no me atraía nada leer un libro de matemáticas. Sin embargo, me llevé una agradable sorpresa al ver que era entretenido y para nada era lo que yo me imaginaba.
    El libro nos cuenta la historia de un niño llamado Robert, al que no le gustan las matemáticas porque no las puede entender. Pero una noche tiene un sueño en el que aparece un diablo que pretende iniciarle en las matemáticas, y durante varias noches sueña con él y con todo lo que le enseña.
    El diablo le enseña matemáticas de una manera distinta a como las aprendemos en el colegio, se las enseña de una manera mucho más divertida y amena. El libro nos ayuda a comprender muchas operaciones y el comportamiento de los números.
    Los contenidos del libro son bastantes; algoritmos simples, las partes de una figura, distintas fórmulas (de Euler, Gauss…), varias teorías, quebrados, números romanos…. Debido a todos los contenidos que toca, y la sencillez del vocabulario, considero que se puede utilizar como recurso didáctico.
    Creo que este libro puede ayudar a muchos niños a ver las matemáticas desde otra perspectiva. Sobre todo a aquellos niños a los que no le gustan, creo que el libro puede cambiar su manera de pensar respecto a las matemáticas.

  227. Miguel Figueiras Vázquez ((2ºMestre Grao Ed Primaria) Dice:

    El libro “el diablo de los números” trata de dar una visión más simple y cautivadora de las matemáticas, la cual consigue dar pero de una forma bastante cargante, bajo mi punto de vista.
    El libro casi no consta de un nudo y un tema principal, más que el de un niño que cada ciertas noches sueña con el llamado diablo de los números. Absolutamente en todos los capítulos, y un poco menos en los del final, el autor se centra única y exclusivamente en las matemáticas, proponiendo unos problemas, hipótesis y curiosidades que finalmente acabará por resolvernos, unas veces con más éxito por parte de Robert (el niño protagonista) y otras con menos éxito e intervenciones por parte de este, pero nunca con demasiada chispa en sus soluciones.
    Me parece más un libro educativo que recreativo, y por lo que respecta a la lectura no terminó de engancharme, lo cual no quiere decir que no sea un libro que no recomendaría o que no me parezca interesante.

  228. Lucía Corral Rivera ( 2º curso de Grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    Tras la lecturas de “El diablo de los números”, he reflexionado sobre los diversos modos de enseñanza que existen y lo mal aprovechados que están, generalmente las matemáticas se explican en el aula del mismo modo: explicación y a continuación ejercicios sobre lo explicado, de este modo la mayoría de los/as niños/as suelen tener un cierto rechazo sobre esta asignatura. Sin embargo con alternativas como “El diablo de los números” los/as niños/as podrían aprender matemáticas de forma divertida, y a ellos/as mismos se les despertaría el deseo de aprender. Al comenzar la lectura, yo misma me he ido enganchando poco a poco, quería saber que le enseñaría el diablo a Robert en el siguiente capítulo y me picaba la curiosidad de si yo era capaz también de resolver todos los problemas, cuentas… que resolvía Robert, así que desde el tercer capítulo acompañe mi lectura de lápiz y papel para ir resolviendo las operaciones a la vez que leía, de tal modo que hasta que me salían los mismos resultados que a Robert no continuaba leyendo. (Recomendaría a toda aquella persona que lea este libro que se acompañe de un lápiz y un papel, de hecho el día de mañana cuando tenga mis alumnos y vayan a leer este libro les explicare que considero necesario para su lectura dicho material).
    A pesar de que el libro me ha encantado, y la lectura fue muy entretenida me parece un libro bastante dificultoso para Educación Primaria, en mi opinión este libro para una lectura particular está más enfocado a la E.S.O, reconozco que incluso para mí en ocasiones tuve algunas dificultades. Enfocándolo a Educación Primaria lo utilizaría en el aula con todo el alumnado con ayuda del profesor/a, dedicando una sesión por capítulo, leyendo la historia en voz alta e ir parando para hacer los diversos ejercicios propuestos y si es necesario añadir más explicaciones.
    Me pareció muy interesante que lo hayamos leído nosotros/as que nos estamos preparando para ser docentes porque particularmente me ha hecho reflexionar en como ambientaría mis clases de matemáticas, opciones para enseñar divirtiendo al alumnado, y para indagar en algunas cosas básicas como los números de Bonastchi que no tenía tanto conocimiento.

  229. Noelia López Varela (2º curso Grao Mestre/a Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” é un libro no que se reflicte a realidade da maioría dos nenos e nenas, o medo ás matemáticas ou a calquera outra materia coa que teñan dificultades.
    Neste libro, Robert, grazas ao demo dos números, consegue ver que as matemáticas non teñen porque ser aburridas e complicadas, descobre que poden ser interesantes, sinxelas e incluso divertidas.
    A lectura do libro, persoalmente, considero que é demasiado densa para nenos/as de primaria polo que o recomendaría para etapas superiores. De todas formas, penso que podería ser unha boa ferramenta de traballo nas aulas de primaria. Non o concibo como un libro para que o alumno lea en solitario, pero si como un libro para ler no aula co mestre ou mestra como guías e orientadores do aprendizaxe.
    A lectura deste libro enganchoume dende o primeiro parágrafo e, aínda que nalgún momento, tiven que reler partes para poder entendelas, paréceme un moi bo libro de matemáticas, e non só iso, considero que non debería faltar na biblioteca persoal de todo mestre/a (sobre todo de matemáticas).
    É un libro que mostra as matemáticas desde unha perspectiva divertida e interesante, non só se trata de resolver problemas ou facer operacións que non sabemos para que serven. As matemáticas poden ser sinxelas e incluso divertidas, só hai que saber como presentalas.
    O único que non me gusta deste libro, é que cambia o nome das cousas (por exemplo, aos número primos chámalles “números de primera”). Penso que aos nenos/as hai que ensinarlles os contidos empregando o seu nome, xa que cambialo pode levar a confusión ou incompresión.
    En resumo, dicir que me pareceu un libro moi interesante, divertido e instrutivo e, como xa dixen, unha guía matemática imprescindible na biblioteca de calquera mestre.

  230. El diablo de los números
    El diablo de los números trata de las pesadillas de un niño en las cuales aparece un diablo que le va tratando de explicar varias cuestiones matemáticas, la infinidad de los números, los sistemas de numeración, los números primos,… A los capítulos del libro se les llama noches y en ellas va contando cada una de las cuestiones antes citadas. Aunque sea un libro dirigido al público infantil se hace un poco inquietante que exponga numerosas dudas a las que no de respuesta satisfactoriamente y que las cuestiones que trata son algo complejas para la primera edad recomendada de lectura. No obstante, encontramos algunos que son bastante divertidos y de una comprensión tal, que pueden ser de mucha utilidad con niños de primaria. Esta falta de explicación en algunos problemas puede inculcar interes pero se puede ver mermado si resulta excesivamente complejo, aunque puede tambien provocar el efecto contrario. En el libro se nota el abajo matematico tan laborioso que habra costado, por el lado contrario, vemos que el trabajo literario no atrae tanto como el otro.
    Personalmente, solo utilizaria este libro con alumnos de cursos avanzados, los cuales si pudiesen comprenderlo plenamente y que no se les escapase nada, ya que aunque su lenguaje sea el apropiado, como ya dije los alumnos se pueden ver saturados por los conocimientos de este libro, los cuales no son difíciles pero hay demasiados para introducir en un solo volumen. Lo que si se puede destacar es la buena grafica que posee, ya que todo los problemas se apoyan visualmente, lo que ayuda de manera interesante a la comprensión.
    Resulta interesante en el libro como Robert puede ponerse en el papel de muchos niños los cuales odian las matemáticas y a traves de juegos y diversion pueden sentirse atraídos por ella al “imaginar” que son el protagonista lidiando con esos números tan horribles.

  231. O diaño dos números é cando menos unha obra curiosa, que non nos deixa indiferentes. Trátase dun texto que, podendo estar dirixido a nenos e nenas do último ciclo de Primaria ou mesmo dos primeiros cursos da ESO, pretende divulgar as matemáticas dun xeito distinto ao tradicional. Deste xeito, o autor intenta fomentar nos seus lectores e lectoras unha renovada comuñón cos números, a partires das súas infinitas e máxicas propiedades. A mesma reacción que provoca no protagonista, Robert, a visita nos seus soños do diaño dos números Teplotaxl durante doce noites.

    Así pois, cada noite Teplotaxl preséntalle a Robert aspectos e propiedades dos números, pero dun xeito completamente distinto ao da escola. Utiliza espazos imaxinarios e, sobre todo, unha linguaxe adaptada ás representacións mentais do neno. Neste sentido, fai uso de termos como números de primeira (números primos), números triangulares (figurados), saltar (elevar a potencia), Pum! (factorial de), saltar cara atrás ou sacar ravos (raíces), …

    Aínda que comprendo, e podo chegar a compartir, as motivacións que levaron a Enzenserberg a inventarse unha nova linguaxe matemática infantil, persoalmente non estou conforme co resultado. En primeiro lugar, porque non creo que a xerga utilizada serva para romper realmente o muro existente entre a matemática e a psicoloxía que caracteriza a nenos e nenas de entre 10 e 14 anos. Neste sentido, penso que o obxectivo non está ben conseguido. En segundo lugar, é un feito que os lectores e lectoras desta obra van ter que volver, antes ou despois, ao vocabulario estándar propio da área de matemáticas, cuestión que pode resultar nunha dificultade engadida. A parte disto, existen outras cuestións ás que simplemente xa non lle vexo sentido, como por exemplo a idea de cambiarlle o nome ao pobre Leonardo de Pisa (Fibonacci) despoxándoo da súa serie e do seu número áureo.

    Por outra banda, creo que outro defecto do libro é non saber presentar a utilidade das matemáticas en situacións concretas. Na maior parte das ocasións, as presentacións que realiza o diaño son excesivamente abstractas, isto é, non incorporan un antecedente ou unha necesidade real de resolver problemas. Este aspecto é, na miña opinión, fundamental se o que queremos e chamar a atención de calquera aprendiz. O que se aprende ten que ser útil e aplicado a situacións ben identificadas. Creo que de pouco serve demostrarlle a un neno(a) o marabillosos e máxicos que poden ser os números, se non se lle presentan como unha ferramenta para solucionar cuestións da súa vida diaria.

    En resumo, creo que é unha obra interesante, xa que abre unha nova liña de traballo no ensino das matemáticas en idades temperás, pero considero que non estamos ante un traballo redondo por parte do autor, xa que non chega a cumprir coas expectativas xeradas, nin a satisfacer verdadeiramente os obxectivos marcados.

  232. Laura Cuns (2º Grado de Educación Primaria) Dice:

    El libro “El diablo de los números” es muy apropiado para realizar una lectura divertida y entretenida a la vez que se adquieren o se afianzan algunos conocimientos matemáticos. La historia trata sobre un niño, Robert, que odia las matemáticas. Durante doce noches Robert sueña con un diablo, el diablo de los números, que le servirá como ayuda para explorar una manera divertida de aprender matemáticas. El diablo le va mostrando, en cada nuevo sueño, varios aspectos de las matemáticas, desde los primeros números, pasando por los números romanos, los números de primera, las raíces cuadradas, los números triangulares… Aunque al principio Robert denominaba estos sueños como pesadillas, poco a poco se ve inmerso en toda una especie de mundo matemático en el que cada vez se encuentra más a gusto. Esto debería hacernos reflexionar sobre la importancia de aportar nuevos enfoques en el proceso de enseñanza- aprendizaje de las matemáticas para que los niños se interesen por ellas.

    Aunque en un principio pudiera parecer que este libro está destinado a niños, lo cierto es que cualquier persona podría obtener algún tipo de provecho leyéndolo. Aunque es cierto que el libro acerca a los niños a las matemáticas de una forma divertida, amena e interactiva, los profesores también pueden nutrirse de esta lectura para explorar nuevas formas de impartir esta materia.
    En mi caso, esta es la segunda vez que leo el libro, lo leí por primera vez cuando era más pequeña y he de decir que, en ambas ocasiones, la lectura de libro me pareció sencilla y divertida en la cual la dificultad de los contenidos va aumentando poco a poco. Aunque también es cierto que he aprendido nuevos conceptos que en la educación primaria no se imparten y que por lo tanto, cuando leí el libro por primera vez, no entendía.

    Por otra parte, el libro está acompañado de una serie de ilustraciones y actividades que sirven de apoyo al texto, lo cual me parece un acierto ya que facilita la participación y la comprensión por parte de lector, pudiendo utilizarse también como un libro de consulta.

    En definitiva, me parece un libro muy adecuado para la educación primaria (sobretodo a partir del 3º ciclo), su lectura es fácil y no muy extensa y su vocabulario es sencillo e incluso se prescinde de muchos términos matemáticos para que sea más ligero, aunque tengo que decir que la sustitución de ciertos términos matemáticos puede dar lugar a confusión en los más pequeños. Aún así, considero que este libro no tiene como único objetivo enseñar matemáticas, sino fomentar de una manera divertida y diferente el interés de los niños hacia las matemáticas, y en ese sentido, y desde mi punto de vista, supera con creces dicho objetivo.

  233. Olaya Antelo ( 2º Grao en Mestre de Educación Primaria) Dice:

    Pareceume moi interesante a forma na que se trata o mundo das matemáticas no libro ” El Diablo De Los Números” intentando achegar o lector a elas dunha maneira amena e desmostrando que poden ser máis interesantes do que moitas persoan creen. Asi este libro levache polo mundo das matemáticas utilizando a imaxinación e a fantasía a través dos soños.
    No libro o protagonista chamado Robert, un neno o que non lle gustan as matemáticas, comeza a soñar co demo dos números e xunto a el noite tras noite vai facendo un percorrido por algúns conceptos matemáticos.
    Creo que un dos puntos fortes do libro para a lectura dos nenos e que utiliza elementos sinxelos para explicar certas cuestións e xunto coas ilustracións fai que se comprendan moito mellor, pola contra un dos problemas que observo e que ao cambiar de nome a certas cousas, como a raíz cadrada chamarlle rábano ou pum ao factorial, pode comfundir os nenos.
    Por outra parte pensando neste libro como material didáctico para o profesor penso que sería unha boa opción para cambiar a visión das matemáticas na escola e asi poder enseñalas dende outras perspectivas máis prácticas para os nenos.

  234. lorena Dice:

    O libro do Diablo dos números pareceme un libro bastante interesante para os rapaces,xa que a súa maneira de ir explicando as matemáticas fai que estas sexan atraintes para eles.
    Aparte de ser un bo referente para os nenos a hora de estudar matemáticas é un libro fácil de ler e para nada cansino, noite a noite vas descubrindo algo novo e eso fai que che apeteza seguir lendo.
    Por último destacar que existen cousas no libro que non se entenden pero o final chegas a conclusión de esas cousas.

  235. Alejandro Gorgal (2ª de Grado en Mestre de Educacación Primaria) Dice:

    “EL DIABLO DE LOS NÚMEROS”

    Cando lin este libro deime conta que, este xa era un propio libro de matemáticas que nos fai reflexionar e entender de un modo activo os coñecementos matemáticos. Este libro sería bó utilizalo para clases do terceiro ciclo de primaria, porque serían os propios contidos que se tratán nesta etapa educativa. Nesta parte parece un libro interesante porque se aplican os conceptos matemáticos a cousas que podemos ver no día a día e fan que os rapaces as comprendan de mellor maneira.

    Na miña opinión persoal quero decir que non comparto co autor do libro o uso de certos termos polos persoaxes, como pode ser chamar “cuag” os números triangulares. Penso que se lle presentamos as cousas así os rapaces se perderán e confundirán os termos e non sabran realmente como chamarlles, xa que os levarán a confusión ao largo dos capítulos. Penso que esta situación é complexa para os rapaces é incluso para ao mestre, porque ten sempre que ter moito coidado a referirse dunha ou doutra maneira os termos. Por iso debería terse en conta, que para ler o libro no principio houbese un aviso inicial que se referirá ao apartado final onde explica claramente todos os termos.

    Un aspecto positivo que lle vexo a este libro é que é moi fácil de ler, no sentido que fai que a tua imaxinación se deixe voar e poñernos na pel do protagonista descubrimdo cousas novas dunha maneira moi real, o que fai que a xente se “enganche” na sua lectura e teña esa inquedanza por saber o que pasará nos seguintes capítulos.
    Aparte disto todos tivemos a idade do protagonista e tivemos inquedanzas polas matemáticas tendo a veces problemas con certos temas e conceptos, por iso considero que moitas das actividades que se plantexan ao longo dos capítulos poden chegar a ser estimulantes para os rapaces. O comprobar por un mesmo como funciona unha cousa pode ser de máis axuda que os milleiros de exemplos que poña un mestre, porque simplemente se copian e listo, pero non sabemos realmente resolver un problema dese calibre cando se nos presenta.
    Con todo, como futuro docente estou seguro que traballaria con este libro como recurso para impartir clases de matemáticas, xa que me gusta o apoio visual que fai a todas as explicacións e por suposto tamen a forma nas que se expresan todos os termos. Penso que lle indicaría que leran varias partes que me gustaron máis e que eles mesmos fosen practicando o que alí se lles explica a vez que eu o iria realizando con eles. Por todo isto penso que un libro recomendable para Educación Primaria.

  236. Sara Couso Justo (2º Grado en Educación Primaria) Dice:

    Estamos ante una obra de gran ayuda para todo aquel que cree que las matemáticas no pueden ser divertidas y que no sirven para nada más que para amargarnos la existencia, como pensaba nuestro protagonista Robert antes de vivir sus aventuras numéricas noche tras noche con la compañía del diablo de los números.

    Las aventuras narradas de las distintas noches vienen cargadas de un gran número de conceptos matemáticos, por lo que una lectura comprensiva y detenida de las mismas puede ser muy enriquecedora para el lector. Además, añadir que estos contenidos son variados, yendo desde los más sencillos y conocidos por todos como pueden ser los números periódicos hasta otros más complejos como la sucesión de Fibonacci. Todo ello con nombres distintos a los reales adaptados a niños que hacen que la obra se siga tratando desde un punto de vista sencillo y ameno. Precisamente así es como se quieren presentar las matemáticas, como un juego, como algo funcional que es sencillo de aprender y muy útil haciéndolo de la manera adecuada. Nos muestra como pueden llegar a ser algo que capte nuestra atención, de lo cual cuanto más sabes más quieres saber. De este modo, Robert al principio considera los sueños con el diablo de los números incluso como un más de sus pesadillas, pero poco a poco desea soñar con él y hace curiosas preguntas para avanzar en su conocimiento. Esto me parece muy útil a la hora de acercar al alumno al aprendizaje de las matemáticas por medio de su lectura, así como enseñar los conceptos matemáticos aquí incluidos por medio del empleo de este material en el aula por parte del profesor. Lo que hay que tener siempre en cuenta es la edad de los alumnos con los que se quiera trabajar, ya que en mi opinión estaría más enfocado a alumnos de la ESO y no es una lectura de fácil comprensión, reduciéndose a un laberinto sin salida para un alumno de primaria.

    Para su lectura es indispensable una atención continua y hacer un seguimiento con lápiz y papel. Debo decir que para mí, no fue sencillo de leer y en muchas ocasiones tuve que volver atrás para poder comprender lo que estaba leyendo. En general, dejando a un lado lo anterior y lo poco que me engancharon algunas de sus partes, hago una valoración positiva de la obra, ya que me gustó y considero que es recomendable para cualquier alumno con la edad adecuada o docente.

    Para terminar, decir que es una obra de gran valor frente a la que no debemos permanecer inmutables, sino tomar ejemplo para que nuestros alumnos puedan tener grandes profesores en sus aulas tal y como lo fue el diablo de los números para Robert.

  237. patriciapernasben Dice:

    Esta historia trata sobre un neno chamado Robert, o cal describe un profundo odio polas matemáticas e polo seu profesor Brokel. O libro divídese en 12 capítulos nos que o protagonista, pasa de ter pesadelos a soñar tódalas noites con Teplotaxl. Éste en cada soño aparécelle nun lugar diferente ao anterior, e explícalle un tema relacionado coas matemáticas como os números primos, Bonacci, potencias, raíces cuadradas, etc…
    É un libro ameno e de fácil lectura, pero require pararse a analiza-los exercicios que contén cada lectura para chegar a comprendelos. A lectura do libro, fixome ver as matemáticas doutro xeito, xa que contén diferentes incógnitas que levan a querer saber máis e polo tanto a aprender cousas novas.
    Creo que é un libro moi interesante como medio para introducir aos nenos nas matemáticas dunha forma divertida, e así motivalos para que vexan as matemáticas coma unha asignatura interesante e entretida.
    Realmente aconsello a lectura deste libro, aínda que tamén debo dicir que hai algunhos capítulos pódese atopar algunha dificultade para os nenos xa que algunhos termos que se empregan no libro, ao non seren verdadeiros, pode dar lugar a confusión posteriormente, e na súa posta en práctica, e con máis razón se len o libro antes de haber adquirido previamente algún destos coñecementos. Pode tamén ser de gran axuda para que nenos ós que non lle gusten as matemáticas teñan unha visión distinta sobre elas e se animen a indagar sobre as mesmas e as vexan coma un xogo.
    Por último dicir, que non só é un libro do que poden sacar proveito os nenos, senon tamén adultos, en concreto os profesores, pódelles sevir como material para introducir ou reforzar os temas que se vaian a traballar nas clases de matemáticas.

  238. Francisco Escuris Fernandez (2º Educacion Primaria) Dice:

    Un bo libro para interesar ós nenos polas matemáticas. Iso é o que penso de “El diablo de los números”. A obra utiliza unha entretida trama para “enganchar” ós lectores máis pequenos, dado que o protagonista é un rapaz da súa mesma idade co cal se poden sentir identificados, e o diaño pode parecer un ser entrañable, polo típico de ser borde pero ter un bo corazón no fondo.
    A súa lectura é fácil, dado que ten todo o tempo unha mesma estrutura: vai progresando pouco a pouco no ensino de novos métodos de facer cálculos, empezando polo máis básico e sinxelo e indo cada vez a máis, pero sen deixar de lado o aprendido nas primeiras páxinas ou episodios, e mesturándoo con como vai avanzando a relación entre os protagonistas ó longo dos soños . Os debuxos axudan a que comprendan mellor o que se lles amosa, ademais de facelo máis ameno e levadeiro ó mesmo tempo. A incursión de exercicios sobre o tema que trata o capítulo ó final do mesmo afianza a súa aprendizaxe e faino moi interactivo co rapaz.
    Penso, definitivamente, que está moi ben redactado para aquel público ó que vai especialmente encamiñado.

  239. M.J. Glez Campos (3º Mestre lingua estranxeira) Dice:

    “El diablo de los números” é un libro escrito para acercar as matemáticas ós estudantes, sen embargo, teño que dicir que non me pasou tal cousa cando ó lin. O xeito que Hans Magnus ten de explicar as matemáticas resultoume mais complicado que a propias matemáticas, posiblemente porque xa teña un concepto preconcibido delas.
    O autor utiliza a figura dun demo que lle ensina matemáticas dun xeito “creativo” a Robert, un cativo o que non lle gustan demasiado, e que cada noite, cando se deita ,soña con el e aprende algo novo. Os doce capítulos que ten o libro son pois doce soños de Robert. E así o demo vaille explicando como formar números partindo do número un, a importancia do cero, fálalle dos números de primeira,de sacar rábanos, dos números irrazonables,de saltar números, dos números triangulares, dos números cadrados, dos números de Bonatschi,… Que son todos nomes inventados para explicarlle as raíces cadradas, os números irracionais, os número primos, a serie de Fibonacci….conceptos expostos de xeito pedagóxico, que sen embargo a min me resulta mais complicados de entender.
    O libro posúe unha grande profusión de ilustracións que apoian as explicacións feitas polo autor e axudan a entender do que se está a falar. Tamén hai uns apartados en algúns dos capítulos, que invitan á reflexión e comprobación do que se di e que, na miña opinión, están pensados para que o lector interiorice o que se ven de expoñer. Está escrito nun estilo informal e próximo, empregando unha linguaxe doada e sen tecnicismos cuxo resultado é unha lectura amena.
    É un libro con unha clara intención didáctica, tanto práctica como teórica, que nos introduce no estudio das matemáticas amosándonolas dun xeito diferente. Penso que pode servir de axuda os estudantes de secundaria ou do último ciclo de primaria, porque da un enfoque menos convencional e mais creativo delas. É un bo xeito de quitarlle ferro a esta materia para que os alumnos perdan o medo e empecen a pensar que son mais doadas, como lle ocorre ó propio protagonista do libro.

  240. Alba Lago Vilasó Dice:

    ALBA LAGO VILASÓ (2º GRAO DE EDUCACIÓN PRIMARIA).

    Trátase dun libro entretido que pretende crear gusto por aprender e a curiosidade polos números con explicacións sinxelas e claras, tendo moito que ver neso as ilustracións e as actividades de reforzo que se lle ofrecen o lector ao final de certos capítulos, facendo que a lectura ademais de ser entretida sexa didáctica . Por isto conséguese que o lector se acerque máis aos números que se o fixera dun texto especializado.
    Os contidos matemáticos que se presentan ao longo da novela son a importancia do número 1, infinito, as vantaxes do sistema decimal, a división, a raíz cadrada, os nº naturais,os nº primos, Conxetura de Goldbach, as potencias, os nº irracionais, nº figurados, serie de Fibonacci, Triángulo de Pascal e as súas propiedades, Combinacións, xeometría armónica, xeometría fractal, cuestións xeométricas e a importancia e o complicado mundo da demostración.
    Tamén permite coñecer parte da historia das matemáticas cos seus grandes xenios e as súas aportacións: Lord Russel, Klein (botella de Klein) Cantor (polvo) Euler(nº Primos) Gauss (nº imaxinarios), Fibonacci (lebres), Pitágoras (nº irracionais e tamén foi o inventor da palabra Matemática), o inventor do 0 e inventor do 1.
    Está dirixido a todos os públicos, principalmente para os alumnos aos que non lles gustan as matemáticas xa que nel as explicacións son divertidas ensinándose en contextos diferentes os habituais e utilizando aspectos próximos aos alumnos como por exemplo os compañeiros de clase, cocos, animais; facendo ver as aplicacións que as operacións explicadas teñen na práctica…
    Pero tamén está dirixido aos mestres, facendo reflexionar sobre o mestre que queremos ser nun futuro, xa que a figura do mestre é moi importante para crear nos alumnos o agrado ou desagrado por unha materia, non hai máis que ver o comportamento de Robert cara as matemáticas explicadas por Bockel e as explicadas por Teploplaxt, o primeiro mestre era máis distante e facía as matemáticas aburridas e pouco entendibles, de ahí que iso sexa un dos motivos polo que a Robert non lles gusten as matemáticas. Por iso tras coñecer a Teploplaxt, grazas as súas explicacións divertidas nas que utilizaba o método de ensaio- error e guiando as aprendizaxes de Robert, logrou que este último aprendera a aprender, é dicir, que fose construíndo o seu propio aprendizaxe a través do seu medio social e por conseguinte lle comezaran a gustar as matemáticas.
    Relacionado con isto outro aspecto que me chamou a atención e é algo que os mestres teñen que ter en conta cos alumnos de primaria, son as repeticións para que lle queden as cousas claras e o diaño dos números facía numerosas repeticións cando ía explicar un tema novo sobre algo que xa tiña explicado.
    Doutra banda tamén quero destacar que hai capítulos nos que se fomenta a utilización das novas tecnoloxías, por exemplo na décima noite cando Robert e o diaño se encontran nunha sala de cine o diaño tráelle Robert un ordenador para que realizara os exercicios con él.
    Aínda que tamén considero que non todo do libro é positivo, non estou de acordo en que se lle invente un nome ás persoas e ós conceptos matemáticos xa que poden levar á confusión, ademais son tan complicados os nomes inventados como os verdadeiros por exemplo serie de serie de “Fibonacci” como “Bonatschi”; Van der Monde como Johan Van de Lume; Números de primera por números primos, Factorial como pum, Raíz como rábano, elevar como saltar…
    Pero en xeral co que me quedo principalmente é que pretende fomentar nos alumnos xa dende pequenos o gusto pola lectura e as matemáticas. Grazas a lectura do libro comprenderán que as matemáticas non son algo mecánico senón que detrás delas hai razoamentos. Para que terminen sendo como Robert que queden insatisfeitos, que non só quere que o diaño (mestres) se limiten a ensinar, senón a demostrar os trucos.

  241. Esther Vega Seoane (2ºGrao Educación Primaria- Santiago de Compostela) Dice:

    “El diablo de los números”
    Este libro nos narra la historia de Robert, un pequeño que no empatiza demasiado con las matemáticas. En sueños, se encuentra con el “Diablo de los números”, un personaje que noche tras noche le enseña curiosidades de los números y posibles aplicaciones prácticas de ciertas operaciones (que, en el colegio no se muestran). Finalemente Robert, olvida su odio hacia esta asignatura y comienza a cogerle “el gustillo” queriendo saber más a cada momento.

    Desde mi punto de vista, este libro me parece mejor guía docente que libro de lectura. Creo que en lugar de ser recomendado a los niños, debería recomendársele a esos profesores de matemáticas que se niegan a enseñarnos las verdaderas utilidades de éstas y se repiten una y otra vez con problemas sin sentido.
    Para la lectura infantil quizás sea un poco lioso, porque aunque al principio es ameno, al llegar al tercer capítulo se hace difícil seguir el argumento, en cuanto a las explicaciones del diablo (teniendo en cuenta que fuese un niño).
    Incluso podría ser que, a pesar de emplear nombres diferentes para ciertas operaciones o tipos de números a fin de conseguir facilitar la comprensión, ésto lo haga igual de difícil e incluso más. (Si los niños están estudiando esto mismo en la escuela, puede llevarles a confusión el empleo de diferentes nombres).

    Yo, personalmente como dije antes no lo propondría como libro de lectura en un aula de primaria, sino más bien como “guía del profesor”, para que aprendamos que hay diferentes foras de enseñar las matemáticas, y como ésta, algunas más atractivas para los niños.

  242. Cristina Paz Fernández (2º Grao Educación Primaria) Dice:

    El diablo de los números es un libro adecuado para que los alumnos de Educación Primaria, sobre todo para el final del segundo ciclo. Lo que más cabe resaltar sobre la lectura del libro es que es de fácil lectura y muy didáctico al incorporar imágenes que complementan el texto y ayudan al alumno a una mejor comprensión, lo cual hace que el aprendizaje sea más significativo para los alumnos, así como e empleo de un lenguaje cercano para los niños.
    Para nosotros el libro se queda corto por el hecho de que es un libro más bien infantil, para edades inferiores. A mi no me ha gustado mucho leer este libro, porque me ha parecido algo infantil y por ello no me llegaba a llenar a la hora de leerlo. Aunque para un alumno de primaria contiene elementos no tan fáciles como los números primos, los números triangulares, pero con las explicaciones que da se les facilita la comprensión.
    En este libro se muestra el cambio de Robert al que no le gustaban las matemáticas, pero a partir de las diferentes situaciones que iban ocurriendo en sus sueños su concepción sobre ellas iba cambiando. Este cambio se puede deber a que las explicaciones partían siempre de una situación conocida y simple para Robert, el aprendiz, a partir de la cual iba incrementando progresivamente la dificultad.
    Con el personaje de esta historia se pueden sentir identificados muchas personas, a las cuales no le gustan las matemáticas, pero mirando desde diversos puntos de vista podría cambiar, ya que entendiendo los conceptos se hace divertido.
    En general está bastante bien estructurado y simplificado, solo he notado que en algunas situaciones era necesario releer porque empezaba a hablar de otros términos, por lo que se hacía necesario retomar lo sucedido en el sueño anterior por ejemplo.
    Otro punto fuerte que le he visto al libro es que incluye menciones sobre grandes matemáticos como Pitágoras, Euler, Gauss. Con esto de punto fuerte me refiero a que es necesario que los alumnos conozcan un poco sobre la historia y grandes personajes que en ella han influido, ya que sino podrían crecer sin ningún conocimiento sobre la evolución de las matemáticas con lo que podrían pensar que ya vienen así impuestas, a mi me ha pasado esta situación, he crecido conociendo solamente a Pitágoras simplemente por el Teorema y me he encontrado ante estos libros que los mencionaban y la verdad que resulta más atrayente.
    Por último, decir que este libro no se queda en los enfoques tradicionales de presentar las matemáticas sino que es más intuitivo y actual. Trabajar con libros de lectura en los cuales se vayan presentando progresivamente los aprendizajes complementaría muy bien los nuevos modelos de enseñanza, para así dejar un poco al margen los libros de clase por ser demasiado tradicionales. Se podría conseguir a partir de un libro como este enseñar a los alumnos siguiendo una historia y una progresión.

  243. Paula Alvarez Duran Dice:

    Tras la lectura del libro “El Diablo de los Números” puedo decir que es un libro que me gustó mucho. Tratan las matemáticas desde una perspectiva divertida y cercana a los alumnos.
    Como estudiante de matemáticas desde hace años me hubiera gustado que los profesores hubieran realizado algunas explicaciones como esta. A través de la manipulación los niños toman mayor conciencia de los aspectos que tienen que aprender.
    Por otro lado también la forma de contarlo es muy importante. El uso de los sueños como escenario principal es muy atractivo para los alumnos con lo que conseguiríamos atraer su atención y que se interesasen por aprender.
    Durante la lectura de este libro pude afianzar ciertos aspectos de las matemáticas que se me olvidarán durante estos años y pude repasar otros que están más flojos.
    Además es una lectura fácil de seguir y atrae más al tener dibujos que te van guiando y ayudando a comprender mejor la teoría.
    No considero que sea una lectura adecuada para las edades de primaria ya que trata temas un poco complicados de entender a ese nivel. Tiene mucha información que a lo mejor, los alumnos, no son capaces de asimilarla.
    En general ha sido una buena experiencia ya que la trama es divertida y amena y no como ocurría muchas veces en el instituto que nos veíamos obligados a leer libros que no nos gustaban

  244. ISABEL RICO REPISO (2º GRAO MESTRE PRIMARIA) Dice:

    Este libro es muy adecuado y recomendable para los alumnos de 4º curso de Primaria en adelante, puesto que el lenguaje es familiar y sencillo, comprensible en todo momento. Las ilustraciones, además, ayudan a comprender los conceptos matemáticos que se explican y a asociar estos conceptos con imágenes visuales. Por ejemplo, los números triangulares los podemos asociar con los cocos, o para obtener la serie de números Fibonatschi podemos recordar el truco de las liebres, etc.

    También me gustó que cada explicación partiese de una situación simple como los copos de nieve o repartir un chicle para tratar la geometría o las fracciones respectivamente.

    Por otro lado también me parece interesante como material interdisciplinar para trabajarlo por ejemplo en las áreas de las matemáticas (con actividades como las que propone el propio libro al final de cada noche), de plástica (dibujando los distintos conceptos, el diablo, …creando material que permita entender las explicaciones del libro), en lengua castellana (para practicar la lectura, leyendo un capítulo cada día). Además la estructura del libro nos permite que trabajemos cada día o cada semana con “una noche” (numera los capítulos por noches en las que el protagonista sueña con el diablo).

    Personalmente aprendí y recordé muchos conocimientos y afiancé otros que tenía olvidados. También nos permite conocer un poco de historia sobre las matemáticas al mencionar a Euler y el profesor Gauss…. El libro se lee con rapidez por lo que nos demuestra que es posible aprender divirtiéndonos o sin darnos cuenta y no sólo los niños sino también nosotros mismos. El libro se muestra atractivo y podemos partir de él para llevar a cabo numerosos proyectos, llegando incluso a elaborar nuestros propios materiales didácticos, pudiendo tomar éste como referencia.

  245. Ariadna Vilas Fuentes (3º Lengua Extranjera) Dice:

    La historia de Robert puede reflejarse en muchos niños que estudian matemáticas. Como el inglés, el francés, la música…y otras muchas materias, pueden ser motivo de pesadillas para muchos niños durante la etapa escolar. Al ver que no son capaces de avanzar como el resto de sus compañeros, se quedan estancados y le cogen verdadero pánico, como es el caso de este libro, a las matemáticas. Gracias al “Diablo de los números”, Robert va cambiando su forma de pensar poco a poco respecto a esta asignatura y se da cuenta de que no todo es tan complicado. Al contrario que las aburridas clases del profesor Bockel, el protagonista de esta historia descubre, gracias a Teplotaxl, que detrás de las matemáticas se esconde un maravilloso mundo de aventuras y números infinitos.
    Partiendo de la cosa más sencilla, el número uno, Robert conoce toda clase de números: pares, impares, primos, irracionales, positivos, negativos o romanos. A través de simples figuras como pueden ser los círculos, los cuadrados, los triángulos o los pentágonos es capaz de aplicar una serie de reglas básicas, para llegar al resultado correcto. Robert consigue entender que no sólo es válido el enfoque tradicional con el que su profesor imparte la materia, sino que comprende que las matemáticas se pueden aprender de manera amena y divertida. Un punto interesante que surge a medida que avanza el argumento de la obra es la autonomía que deben desarrollar los alumnos. El Diablo es quién dirige todas las actividades, actuando como guía de aprendizaje y dejando que sea el propio Robert el que llegue a una conclusión. Esto también deberían de llevarlo a la práctica los profesores en las aulas.
    Desde una perspectiva didáctica el libro me parece interesante para llevar a cabo actividades un poco más lúdicas en el aula; de esta forma, conseguiríamos que los alumnos participasen en los ejercicios y que estuviesen atentos. Con esto, nos damos cuenta de lo importante que es la motivación. Es esencial que los alumnos estén motivados para que el rendimiento en las aulas sea efectivo y de buenos resultados. El lenguaje de la obra, me parece correcto para que cualquier alumno de Educación Primaria pueda entenderlo sin mayor dificultad. Aunque discrepo en un punto, que es el no atribuirle a las cosas sus nombres reales. Opino que esto, puede ser motivo de confusión para algunos niños y considero que, ya desde pequeños, debemos enseñarles a llamar a las cosas por su nombre. En algunos momentos, la lectura me ha resultado un poco densa y quizás engorrosa ya que, a veces se extendía demasiado con las explicaciones. Por el contrario me ha gustado mucho que los ejemplos se ilustraran mediante imágenes, gracias a ellas, los niños consiguen elaborar sus propios esquemas mentales y de esta manera acordarse mejor del tema explicado. Aunque en el libro sólo se trabajen las matemáticas de forma lúdica en los sueños, considero que en la vida real debería de enseñarse esta materia de la misma manera, sobre todo en los niveles más bajos de primaria. En resumen, me parece un recurso útil para trabajar en las clases de matemáticas aunque intentaría reducir más algunas partes, poner más ejemplos gráficos y trabajar en todo momento con términos reales.

  246. Beatriz Álvarez Vila (2º grado de magisterio en educación primaria) Dice:

    “El diablo de los números´´ es un libro que ya había leído cuando era más pequeña, ahora que lo he vuelto a leer lo comprendo mejor y me parece más enriquecedor por lo tanto no creo que sea adecuado para niños de primaria porque trata conceptos complejos. Podrían leerlo en la etapa de educación primaria pero no comprenderían del todo ,creo que es mejor en etapas superiores.
    El libro busca otro enfoque que darle a las tradicionales y típicas matemáticas que se dan y se temen en la escuela .
    Por otro lado,es interesante, la manera innovadora de contar la historia intercalando ejemplos gráficos y representada en sueños de un niño lo hace más divertido y hace que la comprensión parezca más sencilla .
    La trama es interesante para el lector pero para mi gusto es un poco aburrido y cargante .

  247. Johanna Otero García (Grado de Ed. Primaria, 2º) Dice:

    En mi opinión, lo mejor que tiene este libro es que resulta muy fácil de seguir y resulta ser una lectura rápida. Todas las explicaciones que en él se dan son muy sencillas y con un lenguaje cercano a un niño de primaria, a pesar de que en ocasiones se tratan temas que no lo son tanto: números primos, números triangulares, Fibonacci, el cuadrado, etc. quizá la mejor parte del libro, sea la apuesta que hace el autor por nuevas formas de enseñar las matemáticas: una historia fantástica, sueños extraños y sin pies ni cabeza, un diablo… pero siempre otorgándole prioridad a la búsqueda de la curiosidad e interés por los números.
    Bien es cierto que en algunas ocasiones la explicación no es del todo clara, y se hace necesario leer un par de veces la misma explicación. Esto me lleva a pensar que quizá la mejor aplicación que le podemos dar a este libro en la Educación Primaria sea su utilización exclusiva dentro del aula, es decir, donde tengan un papel cerca para hacer los ejercicios que se plantean en el libro (aunque alguno, como el de las liebres, no es posible hacerlo por completo, pues en su ficción se crearon miles de ellas), y con el profesor como apoyo, guía del razonamiento, pues sino puede causar un efecto totalmente contrario en el niño: desmotivarlo por completo en las matemáticas.
    Como conclusión, me gustaría añadir que este tipo de literatura fantástica puede llegar a ser de mucha utilidad y motivación dentro de un aula: dejar los libros clásicos a un lado y trabajar con libros de lectura, con un punto a mayores que es el interés en el que te envuelve la propia historia. Es, al fin y al cabo, una metodología distinta para enseñar matemáticas, distinta a la tradicional, y que además nos ayuda a desenvolver en el niño más competencias que la matemática, por lo que puede dar pie a emplearlo en otras materias.

  248. Elyzabeth Otero Martínez( 2º Grado de Educación Primaria) Dice:

    En mi opinión, El diablo de los números es un libro que está adecuado a los niños y niñas de educación primaria, ya que la lectura de este se hace divertida debido a que hace de guía y es muy didáctico para aquellos niños o adultos que se les dean mal las matemáticas o le cueste entenderlas, como en mi caso.
    Además el libro no se hace aburrido debido a que combina imágenes con un gran colorido, y una letra con un tamaño grande que captan la atención del lector. Aunque yo opino que algunos términos que se emplean pueden llevar a la confusión como por ejemplo cuando utilizan la palabra “rábano” o “saltar”, y el argumento es siempre el mismo, un sueño donde aparece Robert y un diablo.
    También por lo que yo experimenté en la lectura del libro, algunas explicaciones son algo confusas lo que provoca que vuelvas otra vez a la página anterior para volver a leerlo, como me ocurrió a mi en ejercicios como, por ejemplo, el de los números triangulares, o también en la octava noche, cuando Robert tenía que contar las posibilidades de los lugares donde se colocaban sus compañeros.
    Es un libro que nos hace reflexionar sobre las diferentes maneras que un docente puede dar una clase y optar por la manera didáctica que el diablo emplea con Robert en sus sueños. Y vemos como un niño puede aprender las matemáticas de una forma más divertida para que no las acaben odiando como en la mayoría de los casos.
    Para finalizar este comentario, me gustaría decir que la lectura de este libro me gustó mucho aunque tengo que reconocer que hubo ejercicios que aparecían al final de algunos sueños que me costaban hacerlos, pero es un libro interesante que incluye a grandes matemáticos, Pitágoras o Gauss…, citados en el útlimo capítulo.
    Y se lo recomiendo a cualquiera persona.

  249. Katiana Conde López (2º CURSO, GRADO ED. PRIMARIA) Dice:

    “El diablo de los números” cuenta la historia de Robert, un niño de Primaria que odia las matemáticas, junto con su profesor. En esto encontramos una de las claves de la docencia, el modo en que influye en los alumnos, y en su gusto por una asignatura, la manera en la que se imparta. El diablo, le muestra que está equivocado y pretende mostrarle lo divertido que resultan las matemáticas si las comprendes.

    El libro busca la participación del lector, en varias ocasiones propone ejercicios y pruebas para que el niño realice y, de este modo, se involucre en la historia y se interese por comprender los aspectos que se tratan.

    Al principio esta lectura me pareció entretenida, me llamó la atención por la novedosa forma de tratar los números. Sin embargo, a medida que iba avanzando, se me hizo bastante pesada, en mi opinión se repetía bastante.

    Considero que es una lectura que acaba por cansar a los niños, y que en algún momento hasta pueden perderse.
    No me parece un libro adecuado para niños muy pequeños, pues pienso no lo comprenderían, quizás lo recomendaría para el último curso de la Educación Primaria. En edades más tempranas les resultaría complicado seguir y comprender los temas tratados.

    Por último, aunque personalmente no me gustó el libro, he de reconocer, que he descubierto cosas, y trucos de los que nunca había oído hablar.

  250. Anabel Magariños Neira (2º GRAO MESTRE PRIMARIA). Dice:

    Haciendo referencia al libro “El diablo de los números” cabe decir que bajo mi opinión és un libro centrado claramente en las matemáticas, no tanto en el ámbito de primaria porque considero que hay contenidos que no se dan en esta etapa educativa pero que sí ayuda en la profundización de contenidos específicos como son los “números de primera” realmente llamados “números primos”, o datos como por ejemplo en el capítulo donde el sueño transcurre en el desierto con cocos que forman triángulos, donde los niños pueden ver que las matemáticas se reflicten en nuestro día a día y que no tienen porqué ser aburridas.

    Me gustaría decir también que bajo mi criterio personal y habiendolo observado a lo largo de todo el libro que se usa vocabulario inventado por ambos personajes protagonistas (Robert y el Diablo de los números) como “cuang”, “números triangulares”, etc. que hacen que te puedas perder o dar lugar a confusión a lo largo de los capítulos ya que algunos de estos conceptos se repiten a lo largo de todos ellos. El aviso que aparece al final del libro debería estar al principio para como he dicho anteriormente no dar al lector a una posible confusión.

    És un libro que dá lugar a que la imaginación de la persona que lo está leyendo fluya y que cada capítulo terminado te deje con ganas de continuar el siguiente.
    (No pudiendo opinar así de todos los capítulos).

    Creo que la mayoría de los niños en edades comprendidas en las que Robert se encontraba temen a las matemáticas por eso considero que las actividades que se plantean al final de algunos capitulos son muy estimulantes porque hacen que el niño por sí mismo compruebe que lo que se está explicando es realmente cierto y que no se queda en un simple sueño o capítulo.

    Las ilustraciones que se muestran intercaladas a lo largo de todo el libro ayudan a que este se haga más ameno para su lectura ya que a simple vista a niños a los cuales no les guste la lectura se asusten o les quite las ganas de poder abrirlo.

    Finalmente me gustaría decir que sí recomendaría este libro para la Educación Primaria porque considero que aunque como dije anteriormente hay conceptos que no se dán en esta etapa ayudará a que cuando sean dados posteriormente les resulte más sencillo o simplemente lo recuerden porque han leído este libro.

  251. “El diablo de los números” trata sobre un niño que se llama Robert y odia las matemáticas, cosa que creo que es debido a la manera aburrida e “inútil” de enseñar del Profesor Bockel. Siempre tiene pesadillas un tanto raras, que se desliza hasta el fondo de un tobogán…, hasta que aparece el diablito de los números que poco a poco le va poniendo retos que tiene que ir superando y que lo hace pensar, y aunque al principio no le apetece y le da pereza, solo dice que no sabe y que es muy complicado y son muchos números.

    Pero finalmente se acuesta temprano para poder soñar cuanto antes con el diablillo, e incluso coge la calculadora y la lleva en el bolsillo para llevar a los sueños. Aunque el diablo se enfadaba a veces con él, era mucho mejor que las pesadillas que tenía antes. El diablillo le va enseñando poco a poco de manera divertida, e intrigante, cosas nunca imaginadas por el pequeño, ya que hace que le empiecen a interesar y le vaya coguiendo el truquillo.

    El diablo le escribe (con su bastón) en el cielo, agua, y demás, y el niño ya va entendiendo lo fácil que son muchas cosas que le explica. Y además le gusta mucho poder usar la calculadora, y una vez que entiende, le permite usarla, y le hace ver que muchas cosas son infinitas, y aunque no las puedas escribir seguido, porque sería muy cansado y absurdo, que en tu imaginación siempre puedes continuar.

    Me parece un libro un poco complejo a veces de entender, aunque tiene trozos buenos de leer, pero teniendo en cuenta que es para mayores de 10 años, es el adecuado y perfecto para que vean que no todo es tan difícil y feo como algunos profesores se lo hacen ver. Me despistaba un poco que había cosas a las que le llamaba por un nombre que no conocía, o que el propio diablillo inventaba, pero me pareció muy entretenido y un gran método.

  252. Ana Beatriz Martínez Vidal (2º grao educación primaria) Dice:

    El diablo de los números trata sobre un niño llamado Robert que sueña durante 12 noches con el diablo de los números ( Teplotaxl). A Robert no le gustan las matemáticas del profesor Bockel pero le atraen las que le explica el diablo de los números, porque las entiende y se divierte con los problemas que le plantea el diablo. El diablo desafía a Robert en cada capítulo y consigue que relacione las matemáticas con elementos y ejemplos de la vida cotidiana como lo es repartir un chicle, la colocación de compañeros de clase, etc. Me gusta el sentido educativo del libro ya que intenta que los niños pierdan el miedo hacia las matemáticas y comprendan que tienen importancia dentro de nuestra vida diaria. Considero que es un libro ameno para niños a los que no les gusten las matemáticas. Algunos niños se sentirán identificados con Robert en sus preguntas y razonamientos y entenderán que dependiendo de la forma en la que se expongan las matemáticas, pueden ser más o menos sencillas, esto se refleja en que Robert prefiere las matemáticas del diablo a las del profesor Bockel, esto se debe a que en las del primero se divierte y las entiende pero en las del segundo no se siente motivado porque no las entiende y le parecen aburridas. Este libro lo recomendaría para niños de 6º de primaria, ya que opino que los niños de cursos inferiores no tendrían los conocimientos de matemáticas suficientes todavía para entender el libro.

  253. Concepción Martínez Rubianes (2º grao educación primaria) Dice:

    El diablo de los números es un libro que, en mi opinión, contiene un argumento un tanto pobre, ya que el autor simplemente nos cuenta la historia de un niño que cursa Primaria que tiene pesadillas en sus sueños. Un día en esos sueños aparece un diablo de los números que le empieza a hablar de las matemáticas, asignatura que el niño odia debido a que su profesor le pone siempre ejercicios que nuestro protagonista no comprende con facilidad. El niño una vez que se encuentra en sus sueños a un diablo que comienza a hablarle de matemáticas cree que está teniendo la peor de las pesadillas. El diablo comienza a explicarle conceptos matemáticos que se parecen más a los que se imparten en Secundaria que a los impartidos en toda la Primaria. Al principio Robert le tenía mucha manía al diablo y no entendía nada de lo que este quería enseñarle, entonces tenían muchos momentos de tensión entre ellos en los que el diablo descargaba toda su furia hablándole a gritos a su alumno. Este es otro de los aspectos que no me gustó del libro. Se supone que si va dedicado a niños de educación Primaria debería cuidar todos los detalles y el diablo debería aparecer como un personaje con mucha paciencia y capaz de soportar la calma en momentos en los que Robert no comprende lo que quiere decirle. Por otra parte, debemos señalar también la actitud del niño al principio del libro, el cual se negaba a aprender matemáticas y tenía una actitud un tanto chulesca con su maestro en los sueños. Este es un mal ejemplo para niños pequeños, ya que puede influirles en su comportamiento en las clases de matemáticas.
    Poco a poco el diablo y nuestro protagonista van haciéndose amigos, y este último va encariñándose con los números hasta que al final consigue ir al mundo del que procede el diablo donde conoce a muchos matemáticos importantes y en el que le regalan una cadena con una medalla por su buen desarrollo y por su sabiduría en las matemáticas.

    Por otra parte, me gustaría destacar que en el libro se cuenta que el niño tiene un odio especial a las matemáticas pero no se profundiza demasiado en los orígenes de ese odio, por lo que no es de mucha utilidad para niños que odien especialmente esta materia porque no les explica de qué manera uno se puede encariñar con los números y acabar por entenderlos algún día. Es obvio que los seres humanos no somos personajes de cuentos y que no vamos a soñar con ningún diablo de los números que sea nuestro amigo y que nos explique cosas sobre matemáticas, de ahí que considere que el libro debería profundizar más en el origen del odio a esta materia y explicar al lector como se puede cambiar el punto de vista sobre ella.

    También es de especial interés destacar que en el libro los problemas que el diablo presenta a Robert no están relacionados, en la mayoría de los casos, con experiencias propias del niño y con momentos de la vida cotidiana. Debería centrarse más en ese tipo de experiencias para explicarle cosas nuevas y que Robert fuese capaz de relacionarlas con su vida cotidiana fuera del colegio. Si bien es cierto que también le pone ejemplos de las matemáticas con sus compañeros de clase y con las trenzas del señor Bookel pero eso no es suficiente porque al fin y al cabo son solo experiencias escolares y no tanto del día a día de cualquier persona.

    Por último, me gustaría destacar que me parece muy denso todo lo que se explica en el libro ya que hay conceptos que los niños todavía no han visto en Primaria y que por lo tanto le será muy complicado de entender e incluso puede que le cree confusión que el diablo emplee términos inventados por él para designar términos puramente matemáticos. De ahí que considere que este libro debe leerse en Secundaria ya que el cerebro del alumno estará más maduro y le será más sencillo comprender lo que se explica en el libro. En mi caso, a lo largo de la lectura me perdí varias veces y tuve que releer varias páginas para enlazar con las siguientes y entender de qué se estaba hablando o qué se intentaba explicar. Siempre odié las matemáticas y la lectura de este libro no me ayudo a cambiar mi visión sobre ellas.

    Finalmente, no todo es malo y reconozco que, en parte, el libro es interactivo gracias a los ejercicios que tiene al final de algunos de los capítulos, que dan la oportunidad de comprobar por uno mismo que lo que se dice se puede realizar.

  254. Concepción MARTÍNEZ Dice:

    El diablo de los números es un libro que, en mi opinión, contiene un argumento un tanto pobre, ya que el autor simplemente nos cuenta la historia de un niño que cursa Primaria que tiene pesadillas en sus sueños. Un día en esos sueños aparece un diablo de los números que le empieza a hablar de las matemáticas, asignatura que el niño odia debido a que su profesor le pone siempre ejercicios que nuestro protagonista no comprende con facilidad. El niño una vez que se encuentra en sus sueños a un diablo que comienza a hablarle de matemáticas cree que está teniendo la peor de las pesadillas. El diablo comienza a explicarle conceptos matemáticos que se parecen más a los que se imparten en Secundaria que a los impartidos en toda la Primaria. Al principio Robert le tenía mucha manía al diablo y no entendía nada de lo que este quería enseñarle, entonces tenían muchos momentos de tensión entre ellos en los que el diablo descargaba toda su furia hablándole a gritos a su alumno. Este es otro de los aspectos que no me gustó del libro. Se supone que si va dedicado a niños de educación Primaria debería cuidar todos los detalles y el diablo debería aparecer como un personaje con mucha paciencia y capaz de soportar la calma en momentos en los que Robert no comprende lo que quiere decirle. Por otra parte, debemos señalar también la actitud del niño al principio del libro, el cual se negaba a aprender matemáticas y tenía una actitud un tanto chulesca con su maestro en los sueños. Este es un mal ejemplo para niños pequeños, ya que puede influirles en su comportamiento en las clases de matemáticas.
    Poco a poco el diablo y nuestro protagonista van haciéndose amigos, y este último va encariñándose con los números hasta que al final consigue ir al mundo del que procede el diablo donde conoce a muchos matemáticos importantes y en el que le regalan una cadena con una medalla por su buen desarrollo y por su sabiduría en las matemáticas.

    Por otra parte, me gustaría destacar que en el libro se cuenta que el niño tiene un odio especial a las matemáticas pero no se profundiza demasiado en los orígenes de ese odio, por lo que no es de mucha utilidad para niños que odien especialmente esta materia porque no les explica de qué manera uno se puede encariñar con los números y acabar por entenderlos algún día. Es obvio que los seres humanos no somos personajes de cuentos y que no vamos a soñar con ningún diablo de los números que sea nuestro amigo y que nos explique cosas sobre matemáticas, de ahí que considere que el libro debería profundizar más en el origen del odio a esta materia y explicar al lector como se puede cambiar el punto de vista sobre ella.

    También es de especial interés destacar que en el libro los problemas que el diablo presenta a Robert no están relacionados, en la mayoría de los casos, con experiencias propias del niño y con momentos de la vida cotidiana. Debería centrarse más en ese tipo de experiencias para explicarle cosas nuevas y que Robert fuese capaz de relacionarlas con su vida cotidiana fuera del colegio. Si bien es cierto que también le pone ejemplos de las matemáticas con sus compañeros de clase y con las trenzas del señor Bookel pero eso no es suficiente porque al fin y al cabo son solo experiencias escolares y no tanto del día a día de cualquier persona.

    Por último, me gustaría destacar que me parece muy denso todo lo que se explica en el libro ya que hay conceptos que los niños todavía no han visto en Primaria y que por lo tanto le será muy complicado de entender e incluso puede que le cree confusión que el diablo emplee términos inventados por él para designar términos puramente matemáticos. De ahí que considere que este libro debe leerse en Secundaria ya que el cerebro del alumno estará más maduro y le será más sencillo comprender lo que se explica en el libro. En mi caso, a lo largo de la lectura me perdí varias veces y tuve que releer varias páginas para enlazar con las siguientes y entender de qué se estaba hablando o qué se intentaba explicar. Siempre odié las matemáticas y la lectura de este libro no me ayudo a cambiar mi visión sobre ellas.

    Finalmente, no todo es malo y reconozco que, en parte, el libro es interactivo gracias a los ejercicios que tiene al final de algunos de los capítulos, que dan la oportunidad de comprobar por uno mismo que lo que se dice se puede realizar.

  255. María Valiñas Rivas (2º Grado de Mestre de Primaria) Dice:

    “El diablo de los números” es una novela, cuyo argumento son los sueños de Robert, un niño al que no le gustan las matemáticas. En sus sueños Teplotaxl (el diablo de los números) consigue que el niño comience a interesarse por las matemáticas.
    Es un libro ameno y de fácil lectura y requiere pararse a realizar los ejercicios de forma paralela a la lectura, para llegar a comprender con más precisión las matemáticas lo cual fue lo que más me gustó de su lectura.
    Personalmente considero que es un libro muy interesante para aplicarlo en cualquier etapa educativa y no sólo en Primaria. Además considero importante la crítica que se hace sobre los maestros que no se esfuerzan en que se lleve a cabo un aprendizaje significativo y profundo. Este libro nos muestra una perspectiva nueva e interesante acerca de las matemáticas. Es un libro muy interesante y útil como material didáctico para llevar a cabo en el aula.
    Creo que este libro nos da una idea de cómo puedes cambiar la forma de enseñar las matemáticas para que sean más amenas y divertidas para los niños.

  256. Mª Laura Osorio Ramos (2º Grado de mestre de Educ. Primaria) Dice:

    El argumento principal es sobre un niño que se llamaba Robert. Este odiaba las matemáticas y a su profesor, el señor Bockel. Por las noches tenía muchas pesadillas como la de ser tragado por un pez gigantesco, hasta que una noche se le apareció un hombre viejo y pequeño, el cual dijo ser el diablo de las matemáticas.
    Durante doce noches, el diablo fue apareciendo en sus sueños y el niño cada noche se encontraba en un lugar distinto y le iba enseñando diferentes cuestiones matemáticas como por ejemplo elevar al cuadrado, la raís cuadrada, los números primos, etc.
    Finalmente Robert acaba congiendole cariño al diablo de los números, y deseando que sea de noche para que el diablo aparezca en sus sueños y le enseñe algo nuevo. Lo más importante es que Robert se acaba interesando por las matemáticas y comprendiéndolas.
    Lo que no me gustó mucho fueron los nombres que utilizaba para referirse a los términos matemáticos como: saltar, rábano, números de primera, etc. por que creo que eso puede hacer confundir a los niños y aunque la finalidad es que no sea tan aburrido, luego el niño puede recordar solo esos términos y no saber los reales, con lo cual yo creo que se podría hacer igual de ameno, pero poniendo entre paréntesis o al lado de estos, los términos reales para que al menos los niños sepan que ese termino se dice de otra manera y los vayan asociando, por que una vez que aprenden algo, es muy difícil de cambiar la forma en la que se ha aprendido. Me ha gustado que aparezca en el libro el nombre de algunos matemáticos como por ejemplo: Klein, Euler, Pitágoras, etc. Para que al menos les vayan sonando.
    En general considero que es un libro más adecuado para el último curso del tercer ciclo, por que quizás los más pequeños no puedan entenderlo muy bien, sobre todo por que en ocasiones resulta complicado.
    También considero que este libro te da una idea de cómo puedes cambiar la forma de enseñar las matemáticas, y que sean mas amenas y divertidas para los niños.

  257. Iria Creo Santiago (2º primaria) Dice:

    Se trata de un libro que intenta hacer un rápido recorrido por una gran parte de las matemáticas, plasmándolas como algo emocionante y entretenido. En la narración aparece un niño que odia las matemáticas y el diablo de los números se las explica, de tal manera, que al final del libro el niño quiere que el diablo de los números le siga enseñando matemáticas. Una pega que le encuentro a este libro es que llama a los conceptos por nombre inventados y esto puede crear confusión en los lectores como por ejemplo rábanos en lugar de raíces, saltar en lugar de elevar, etc. A pesar de ello me pareció un libro entretenido y ameno a la hora de leerlo.

  258. la pantufla Dice:

    ese libro es una popo es muy aburrido

  259. Janet Castro F. Magisterio Lengua Extranjera Dice:

    El Diablo de los Números trata de un niño llamado Robert quien odia las matemáticas porque le aburren los absurdos problemas que su profesor del colegio (Profesor Bockel) le pone. Por la noche, cuando Robert duerme, sueña con el Diablo de los números, quien trata de enseñarle que las matemáticas son interesantes y divertidas. Durante 12 noches, Robert sueña con el diablo de los números y se encuentra en situaciones extrañas donde aprende sobre diferentes aspectos matemáticos.

    Por un lado, creo que la idea del libro es buena. El libro está dirigido a niños, y especialmente a los que odian las matemáticas. Desafortunadamente, pienso que aun hay muchos profesores como el Profesor Bockel en los colegios, que ponen ejercicios aburridos y este libro tiene una manera de afrontar las matemáticas de una forma diferente, enseñándoles la “magia” de las matemáticas y que las matemáticas no tienen porque ser aburridas.

    Sin embargo, hay algunas cosas del libro que no me parece bien. Por ejemplo, no entiendo la razón por cambiarles los nombres a los términos. En vez de decir raíz dice rábano, en vez de decir números irracionales dice irrazonables, etc. Los niños a quienes no les gustan las matemáticas, suelen encontrarlas difíciles, y al cambiar los nombres a las términos solo van a conseguir confundirles mas. Hubiera sido más productivo mantener los términos normales.
    Tampoco me pareció muy bien que el Diablo de los números insultará continuamente a Robert. Unos ejemplos de esto son cabeza hueca, montón de mocos, bobo, idiota, etc. Como dije antes, es un libro dirigido a niños y personalmente creo que este tipo de lenguaje sobraba en el cuento.

    Para sacarle la máxima partida al libro, creo que se debería leer con un adulto ya que hay muchas cosas que no explican a fondo en el libro y la mayoría de los niños que lo lea van a tener preguntas – por ejemplo, que pasó cuando intentó multiplicar 11111111 x 11111111.

    Aparte de los puntos que mencioné creo que es un libro interesante y fácil de leer, y puede ayudar a los niños a ver que las matemáticas no son tan aburridas como pueden parecer en el colegio.

  260. Judith Gil Santos(2º de magisterio de primaria). Dice:

    El diablo de los números es un libro que intenta acercar a los lectores a las matemáticas, de forma que no tengan un único concepto de ella relativo a los estudios, si no que las vean cómo algo curioso e interesante que se encuentra en la naturaleza y a nuestro alrededor.
    El protagonista del libro es un niño que odia las matemáticas que contempla la aparición de un ser llamado el diablo de los números, quien lo visita en sueños.
    Este curioso ser le enseñará al protagonista lo necesario para conseguir que se interese por las matemáticas, se tratan los números primos, los números fraccionarios, las raíces, las potencias etc. y se repite el concepto de infinito a lo largo de todo el libro.
    La forma en la que el diablo de los números le explica a Robert todos estos conocimientos hace que su visión de las matemáticas cambie por completo, y pase de odiarlas a admirarlas.
    El libro está redactado adaptado a cualquier lector, de forma que sea fácil de comprender a cualquier edad y despierta la curiosidad del lector.
    Este libro es muy interesante para trabajar en el aula,recurriendo a él en algunas explicaciones.

  261. angela perez Dice:

    “El diablo de los números” é unha obra que consegue achegar tanto aos nenos como aos adultos ao mundo das matemáticas cunha lectura interesante e entretida, motivando deste xeito ao lector.
    O protagonista do libro, Robert, é un neno que detesta as matemáticas, pero grazas aos soños co diablo dos números, viaxando polo incrible e máxico mundo dos números, o seu medo e rexeitamento cara as matemáticas desaparece, e estas deixan de ser complicadas e aburridas para converterse en algo máis sinxelo do que parece, e poidan aprenderse e disfrutarse de forma divertida.
    Este libro é un material didáctico moi util para achegar as matemáticas aos alumnos dunha forma amena nas aulas de primaria, e eliminar o prexuízo que os nenos adoitan ter cara as matemáticas, véndoa como unha materia complicada, que acostuman afrontar con medo, sobre todo a medida que a dificultade aumenta.
    Ademais o libro toca gran variedade de temas, deixandoos explicados dunha maneira sinxela de comrpender, e cunha linguaxe que atrae aos nenos.
    Eu, que como un neno de primaria, tamén odiei os números, podo dicir que este libro me axudou a comprender que as matemáticas non son so problemas, senon que hai moito máis.
    Sen embargo, algúns dos conceptos parecéronme un pouco complicados de entender, polo tanto, se o libro é empregado como material didáctico, o máis idóneo sería plantexalo no último ciclo de primaria.

  262. scooll Dice:

    m e p a r e c e g a s e s e l i b r o

  263. scooll Dice:

    a mi me gusto mucho como se dirige de cada uno de los personajes y me gusto mucgo

  264. Santiago Villares Soriano (grao en mestre de educación primaria, 2º curso) Dice:

    Este libro es en verdad un enfoque completamente distinto al que se usa en la educación formal convencional.

    Metodológicamente, podríamos decir que el “diablo” utiliza el aprendizaje por descubrimiento para que Robert, el protagonista, adquiera conocimientos matemáticos al tiempo que se divierte y se interesa (dos situaciones íntimamente relacionadas).

    Es un libro muy recomendable no solo para que los alumnos adquieran cierta familiaridad y conocimiento de las matemáticas, sino también para que los maestros y profesores adquiramos una visión distinta de cómo llevar a nuestros pupilos a través de una serie de clases de matemáticas poco convencionales, metodológicamente avanzadas y sin duda exitosas.

    Si bien las explicaciones de los temas son en la práctica totalidad muy adecuadas para la comprensión del público al que va dirigido (a partir de 8 años), considero que el capítulo “la sexta noche”, el de las liebres que se reproducen siguiendo los “números de Bonatschi”, considero que no solo está explicado de forma liosa, sino además no presenta un contenido atractivo ni de utilidad (¿a quién puede interesarle la reproducción irreal de liebres que tienen dos hijos siempre en cada generación?).

    Otro aspecto con el que no estoy de acuerdo es en la asignación de algunos nombres matemáticos. Comprendo que para presentar los contenidos a niños es más sencillo para ellos entender “sacar rábanos” que hacer raíces, o hacer “¡pum!” que factorial, pero… ¿cual es la diferencia entre números de Bonatschi y números de Fibonacci? Absolutamente ninguna, por lo que haces a los niños aprender un nombre “complicado” extra que no les sirve para nada.

    Con todo, me parece un libro muy válido no solo como lectura complementaria, sino como “manual” para el trabajo en clase del maestro, que puede enfocar las matemáticas como el descubrimiento de un saber divertido, intrigante y que aparece en la realidad, no solo en los cuadernos.

  265. Carolina Santiago Lago (grado en maetra ed. primaria,2º curso ) Dice:

    El libro del diablo de los números me pareció muy entretenido y con una lectura muy fácil, la manera de que al protagonista Robert no le gusten las matemáticas y estas se introduzcan en el a modo de sueños, es decir sin que realmente él se dé cuenta de que es lo que esta haciendo, los casos que aparecen el libro son muy prácticos y fáciles, al principio Robert no quiere saber nada de las matemáticas como les pasa a muchos de los niños de hoy en día ya que en las clases se da todo de manera muy mecánica, al menos en lo referido a las matemáticas, por ello el diablo le “obliga” a descubrir las matemáticas de otra manera que en la medida de lo posible también se debía de hacer en las aulas, el libro también podemos observar una manera de explicar aquello que es finito y aquello que es finito, al introducirse en los sueños y poder romper las barreras que no nos permiten representarlo lo hace mas entendible.
    En definitiva el libro me gusto bastante, y lo leí muy rápido, aun asi me parece que con 10 años, edad recomendada para el libro, no es una edad correcta ya que estamos introduciendo temas muy avanzados con los cuales los niños aun no están familiarizados, aun así recomendaría el libro a los niños de la ESO en adelante.

  266. Mª del Mar Blanco Reboredo (2º Grado en Maestro/a de Educación Primaria) Dice:

    Esta obra narra doce noches en las que a Robert se le aparece en sueños un diablo de los números. De este modo, cada noche ambos personajes se sumergen en una aventura que conlleva a una lección de matemáticas (números primos, cuadrados,…).

    Acompañando al texto, aparecen varias imágenes que resultan divertidas, sobre todo, para los niños. Lo cual les motiva más por el aprendizaje. Además de la forma en que está contada la historia: utiliza animales, ordenadores, calculadoras,… que atraen la atención del lector, más intensamente, en el sector infantil.

    En mi opinión este libro es un buen complemento de las clases de matemáticas en Educación Primaria. Se puede aprovechar para profundizar en cualquiera de los temas que se mencionan, tanto en el aula como en el volumen. Lo que puede llevar a confusión es la utilización de unos términos que no son los reales, como por ejemplo, los números saltados, los de primera, entre otros. Bastaría con hacer hincapié en este aspecto y comentarles a los alumnos que esa utilización es incorrecta y mostrarles la correcta.

    Por supuesto, también llama la atención el modo en que un niño cambia su opinión acerca de las matemáticas (asignatura generalmente detestada por los discentes). El protagonista pasa de un odio profundo (aquí vemos, asimismo, cómo influye la metodología y actitudes del maestro/a) a un interés continuo por aprender más en esta área (llega a conseguir el rango inferior de aprendiz de los números).

  267. Sara García González 2º Grado de Ed. Primaria Dice:

    Este libro me ha traído muy buenos recuerdos, me lo regalaron en 5º de primaria. Al igual que Robert mi profesor de matemáticas nos cargaba de ejercicios sin sentido. Gran parte de mi generación detestó las matemáticas hasta que llegamos a la ESO.
    Este libro tiene como finalidad que a los niños le comiencen a gustar la matemáticas una vez que las logren entender. El profesor de Robert, Blockel, hace unas clases muy monótonas y aburridas. Esto produce un sentimiento de odio hacia las matemáticas por parte de Robert; un día cuando este está soñando, se le aparece el diablo de los números para lograr un cambio de actitud en el niño; consiguiendo finalmente que le gusten las matemáticas.

    De niña no terminé de leer el libro, supongo que lo encontré difícil para leer yo sola. A día de hoy el libro me ha encantado; me parece que es un buen modo de entender las matemáticas de otra forma. Este libro te muestra casi todas las partes de las matemáticas: geometría, raíces, cuadros, diferentes tipos de números, etc. Nos muestra que las matemáticas siempre tienen un sentido y una explicación.
    Me ha gustado mucho la forma que el autor trata de explicar las matemáticas, las relaciona estrechamente con la magia, con juegos y siempre de un modo divertido.

    Este libro me ha traído y sobretodo refrescado muchos conceptos que tenia olvidados como los números de Fibonacci. Sin embargo no lo veo adecuado para niños menores de diez años. Creo que los docentes deberían usarlo a partir del tercer ciclo, lo veo un libro muy difícil para leer de forma autónoma pero si sería ideal para leer en clase como complemento al libro de texto. A sí el profesor podría ayudar a los niños a que comprendieran algunas partes que me parecen difíciles de entender de forma autónoma.
    En definitiva, me parece un libro muy interesante y totalmente acertado para lograr que los niños entiendan las matemáticas de un modo dinámico y divertido. Es un libro muy didáctico y recomendable para que lo usemos en el aula.

  268. Olalla Dice:

    3º Lingua estranxeira
    Acabo de empezar a ler este libro e si digo que me tirei tranquilamente 45 minutos ata conseguir dar ca solución do problema das trenzas dos panadeiros non é que estea esaxerando!!!! ou non estou moi áxil cas matemáticas ou é un problema difícil para nenas/os… jajajaj

  269. Fátima Santos Ramos - 2º Grado Mestre de Primaria. Dice:

    “El Diablo de los Números”, es un libro ameno y de fácil lectura, si se realiza, de una manera razonada. Requiere pararse a realizar los ejercicios de forma paralela a la lectura, para llegar a comprender con más precisión.
    La historia trata sobre un niño, llamado Robert, el cual describe un odio profundo hacia la asignatura de matemáticas y hacia su profesor Brokel, lo que me pareció bastante gracioso ya que personalmente me ha ocurrido algo similar. La relación que existe entre la repulsión a las matemáticas y el modelo de profesor tipo Brokel, es algo que a muchos alumnos nos ha sucedido.
    Así, este libro, pretende descubrirnos, que las matemáticas no están hechas para enseñarlas a la ligera, ni de forma sistemática, sino que debemos estrechar los lazos entre la enseñanza-aprendizaje y la comprensión de conceptos, mediante la reflexión y el descubrimiento.
    Como última aclaración, en el libro se pueden encontrar varios aspectos importantes en relación a la enseñanza-aprendizaje de las matemáticas: la comunicación (la relación estrecha que debe existir entre profesor (Diablo) y alumno (Robert)); la innovación curricular (dejar a un lado la pesadez de las matemáticas y llegar hacia un tipo de aprendizaje constructivo y de descubrimiento (mediante ejercicios atractivos, trucos); la constancia (motivar al alumno mediante juegos que integren aprendizajes matemáticos); el razonamiento, la reflexión y en definitiva el aprendizaje por medio de la comprensión.
    La lectura del libro me ha servido, para ver las matemáticas desde otra perspectiva. Entraña numerosos acertijos que propician a querer saber más y por lo tanto, conocer un poco más sobre esta Ciencia. Creo realmente que la lectura del mismo, es aconsejable, aunque también hay que reconocer que en algunos capítulos, se desarrolla alguna dificultad, para niños con edades comprendidas entre los primeros ciclos de primaria. Creo que sería conveniente para el Tercer Ciclo de Primaria (11-12 años).

  270. Raquel Cutrín Santos (Grao en Mestra de Educación Primaria, 2º ano) Dice:

    Sinceramente, hei de confirmar que con este libro aprendín novos conceptos, e a consolidar outros, tales como os números de Fibonacci , as formas para calcular os números figurados ou a pirámide – tetraedro. Así mesmo afirmo que os termos que se empregan no libro, ao non seren os correctos, á hora da verdade poden dar lugar a confusión na posta en práctica, máis sendo nenos os que o van ler e se non deron ese material aínda.

    O libro ten uns contidos moi interesantes, pero non para nenos de educación primaria. Os factoriais, os límites, Fibonacci… crearíanlle confusión (ou ben curiosidade, pero iso se o lector ou a lectora xa lle gustan as matemáticas, seguiría sen servirnos para aqueles aos que non lle gustan).

    Este libro parece orientado para todos aqueles raparigos e raparigas aos que non lles gustan as mates, sen embargo considero que se repite moito, sobre todo ao comezo, e non produce ese “gancho” necesario para estes alumnos. Ben é certo que é moi fácil de ler, pero reitero, os “falsos” conceptos poden orixinar confusión. Como incentivador para interesarse polas matemáticas para tódolos públicos, depende moito de quen o lea e en que etapa da súa vida.

    Componse dunha vertente imaxinaria (a relación de Robert con Toplotaxl) e outra real, que son os contidos que eles dous tratan. Os nenos demasiado pequenos que o lean (menos de 10 anos) poden crer que todo é real, que o igual que ao protagonista do libro el tamén pode soñar do demo ese e que grazas a el aprenderá matemáticas dun xeito moito máis divertido. Iso non ocorrerá e pode provocar xustamente unha reacción reacia cara as matemáticas. Ben sei que todo isto son hipóteses miñas, pero sinceramente é o que penso, que este libro non se axusta as características dos nenos e nenas de educación primaria, senón da educación secundaria.

    Debo admitir que H.M. Enzensberger ao escribir este libro botoulle moita imaxinación, á hora de explicar conceptos que realmente dan dor de cabeza aos mestres, el explícaos con unha facilidade asombrosa, é dálle a importancia que se merece a outros conceptos que estamos tan familiarizados con eles que nós non nos decatamos do realmente difícil que foi o seu descubrimento para a matemática, como o 0. Dedícalle un capítulo para este número, que sen el non sería posible estudar as matemáticas tal e como se levan estudando séculos.

    En liñas xerais, é un libro que vale a pena ler a partires dos 12 anos, para todos aquel que lle guste ou non as matemáticas, xa que non so pode desfacer ese temor por esta materia, senón coñecer outros conceptos dunha maneira totalmente diferente e sinxela. Persoalmente non o recomendaría, non considero que se axuste para primaria, e en lugar de responder preguntas penso que crearía máis, xa que trata moitos contidos que na primaria non se ven.

  271. Sonia Barcala (2º grao en educación primaria ) Dice:

    “El diablo de los números” é un libro realmente impresionante. Despois de acabar coa súa lectura, decateime de que as matemáticas poden ser ensinadas de xeitos moi diversos e incluso divertidos. Considero que o autor tratou dunha forma moi axeitada esta ciencia que, case sempre, provoca medo e disgusto.
    O libro fálanos dun rapaz, Robert, que detesta as matemáticas. Despois de doce noites soñando co señor Teplotaxt acaba por entender moitos aspectos matemáticos e incluso acaba colléndolle gusto ás mesmas, ademais de conseguir unha nova amizade.
    Encántame que no libro se poñan tantos exemplos que axudan a comprender mellor todo aquilo referente ás matemáticas. Creo que desta forma os rapaces séntense máis motivados por indagar sobre os temas que no propio libro se tratan. Outra cousa que me pareceu de grande importancia son as suxestións que se fan ó final dalgúns capítulos para instarte a seguir buscando outras explicacións por ti mesmo.
    Ó mellor, para os cativos que len o libro, nun principio, a lectura pode facerse algo pesada e difícil de entender, pero creo que non se debería abandonar, xa que o libro aporta moitas cousas boas, así como unha visión distinta das matemáticas. Quizais o mais enrevesado do libro sexan os termos que emprega, xa que o feito de utilizar palabras diferentes para designar os números primos, os naturais, etc. pode dificultar a comprensión e incluso chegar a consolidar estes aspectos matemáticos con nomes que non se corresponden.
    Polo demais, o libro é moi interesante e creo que é unha ferramenta moi útil para motivar ós alumnos.

  272. Óscar López Lastra- 2º PRIMARIA Dice:

    “EL DIABLO DE LOS NÚMEROS” é un libro matemático composto por doce temas de fácil, aínda que reflexiva, lectura. Trátase dunha lectura completamente diferente á que o alumnado estudiantil (tanto de primaria como incluso de secundaria) están acostumados, pois enfoca as tan “temidas” matemáticas dende unha perspectiva innovadora e divertida.
    Na miña opinión, con este libro non só se fomenta a mellora e a aprendizaxe desta asignatura como tal, senón que, simultáneamente, tamén se está a traballar a comprensión lectora que tanto se bota en falta nos centros escolares na actualidade. É unha cuestión importante, sobre todo se consideramos que os alumnos se deben desenrolar unha capacidade de autonomía e auto-crítica necesarias para o seu futuro porvir.
    O libro en sí, narra unha historia entre un neno (ROBERT) ao que non lle gustan as matemáticas e o cal, a través dun DEMO protagonista nos seus soños (con quen chega a manter unha bonita relación de amizade) chega a adquirir co paso do tempo, un dominio matemático e un certo interese polo uso das matemáticas na súa vida cotiá. É, sen dúbida alguna dende o meu punto de vista, un libro que enfoca o ensino matemático dende unha perspectiva literaria e máxica, xa que trata de desfacer (e desfai) ese pensamento pexorativo ou aburrido que envolve o estudo desta materia por parte do alumnado.
    Así mesmo, atendendo a respostas globais de enquisas realizadas a alumnos sobre a aplicación e/ou utilidade das diferentes áreas estudadas no colexio, está claro que a lingua extranxeira (inglés) e os números (matemáticas) perden por goleada con respeto ao resto de asignaturas tratadas na clase. A modo de pequena reflexión, gustaríame mencionar aquí a importancia das “metodoloxías” de ensino como vía motivadora ou non para aprender calquera cousa.
    Utilizo o termo “metodoloxía” para que a xente me entenda, aínda que quero deixar claro que considero como non existente devandito termo; na miña opinión EXISTEN “DIFERENTES FORMAS DE ENSEÑAR”, NON EXISTE UN “MÉTODO”OU”INSTRUCCIÓN” UNIVERSAL PARA TODO O MUNDO XA QUE CADA NENO/A É DIFERENTE E CADA CAL BUSCA INTERESES DIFERENTES POLO QUE UN BO MESTRE TEN QUE SABER XOGAR CO ARTE DE COMUNICAR E TRANSMITIR. Cando digo esto, falo teóricamente, pois os resultados dos Informes PISA ou as propias realidades do día a día nas escolas revelan claramente que non tódolos mestres conseguen achegar aos alumnos aos coñecementos, habilidades e destrezas que deben adquirir logrando unha aprendizaxe eficaz.
    Chegados a este punto, invítovos a reflexionar como potenciais docentes sobre esta cuestión que, ao meu parecer, tanta relación garda con esta lectura: Parécevos que este libro mailos seus métodos servirían para poder dar unha clase de matemáticas en condicións donde os nenos e nenas aprendan (xa non toda) pero unha gran parte dos contidos da materia?
    Sinceramente creo que non, poida que valese para despertar certo interese polos números ou simplemente para quebrar estereotipos fortemente arraigados na mentalidade estudantil, pero como fórmula únicamente metodolóxica de ensino non é suficiente (al menos, dende unha óptica subxectiva). É innovador? Sí! Motivador? Tamén! pero non chega a cubrir tódolos vacios que hoxe en día supoñen o “saber” matemáticas de verdade.
    Nembargantes, gustaríame destacar positivamente as seguintes apreciación sobre o libro, pois non só a súa capacidade de innovación e interese proxectan certo avance ou a lo menos certas ventaxas cara o seu uso escolar. No desenvolvemento da historia en sí, puiden observar que o libro intenta plasmar multitude de coñecementos e operacións moi diversas partindo dende un nivel básico ata un nivel máis alto, é dicir, de forma progresiva e ascendente. Por outra banda, tamén me gustaría falar do seu estilo narrativo non dende un punto de vista estilísticamente literario como tal, senón desa forma que ten de xogar coa imaxinación á hora de facerlle reflexionar a Robert cando o demo lle explica algo xa que como dicía Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) “O que ten imaxinación, con qué facilidad saca da nada un mundo” ou tamén como explicaba o científico, filósofo e escritor francés
    Blaise Pascal (1623-1662) “A nosa imaxinación agrándanos tanto o tempo presente, que facemos da eternidade unha nada, e da nada unha eternidade”.

    En resumo, o libro amosa moitas particularidades coas que estou de acordo tanto se me poño na pel de potencial docente como de posible alumno: é algo diferente e con só iso, xa desperta interese na clase; é predominatemente motivador pola forma de elevalo lector á imaxinación sen nen sequera deixarlle percatarse disto mentras le; traballa os contidos de forma progresiva e dende o máis fácil cara algo máis complicado; e favorece a comprensión lectora así como a ortografía, ambos aspectos dificultosos hoxe en día; sen embargo, non debe ser únicamente un libro de estudo das matemáticas, require de algo máis que o propio mestre debe proporcionar. Véxoo “super-positivísimo” como instrumento de apoio, pero insuficiente cara unha aprendizaxe matemática apta.

  273. Fátima Mera Cao ( 2º ed.primaria Grao) Dice:

    Presenta unha situación moi común onde a actitude do neno nun primeiro momento cara as matemáticas representa a actitude real da maioría do alumnado. Segundo se vai avanzando na obra, vai mudando o gusto cara as matemáticas, o que me leva a pensar que sería necesario aplicar unha metodoloxía semellante na que se invite aos cativos a reflexionar, experimentar, … o que fai que os involucre nas aprendizaxes cunha participación activa, que cada un vaia construíndo os seus propios coñecementos de forma significativa e así mostren un interese cara a materia evitando a frustración que a maioría das persoas temos debido a forma na que nos foron presentadas. É unha obra que vai gañando interese a medida que a vas lendo, xa que cando resolves un problema agardas impacientemente a ler xa o seguinte. A forma de presentar as actividades coma un xogo/maxia pódese levar a aula de tal forma que cambiaría o “tratamento” das matemáticas e sería un bo recurso para captar a atención dos nenos e introducilos nas actividades. Ademais, facer ver que as matemáticas están presentes na nosa vida e na natureza, fai que deixen de ser tan abstractas. Os nenos/as de ed.primaria aínda non teñen esa capacidade de abstracción adquirida, pero a imaxinación é tal que deberíamos aproveitala. Os problemas a resolver que lle fai o demo ao neno ocorren en soños. Nos soños, ocorren cousas que na realidade son imposibles, cousa que podemos facer tamén coa nosa mente. A mente permítenos imaxinar cousas que non se poden representar ( p.ex. as infinitas partes nas que podían partir a goma de mascar da que falaba o demo ), aspecto fundamental para entender as matemáticas. Unha boa lección que nos dá o libro é que non debemos darlle todo feito aos nenos cando lles propoñemos un problema, se non que son eles os que teñen que descubrir e chegar as conclusións de forma que sintan que aprenderon por eles mesmos. A pesar de que se adaptan algúns conceptos e explicacións, certos aspectos parécenme moi complexos para nenos de primaria ( e ademais unha lectura moi longa ), polo que considero que é un material didáctico máis adecuado para empregar na aula co mestre de guía e por partes, xa que se pode facer un pouco longo e ademais así poden os nenos simular directamente distintas situacións e experimentalas.

  274. Sara Abal Viqueira (2º Grado en Mestre de Ed. Primaria) Dice:

    Todo empeza cun rapaz chamado Robert que estaba canso de ter os mesmos pesadelos cada vez que ía durmir, ata que unha noite aparecéuselle un personaxe extraño, que se presentou como un “diablo de los números”, e cuxa misión a partir dese instante é ensinarlle a Robert o incribles e curiosas que poden ser as matemáticas se chas saben ensinar e se pos moita atención cando traballas con elas.

    Teño que dicir que, na miña opinión o libro en si gustoume porque trata de facerlles ver aos rapaces a parte interesante das matemáticas e que se interesen por elas a través da narración dunha historia cercana a eles, coa se poden sentir identificados (ao principio, Robert negábase a aprender calquera cousa relacionada coas matemáticas e parecíalle todo unha tontería, debido a que ten un profesor, o señor Blockel, torpe e aburrido que centra as súas clases en facer exercicios e problemas de quebrados, chegando a conseguir que a materia sexa monótona e incluso detestable para os seus alumnos).

    Sen embargo, inda que para un adulto é un libro que se le bastante rápido debido a que é unha historia “para nenos”, como dixo a miña compañeira Bibiana, non é un libro que eu recomendaría ler a rapaces de curta idade, xa que ten partes nas que necesitas poñer bastante atención e pararte máis, aparte de coñecer certos conceptos e ten certas actividades que non todos os nenos poden realizar.

    Por último hai algo que me chamou a atención debido a que aparece máis dunha vez no medio da historia e que me parece interesante comentar. Cando Robert vai cambiando a súa actitude e mostrando máis interese polas matemáticas, varias veces quere contarlle á súa nai o que fai, pero decide non facelo debido a que unha vez esta o fixo calar dicíndolle que non dixese tonterías, e o autor repite como dúas veces a frase de: “comprende que no le puede contar todo a su madre”. Descoñezo as intencións do autor, pero xuraría que esa frase é como unha crítica a todos os pais que non mostran interés polo que lles contan ou fan os seus fillos dicíndolles que non digan tonterías ou privándoos de dar a súa opinión, cando para eles poden ser cousas importantes, e isto moitas veces fai que os propios rapaces acaben por perder o interés polas cousas que fan.

  275. Lidia Iglesias Vaamonde (2º Grado en Mestre de Ed. Primaria) Dice:

    Este libro pareceume algo máis axeitado para os nenos de Primaria que “El tío Petros y la Conjetura de Goldbach”, xa que está escrito dunha maneira moito máis sinxela; ademais, ten debuxos que atraen ao lector e que axudan a comprender mellor os textos.
    Aínda que é un libro moi fácil de ler, creo que pode resultarlle algo pesado a un neno de Primaria, polo seu argumento, o cal me parece bastante infantil: un demo visita ao protagonista polas noites, e “lévao” a unha aventura relacionada coas matemáticas.
    Como aplicación na aula, este libro pode ser útil para explicar un determinado tema de matemáticas na clase, ofrecéndolle ao neno a posibilidade de ler o capítulo correspondente, como apoio, e tamén como forma de fomentar a lectura.
    De todas formas, hai temas no libro (como a estatística e a probabilidade) que creo que poden ser de difícil comprensión para un alumno de Primaria, pero que si poden ser de utilidade para que o neno teña uns coñecementos previos sobre eses temas. Tamén pode ser interesante ter este libro na casa, como “guía” ou “libro de consulta”, como apoio aos contidos que se dan na clase.

  276. Bibiana Ortiz Deive (2º Grado de Mestre de Primaria) Dice:

    Este libro se supone que ayuda a que a los niños les gusten las matemáticas en el momento en el que las empiezan a entender. Esto le ocurre a Robert, su protagonista. Su profesor Blockel es pésimo, lo aburre y hace que odie la asignatura por ello, un día, en sueños, se le aparece el diablo de los números para demostrarle que las mates, si las entiendes te pueden llegar a gustar.

    En primer lugar, decir que la idea del diablillo es buena para narrar la historia. Sin embargo considero que toda la historia se hace algo tosca a medida que se lee porque repite mucho. Además no creo que la actitud de enfado y de efecto de rebote de un segundo del diablo sea muy adecuada, ya que un profesor ha de tener paciencia, no lo contrario.

    En segundo lugar, creo que lo de recomendado a partir de diez años no debería de ser así. El libro, creo que debería de ser de a partir de doce o trece porque en ocasiones se complica la narración con tanto término y problema escrito. En ocasiones, a mí misma me ha costado encontrarme sin tener un papel y un bolígrafo a mi lado.

    Y en tercer lugar y como mi opinión personal y crítica, el libro no está del todo mal, aunque he de admitir que no me gustó. Al principio la lectura se hizo llevadera pero a medida que iban pasando las noches me daban ganas de dejarlo para otro día, se me hizo pesado, muy pesado. Siempre me han gustado las mates, de hecho se me daban muy bien en el Instituto… Aún así, tengo que admitir que gracias a esta obra aprendí cosas nuevas como por ejemplo la relación que existe entre series de números (en el colegio nunca las habíamos dado, ni siquiera mencionado) pero creo que su lectura puede llegar a convertirse en un laberinto para los más pequeños. Tiene que haber algún libro de comprensión más fácil que este y sin duda sería más adecuado…

    A pesar de todo esto, recomiendo su lectura a futuros docentes.

  277. Mª Eugenia Durán Glez; M. Musical Dice:

    Este libro de cara a la educación en primaria contiene un punto de vital importancia en estas edades: el del gusto por aprender.

    Más de uno o más de dos se han aburrido o se han sentido abrumados por las matemáticas. Con este libro y de la mano de Rober y Teploplaxt , nuestros protagonistas, los niños descubrirán el gusto por las matemáticas y el placer de aprenderlas.

    A Robert no le gustan las matemáticas.
    Una noche tiene un sueño un tanto extraño, aparecía un extraño ser llamado Teploplaxt, el diablo de los números. Siguió soñando con él durante muchas noches en las que Teplopaxt le explicaba conceptos como los números primos, la raíz cuadrada, los teoremas de Pitágoras y Fibonacci, etc. El diablo se comporta de forma bastante seria pero, a medida que pasan los días y Rober va aprendiendo todos esos conceptos matemáticos, su relación mejora hasta que al final, Teploplaxt se lleva a Robert de visita al cielo/infierno de los números, donde junto con los demás seres le condecen la medalla de aprendiz de los números.

  278. Abraham Romo (Musical) Dice:

    El Diablo de los Números, es un libro orientado a niños y protagonizado por un niño que tiene un problema común al de muchos niños de su edad, entre los que yo me incluyo, aunque no tenga ya su edad: no soporta las matemáticas. Pero resulta que empieza a tener extraños sueños donde lo visita un diablo con el que empezará a hablar de matemáticas.
    Así Rober, que es como se llama nuestro protagonista, empieza a descubrir la otra cara de las matemáticas: la divertida, la útil, la que se mezcla en nuestras vidas de una manera inconsciente e imperceptible. Así se da cuenta de lo importantes que son y de lo divertidas que pueden llegar a ser. Con todo esto es obvio decir que esta lectura es un ¨must have¨ en cualquier biblioteca infantil. a través de los capítulos se enseña a los lectores, personificados en Rober, a resolver problemas y a divertirse con las matemáticas.
    Así pues este libro es una herramienta didáctica de gran valor que estimula la imaginación y la comprensión de las matemáticas en niveles educativos básicos como primaria. Es destacable que el personaje que representa las matemáticas sea un diablo puesto que muchos de nosotros durante la estancia en los colegios demonizábamos la asignatura. Este Diablo de los Números, sin embargo, es un diablillo simpático y juguetón que en seguida se hará nuestro amigo a base de ingenio y buen humor.

  279. Gerald Lucas Parada Romero (3º de magisterio musical) Dice:

    Para mi este libro ” El Diablo de los números ” me pareció un ejemplar fantástico porque aunque está dirigido a niños pienso que también puede leerlo cualquier tipo de persona consiguió que yo lo leyera y no solo eso sinó que lo leyera del tirón y no dijera en ningún momento que tostón.

    El libro es super divertido, fácil de leer aunque a veces alguna cosilla me costó entenderla por mis escasos conocimientos.

    Pienso que ete libro incluso se podría utilizar en un aula ya que conseguiría que los niños se interesaran por la matemáticas como yo no tuve la oportunidad en su momento. Para mi lo más divertido era cuando sonaba el timbre y nos ivamos.

    Además el libro está muy bien dirigido porque cualquier niño podría ser el protagonista cualquier niño… por lo que se siente reflejado. Cosa que el niño también captará su atención:

    Vemos como robert un niño que odia las mates y luego como despues de su instrucción mágica cambia completamente su opinión y se queda completamente fascinado al descubrir los divertidas que son la mates.

    Y luego el gran papel del Diablo de los números que es el que instruye a Robert en sueños enseñandole las cosas fantásticas de las matemáticas como el cero, los números enteros… y todo ello con ejemplos claros y sencillos.

    Lo mejor de todo esque los contenidos están muy claros porque hasta yo fuí capaz de entenderlos. Cosa que es realmente dificil…jejeje

    Y para concluir opino que el libro quiere también expresar que con ilusión y algo de esfuerzo se puede conseguir aprobar mates…jejeje

  280. Paula Permuy Damota Dice:

    “El Diablo de los Números”.
    Este libro ha significado para mi el cambio total en la comprensión de los libros infantiles. Tiene muchísimas aplicaciones en el campo educativo, no sólo en Ed. Primaria. Es un libros, que además de ser didáctico, tiene el tirón que tienen los libros: cuando acabas un capítulo tienes que seguir leyendo.
    Se muestra muy interesante con respecto a aquellas menciones sobre las situaciones a las que estamos acostumbrados en las aulas con todo lo que tiene que ver con el personal docente: sus actitudes, su modo de enseñar…
    Haciendo referencia al tema principal, yo siempre me he considerado de ese grupo de personas a las que las matemáticas nunca le agradaron, pero con este libro aprendes que no siempre son tan horribles como te las imaginas o tan complicadas como pueden parecer.
    Nunca pensé que gracias a Teplotaxt mi visión hacia esta materia cambiaría tanto.

  281. Tania Romano González Dice:

    “El diablo de los números” gustoume moito éste libro, resultoume moi divertido e fácil de ler ademáis de que consigue que esperes o seguinte capítulo como o neno espera a seguinte noite para soñar co diablo.
    Paréceme un libro axeitado para utilizar na educación primaria xa que non trata temas de gran dificultade, e considero ademáis que pode ser de gran axuda para que nenos ós que non lle gusten as matemáticas teñan unha visión distinta sobre elas e se animen a indagar sobre as mesmas e as vexan coma un xogo.

    O libro divídese en 12 capítulos nos que o protagonista Robert, un neno ó que non lle gustan nada as matemáticas pasa de ter soños nada agradables ou máis ben pesadillas a soñar durante repetidas noites con Teplotaxl, o “diablo dos números”. Éste en cada soño aparécelle nun lugar cada un distinto ó anterior (sentado nunha seta, na praia, na neve…) e explícalle un tema relacionado coas matemáticas como números primos, números Bonacci, etc.
    Ó principio o demo compórtase dunha forma un pouco seria e facilmente irritable co neno ata o punto de que lle hincha a cabeza, o neno tampouco está de todo agusto pero a medida que pasan as noites e Robert vai adquirindo coñecementos matemáticos, o trato entre éstes vai cambiando a pasan a ter un boa relación.
    Durante uns días deixou de soñar co demo e con calquer outra cousa, simplemente durmía, pero un día (no capítulo final) o demo aparece no soño de Robert cunha invitación para que o acompañe ó ceo/inferno dos números. Unha vez alí Teplotaxl amósalle os estudos cos seus respectivos diablos dos números máis importantes, e foi despois da cea cando lle concederon a medalla de aprendiz dos números, sendo esa a última vez que se verían neno e demo.

  282. Lorena Silva Touriño(Musical) Dice:

    A pesar de ser un libro infantil, este libro ha conseguido en mi algo que no han logrado todos los cursos escolares de matematicas, que es que las matemáticas no son simplemente un elemento a memorizar sino que con comprensión y analisis se puede reducir todo a elementos más simples y de mayor comprensión no solo, a niños en edad escolar sino también en adultos, puesto que las matemáticas, por más que nos pese están presentes a lo largo de nuestra vida.

    De esta manera se pueden acercar conocimientos abstractos como son las matemáticas a los niños, ya que al tener estas ese caracter abstracto resultan tremendamente complejas de entender.

    A medida que Robert a lo largo de las doce noches descubre el autentico sentido de las matemáticas empieza comprenderlas con mayor facilidad y puede emprender niveles de mayor dificultad.

    Esto nos lleva a analizar el caracter didáctico del libro y no solo para los niños que es a quien en principio va destinando, sino tambien para los futuros docentes y aplicandolo a otras areas, facilitando la comprension de una materia, contenido… facilitamos la cercanía y el gusto por la misma.

    Quizas, llevando a la práctica lo que este libro nos propone podríamos conseguir que para los niños las matemáticas dejen de ser el diablo de sus pesadillas sino un sueño agradable y lleno de aventuras como le ocurre a Robert quien comienza pensado que son una pesadilla pero poco a poco acabn despertando su interes.

  283. santiago sayans amo Dice:

    “El diablo de os números” de Hans Magnus.
    Este libro me gustó mucho porque es muy didáctico, con el se puede trabajar en clase conceptos matemáticos de una manera muy amena y a su vez fomentar la lectura. Esta obra tiene como personajes principales a un niño, Robert, y a un diablo, el diablo de los números, este diablo se le aparece en los sueños a Robert haciendole pensar sobre problemas matemáticos. A Robert no le gustan las matemáticas y este diablo que se le mete en los sueños poco a poco con su método le hace descubrir a Robert la importacia que tienen las matemáticas. Al principio a Robert le parecía una pesadilla tener que soñar con las matemáticas ya que para eso iba a la escuela y tenía que aguantar a su profesor de matamáticas, el Señor Bockel.El diablo se enfadaba mucho con Robert porque no se interesaba y no se esforzaba nada en comprender las matemáticas. Al final Robert cada noche estaba deseando irse a dormir para que apareciera cuanto antes en sus sueños su amigo el diablo y este cada vez le cogía más cariño a su alumno. Con la ayuda del diablo, Robert cada noche acababa comprendiendo sistemas numéricos más complejos y lo que era mejor todavía esque a Robert al final le acababan gustando las matemáticas. Al final Robert es nombrado iniciante de las matemáticas y su amigo el diablo, Teplotaxl, lo lleva de viaje en el último sueño al paraíso de las matemáticas donde Robert puede ver en persona a los grandes matemáticos de los que le hablaba su amigo diablo, como Lord Russell, Bonatschi, Gauss y el gran Pitágoras.

  284. Ana Fernández Santos 3ºprimaria Dice:

    Este libro, “El Diablo de los números”, cóntanos como un rapaz que detesta as matemáticas empeza a deixar os seus pesadelos que lle atormentaban, e comeza a soñar cun diablo que lle vai ensinando diversas cousas sobre as matemáticas.
    Robert, así se chama o neno, ten 9 anos e non lle gusta nada as matemáticas. Isto tamén lle axuda moito o profesor que ten, xa que iso de ensinar parece que non é o seu, e fai que a asignatura sexa mais aburrida. Sen embargo, este diablo o que pretende acadar é que o neno se olvide dos tópicos escolares sobre as matemáticas e que comprenda que hai problemas que non puideron ser resoltos, e que non son tan difíciles e aburridas como pensamos. Tamén observamos como fai referencia aos números romanos, a explicación de serie de Fibronaci, aos números cadrados, a táboa de números primos, etc…
    Nesta historia podemos ver como o neno pasa de non querer saber nada das matemáticas nin sequera oír falar delas, a botar de menos o diablo cando non daba chegado para que lle ensinara.
    Unha das partes do libro que mais interesante me parece, é a do principio e maila do final. A do principio porque o diablo comézalle dicindo que a partir do número 1 xa se poden extraer tódolos demais, e a parte final porque o diablo vaille ensinando ao neno as diferentes habitacións do templo do ceo das matemáticas, onde se atopaban os verdadeiros matemáticos da historia.
    Este libro tereino moi en conta o día de mañá, cando sexa docente e recomendalo aos alumnos, porque me parece moi interesante, entretido e fácil de ler.

  285. María Jesús Rodríguez Lamas_ Ed. Primaria Dice:

    “El diablo de los números”
    El libro trata de Robert, un niño al que no le gustan nada las matemáticas y su profesor tampoco ayuda a a mejorar esa situación. De repente, un día, comienza a soñar con un diablo que sabe mucho de matemáticas y que le ayuda a que las comprenda y le gusten. Y así, durante doce sueños. Aparte de ayudarle a comprenderlas, el diablo le hace ver que aunque algunos conceptos sean muy complejos, explicados de la manera adecuada, los puede comprender cualquiera.
    Con Robert, pueden identificarse niños para los que las matemáticas son un auténtico infierno y que hace que pierdan el interés por el mundo de las matemáticas.
    El libro está indicado para niños a partir de 10 años pero según mi punto de vista tiene conceptos que no son fáciles de comprender ni para los niños ni para adultos no familiarizados con las matemáticas. No encuentro en él mucha utilidad para niños de primaria si trata conceptos tan complejos, pero, los primeros capitulos, si que son acesibles a los niños y el libro puede ser útil como material didactico adicional en el aula.

  286. Eduardo Gutiérrez Vázquez Dice:

    La historia nos habla de Robert que es un niño al que no le gustan las matemáticas. El niño suele tener pesadillas, pero un día tiene un sueño distinto, un sueño en el que el Diablo de los números le enseña matemáticas de una forma diferente a cómo el está acostumbrado(ya que el define a su profe como una persona que; explica, los pone a hacer ejercicios, y los corrige). Esto sucede durante doce noches mas, en las que el niño sigue viendo al diablo en sueños. Así poco a poco al niño le van gustando cada vez mas las matemáticas.

    El libro me pareció bastante entretenido, aunque en algunas partes se hace un poco pesado, pero en lineas generales es bastante entretenido, además los dibujos ayudan a entender lo que el diablo de los numeros le explica a Robert. Este libro, al contrario que “La conjetura de Golbach” me parece adecuado para niños de educación primaria.

  287. Olalla Oulego Rodriguez(Primaria) Dice:

    ” El diablo de las matemáticas” es un libro del que nunca había oído hablar hasta que se nos encargó esta tarea.
    La verdad es que me gustó mucho, quizás porque yo no disfruté de este tipo de lecturas en mi escuela primaria, y es novedad para mi.
    El libro nos cuenta, que Robert es un niño que como a muchos, odian las matematicas y tampoco le gusta su profesor.
    De repente una noche, sueña con un diablo de aspecto anciano que durante once noches más le enseña términos matemáticos, y lo mejor de todo.. como comprender,entender y ser capaz de resolver todo
    tipo de actividades, entre las que se encuentran los numeros primos, la secuencia de Fibonacci o incluso lo más simple: a través del número 1 puedes obtener miles de ellos nuevos!

    No todo me resulta adaptado en este libro, tiene términos complejos para los niños, que seguramente son dificiles de comprender para ellos, sin embargo creo que tiene métodos muy interesantes para nosotros, como profesores para ayudar a los pequeños a la comprensión de las matemáticas.
    ¡Espero que os gustara a todos!

  288. Tania Álvarez Carrera (Educación Primaria) Dice:

    “El Diablo de los Números” se presenta como “un libro para todos aquellos que odian las Matemáticas”. Su protagonista, Robert, también considera a las Matemáticas odiosas. A lo largo de doce noches y gracias a la aparición en sus sueños del Diablo de los Números, Robert va cambiando de opinión acerca de las Matemáticas. El libro está escrito con la clara intención de que este pequeño Diablo, ataviado con su bastón, produzca el mismo efecto en los jóvenes lectores que en Robert.

    La lectura del libro al principio se realiza de un modo sencillo y fluido. Pero, a medida que avanzan las noches se complica. Por lo que creo que la mayor parte de los niños que realicen de forma autónoma su lectura terminarán por abandonarla.

    Se trata de un libro matemático, y como tal se debe leer con lápiz y papel, y no tirados en la cama o el sofá (como se comentaba en la última parte del “Tío Petros y la conjetura de Goldbach”). En él se realizan aclaraciones, se proponen actividades que pueden despertar la curiosidad del lector, y se apoya en elementos visuales para una mejor comprensión de lo explicado (como en el caso de las liebres, en donde además se enseña a ordenar datos en una tabla, dando una visión más clara de éstos). No obstante, no creo que ni el lápiz y el papel, las aclaraciones y representaciones gráficas sean suficientes para mantener enganchados a los lectores. Por lo que creo que en diferentes personas producirá efectos contrarios, algunos niños seguirán odiando las matemáticas por su incomprensión del libro y otros, los más afortunados, no.

    No puedo dejar de comentar el cambio de nombre de algunos conceptos matemáticos. Me imagino que la intención del escritor es la de usar palabras que resulten más familiares y atractivas a los niños, con el fin de no asustarlos. Sin embargo, puede confundirlos. A pesar de las aclaraciones al final del libro, no estaría de más realizarlas de un modo más inmediato, ya sea en forma de notas a pie de página o entre paréntesis.

    De lo que estoy segura es que este libro puede ser de gran utilidad para docentes o futuros docentes. Pues nos ofrece otra visión para afrontar la enseñanza de las Matemáticas.

  289. Rosa Araújo Boo - Educ. Primaria Dice:

    Esta obra me impresionó bastante ya que esperaba un libro fácil y dedicado exclusivamente a los más pequeños, pero en cuanto empecé a leerlo me di cuenta de que es apto para casi todos aquellos a los que les interese entender algunas cuestiones matemáticas de un modo sencillo, además de mostrar una parte más divertida, entretenida e interesante de las matemáticas.
    El protagonista es Robert, un niño al que no le interesan mucho las matemáticas, debido en gran parte a su aburrido profesor. Una noche empieza a soñar con un extraño personaje, El Diablo de los Números, que durante doce noches aparecerá en sus sueños para hacerle descubrir otro mundo dentro de las matemáticas.
    El libro está genial, te redescubre el mundo mágico de las matemáticas en el que todo está perfectamente y liosamente unido. El diablo, finalmente, termina siendo un gran amigo de Robert del cual se despedirá. Sin embargo, los aprendizajes de Robert (y los míos) han sido grandes, no solo el contenido, sino las relaciones matemáticas.
    En esta obra se pretende explicar las matemáticas de una forma divertida y amena, y en cierta manera, relacionadas con la magia. Por eso, con lo que me quedo de esta obra, es con su planteamiento de las matemáticas como un juego, ya que considero que la mayoría de los alumnos en algún momento de su etapa escolar las matemáticas pudieron resultarles un tanto aburridas a la par que complicadas.
    En cuanto a la aplicación didáctica, considero el libro para el último ciclo de Educación Primaria. Considero que nunca deberá ser leído como un libro entero, sino que los capítulos serán complementarios a los contenidos de la unidad didáctica de cada clase. Cada capítulo, lo trabajaría como una antesala del contenido que se vaya a trabajar en clase, como una especie de motivación previa. Esa motivación, es quizás, la puerta que nos permita que los niños no aborrezcan las matemáticas.

  290. Yaiza Ageitos Sobradelo. Primaria Dice:

    El diablo de los números es una historia que se desarrolla en 12 sueños que tiene su protagonista, un niño al que no le gustan las matemáticas. En los sueños el diablo de los números le explica ciertos aspectos matemáticos relacionándolos con la realidad y de forma constructva, y así el niño va comprendiendo y viendo las aplicaciones que tienen las matemáticas en su vida cotidiana. Este tipo de aprendizaje se compara con el de su profesor, donde no entiende nada.
    Yo este libro ya lo habia ojeado el año pasado, ya que trabajo en una librería y tengo bastantes encargos de libros de este estilo. Me parece un gran libro que se puede trabajar de muchísimas formas, incluso asignando los sueños por grupos de niños y que luego intenten explicar el contenido matemático del que habla en diablo. Es muy productiva la comparación realidad-fantasía y un recurso transversal del que se puede sacar mucho provecho.

  291. María José Barcala Iglesias- Ed. Primaria Dice:

    Considero que este libro puede ser un buen material didáctico para el profesor, desde mi punto de vista, creo que es algo complicado para los alumnos de primaria, sólo podrían entenderlo con ayuda de las explicaciones del maestro, utiliza conceptos que me parecen complicados para esta etapa educativa. El hecho de que cambie los nombres de los conceptos matemáticos resultar confuso a los niños, al mismo tiempo en cierto momentos les puede hacer gracia, por eso vería oportuno que el profesor participara en la lectura.
    Aconsejaría este libro a cualquier profesor, ya que en él se aprecia que según la manera de enseñar una materia puede ser atractiva para un alumno o todo lo contrario. Aquí se representa al profesor de matemáticas mediante la figura de un diablo pero al final resulta que este diablo no tiene nada de diablo, de malo, para muchos niños sus profesores son diablos que odian, al igual que lo que enseñan. Este libro nos muestra una manera diferente de enseñar, centrada en el alumno, buscando la motivación para que tenga ganas de aprender.
    En definitiva, creo que este debería ser uno de los libros que tendría que pasar por las manos de todos los profesores.

  292. Paula Abeijon Abal Dice:

    O libro axúdanos a entrar no paraíso- inferno das matemáticas,como dicía Teplotaxl.
    A obra pareceume unha maneira interesante de involucrar aos nenos nesta materia, que as veces lles resulta un tanto árida.
    Nela mézclanse a realidade máis tanxible e ao mesmo tempo a fantasía e a ilusión provintes dos soños. Este ultimo factor dálle ao libro un toque de expectación e emoción que pode cautivar aos rapaces.
    Tendo en conta o carácter transversal do currículo é unha forma de levar a práctica esta característica; xa que involucramos nunha mesma actividade: literatura, lingua e matemáticas.
    Ao mesmo tempo, tamén quero loubar o traballo das ilustracións, xa que creo que son un trazo importante do libro e que o fan máis ameo para o rapaces.
    Penso que sería interesante traballar con este libro baixo a supervisión dun mestre nas aulas; pois si xorden dúbidas ou curiosidades, o mestre pódeas resolver.
    No relato da historia vense dous enfoques distintos na maneira de ensinar matemáticas. Un totalmente distante aos nenos a do señor Bockel, cinguíndose a contas aritméticas e problemas a resolver. A outra maneira é a do demo, que relaciona as matemáticas con obxectos e espazos da vida cotiá e coas experiencia do neno: compañeiros de clase cando van ao deserto e usan cocos para explicar os números triangulares,etc. E penso que todo aquel que lea o libro se da conta que a maneira máis acertada para que os nenos aprendan matemáticas é a segunda, servíndose da súa realidade máis directa.

  293. Sara González Magdalena(Primaria) Dice:

    .

    El diablo de los Números. De los dos libros que teníamos que leer tengo que decir que ha sido el que menos me ha gustado. Va dirigido a un público joven con la finalidad de derrumbar el mito de que las matemáticas son difíciles y aburridas pero yo creo que no está totalmente acorde con el público al que va dirigido, me parece que es demasiado complejo para Primaria o que toca temas de demasiado complejos como para que sea comprendido para los niños. Además, creo que quizás para Primaria es un poco largo si bien la forma en que está escrito, las ilustraciones y resúmenes tras ellas son muy buenos para este nivel educativo. El libro trata numerosos temas matemáticos, comenzando por temas fáciles y subiendo de nivel a medida que el protagonista, un niño llamado Robert, va comprendiendo y avanzado en el mágico mundo de las matemáticas hasta el punto de que se convierte en un aprendiz tan bueno que le es permitido acceder al Infierno de los matemáticos y conoce a algunos de los matemáticos más famosos del mundo, Tras un periodo de aprendizaje con su inseparable compañero de sueños matemáticos, el Diablo de los números, un personaje voluble y en constante cambio, el niño recibe un colgante, con un pentágono, el símbolo de los pitagóricos, que indica que es un aprendiz de matemáticas con gran futuro.
    Tras finalizar la historia, hay unos capítulos dedicados a un pequeño repaso de los conocimientos que han aparecido en el libro. Quizás el aspecto que más me ha gustado del libro es el hecho de que a medida que avanza el libro no se olvida de los conocimientos que ya han dado, sino que los repasa para ir fijando los conocimientos y que el niño no los olvides.
    Una buena lección que nos da el libro a los futuros docentes es el hecho de que el Diablo no le da todo hecho a Robert sino que le pone sobre la pista y es Robert quien tiene que llegar a las conclusiones, de forma que es el niño quien siente que está aprendiendo y descubriendo por sí solo, sin que otros hagan por él el trabajo

    • Begoña Rial Calvo Dice:

      ” El diablo de los números”, trátase dunha proposta cuio obxectivo é animar á lectura dende a área das matemáticas, coñecer parte da súa historia e os seus protagonistas, mellorar a actitude cara a ciencia e intentar descubrir a maxia que hai nelas. O autor lograr co libro unha máis que aceptable transposición didáctica de algúns conceptos clave das matemáticas para intentar lograr que nenos/as, xóvenes e todos aqueles xa adultos que aborrecemos as matemáticas podamos encontrar na ciencia interese e curiosidade, e sobre todo, se nos facilite a súa comprensión.

      A fábula lévanos a través de doce capítulos a imaxinar a orixe de certas teorías e propostas matemáticas a través dun diablo que fai de profesor do protagonista, conseguindo que as matemáticas deixen de ser algo abstracto para convertirse, grazas ás acertadas ilustracións e ao correcto diálogo entre ambos personaxes, nunha ciencia máis próxima e interesante.

      A modo xeral podería definir a fábula como unha amena historia na que se entrelazan xogos, conceptos e historia que demostran a lóxica das matemáticas, a orde interna e a cantidade de secretos que quedan por descubrir. De algún modo inténtase discernir si as matemáticas poden a partir dos seus cálculos explicar a realidade e os fenómenos que nela se dan. No propio libro vemos que as matemáticas non sempre son exactas. A primeira noite Robert consigue enfadar ao diablo cando este lle di que todo empeza co número 1, e que todos os demáis se poden sacar a partir del (11×11=121, etc), pero Robert non convencido lle pregunta que ocorrería se multiplica 1111111111×11111111111. O diablo comproba que Robert ten razón e isto enfuréceo (páx. 22 e seguintes). Podemos concluir que as amtemáticas explican moitos fenómenos que acontecen na realidade, incluso pode predecilos, e que existen outros que nunca poderían ser demostrados.

      Concluíndo, o que si se pode sacar do libro, é que pode ser un material de apoio interesante para o docente no seu traballo na aula, para a transmisión de certos contidos que son obxectivos de ensino en educación primaria, e transmitilos dunha maneira interesante a través de exemplos gráficos e cercanos á realidade do alumnado, conseguindo que os conceptos deixen de ser algo abstracto e sen demasiado sentido ni lóxica.

  294. Martín Vazquez Sanchez (3º Educación Primaria) Dice:

    Neste relato “ el diablo de los números”, o autor Hans Magnus Enzenserberg cóntanos as peripecias do protagonista Robert. Un neno que ten en doce noites, doce soños “matemáticos”. O fío condutor lévao un pequeno mestre de matemáticas “ o diaño” que lle intenta ensinar a Robert dun xeito diferente e lúdico a comprensión das mesmas.

    Está claro, que é unha forma peculiar, tanto de ensinar como de aprender as tan odiadas “mates”. O libro céntrase na expresión das mesmas dun xeito ameno e divertido, tanto para Robert, como para o propio lector.

    É un libro máis ou menos sinxelo de seguir, pero no que quizais o autor podería ou debería empregar a terminoloxía matemática correcta, xa que isto pode levar nun futuro próximo posibles equivocacións. Se o lector é, por exemplo, de 1º ciclo de Primaria, non habería problemas, pero se estamos a falar de 2º ou 3º ciclo, o neno/a, creo que debería ir familiarizándose co expresións e denominacións reais das matemáticas; para non confundir ou errar aos nenos en cursos posteriores.

    Creo que a intencionalidade do autor é moi innovadora, e para todos aqueles que fomos cativos que non tiñamos especial interese nisto das “matracas”, é un bo xeito de facernos ver que estas poden ser moi divertidas, e unha vez que lle colles o gustiño son moi sinxelas, orixinais, e porque non dicilo tamén útiles.

  295. Iris Vidal Fungueiriño. Esp Primaria Dice:

    No se si recomendaria realmente la lectura de este libro a niños, pues yo recuerdo haber intentado leerlo con 9 o 10 años porque me encantaban las matematicas y mi padre me lo habia recomendado, y aun pese a que me encantaban las matematicas se me hacia complicado de entender y tenia que pararme tanto a razonar cada explicacion que termine dejandolo por la mitad. A quien desde luego recomendaria su lectura es sin duda a todo aquel que aspire un dia a enseñar matematicas, no solo a niños, si no a cualquiera (aunque mas a niños por supuesto), pues creo que la forma en la que en el libro el diablo explica las cosas, como consigue relacionarlas entre ellas y mostrar al niño esa relacion que resulta tan fascinante y a la vez relacionarlas con cosas totalmente habituales como las liebres y hacer al niño ver como las matematicas pueden explicar cosas tan diarias y que parecen tan aleatorias… me parece que esta es la forma en que deberian enseñarse las matematicas y no con contenido teoricos y temas aislados como se hacen en las clases… creo que ninguno de nosotros tiene capacidad para enseñar matematicas de esta formas, pues muchas de las cosas del libro me sorprendian a mi, con lo que quiero decir que no tenemos ni de cerca los conocimientos necesarios para poder enseñar matematias como habria que hacerlo, y aunque se que sera dificil y que no llegare realmente a saber las matematicas necesarias como para enseñarlas bien, lo que si tengo claro es que intentare seguir descubriendo relaciones interesante y curiosidades como las que aparecen en el libro mediante otros libros u otras fuentes aunque sean solo sobre los temas que tendre que desarrollar en primaria para poder acercar a los niños a este fascinante mundo e intentar que les gusten e intriguen las matematicas y no les supongan la pesadilla habitual, como al niño de la historia, que por desgracia, es lo mas habitual en las aulas…

  296. cristina arenas hernán Dice:

    Como todos ya sabemos el “diablo de los números” es un libro destinado a un público infantil que tiene como finalidad derrumbar el mito de que las matemáticas son aburridas y complicadas. Es una moraleja que se puede aplicar a cualquier materia, y no solo a las matemáticas, ya que los prejuicios en la educación son inevitables. Personalmente, me ha resultado una lectura interesante que me ha aportado ideas e inquietudes nuevas para mejorar mi preparación como futura docente, sin olvidar que es una lectura fantástica para niños ya que emplea un lenguaje sencillo; presenta una estructura ordenada de los hechos; mezcla la fantasía con datos reales; los acontecimientos son guiados por un personaje protagonista que se corresponde con un niño, lo que facilita la comprensión de los niños lectores, además de contar hechos divertidos y datos curiosos que hacen que te enganches a la lectura.
    Es un libro que tendré a mano cuando comience mi vida porfesional como docente.

  297. Ana Amalia Garcí Rodríguez (PRIMARIA) Dice:

    “El diablo de los números” es un libro relacionado con las matemáticas, que trata de mostrarle a un niño, Robert, que las matemáticas no son tan malas como piensa.

    Para conseguir esto, un diablo, Teplotaxi, se mete en los sueños de Robert durante 12 noches relacionando y explicandole las matemáticas con cosas reales; la caida de los cocos, como se sientan sus compañeros en clase.. le explica de una manera sencilla, por ejemplo, que todos los numeros se pueden conseguir a partir de uno, los números triangulares.la serie de Fibonacci…

    Al ser un libro de matemáticas no pensaba que puediera ser entretenido pero la verdad es que fue muy facil de leer, desde mi punto de vista es un libro que deberia de leerse como mínimo en el último ciclo de primaria, o si se intenta leer antes tendría que ser con una lectura en voz alta porque puede haber cosas que los niños no entiendan.
    Pero me parece que la manera de introducir los conceptos de las matemáticas son muy acertados y que los lugares en los que se lleva a cabo están muy bien pensados para los niños, porque se acerca a ellos, haciendo que se sientan identificados y eso hace que se entretengan leyéndolo a la vez que aprenden.

    En definitiva, es un libro que recomendaría para leer, tanto a los niños que no les gustan las matemáticas como a los que si.

  298. Raúl Campo Braña Dice:

    Para empezar decir que se trata dun libro infantil que trata de que os nenos de hoxe en día recuperen o inicien un interés ou paixón polas Matemáticas. O protagonista é Robert un neno que como moitos odia as matemáticas . Este neno soña constantemente coas mismas pesadillas, como a do tobogán, ata que un día comeza a aparecerse nos seus soño un demo, o demos dos numeros, un ser cun carácter moi forte que enseñará a Robert matemáticas durante as 12 noites que soña con el que constitúen os doce capítulos do libro. Nas diferentes noites Robert transladarase en soños a diferentes e paradisiacos lugares donde o demo tratara de enseñarlle matemáticas dun xeito divertido. Traballarán as particións, a historia do numero 0 que os romanos non tiñan, as elevacións, os números de primeira, raices cadradas, números irrazonables, números cuadrados e triangulares e a sucesión de Fibonacci buscando novas formas de enseñar matemáticas, tentando despertar no neno o interés polos números. Ademais todos os aspectos matemáticos que se traballan no libro vanse refrescando en capitulos posteriores con novos exemplos e coa inteción de fixar o coñecemento no neno.

  299. Alba Rodríguez García (Educación Primaria) Dice:

    Robert como a otros muchos niños, no le gusta las matemáticas, las aborrece, debido a que tiene un profesor con métodos de dar clase muy monótonos, aburridos, tradicionales…que solo le sirve a Robert para aburrirse en clase.
    Su interés hacia las matemáticas cambia totalmente cuando empieza a soñar cada noche con el diablo de los números, un personaje fantástico que se cuela en sus sueños para que en cada uno de ellos darle una lección de matemáticas, de una manera muy peculiar, aplicando por ejemplo nombres curiosos a las distintas operaciones matemáticas (por ejemplo decir usar la tarta como cálculo del círculo, o sacar rábanos…). Cada sueño se convierte en una clase de matemáticas magistral, en la que Robert aprende mediante experiencia y descubrimiento casi propio, ya que el diablo sólo se dedica a formular cuestiones y a encaminar a Robert, para que el mismo saque sus propias conclusiones y aprenda de una manera constructiva.
    Este libro me resultó bastante divertido, el método que utiliza el diablo de los números con Robert, sería un buen método para aplicar en un aula, ya que los niños no se aburrirían tanto como con los métodos tradicionales, y además aprenderían por ellos mismos mediante deducciones propias. El único defecto que le vi al libro fue el cambio que hizo de los nombres de los términos matemáticos, ya que puede llevar a la confusión a un niño de educación primaria, e incluso podría llevarlos al aula.
    Otro aspecto importante y digno de mencionar, sobre este relato, es que además de las explicaciones sobre matemáticas, aplica un poco de historia, sobre los personajes más importantes en relación a los descubrimientos matemáticos, como por ejemplo Euler,Gauss. Además del aspecto histórico el libro también incluye actividades que el lector puede realizar, tras la lectura de un sueño (o lo que es lo mismo: una explicación sobre algún término matemático).
    Me ha gustado mucho el libro y creo q sería muy productivo utilizar métodos constructivos como los del diablo de los números en el aula, y no darle todo hecho ya a los alumnos, ya que asi podrían aburrirse más y llegar a la situación en la que estaba Robert al principio: que aborrecía las matemáticas.

  300. Yolanda Pérez Bargiela (Ed. Primaria) Dice:

    Tengo que reconocer que “El diablo de los números” no se convertirá en uno de mis libros de cabezera después de su lectura. La idea del libro de enseñar matemáticas de una forma diferente, divertida y activa es excelente, pero su estructura y narración a mi gusto estropean esas buenas intenciones.

    Robert es un chico normal al cual no le gustan las matemáticas, ya que le aparecen aburridas y tediosas; debido sobretodo a su profesor de matemáticas (el señor Bockel) y su forma de enseñarlas. Pero una noche sus sueños cambian y aparece en ellos un extraño personaje, un diablo de los números, gracias al cuál a lo largo de 12 noches (no consecutivas) y sus respetivos sueños, descubrirá que las matemáticas son algo más de lo que le enseña su “estimado” profesor.

    Recomendaría esta lectura a los alumnos de Primaria, pero siempre acompañada de lápiz y papel, y en algunos casos calculadora, para que fueran descubriendo al mismo tiempo que Robert lo que el diablo le quiere enseñar. Fue lo mismo que hice yo durante su lectura, me despertó la curiosidad de comprobar todo lo que ahí se mostraba.

    No puedo dejar de comentar que no me pareció adecuado que se cambiaran los nombres de conceptos y operaciones, ya que puede provocar confusión en los niños, pero estamos en el mundo de los sueños y todo está permitido; por lo que es de agradecer el glosario que aparece al final del libro.

  301. Sonia Martínez López Dice:

    El Diablo de los Números

    Este libro nos presenta una historia fantástica en la que el protagonista es un niño (Robert) al que no le gustan demasiado las matemáticas. Su problema viene infundado por un incorrecto aprendizaje en la escuela, en la que su profesor hace que la asignatura resulte una tarea monótono y poco asequible para nuestro personaje principal.
    Pero su concepción de esta ciencia comienza a cambiar a partir de una noche en la que se cuela en sus sueños alguien muy particular; un diablo que incita a Robert a tener más interés por el mundo de los números. Este diablo hace su aparición solo cuando el niño duerme, procurando que el sueño se convierta en una clase magistral a la par de que interesante y divertida, en la que las matemáticas se van convirtiendo en algo entendible y practico para Robert. El Diablo va introduciendo poco a poco términos, destrezas y teorías matemáticas que a medida que avanzan las noches aumentan en complejidad.

    Este libro trata de mostrarnos como las matemáticas pueden ser enseñadas de forma atractiva y entendible, haciendo posible que su aprendizaje tenga un valor aplicable a la realidad de los alumnos y que su interés aumente hacia esta materia.

    El Diablo de los Números, es un libro dirigido a un público infantil/juvenil. Su lectura (desde mi punto de vista) está encaminada al último ciclo de primaria, ya que tal y como se presenta, requiere cierta madurez en relación al vocabulario empleado y a la temática. Este libro precisa de un pequeño esfuerzo en cuanto a concentración se refiere, puesto que a medida que se avanza en su lectura la “trama matemática” se complica. Por otra parte, adquiere significado el hecho de que el Diablo emplee en su discurso muchas palabras que no tienen relación alguna con las matemáticas, pero que sin embargo cumplen la función de sustituir nombres de elementos que la componen. Se trata del empleo de un vocabulario más familiar, para que el niño conciba la materia, desde el punto de vista del libro, de una forma más simple; pero que en realidad puede tener un carácter desorientador para el lector (Para ello al finalizar el libro nos encontramos con una explicación del hecho).

  302. Diego Martínez González (Ed. Primaria) Dice:

    Un diablo con bastón acosa a un niño todas las noches para que aprenda los secretos más “oscuros” sobre aquello que tanto odia: las matemáticas. Obviamente el diablo no es tan malo, ni los números tan odiados.

    Un libro útil tanto para cualquier joven que tenga curiosidad por las matemáticas y aprender algo nuevo, como para el que algún día quiera enseñarlas. A pesar de esta maravillosa habilidad de provocar curiosidad y algún conocimiento, hay algo que no debería haber hecho el autor (o posiblemente el diablo de la historia) y es cambiar el nombre de las operaciones y los conceptos que sólo causa en ocasiones confusión. Está bien que haya un pequeño glosario al final donde aclara un poco más esos cambios de nombre, pero no estaría de más que el mismo diablo dijera algo del tipo “a estos números en la vida real les llamamos factoriales, mas en el mundo onírico los conocemos como pum!”. A pesar de esto, me parece un gran libro lleno de curiosidades y pequeñas cosas que nunca están de más aprender, siempre explicado desde la fantasía del mundo de Morfeo y estilo simple.

  303. Manuel González Crespo (Ed. Primaria) Dice:

    ¿Quen non tivo pesadelos coas infernais táboas de multiplicar? ¿Quen non sufríu dor de cabeza de tan só pensar nos problemas da clase de matemáticas?

    Este libro é precisamente a confirmación deses medos que todos, en maior ou menos medida, sufrimos na nosa etapa de educación obrigatoria. Sen embargo o mundo das matemáticas é máis atractivo do que un simple problema de trenes que parten de dous puntos e se atopan no medio nos pode ofrecer. Novos conceptos, novos misterios e sobre todo moito de irreal e fantasioso é o que existe nos números cando os abordamos dende unha óptica construtiva e non demoledoramente destrutiva.

    Ó longo do libro trátanse moitos tipos de números, sobre todo as propiedades destes números e como se relacionan sistematicamente e de forma infenita os uns cos outros. Ademais, non só o contido é ameno e entretido, se non que se presenta de forma misteriosa, máxica, dándonos que pensar e cun gran sentido da ironía e do humor.

    Considero que é un dos libros máis recomendables para calquera alumno que aborreza, tal e como eu mesmo aborrecín, as matemáticas e todo o que con elas veña.

    No tocante á parte práctica no día de mañán, considero que é moi útil debido á súa simplicidade e pola súa linguaxe adaptada (rábanos en lugar de raíces, saltos en lugar de exponencias…) para ser máis accesible ás idades dos alumnos.

    Por poñer unha pega, a densidade de contidos que nos presenta. En poucas páxinas temos moitísimos temas de matemáticas, coas súas demostracións e relacións con temas anteriores, facendo que o libro contra o final comece a resultar reiterativo.

    Para rematar, dicir o moito que me sorprendeu a cantidade de relacións que existen entre números primos, triangulares, figuras xeométricas… Sen dúbida, moi didáctico.

  304. Laura Villar Méndez (ed, primaria) Dice:

    Este libro nos habla de los sueños que un niño, Robert, tiene durante doce noches. En estos sueños, en vez de las típicas pesadillas que solía tener, le aparece “el diablo de los números”, un anciano que a través de juegos, desafíos y sobre todo de lógica lo va adentrando en el verdadero mundo de las matemáticas, a la vez que lo hace también con el propio lector.

    En este libro hay una clara crítica al sistema educativo, a la forma en la que se enseña matemáticas en las escuelas ya que generalmente, y como fue en el caso de Robert, se enseña calculo solamente, y se repiten ejercicios poco prácticos que no despiertan el interés del alumno por las matemáticas. No se les enseñan a razonar, solo a realizar tareas inútiles y monótonas fácilmente solucionables si se utilizase una calculadora. El diablo consigue que Robert entienda las matemáticas, que razone, que vea la autenticidad que hay en esta materia, despertando así su interés y consiguiendo que, por él mismo y a través de su razonamiento, resuelva prácticamente cualquier clase de problemas matemáticos.

    Personalmente, me parece un libro original que ahonda en la naturaleza de las matemáticas de forma precisa y detallada. Aún así, la lectura se hace un poco ardua por momentos ya que no hay un hilo argumental continuo y que enganche al lector y este, además, se ve interrumpido constantemente por las explicaciones matemáticas no siempre sencillas de entender con una primera lectura.

  305. Estíbaliz Campelo Izquierdo. Educación primaria. Dice:

    “Lo diabólico de los números es lo sencillos que son”. Durante todo el relato ha estado presente esta gran verdad que afirma el autor al comienzo.

    El libro empieza contando que gracias al número 1 podemos hacer casi todo en las matemáticas. Teniendo en cuenta que está totalmente prohibido tener miedo a las cifras grandes.

    Toda la narración aparece adornada de elementos mágicos y maravillosos desde la existencia de un diablo de los números y su habilidad para escribir números en el cielo o en las nubes hasta la existencia de una calculadora gigante, una serpiente de números, un bosque de unos…motivos que me parecen muy atractivos para acompañar el aprendizaje que se propone.

    Me gusta mucho la idea de esta obra. Como pretende quitarnos el miedo y a veces la mala predisposición hacia las matemáticas presentadolas del modo más fácil posible.

    Me sentí bastante identificada con Robert en muchos momentos. Uno de ellos es cuando resuelve un cáculo adivinándolo y el diablo le riñe porque en las matemáticas se procede siempre con exactitud. Cuando era pequeña y no entendía algún planteamiento también me lo inventaba. Siempre me costaron mucho los números. Otra situación curiosa que a mi también me ocurrió era asustarme ante cualquier cifra alta cuando realmente son inofensivas.

    Creo que todos los escenarios que aparecen en la historia son muy acertados y amenizan a la vez que le dan dinamismo a lo que ocurre en los sueños.

    Es muy interesante también fijarse en cómo cambia la actitud de Robert. Cuanto más aprende y sabe resolver crece su curiosidad. Esa es la verdadera actitud de un matemático, plantearse constantemente cuestiones.

    Para finalizar, este libro me parece muy recomendable para los niños. Por todo lo que refleja y porque opino que la historia incentiva lo positivo que tienen los números. Porque cualquiera es capaz de lograr entender las matemáticas y porque son un mundo al alcance de todos.

  306. Ana Márquez Moreno (MUSICAL) Dice:

    Robert, harto de soñar con toboganes o peces glotones, odia las matemáticas y las clases de su profesor el señor Bockel, en las que se dedicaba a plantearles problemas sobre trenzas mientras él se las comía.
    Una noche, un pequeño diablo rojo que se hacía llamar el diablo de los números se le apareció a Robert en sueños, quien no sabía que sería la primera de doce noches en las que compartiría vivencias y enigmas matemáticos en diferentes escenarios oníricos. Y lo que tampoco sabía Robert, es que ese viejo diablo que se enfurecía al mínimo comentario fuera de lugar, se convertiría en un gran amigo y modelo a seguir, ya que al final del libro Robert es nombrado aprendiz.

    Noche a noche, el diablo le enseña por medio de preguntas enrevesadas, acertijos o ejemplos, conocimientos matemáticos de forma lúdica y dinámica a la vez.
    En la primera noche, descubren la importancia del 1 y de sus multiplicaciones por si mismos haciendo que den números capicúas, por ejemplo: 111×111=12321
    En la segunda noche, Robert se asusta al deslizarse por una cucaña y aparecer en un bosque lleno de números 1 gigantes y viendo como los números del 2 al 9 en diminuto revolotean a su alrededor como si fueran mosquitos. El diablo le hace ver que falta el cero, al igual que en los números romanos.
    Y así transcurren las noches, aprendiendo cosas nuevas e interesantes sobre los números y todo lo que esconden, sus infinitos cálculos, sus imposibles explicaciones (como ocurre con la conjetura de Goldbach, también nombrada en este libro) etc. Poco a poco Robert aprende más cosas, como la cantidad de números primos que hay, o como los llama el diablo, números de primera. En el cuarto capítulo, cuando aparece en el mar, el diablo también utiliza términos inventados por él, como ‘sacar rábanos’, refiriéndose a la raíz cuadrada. Otra anécdota del diablo, es las diferentes calcudaloras que tiene, ya en noches anteriores utilizaba una calculadora verde y pringosa, mientras que en esta noche, se decanta por una enorme con forma de sofá en la que Robert se queda dormido al resolver los enigmas. Así, en la quinta noche, el diablo se va mostrando cada vez más y más amable con Robert, invitándole a un zumo de naranja mientras descansan en una tumbona, a bañarse en la piscina, etc. Y mientas, Robert sigue aprendiendo cosas curiosas, descubriendo a grandes matemáticos de la historia y conociendo métodos sorprendentes por medio de animales, como ocurre en la sexta noche con las liebres representando los números de Bonatschi, o lo que realmente es, la serie Fibonacci.

    Así, Robert llega a la duodécima y última noche de sus encuentros oníricos con el diablo, en la que lo lleva al infierno/cielo de los números en el que se encontrará con el resto de diablos, y diablos importantes como Euler, Gauss o el ya citado Bonatschi.
    Robert descubre el verdadero nombre del que ya es para él un gran amigo: Teplotaxl, su diablo de los números, de quien no querría despedirse.
    Allí, Robert como aprendiz, se le concede la orden pitagórica de los números de quinta clase, y le obsequian con una cadena de la que colgaba una estrella de oro de cinco puntas. Robert dice adiós a Teplotaxl para que éste vuelva al trabajo y como siempre, se despierta mientras su madre le manda levantar para llegar a tiempo al colegio.
    Al asombro de Robert, descubre que lleva la cadena colgada al cuello, y la guarda en un bolsillo. En clase de matemáticas, como era de esperar, el señor Bockel les manda calcular un problema de trenzas, y es Robert que, al colgarse al cuello la estrella, resuelve rápidamente el ejercicio y agradece a su diablo todo lo aprendido.

    Este libro me ha parecido realmente interesante y productivo. Los diferentes problemas que plantea el diablo junto con los que vienen añadidos hacen que le tengas que dar algunas vueltas a la cabeza pero que se pueden resolver fácilemente. Creo que es una herramienta muy útil para nuestro futuro como docentes, ya que podemos utilizar los diferentes juegos y métodos de ver las matemáticas como algo más que una asignatura que generalmente no suele gustar a los niños. Y así, con un poco de curiosidad y gracia, las matemácticas pueden convertirse en algo realmente genial.

  307. Natalia Segundo Vázquez (Educación Primaria) Dice:

    O libro “O diaño dos números” trata sobre Robert, un neno ao que non lle gustan as matemáticas ata que, unha noite, comeza a soñar co diaño dos números o cal lle ensina as matemáticas dunha forma moi distinta e peculiar e consegue que o rapaz aprenda os conceptos que non fora capaz de entender a través dos métodos tradicionais do seu profesor, o señor Bockel.
    Na miña opinión este é un libro recomendable para quitar ese medo xeralizado ás matemáticas que atopamos entre o alumnado de educación primaria ainda que resulta, en ocasións, un pouco pesado posto que as cuestións meramente matemáticas sucedense unhas detrás de outras , mais a historia paralela que se nos presenta na relación de amizade que pouco a pouco se vai formando entre o diaño e o rapaz asi como os debuxos que acompañan as explicacións de Texplotaxl, axudan a dotar a historia dese dinamismo que necesita. Considero que o seu uso como material didáctico debería estar enfocado máis ben por capítulos de forma que se traballasen uns ou outros dependendo dos contidos.
    Gustame a clara crítica que o autor quere facer dos métodos tradicionais de ensinanza representados na imaxe do profesor de Robert pois, na área de matemáticas, por ser unha das de máis difícil comprensión por parte do alumnado, é doado atoparnos con profesores que opten pola saída fácil é dicir, os método tradicionais.

  308. Este libro está dentro de la colección de libros infantiles y juveniles de dicho autor. A este libro le sigue ¿Dónde has estado Robert? donde el mismo protagonista realiza un viaje a través del espacio y tiempo a través de las imágenes, pero voy a centrarme en el Diablo de los números.

    Éste libro, a pesar de estar enmarcado dentro de literatura infantil y juvenil, podría decirse que es apto para todos los públicos en general, y especialmente para los docentes. La estructura del libro resulta bastante sencilla, una introducción y doce capítulos.

    El argumento principal no es demasiado complicado, radica en un niño llamado Robert, que siempre tiene pesadillas con un pez hambriento y un tobogán, un buen día comienza a soñar con un pequeño hombrecillo llamado Teplotaxl, aunque durante todo el libro es conocido como el diablo de los números. Este viejo, y en ocasiones testarudo (debido a su gran insistencia con los problemas) personaje es el que hará que Robert coja gusto por las matemáticas, gusto que no tiene por culpa de su profesor, el señor Bockel, que se pasa todas las clases comiendo trenzas mientras ordena a los alumnos hacer ejercicios.

    Esta aventura por el mundo de las matemáticas transcurre en 12 capítulos, donde cada uno de ellos es una noche en la que Robert sueña con su diabólico amigo, en cada uno de estos capítulos afrontarán nuevos retos matemáticos, como por ejemplo el número uno, el número cero, los números primeros (primos), los rábanos (raíces cuadradas) etc etc.

    Al final de todo Robert deja de soñar con su amigo y parece que lo echa de menos, pero al fín vuelve a aparecer y lo lleva a un gran palacio donde están todos los grandes matemáticos de todos los tiempos. Finalmente todo esto le sirve a Robert para cogerle gusto a una asignatura que no tenía nada de interés para él, además de para dejar sorprendido a su profesor de matemáticas.

    En mi opinión personal, este libro debería estar en todas las bibliotecas de centros educativos, estoy segurísimo que si muchos alumnos lo leyeran, acabarían cogiendo gusto, o simplemente no dirían que las matemáticas son “aburridas”, sería una forma de sacarles esa fama de “asignatura rollo”. Lo que sí hay que tener cuidado después de leer este libro es con las metáforas o cambios de nomenclatura, pues aunque para un libro están bien, a la hora de impartir /recibir una clase de matemáticas, tiene que conservarse un cierto rigor, con esto me refiero a lo anteriormente citado de números primeros, rábano etc…

    Por último decir que este sería un gran libro para integrar dentro del proyecto lector del centro.

  309. Roi Guerra Vázquez Dice:

    “El diablo de los números” es una lectura que narra un hecho corriente cuanto menos que tiene lugar en las aulas de matemáticas desde hace muchisimo tiempo: la tosquedad de sus explicaciones. El profesor de Robert es el estereotipo de maestro aburrido, pasota, tosco y desquiciante que los matemáticos afaman. Imparte unas clases que no atraen la atención del alumno, que no expresan un aprendizaje significativo para Robert y que, finalmente, le hace aborrecer la materia. Sin embargo, todo esto cambia cuando una noche, nuestro protagonista sueña con “Teplotaxl”, un enigmatico y extrovertido diablo que, a través de las matemáticas, juega con Robert y lo sumerje en un mundo en el que las matemáticas no son un “coñazo” sino piezas de una estructura para formar trucos a través de los cuales interiorizar las matemáticas. Durante doce noches, Robert tendrá doce sueños con Teplotaxl, aprendiendo un “truco” matemático cada noche que le ayudará a concebir un conocimiento significativo.
    Este es un libro que si me parece recomendable para un niño de primaria atendiendo a una estructura (interna y externa) bien simple,un bocabulario simple y extendido y una trama de fácil asimilación, con elementos reales y fantásticos que sin duda captarán la atención de la mayor parte de los niños.

  310. Rosa Mª Vidal Nieto (3º Musical) Dice:

    “EL DIABLO DE LOS NÚMEROS”

    É unha novela infantil e didáctica (axuda a motivar ós nenos na área das matemáticas, xa que nolas amosa dunha maneira próxima e divertida) que nos conta a historia de Robert, un neno que odia as matemáticas, coma moitas outras persoas e de seguro por ter un mestre coma o del, o señor Bockel que emprega cos seus alumnos o modelo tradicional de aprendizaxe, onde estes se acaban aburrindo e perden o interese pola materia, causando así o fracaso escolar que temos actualmente.

    O protagonista ten pesadelos todas as noites pero todo isto cambia o día que soña cun pequeno diaño vermello (Teplotaxl, o diaño dos números) e así durante doce noites, onde este tenta amosarlle a Robert dunha maneira participativa e construtiva, o fácil e divertidas que son as mátemáticas ate conseguir que se interese por elas e queira aprender cada vez máis.

    Coma o propio libro di (a partir de dez anos) penso que é propio para alumnos do último ciclo de Primaria, sempre guiados por un adulto (mestre) e un dos motivos e que o diaño para referirse a algúns conceptos non emprega termos matemáticos e isto pode dar lugar a confusións.

  311. Yaiza Puente Arias ( 3º Musical) Dice:

    O libro “El diablo de los números” narra a historia dun neno chamado Robert que odia as matemáticas debido á forma de explicalas do seu mestre, unha forma aburrida e repetitiva.
    Robert comeza a soñar un bo dia cun diaño, un diaño das matemáticas chamado Teplotaxl, que será o encargado de acercar ao neno ás matemáticas dunha forma simple e divertida e asociativa.
    Os capítulos dividense segundo as distintas noites que o diaño acude na súa busca. Éste levao a diversos espazos nos que se encargara de ensinarlle “trucos matématicos” sobre os números e as súas relacións (a importancia do 1, a aparición de 0,números romanos, números primos, raíces cadradas, serie de fibonachi…).
    Creo que é un libro moi interesante como medio para introducir aos nenos nas matemáticas dunha forma divertida, e así motivalos para que non caigan no aborrecemento e que vexan as matemáticas coma unha asignatura interesante e entretida. Non só é un libro do que poden sacar proveito os nenos, senon tamén adultos, en concreto os profesores, pódelles sevir como material para introducir ou reforzar os temas que se vaian a traballar nas clases de matemáticas; desta forma incluimos a lectura tamen na asignatura de matemáticas, e non so a relegamos ás materias de lingua.

  312. Patricia Aldao Morgade (musical) Dice:

    Robert e un neno ó que non lle gustan as matemáticas porque non as entende, ademais por se iso fose pouco, odia ó seu mestre, o sr. Bockel (que sempre ten fame e se pasa as clases devorando trenzas mentres eles fan os deberes), que fai que as matemáticas sexan moi aburridas.

    Este rapaz soña todas as noites e ó pobre tampouco lle gusta o que soña. Un bo día comeza a soñar cun diablillo (“Teplotaxl”, como podemos descubrir no último capítulo) durante 12 noites, nas que o leva a percorrer un camiño a través do mundo das matemáticas e intenta cambiar a súa opinión acerca delas. Pobre rapaz! Non se libra das matemáticas nin durmindo! Que pesadelo!

    Pero este diablo intenta facerlle ver q as matemáticas non son malas e se atopan en todos os lugares e en practicamente todas as actividades que el fai diariamente. Deste xeito, cada noite o diaño faille una visita e aparecen en lugares como una pradeira, o bosque de uns xigantes, una cueva, a praia, o deserto, o campo de patacas no que un mes dura 5 min, a clase de matemáticas, o cine… e por ultimo ó mismísimo paraíso ou inferno dos números.

    Ademais de realizar diversos xogos que fan que Robert se interese polas matemáticas e se sinta motivado, utiliza exemplos con elementos da vida real ou imaxinarios que atraen ó neno como o bastón máxico, chicles, sacar rábanos para explicar as raíces, cocos, lebres parlanchinas que saben contar… a linguaxe secreta que utiliza o diaño é moi especial: o pumm!!,os rábanos, o cuang…
    Ai que recoñecer que a pesar de todo isto, o diablo e un pouco pesado! Moi pesado diría eu! Pouco deixa descansar ó rapaz, pero non olvidemos que é un diaño.

    Sen embargo, nestas 12 noites, o rapaz vai coñecendo a formación dos números a partir do 1, a importancia do 0, traballa a serie de Fibonacci, a dividision, os números irrazonables, os números de Bonatschi, etc …
    O diaño conseguiu o seu obxectivo, como por arte de maxia consegue espertar a curiosidade do rapaz polas matemáticas e inicialo nesta materia. Deste xeito, tal e como podemos ler cara o final do libro, despois de coñecer a outros diaños dos números como Euler, Gauss, Pitágoras, Russel… élle concedida a orde pitagórica dos números de quinta clase, ademais de ser admitido no rango inferior de aprendiz dos números.

    Esa mesma noite deixou de soñar co diaño e deuse conta de canto o quería, aínda que non deixou que se lle notase.
    O dia seguinte volveu a escola como todos os días co sr Bockel, e aínda que lle seguía a parecer aburridas as súas clase,s foi quen de resolver con éxito o problema que lles mandou.

    Se teño que comparar este libro con outro como o de Petros, gustoume moito máis este e tamén lle atopo moitas máis aplicacións como futura mesta. Ten un linguaxe moito máis sinxela, introduce elementos fantásticos que ós nenos lles chama a atención e fan que se poidan chegar a sentir interesados polas terribles matemáticas. Ademáis trata temas moi parecidos ós que se tratan no outro libro, pero abarcados dun modo moito máis didáctico, facéndonos ver que non se trata de simples operación mecánicas, é maxia. Vemos a explicación da conxectura de Goldbach en moi poucas palabras e quédanos moi claro, facéndonos ver que hai cousas que son así pero non se poden demostrar. Tamén fai una pequena viaxe a través da historia das matemáticas, convertendo en personaxes fantásticos ós grandes pensadores e situándoos no paraíso (aínda que eles lle chamen inferno). Tamén destacaría as actividades “voluntarias” que se propoñen de vez en cando, coas que podemos ver se en realidade o neno se interesa polas matemáticas. Seguramente lles resulte máis divertido resolver un problema que lles propón un diaño que o que nós lle propoñemos.

  313. Brais Ruibal González Dice:

    El Diablo de los Números.

    Durante doce noches seguidas, un niño llamado Robert -que odia las matemáticas en gran medida por culpa de su profesor, tal y como nos ocurre a la mayoría en primaria y secundaria, e incluso bachiller- sueña con un pequeño ser rojo de cuernos y bigotes que resulta ser el diablo de los números. Pero no era más que un diablillo se asuntos menores apartado a ocuparse se casos menos importantes como conseguir que Robert no deteste las Matemáticas.
    Puede servir de ayuda a niños que tampoco les guste esta ciencia. También puede ayudar a los profesores a explicar desde otro punto de vista las Matemáticas, como su aplicación en la vida cotidiana, y no solo eso, sino unirlo con otras asignaturas como historia al explicar el paso del tiempo y las Matemáticas.
    En otras palabras, es como un manual de lo no aconsejable y lo aconsejable. Se debería trabajar más con la práctica y conseguir una interactuación de los niños en las clases de Matemáticas.
    Es un argumento muy fácil e incluso un tanto aburrido para personas de mi edad, pero adecuado a los niños y niñas de primaria; incluso puede haber conceptos que ellos no entiendan del todo y necesiten la ayuda de sus padres o profesor.
    Es una crítica al modelo tradicional de enseñanza, que parece que nunca desaparecerá hasta que desaparezcan las personas que lo utilizan.

  314. Adrián Fernández González. Mestre Ed. Primaria Dice:

    El diablo de los números. Hans Magnus Enzensberger.

    El diablo de los números es una extraña, pero a la vez muy entretenida y amena historia, en la que el autor, Hans Magnus Enzensberger, nos presenta a un pequeño y travieso diablillo, que a través de doce capítulos (cada capítulo, es presentado a través de un sueño), nos lleva a imaginar y a intentar comprender las teorías y propuestas de los grandes matemáticos.
    Esta novela infantil, nos presenta a Robert, un niño que al principio de la aventura odia las matemáticas, pero poco a poco, a medida que van transcurriendo sus mágicos sueños junto al diablo, va apasionándose con los números, combinaciones y símbolos, y en general con todo el mundo matemático, perdiendo así el miedo a esta materia.
    El autor, a su vez nos muestra como Robert además de demostrar su capacidad de superación, también desarrolla habilidades y destrezas cognitivas para las matemáticas, aprende a utilizar habilidades metacognitivas como el análisis, la reflexión, la deducción, la aplicación estrategias…
    Para finalizar, diré que este libro presenta un nivel didáctico amplio, interesante y diferente, ya que yo no había leído nunca una novela infantil con una estructura así o parecida. También diré que es un poco complicado al comienzo de su lectura, pero a su vez resulta muy interesante y entretenido y cuando te das cuenta, estas plenamente sumergido en el mundo de las matemáticas.

  315. Noa Souto Rodríguez. Educación musical Dice:

    ” El diablo de los números ” de Hans Magnus Enzenserberg narra los doce sueños que tiene el protagonista, Robert. Cada noche se adentra en un mundo mágico donde su acompañante, el diablo de los números le muestra los secretos y le aclara las dudas que se encierra en el mundo de las matemáticas.
    Es un libro orientado a la iniciación en el campo de las matemáticas, fácil de leer y entretenido, pero ¿ quién lo debería leeer: un niño de primaria o un docente ? en mi opinión, ambos.
    Lo que más me llamó la atención al leer el libro era el papel del señor Bockel, reflejando la actuación de muchos profesores que nos hemos encontrado a lo largo de nuestra vida escolar; un profesor que ocupaba la hora de clase en tenernos entretenidos haciendo fichas para él poder leere tranquilo el periódico.
    En relación a este tema aparece contrastada la actuación del diablo, enseñando a través de la práctica, dejando a Robert llegar a su propio aprendizaje y creando nuevos conocimientos; una gran forma para que surja la imaginación y la motivación por seguir aprendiendo.

  316. Nair Núñez Núñez Dice:

    El Diablo de los números. Hans Magnus Enzensberger
    Aviso!!!
    La expresión que utiliza el libro, rábano, saltar los números…seguramente no todo el mundo las
    conoce pero si en vez de saltar se dice elevar al cuadro a la potencia y en lugar de rábano raís en la
    pizarra y en vez de hacer saltar los números elevarlos a potencias se entenderá mucho mejor.
    Capítulo 1. “La primera noche”
    Uno de los protagonistas del libro, Robert, cuenta que está harto de soñar pesadillas. El sueño que le
    ocurría a menudo era el de ser tragado por un pez gigantesco, horroroso y cuando eso estaba a punto
    de suceder le llegaba a la nariz un olor terrible y a continuación se deslizaba por un tobogán
    interminable. Gritaba y Gritaba ¡ Alto! ¿socorro! Pero cada vez bajaba más y más rápido hasta
    despertarse bañado en un inmerso sudor.
    Con el tiempo fue consciente de que simplemente eran pesadillas, no la realidad hasta que un día en
    uno de sus sueño apareció otro de los protagonistas del libro, el grandioso Diablo de los Números,
    esta vez se alegró de no soñar con pesadillas…
    Esta vez soñó con una pradera de hierba altísima , tanto que en ocasiones lo cubría hasta el hombre
    y entre aquel matojo de hierba aparecía un anciano, muy pequeño, por no decir anciano, el Diablo
    de los Números. A Robert tampoco es que le sintiera muy bien aquello, pues este chico odiaba las
    matemáticas y el nombre no le resultaba muy agradable, pero aun así entablan una conversación. El
    diablo le hace creer que con el número 1 podemos llegar a hacer números infinitamente grandes y
    con los quebrados hacer números infinitamente pequeños. Para llegar a esto el diablo le pregunto a
    Robert que cuantos chicles cree que se han comido hoy, a esto responde que muchos, ahora
    supongamos que ya se han comido todos y sacas uno del bolsillo y te lo comer, pues todos los que
    ya se han comido más 1.
    Luego le enseña como se hacen todos los números a partir del 1:
    1×1=1
    11×11=121
    111×111=12321
    1111×1111=1234321
    Capítulo 2: “La segunda noche “
    Robert se escurre por una cucaña hasta aterriza en un blando suelo de musgo y escucha una risita,
    era el diablo de los números otra vez, esta vez sentado en un enorme seta. Las cucañas que colgaba
    tenían forma de unos y alrededor Zumban números y más números , pero faltaba algo, el número 0 (
    el diablo de los números nos demuestra el gran invento del cero. A través de un repaso por las cifras
    realizadas con números romanos, vemos las ventajas que ofrece el sistema decimal y los números
    combinados con el cero. Además con él podemos formar las decenas, centenas y millares. )
    Para hacer ver a Robert la importancia del invento del 0 el diablillo pregunta: ¿ 9+ + 1?
    10 responde Robert. La respuesta a porqué se escribe un 1 y un 0 es porque eso viene de los saltos,
    y ¿qué es eso?
    1×1 =1
    1x1x1=1
    1x1x1x1=1
    Con el 2:
    2×2= 4
    2x2x2=8
    2x2x2x2=16
    con el 5:
    5×5=25
    5x5x5=125
    5x5x5x5=625
    Como es bastante latoso escribirlo así el diablillo lo escribe de esta manera:
    5 elevado a 1=25
    5 elevado a 2=125
    5 elevado a 3=625
    Lo bonito del cero es que enseguida sabes lo que vale cualquier cifra según dond esté, cuando más
    adelante tanto más, cuanto más atrás tanto menos.
    Si escribes 555 el último 5 vale 5, el penúltimo 5 vale 10 (50) y el 5 de delante vale 100 veces más
    que el último (500)
    Los romanos, en cambio, no sabían saltar porque no tenían 0
    El diablo le pide que componga el número de la fecha de su nacimiento que es 1968.Este le la una
    pista: se empieza por detrás…
    6 x1=6
    8×10=80 salta una vez con el 10
    9×100=900 salta dos veces con el 10
    1×1000=1000 salta tres veces con el 10
    6 +80+900+1000= 1968
    Capítulo 3: “La tercera noche”
    En este sueño Robert se encuentra en una cueva, acostado en su cama cuan ve al anciano, girando
    su bastón y haciéndole levantar para comenzar a dividir.
    Robert empieza a desear la aparición del diablo y a interesarse por la magia de los números. Parece
    contestar gustoso los retos que éste le pone. Así dentro de una cueva aparecen los números primos,
    la división y continua con el cero y lo que sucede cuando dividimos con él ( la división por cero es
    una indeterminación; así, las expresiones 8:0 o 0:0carecen de sentido. Intuitivamente significa que
    no tiene sentido «repartir» 8 entre ninguna persona. Tampoco tiene sentido repartir nada entre nadie.
    Pero esto es una idea intuitiva, y basta el sentido común para dar respuesta a estas cuestiones)
    Existen números absolutamente normales, que se pueden dividir y otros que no funciona “los
    números de primera” (número primos)
    Todo los que sale de la tabla del dos con números primeros, los que salen de la tabla del 3 no son de
    primera. La serie de 4 tampoco es de primera porque sale de la tabla del 2 (2×2=4)
    La tabla de los números primos son:
    Capítulo 4: “La cuarta noche”
    Todo sucede al lado del mar, esta vez Robert se olvida llevar calculadoa entoncs el diablo alza su
    bastón y aparece una nueva calculadora gigantesca.
    En este capítulo sale un tema muy interesante: el infinito así como las potencias y la raíz cuadrada.
    Pulsa 3 : 3 le pide el diablo y sale 0,33333…Robert a esto responde que prefiere poner 1/3 ( utiliza
    números quebrados ) así pues, este le pregunta que de dónde salen tantos 2. Pues el primer 3 son
    décimas, luego centésimas y luego milésimas.
    0.3 + 0,03+0,003..=0.333… ahora multiplica eso por 3
    0.9999….
    El diablo alza su bastón y aparece todo el cielo lleno de una larguísima serpiente de 9. Nunca se
    sabe cual es el último nueve. Robert pregunta si sucede eso con otros números. Pues hay serpientes
    interminables como arena en la orilla del mar.
    Aparecen en este capítula también los números irracionales , que se comportan locamente detrás de
    la coma ( no atienden a las reglas del juego)
    Ahora comienzan a saltar rábanos ( a hacer raíces cuadradas) o saltar hacia atrás. Ej: el rábano de
    100 es 10, el de 1000 es 100.
    También explica este tema contando casilleros en un dibujo: consiste en contar cuando casilleros
    tienes cada lado y se obtiene la cifra por la que hay que saltar.
    Si sabes cuantos casilleros hay en todo el cuadrado Ej: 36 y sacas el rábano de ese números volverás
    al numero de casilleros que hay en un lado.
    Capítulo 5: “ La quinta noche”
    Robert sen encuentra en una palmera, al fondo del desierto y escucha una vocecilla que le resulta
    muy falimiar, era su amigo el diablo de los numeros. Este sentado en otra palmera se dispone a tirar
    cocos y ¿qué sucede? Se disponen en forma de triángulos.Comienzan a contar cuantos cocos tiene
    cada triánfulo. El primero tiene uno ( es solo un coco) el segundo tiene tres el tercero tiene 8 el
    quinto tiene
    La diferencia entre 2 números triangulares consecuticos son las cifras del 1 al 10.
    Cualquier número se puede confeccionar con un máximo de 3 números triangulares.Ej: 51 = 15 +
    36 , 83 = 10 + 28 + 45…
    Si se suman 2 números triangulares sucesivos son números saltos. Ej: 1 + 3 = 4, 3 + 6 = 9 , 6 + 10 =
    16 , 10 + 15 = 25…
    Desde lo alto de una palmera llena de cocos, el diablo de los números nos habla de los números
    triangulares y las diferentes combinaciones que se pueden hacer con ellos.
    También nos habla de los números saltados mediante un ejemplo: 1 x 1 = 1, 2 x 2 = 4, 3 x 3 = 9
    Capítulo 6: “La sexta noche “
    En este capítulo, el diablo nos presenta a ( Leonardo de Pisa Fibonacci ) explica la multiplicación
    exponecial, para ello utiliza una pareja de liebres que se multiplican incesantemente hasta
    sumergirse en un mar de orejas. Esta sueño se combierte en pesadilla de la que el diablo logra
    sacarlo.
    El diablo exlica a Robert que hay una inmersa cantidad de diablo allí donde el vive ( en el paraíso o
    infierno de los números).
    Este le habla de Bonatschi, uno de los primeros hombres que entendieron el cero. Descubrió la idea
    de los números Bonatschi.
    Su invento empieza con dos 1, coge las 2 últimas cifras y las suma :
    1+1=2
    1+2=3
    2+3=5
    3+5=8
    5+8=13
    8+13=21
    13+21=34
    Explica para que sirven los números Bonatschi con ejemplo de liebres y luego te hace reflexionar
    sobre un dibujo de un árbol al que le van creciendo las ramas.( En la raya número 9 hay 34 gallas =
    corresponde con el 9º número Bonatschi )
    Capítulo 7: “ La séptima noche”
    El sueño ocurre en una casa blanca en forma de cubos. Construyen una pirámide ( el triánfulo de
    Pascal) En el capítulo se nos explica como se forma el triángulo de Pascal (llamado en el libro
    triángulo numérico y las relaciones que guarda con los números.( En esta estan los números
    Bonachi, los números pares e impares, los divisibles entre 5..)
    El triángulo de Pascal tiene unos 2000 años y tiene el siguiente aspecto:
    En este triángulo pintamos los posibles números divisibles entre 4 ( Ejercicio que propone el libro )
    En la diagonal tercera marcada aparecen los números triangulares, pero además en la inmediata
    inferior aparecen los números tetragonales, es decir, los que forman las pirámides triangulares,
    cuyos pisos son a su vez números triangulares.
    Los números cuadrados
    se encuentran en el triángulo de Pascal recurriendo a la misma diagonal que en el caso
    anterior: construimos cada uno sumando dos números triangulares consecutivos. Eso nos
    proporciona: 1, 4, 9, 16, 25, …
    De hecho, por este método recurrente podemos construir todos los números poligonales, y
    en ese sentido están presentes en el triángulo de Pascal.
    Números primos.
    Si el primer elemento de una fila es un número primo, todos los números de esa fila serán
    divisibles por él (menos el 1, claro). Así, en la fila 7: (1 7 21 35 35 21 7 1), los números 7,21
    y 35 son divisibles por 7.
    La suma de los elementos.
    La suma de los elementos de cualquier fila es el resultado de elevar 2 al número que define a
    esa fila. Así:
    20= 1
    21= 1+1 = 2
    22= 1+2+1 = 4
    23= 1+3+3+1 = 8
    24= 1+4+6+4+1 = 16
    • Sucesión de Fibonacci
    La serie de Fibonacci puede ser encontrada también
    en el triángulo de Pascal. Dividiendo al mismo
    según las líneas que mostramos en el diagrama, los
    números atrapados entre ellas suman cada uno de
    los elementos de esta sucesión.
    Recordemos que esta sucesión (que, por cierto, se
    construye de manera similar al triángulo de Pascal),
    es:
    1,1,2,3,5,8,13,21,…
    Capítulo 8: “la octava noche”
    Este capítulo transcurre en una clase del colegio ( clase de matemáticas ) en la que en vez de darla
    el profesor Bockel, la da nuestro querido diablo de los números. Prueban las posibilidades que tiene
    toda la clase de sentarse unos al lado de el resto de compañeros. Usa la expresión 4 ! pum =24, 3
    pum!=6
    Juegan con nombres y luegares que ocupan los compañeros en la escuela de Robert, ley de las
    posibilidades y la Ley de permutación.
    Recogen latas en el patio y hace grupos de tres con sus compañeros:
    Por A empiezan 10
    por B empiezan 4
    por C empiezan 1
    Explicación: Trabajan de 3 en 3, si sumas los dos primeros números triangulares sale 4, si le añades
    el siguinte 10…
    Capítulo 9: “La novena noche”
    En el sueño Robert tiene la gripe y a su lado, el diablo de los números. Entran por la puerta de la
    habitación mucho números y comienzan a formar filas ( el cero está escondido detrás de la cama)
    El diablo, en este capítulo intenta mostrar los número pare e impares, los números primos, números
    de Bonatschi, los saltarines y los triangulares organizados en series.
    Los que se disponen de color rojo son los números impares.
    Los de verde son números de primera o primos
    Los azules son números Bonatschi
    Los de color amarillo son números triangulares
    Y por último los de colo negro son números saltarines
    (Hay infinitos números de cada clase)
    Ahora comienza con las series:
    arriba (1)
    debajo (números saltarines de la serie de 2)
    Aparecen los números quebrados explicados mediante una recta cuyo extremo nunca tiene fin..
    Capítulo 10: “La décima noche”
    El sueño ocurre en una sale de cine, donde Robert puede ver a través de una pantalla miles de él.
    En el capítulo el diablo explica como se forman pirámides, prismas y figuras geométricas con los
    números Bonatschi.
    Si divides los números Bonatschi el resultado siempre oscila en 1,6..
    Utiliza la fórmula de ( L+S – L=1) Siempre coincide, cojas la figura que cojas. N son el números de
    nudos que tiene la figura, S el número de superficies y L el número de lados.
    Con figuras pulidas, como pueden ser los primas, el resultado de la operación llegaría a 2 y no a 1.
    Capítulo 11: “La undécima noche”
    En este capítulo Robert se hace preguntas tales como: ¿ Porqué con esos trucos sale lo que sale? Por
    ejemplo, esa cifra enrevesada o el 5.¿porqué se comportan las liebre como si supiera qué es un
    número de Bonatschi? ¿porqué no se acaban los números nunca?
    El capítulo trata sobre los principios más sencillo para probar algo y las dificultades que hay
    realmente “ probar que se ha probado algo” demostrar que 1+1=2( nuestra los difíciles y
    enrevesados cálculos elaborados por Bertrand Russell.
    Pues bien, cuando llegas a principios sencillos, todo lo que hay detrás se llama prueba. Algunos de
    los principios a los que llegaron nuestro matemáticos son los siguientes:
    Cada número corriente, da igual cual sea, hay un número sucesivo y sólo uno sumándole uno.
    Un punto no se puede dividir, no tiene dimensiones.
    Por dos puntos en una superficie plano sólo puedes pasar una línea recta, que será infinita en carias
    direcciones.
    Como se crean todos los números a partir del 1.
    Sin embargo, puede que alguna de las pruebas sean fallidas, de ahí que las mates nunca estarán
    acabadas…
    Capítulo 12: “La duodécima noche”
    En este sueño Robert es invitado a una fiesta en la que va a conocer a grandes matemáticos:
    -Lord Russell, demostró que 1+1=2.
    -El señor Klein, que invento una botella sin borde, no se sabe cual es la parte de dentro o la de
    afuera.
    -El profesor Cantor, habla del infinito.
    -El grandioso Euler que charla con el profesor Gauss acerca de los número primeros o primos y los
    números imaginados.
    -Aparece, como no, nuestro querido amigo Bonatschi en un cuarto lleno de liebres..
    -Y Pitágoras que inventó nos números irrazonables, el rábano de 5 y de 2, estrellas de 5 puntas y
    pentágonos y la palabra MATEMÁTICAS.
    Comienza el banquete y Robert es nombrado aprendiz de los números en el rango inferior y le
    conceden la orden pitagórica de los números de quinta clase.
    Cuando Robert se despierta, nota colgado en su cuello una estrella, ¡¡era la estrella que le pusieran
    en el sueño mientras le concedían la orden pitagórica!! Esta vez el sueño traía algo a la realidad.
    Llega al cole y el profesor Bockel le propone uno de esos problemas que requieren muchísimas
    cuentas, pero Robert, gracias al diablo de los números ( en realidad ese llama Teplotaxl ) logra
    resolverlo de la forma más sencilla que hay y 741 dice Robert…

  317. Adrian Nieto Lareo ( 3º Primaria) Dice:

    El diablo de los números ten como principal obxectivo a introdución do lector no mundo das matemáticas; pero non dunha forma calquera, senón que o realiza dunha forma atractiva e lúdica. Persoalmente destacoume e que a todos nos sorprendeu, pero en realidade está dicindo a verdade máis pura, as matemáticas non son como nolas ensinaron…non son puras formulas e nº sen sentido. A nosa vida real está rodeada e inmersa nas matemáticas; simplemente nos temos que dar conta e non agobiarnos.
    Presentásenos a Robert como unha imaxe viva da maioría dos nenos, un neno sen interese ningún polas matemáticas, e sobre todo con medo.

    Ao largo deses 12 soños, esas 12 noites, o diablo dos números aparecese para aprenderlle un novo “truco” e así ir apaixonando a Robert no mundo dos números. Un simple exemplo dinámico…simples cambios de palabras fan que ese mundo de medo cambie cara unha nova actitude de curiosidade.

    Pese a todos estes aspectos positivos, quedo ca dúbida de se será positivo ou non cambiar totalmente o vocabulario con respecto á realidade; e tamén se este libro será dirixido a alumnos ou docentes? Pois nos como futuros mestres, lendo isto, dámonos conta dos erros nos que caen, (sistematización,repetición…) e para o alumnado o libro en partes volvese algo lento e incluso a veces, confuso.

  318. Antía Reinoso Estévez (3º Musical) Dice:

    El diablo de los números

    El libro ‘el diablo de los números’ está escrito por Hans Enzensberger. Es un libro en el cual la historia gira alrededor de un niño al cual no le gustan las matemáticas como a cualquier otro niño de su edad, quizás porque no termina de entenderlas.

    Es un libro difícil de resumir, ya que comprende muchos conceptos matemáticos que no tendría mucho sentido mencionar todos en un comentario como este. Debido a estos conceptos su lectura no fue de todo sencilla por las abundantes operaciones que eran necesarias de ir realizando para poder ir avanzando en la lectura de la obra, unas más difíciles que otras, pero en todo caso de una manera eficaz para ser totalmente entendibles.

    Solamente hay una pequeña cosa que me hace pensar y reflexionar sobre este libro, y es la sencilla razón de por que llamar diablo de los números a aquel que hace que las matemáticas sean entendibles de una manera divertida y que gusten a un niño que las detesta, pero ya no solamente entender cosas sencillas sino llegar a comprender su fundamento.

    Una noche, Robert (el niño protagonista de esta historia) se encuentra en sus sueños con un personaje que dice ser un diablo de los números y lo amenaza con iniciarle en el mundo de las matemáticas. Desde ese día, cada noche Robert se encuentra con este diablillo, tantas noches como capítulos tiene el libro, es decir 12. En cada capítulo le va enseñando ciertos conceptos de matemáticas hasta llegar a ser un gran aprendiz, y así mejorar en sus clases reales en el colegio. Trata temas de gran interés, como pueden ser teoremas y principio matemáticos como el de Pitágoras y Fibonacci, la conjetura de Goldbach, y otros temas como los números 0,1… Continuamente da saltos hacia atrás para que Robert recuerde y aplique lo que aprendió las noches anteriores y que observe que todo está relacionado.

    Este libro puede ser un material de apoyo muy interesante para el trabajo de muchos temas de la enseñanza de educación primaria. Ya que los niños muestran más interés si logramos que les resulten amenas la lecciones como hace el diablo de los números, con una metodología constructivista. Aunque creo que es un libro destinado a cualquier tipo de lector, no solamente niños.

    El autor deja volar la imaginación para fascinarnos con nuevas historias que atraen nuestra atención, jugando con múltiples metáforas y dando lugar al lector a que descubra respuestas antes de que Robert las desvele.

  319. Gerardo Quintela Martínez (M. Musical) Dice:

    A pesar de no ser muy amigo de las matemáticas, “El diablo de los números” me ha parecido un buen relato. A través de este pequeño cuento y contando con un personaje infantil como es Robert con el cual casi todo el mundo se puede identificar, nos adentramos en pequeños viajes sobre los números triangulares, la proporción aurea, lo números primos, los pares e impares y hasta las figuras geométricas, pasando por la serie de Fibonacci o las potencias y raíces cuadradas en cada uno de los sueños del niño. Ayudado por el diablo, que en el último capítulo descubrimos que se llama Tepotaxt, sus compañeros de clase y su profesor Bockel (que coincide con el prototipo de profesor que convierte las matemáticas en una asignatura mecánica y aburrida) Robert, que desde el primer capítulo tiene pesadillas y odia las matemáticas, nos ayuda a ver esta asignatura escolar desde otro punto de vista más práctico y ameno, e incluso nos llega a crear curiosidad sobre algunos aspectos que el libro toca sutilmente y no llega a profundizar para que sin duda seamos nosotros quienes nos interesemos por ello y busquemos más sobre el tema. Es al final del cuento, justo antes de que el protagonista pase a formar parte de la orden pitagórica de los números, cuando deja de tener pesadillas y comienza a dormir correctamente, y tras su último viaje con el diablo-mentor, aplica todos los conocimientos aprendidos en sus sueños a las clases de matemáticas del colegio, alcanzando un final que podríamos calificar de “feliz”.

  320. María Luz Buján Bouzas(Primaria) Dice:

    Esta novela, o diaño dos números, está protagonizada por Robert, un rapaz ó que non lle gustan nada as matemáticas (algo bastante habitual entre os alumnos). Isto debese, como na maioría dos casos, a mala práctica do seu profesor, que se dedicaba a realizar cos nenos operacións matemáticas de forma mecánica, algo que non tiñan ningún significado para os nenos, debido á falta de motivación por parte do profesor.
    Durante doce noites Robert soña con quen se fai chamar o diaño dos números, que pouco a pouco lle vai quitando os prexuízos e os medos que tiña cara as matemáticas a través de actividades, experiencias e retos que lle vai presentando.
    Durante varias noites, vemos como o demo lle explica o motivo de que haxa cifras tan grandes, a través do número máis pequeno (1), xa que para chegar a calquera cifra só hai que ir sumando 1 e 1 e o importante é saber cal e a cifra que segue a outra. Tamén ve que existen números infinitamente pequenos a través da repartición dun chicle e descubre a forma na que foron aparecendo os distintos números (1×1 =1, 11×11=121, 111×111=12321). Tamén lle fai valorar a importancia do cero e do sistema decimal comparando o noso sistema numérico cos números romanos. A Robert tampouco lle gustaba a división porque en moitas ocasións tiñan resto, así que o diaño tamén lle falou dela e dos números de primeira (os números primos). Pouco a pouco vanse introducindo outros conceptos matemáticos como os números irracionais, as potencias, as raíces cadradas exemplificándollas a través de debuxos de cadrados.
    Na 5º noite, que foi a que máis me gustou, Robert descubre os números triangulares (o demo comezou a tirar cocos que no chan ían formando triángulos, onde o primeiro triangulo estaba formado por un coco, o segundo por tres, o terceiro por 6 etc) e as súas combinacións (a diferenza entre 1 e 3 é 2, entre 3 e seis é 3, van aparecendo os número que faltan. A través da suma de tres números triangulares obtense calquera número. A suma de dous números triangulares sucesivos da o resultado do número que falta ó cadrado, por exemplo 1 e 3 é igual a catro, é dicir 2 ó cadrado. Sumando do numero un a calquera, por exemplo 10 dá o décimo número triangular).
    Outros conceptos que foron xurdindo ó longo do libro foron os números de Fibonacci (Bonatschi no libro) e algunha das súas combinacións (para saber, por exemplo o 6º número de Fibonacci hai que sumar os catro primeiros e sumarlle 1 e así con todos), o triángulo numérico de Pascal e as relacións que se establecen nel. Tamén se trata a lei a través da cal se poden calcular as distintas posibilidades que se poden dar nunha situación.
    O demo tamén lle fala da existencia de infinitos números pares, impares, naturais…e vai aumentando os conceptos dos números triangulares e dos de Fibonacci . Tamén fala das potencias organizadas en series e das fraccións.
    Ó final do libro Robert vai descubrindo que nas matemáticas nada é seguro, non hai unha solución perfecta, sempre cabe a posibilidade de que unha proba sala mal. O demo invita a Robert a ver outros demos dos números como Pitágoras, Euler, Russell ou Gauss, nesta parte final o demo introdúcelle conceptos máis complexos como o número pi.
    Como xa vimos ó longo das noites Robert vaise dando conta de que as matemáticas non só son facer operacións mecánicas se non que detrás delas hai razoamentos moi importantes e interesantes que para un neno resultan incribles e case máxicos, por iso creo que este libro é unha boa guía para os mestres, pois o fundamental non é só que os nenos saiban dividir ou facer calquera operación se non que é moi importante que comprendan porque e para que están facendo estas operacións e que adquiran os esquemas necesarios para aprender a razoar por eles mesmos. Ademais xa comentei que as matemáticas non lle gustan a moitos alumnos é penso que deste libro se poden sacar varias estratexias didácticas para empregar cos nenos e que non teñen nada que ver cos métodos empregados polo mestre de Robert.
    Para finalizar, temos que ter claro que hoxe en día moitos nenos sofren coas matemáticas e non lles gusta nada, e isto quizás sexo debido a un mal enfoque das clases por parte de moitos profesores, onde non se realiza unha correcta transición entre a matemática informal e a matemática formal. As matemáticas son unha linguaxe precisa pero abstracta. E ante isto temos que ser capaces de que o neno sexa consciente de todos os conceptos matemáticos que deben aprender, empregando métodos cos que visualicen os conceptos máis abstractos, como se fai no libro, a través de cadros, pirámide ou exemplificándollos como é o caso da reprodución das lebres e os números de Fibonacci ou cos cocos nos números triangulares.

  321. Adrian Pombo Castro Dice:

    Este fabuloso “El diablo de los numeros” de Hans Magnus Enzenserberg trata algunos temas de manera mas superficial los cuales hemos visto en clase
    series numéricas, , números triangulares, proporción áurea,el autor nos introduce a estos temas a través de una historia infantil,en la cual nuestro niño protagonista tiene miedo al profesor Bockel su profesor de matematicas al cual el niño llega a temer,esto al comienzo del libro `porque depués el niño sueña y dentro de esos sueños se encuentra al diablo Tepotaxt el cual consigue despertar al niño el interés matematico,el libro no solo tiene una lectura que seria la historia que le sucede a Robert,sino la reflexión que tras leerlo podemos hacer de asta que punto el profesor o como nosotros futuros profesores es importante en su labor de enseñar y conseguir que lo que enseñemos sirva a los niños y guste a la vez,normalmente las matematicas se muestran como algo aburrido y pasteloso,en la historia del libro se muestra esto al comienzo ya qye depues evoluciona y cambia hacia la motivación de Robert frente a las matematicas que es uno de los mensajes principales que nos deja como futuros docentes el libro,la verdad me alegro de haberlo leído porque ta hace ser mas consciente que presentando de manera innovadora y haciendo participar en la actividad a un niño puedes hacer que algo en principio como las matemáticas para los niños de 5 y 6 de primaria carente de motivación se transforme en su asignatura preferida,el objetivo es que comprendan y se diviertan,en lo cual radica nuestra díficil peor reconfortadora labor!
    Y ya acabar diciendo sobre el libro que a parte de tratar temas como los que mencione antes presenta a los niños o les introducce a varias figuras importantes de las matemáticas como Pitágoras o Fibonacci ect esta bastante bien se pueden quitar muchas reflexiones de este ejemplar,este que yo lei de editorial Siruela tiene un lenguaje sencillito de todo y una buena presentación (infantil),incluso podríamos mandarselo leer a nuestros alumnos en clase en alto un poco cada día en la clase de matemáticas,o en silencia por parejas.A parte también comentar que sigue una buena trama principio final,tiene un guión resulotivo muy entretenido te engancha en mi caso cuanto mas avanzas al final,una cualidad muy buena en un libro así cercionandonos de que los niños están no solo aprendiendo sino entretenidos y desarrolla la capacidad de concentración.

  322. Yasmina Parada Jiménez (primria) Dice:

    El diablo de los números narra la historia de Robert, un niño de nueve años al que no le gustan las matemáticas, debido a la manera de explicar de su profesor.
    Una noche Robert sueña con el diablo de los números, un diablo que noche tras noche va explicándole de una manera peculiar el maravilloso mundo de las matemáticas.
    A Robert al principio no le gusta nada soñar con este gracioso personaje, pero a lo largo del libro vemos como este niño de nueve años cambia su concepto, tanto del diablillo como de las matemáticas.
    Personalmente me pareció un libro muy entrenenido y fácil de leer, por lo tanto si lo utilizaría como un recurso para que los alumnos vean que las matemáticas son algo más de lo que se aprende en la escuela y que casi todo tiene un porqué.
    Por otra parte, la descripción que hace del profesor de matemáticas de Robert creo que se asemeja mucho a los profesores que todos hemos tenido durante primaria.

  323. Paula Mirón Alonso (MUSICAL) Dice:

    El diablo de los números de Hans Magnus Enzensberger.
    Este libro nos muestra la historia que le sucede Robert, un niño más de la larga lista de personas que afirman odiar las matemáticas, en su mayor parte debido al total desconocimiento que tienen sobre el tema. En este caso el protagonista en un principio se muestra totalmente en contra de todo lo relacionado con las matemáticas y cada vez que se le presenta algo ligeramente complicado que escapa a sus conocimientos tiene la intención de rendirse justificándose diciendo que en realidad esos problemas son “un rollo” y que a nadie le interesa saber el resultado a tales cuestiones, tan solo a su profesor de matemáticas.
    Todo esto cambia cuando sueña durante doce noches con un diablo de los números, que le va enseñando la magia de las matemáticas y de los números, de forma que le va planteando diversos problemas que van aumentando en dificultad. El diablo Teplotaxl enseña a Robert que los números y las matemáticas son importantísimas ya que se encuentran en todas partes de manera que forman parte de tolo lo que le rodea, de esta forma el niño aprende a apreciar los números y en el va apareciendo una creciente curiosidad por este marabilloso mundo. Robert junto a su mentor va razonando y aprendiendo una serie de conocimientos que terminan con el miendo irracional que tenía, ya que ahora que entiende las cosas muestra una predisposición positiva para aprender.
    Finalmente el niño es llevado al “paraiso de los números” como muestra de que ya ha aprendido lo que necesitaba para continuar solo por el largo camino que supone el conocimiento de los números, antes ya recorrido por muchos otros como Gauss y Pitágoras, de forma que al mismo tiempo comienza a valorar a estos grandes matemáticos y al esfuerzo que supuso para ellos llegar a descubrir ciertas cosas, demostrando que a pesar de que el camino esté lleno de obstáculos que lo dificultan, la recompensa de conocimiento vale la pena.
    Este libro es por tanto un gran método de concienciar a los lectores jóvenes de que las matemáticas no son una tortura que los adultos se empeñan en hacerles pasar porqur si, si no que son una herramienta útil para el día a día y que con una predisposición adecuada y positiva, su aprendizaje se facilita enormemente, llegando incluso a ser muy entretenido y lleno de gratificaciones.

  324. Adrián Regueiro García - 3º MUSICAL Dice:

    El Diablo de los Números es un libro que recomendaría para todas las edades, niños y adultos. Es ameno y fácil de leer, y sus fantásticas ilustraciones, así como las actividades que de cuando en vez se proponen al lector, hacen que sea entretenido y que nos adentremos en el sueño como lo hace Robert a lo largo de sus doce noches. Considero que es un libro adecuado para complementar la formación de niños a partir de 5º o 6º de primaria, y por supuesto también para formar parte de la biblioteca de cualquier educador.

    En general, me parece un libro de gran contenido didáctico y quizás también una pequeña e implícita crítica al sistema tradicional de enseñar teorías, fórmulas y resultados, números o series de números sin llegar a entender por qué o de dónde salen dichos números o dichas teorías (representado por el señor Bockel), frente a un método innovador y activo que hace que el alumno se implique en la obtención de esos resultados (el método del diablo).

    Este libro nos presenta un método de enseñanza de las matemáticas más creativo, innovador, que hace del “alumno” Robert un personaje activo, participativo y en algunos casos que trata incluso de retar al diablo de los números.

    Este diablo consigue despertar el interés de Robert por las matemáticas, a partir del número 1 avanza con él por distintos escenarios planteándole cuestiones y curiosidades de los números en las que muchas veces nosotros mismos tampoco habíamos caído. Y es esta curiosidad la que hace que poco a poco Robert busque a ese diablo casi desesperadamente en sus sueños hacia el final del libro cuando él no aparece. Sin darse cuenta y sin darnos cuenta nosotros tampoco, ambos Robert y el lector (a quien tampoco apasionan las matemáticas) estamos asistiendo a unas clases de esta materia durante la noche, pero rechazamos las clases del señor Bockel hasta el final del libro, momento en el que el problema planteado resulta un juego de niños gracias a todo lo que hemos descubierto durante los sueños.

    El diablo de los números consigue engancharnos a las matemáticas relacionándolas con el medio que nos rodea, con la naturaleza y los seres vivos (las liebres), con el mundo real y la vida cotidiana (el chicle, las cuadrillas de limpieza…), y todo ello con un lenguaje fácil de entender y a veces creado para la ocasión: los números que saltan, los rábanos, los apretones de manos, el cuang… como si el diablo y el alumno/lector tuviesen una especie de código secreto que facilita el entendimiento de la ciencia de los números.

    El diablo explica también a Robert, cómo todavía hay cosas en las matemáticas que no se han resuelto, cómo hay diablos que todavía estudian para descubrir o demostrar cosas, y cómo incluso ellos, los más sabios de las matemáticas, se pueden equivocar, y por lo tanto, si hasta los más sabios se equivocan… qué le queda al lector. Éste pierde el miedo a intentar descifrar las cuestiones que plantea el diablo, y de ese modo también los niños aprenderán a perder el miedo a cometer errores.

  325. Naiara Portela Rego 3º Ed. Musical Dice:

    El libro “El diablo de los números ” de Hans Magnus Enzensberger es un libro divertido y con una fácil comprensión. Su sencillez y el acompañamiento de gráficos e imágienes hace que sea ameno para la lectura de un menor.
    El libro cuenta la historia de un niño, llamado Robert,que no le gustan las matemáticas ni tiene interes por ellas pero gracias a un pequeño diablillo esto cambia.Este cambio se debe a sus propios sueños ya que irá avanzando poco a poco, pasando de odiar las mates que su profesor Bockel le explicaba en el colegio,a adorarlas con el diablillo de sus sueños.
    Durante las doce noches que dura ella narración el diablo explica a Robert varios conceptos de las matemáticas, entre ellos la importancia del cero, del uno, la suma, los números primos, las potencias, la raíz cuadrada, la sucesión de Fibonacci…Para todas estas explicaciones emplea muchos ejemplos utilizando en ellos objetos, vegetales, tanto en ambientes imaginarios como reales.
    Para mí,el libro es un recurso didáctico muy útil porque a parte de que es una buena motivación para las matemáticas,se podría emplear para otras áreas. Por ejemplo en coñecemento do medio comparando lo anterior mencionado,las combinaciones del mundo real de Robert con el mundo imaginario del diablo.

  326. María Prado López 3º MUSICAL Dice:

    O DEMO DOS NUMEROS

    Robert ten pesadelos; así comeza a lectura deste libro, se o analizamos dende o punto de vista de mestres, podemos chegar á conclusión de que sofre dalgún problema persoal, se cadra por causa do mestre como creo que podería ser o caso logo da lectura do libro.
    Eses malos soños, vanse convertendo en todo o contrario grazas á axuda dun diaño que aparece neles e comeza a explicarlle o fantástico mundo das matemáticas. O rapaz, nun principio veas como algo aburrido pero ó cabo dos doce capítulos e nese tempo, varias visitas deste demo, o rapaz comeza a familiarizarse con elas e velas coma un mundo fascinante, consegue que o rapaz abandone os tópicos escolares e fará que o neno se vaia adentrando en explicacións cada vez mais complicadas ata facerlle comprender ó rapaz que hai problemas que non puideron ser resoltos e que pertencen a altas esferas da ciencia.
    O libro fai referencia, por exemplo,dende os números romanos, raices cadradas, táboa de números primos ou termos mais complexos para rapaces desa idade como pode a explicación da serie de Fibonacci, no capítulo das lebres ou a combinatoria, chegando o rapaz a entendelo á perfección.
    Este libro véxoo axeitado para alumnos do último curso do terceiro ciclo de primaria.
    Obsérvase claramente dous paradigmas do profesor: un é o do mestre “ oficial do rapaz” e outro o do demo, o cal sería o noso modelo a seguir como futuros mestres de matemáticas, o que fai que o rapaz se “enganche” ó coñecemento e desfrute del.

  327. Alejandro Guillán Castaño. 3º ED. MUSICAL Dice:

    Creo que se pueden sacar cosas muy interesantes de este libro, de las cuales quiero hablar a continuación:

    Puede ayudar a los lectores del mismo, que no sientan mucho aprecio por las matemáticas a introducirse en ellas, ya que se pueden sentir identificados con el personaje y ver como, pasa de odiar las matemáticas a querer soñar con ellas.

    Por otro lado puede ser una buena herramienta para trabajar contenido matemático, sobre todo lo relacionado con los números en sí y las series, como la de Fibonachi, o los números primos, de igual forma que puede sacar el miedo de cosas como las fracciones o los número decimales.

    Otro punto interesante es el de demostrar que las matemáticas tienen mucha utilidad en la vida real y ver como es algo muy estructurado, muy accesible y el las cuales siempre hay cosas muy emocionantes.

    Me pareció bastante interesante ver como se habla un poco de la historia matemática, sobre todo en el último capítulo, cuando el diablo y Robert van pasando por las diferentes habitaciones del templo del cielo de las matemáticas.

    Por el contrario, hay algo que no se si es muy positivo o no. Es cierto que el profesor de Robert no es un muy buen ejemplo de docente, pero también creo que hay una peligrosa linea en lo que los lectores puedan obtener de la obra, como es la de darse cuenta que las matemáticas son muy interesantes pero que los docentes no son de ayuda.

    Con respecto a lo que como lector me ha parecido el libro, diría que es un libro muy interesante, aunque en algunas ocasiones se necesita de cierta atención para poder seguir todo lo que el diablo va explicando.
    En difinitiva, que si alguna vez doy clase de matemáticas tendré de mano este libro.

    Alejandro Guillán Castaño. 3º ED. MUSICAL

  328. Natalia Cabaleiro Alén Dice:

    “El Diablo de los números” es una novela centrada en descubrir el mundo escondido tras las matemáticas. El protagonista es Robert, un niño de 9 años al que no le gustan las matemáticas. Sin embargo, una noche, en lugar de tener una de sus habituales pesadillas, sueña con un diablo, el diablo de las matemáticas, que prentende iniciar a Robert en este ciencia. A partir de entonces, cada noche, el diablo visita a Robert en sus sueños enseñándole algo nuevo, de manera muy sencilla y apasionante. Por este motivo Robert desea que llegue ese momento para sumergirse en el que ahora se ha convertido en un terreno colmado de encanto.

    En este libro, el diablo intentará que los niños abandonen la idea de matemáticas que sus aburridos profesores les enseñan en su colegio. Realmente me siento identificada con Robert, puesto que durante mi etapa como estudiante de educación primaria o secundaria no encontré a un sólo profesor que hiciese amena una clase de matemáticas, que las hiciese entretenidas. Con este libro me he dado cuenta de que existen un montón de cosas que no nos enseñan y que, de hacerlo, esta materia resultaría mucho más sencilla. Si he de destacar algo de la novela, me quedaría con el capítulo primero dónde el diablo explica a Robert cómo a partir del múmero 1 es capaz de extraer todos los demás.
    Esta crítica a las matemáticas que se enseñan habitualmente me parece muy interesante para alejar de todos los estudiantes el mito de que las matemáticas son aburridas y complicadas, para quitar el miedo que sienten aquéllos que no están seguros frente a un problema sencillo.

    • Natalia Cabaleiro Alén (3º Educación Primaria) Dice:

      Escribo la especialidad, que se me había olvidado: 3º Educación Primaria

  329. Sandra Barral López (Ed. Primaria) Dice:

    Este libro cóntanos a historia de Robert, un neno de 9 anos, que odia as matemáticas, e que como seguramente a moitos nos ocorreu, o seu profesor de matemáticas, o señor Bockel, non axudaba nada en facerlle cambiar de opinión, en facerlle ver que as matemáticas poden resultar moi divertidas, entretidas e sobre todo útiles, xa que o único que quería este mestre era que realizaran problemas e máis problemas onde había que resolver contas sen máis. Esta obra divídese en doce capítulos. Cada capítulo equivale a unha noite na que Robert ten un soño. Robert tiña constantemente horribles pesadelos, ata que un día comezou a soñar cun diaño: o diaño das matemáticas, que lle ensina un mundo descoñecido e moi temido: o mundo das matemáticas. O diaño ensínalle numerosas cousas deste eido pero dunha forma moi diferente a como lle ensinaran ata daquela.
    Penso que este libro é unha boa ferramenta para usar con nenos de primaria, tanto do 2º coma do 3º ciclo, xa que se pon de manifesto unha situación na que se ven identificados a maioría dos alumnos do sistema educativo actual, xa que aínda hoxe en día (polo menos ao meu parecer, polo que vin nas prácticas escolares que realicei o curso pasado) prevalece a ensinanza tradicional: o alumno limítase a escoitar e facer o que lle manden, o que ven recollido no libro de texto ou nas míticas fichas, sen entender por que ten que facer o que se lle pide, nin aprender nada con iso. O modelo de ensinanza que leva á práctica o diaño ten en conta ao alumno, ten en conta os seus coñecementos do mundo social, as situacións do seu día a día e relaciona todo isto co que lle pretende ensinar, para facilitarlle a comprensión a Robert e favorecer así a aprendizaxe deses novos contidos e ferramentas matemáticas. Así o neno atópalle utilidade e sentido ao que fai, ve que as matemáticas si serven para algo, e que sen elas non podería resolver numerosas situacións da súa vida cotiá. Por todo isto, paréceme unha obra moi recomendable para os nenos. Pero tamén lle atopo algún inconveniente. Este libro danos unha visión das matemáticas como algo divertido, ameno que facilita o interese do neno, pero ao mesmo tempo amósanos as matemáticas como algo moi sinxelo, para o que non temos que reflexionar case, e utilízase para isto unha linguaxe distinta a que se usa nas aulas, para facilitarlle a comprensión aos nenos. Isto non me parece de todo bo, para facilitar a aprendizaxe e favorecer a motivación non temos porque presentarlle aos nenos o mundo “edulcorado”, non lle podemos facer ver todo dun xeito agradable e fácil e disfrazarlles a realidade, pois esa non é a realidade. Por iso penso que lle hai que chamar a cada cousa polo seu nome, para que non se dea ningún tipo de confusións posteriormente (xa que noutros contextos ese linguaxe non ten ningún sentido), e vaian aprendendo eses conceptos pouco a pouco, tal e como son, utilizando a terminoloxía que lles corresponde.
    A pesar disto, e de recomendar a lectura deste libro, quero dicir que é un libro que non me gustou. Considero que a idea de fondo que nos quere transmitir é boa, e como dixen, moitos nenos sentiranse identificados con Robert, pero o xeito no que está escrito, polo menos no meu caso, non consegue engancharme, de feito custoume bastante acabar de léelo. Tódolos capítulos están integramente centrados nalgún contido matemático, e non che deixan un momento de descanso para reflexionar un pouco sobre iso, xa que no seguinte capítulo xa aparecen outros contidos e así sucesivamente, polo tanto ao meu parecer, resulta un pouco pesado.

  330. Fátima Rodríguez Suárez (3º Musical) Dice:

    “EL DIABLO DE LOS NÚMEROS” de Hans Magnus Enzenserberg

    A Robert non lle gustan as Matemáticas, como lle sucede a moitas persoas e nenos, porque non as acaban de entender. O neno (Robert) cansado de soñar sempre co mesmo, unha noite comeza a soñar con algo diferente,cun “diaño vermello” durante 12 noites, o cal pretende inicialo na ciencia dos números intentando sempre acapara a súa atención.
    Despois de leer estas “12 noites” deime de conta que non só é un libro unicamente para nenos, os que lle poden sacar moito proveito, se non que tamén serve para adultos. Con isto quero dicir que no libro refléxase o comportamento dun docente “o profesor Bockel” que se encadraría dentro dun profesor tradicional, o cal aborrece a súa profesión e realiza o seu traballo dun xeito mecánico o que fai que os alumnos non se mitven e encontren ese entusiasmo polas matemáticas. Este tipo de método deberíase rexeitar e pola contra, como se reflexa no libro, deberiamos optar pola opción do diaño. Este fai despertar a curiosidade de Robert polas matemáticas despois de moito esforzo a través dunha ensinanza innovadora, diferente, con elementos que captan a atención do alumno e o impliquen na materia, neste caso as matemáticas.
    Por outra banda, a vantaxe que lle vexo a este libro e que para os alumnos sería moi fácil de leer. Creo que sería propio para o último ciclo de primaria e axeitado para unha lectura guiada, xa que o incovinte que lle vexo é que cambia de tema moi axiña, en cada soño fala dunha cousas como son os número primos, o cero, números triangulares…
    Finalmente dicir que foi un libro que o principio non me atraía moito xa que non conta cun argumento como o “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”, pero unha vez que te sumerxes nel é moi fácil de leer e recomedable tamén para recordar conceptos que están na nosa mente e non nos decatamos que está aí.

  331. Sara Castro Quintáns, Primaria Dice:

    Este libro me pareció muy interesante porque con un lenguaje sencillo adentra a cualquier persona en el mundo de las matemáticas de forma divertida y mágica. Es un libro que recomendaría tanto a niños como adulto pero sobre todo a aquellos que ven las matemáticas como algo aburrido y complicado. Tras la lectura de este libro se ven a las matemáticas como un juego con sus propias reglas que son necesarias para poder jugar correctamente.
    El libro está divido en 12 pequeños capítulos, con numerosas y llamativas ilustraciones, que recogen los diferentes sueños de un niño llamado Robert. En ello el niño va descubriendo a través de diablo de los números los entresijos de las matemáticas como: la formación de los números a partir del descubrimiento del 1; la existencia y la utilidad del 0, los números romanos; las fracciones o nº quebrados y el nº irracional, los números de Bonatchi, la probabilidad. En las últimas noches nos descubre una parte de la historia de la matemática presentándonos a los grandes genios de esta ciencia. Al final Robert recibe una medalla de oro que le acredita como aprendiz de diablo de los números lo que le ayudara a resolver todos los problemas que le plantea el profesor.

  332. Iria Romano Fernández Ed. Primaria Dice:

    El diablo de los números.
    Creo que este libro pretende criticar o modelo de ensino que se está levando a cabo e intenta cambialo, xa que non é eficaz, porque os nenos e nenas non conseguen aprender e intenta espertar neles un interese polas materias, neste caso polas matemáticas. É todo o contrario do que se está facendo na escola que só se memorizan termos e contidos, non se pretende espertar ese interese.
    Por isto creo que este libro sería un bo complemento na formación dos alumnos de último ciclo de primaria e incluso un complemento para a formación do profesorado, xa que nos aporta esa outra visión do ensino de introducir ao neno/-a nesa outra forma de tratar e de traballar as matemáticas.

  333. PAULA CONDE ALVAREZ MUSICAL Dice:

    El diablo de los números es un libro que trata sobre un niño llamado Robert que no le gustan las matemáticas y no las acaba nunca de entender, y porque su profesor , el señor Bockel, las hace muy aburridas. Hasta que una noche Robert sueña con Tepotaxt, el diablo de los números, y juntos van a jugar cada noche hasta conseguir que el niño no vea a las matemáticas como algo aburrido, sino una disciplina entretenida y divertida. El diablo aparece durante 12 noches, que son los 12 capítulos del libro. En los sueños el diablo presenta operaciones y conceptos matemáticos básicos: números primos, geometría, cálculo…cambiándoles el nombre a las operaciones( “rábano”,”pum”…).
    Este libro me parece una manera entretenida de conocer mejor las matemáticas y olvidarnos de la apariencia complicada que tienen.

  334. Alicia Aceituno Carbajo 3ºMUSICAL Dice:

    El diablo de los números es un libro con un nivel más didáctico que el de Petrus y la conjetura de Goldbach.
    Robert es un niño al que no le gustan nada las matemáticas y sufre pesadillas. Una noche, se encuentra en sus sueños con un personaje que dice ser un diablo de los números y amenaza con iniciarle en el mundo de las matemáticas. Desde entonces, cada noche Robert se encuentra con su diablo de los números. El subtítulo de este libro deja clara su intención. Éste es un libro para todos aquellos que temen las matemáticas.
    El libro es muy fácil de seguir. Las explicaciones son muy sencillas pese a que en ocasiones tratan temas que no lo son tanto: series numéricas, números primos, números triangulares, Fibonacci, proporción áurea… Este libro apuesta por la búsqueda de nuevas formas de enseñar matemáticas, siendo la máxima prioridad intentar que el alumno sienta curiosidad por los números.
    Por ejemplo, en un momento dado el diablo de los números pregunta a Robert qué serie tiene más números: la serie de números normales o la de impares. Robert razona correctamente y concluye que la serie de números normales tiene más números que la de impares porque sólo uno de cada dos números es impar. Sin embargo, el diablo de los números corrige a Robert diciéndole que ambas series son igual de largas: tienen infinitos números.
    Esto es algo que los niños quedan pensando un buen rato y llama su atención, introduciéndolos poco a poco en el gran mundo de las matemáticas.

    Alicia Aceituno Carbajo

  335. Laura Rodríguez Somoza 3º PRIMARIA Dice:

    ¿Qué se puede decir de este libro?
    “El diablo de los números” es una obra interesante, curiosa y original que tiene la labor de acercarnos al mundo de las matemáticas. A través de la historia de Robert, un niño que las odia, el autor de este libro nos muestra como ese odio se puede modificar y convertirlo en curiosidad y fascinación. El diablo de los números, llamado Teplotaxl, será el encargado de hacer cambiar de opinión a Robert y para eso emplea multitud de métodos que hacen que el niño comience a apreciar la gran utilidad que tienen las matemáticas en todos los campos de la vida diaria. Robert recibe la visita del diablo en sus sueños y con él realiza divertidos juegos para comprender diversos sistemas numéricos. Estos sueños se sitúan en varios escenarios diferentes (la playa, el desierto, un campo de patatas, en la clase de matemáticas, en el cine…) lo que hace ver a Robert que las matemáticas están en todas partes. Además también emplea elementos de la vida real (chicles, cocos, liebres…) para ejemplificar sus explicaciones, lo que crea una gran motivación en Robert. También es conveniente resaltar que, el continuo repaso de los contenidos ya dados en los sucesivos sueños y la relación de unos con otros ayuda a asentar mejor los conocimientos que Robert va adquiriendo y favorece un aprendizaje significativo, además de ameno.
    Todo esto nos hace reflexionar sobre lo que verdaderamente le pasa a Robert. ¿Odia las matemáticas? En mi opinión, lo que odia Robert es la rutina de sus clases con el señor Bockel y el aburrimiento y inutilidad que le causan los ejercicios que este le plantea. Gracias al diablo y a sus métodos que despiertan la curiosidad, tan motivadores que hacen que tenga que pensar y que hacen que Robert se formule preguntas y participe activamente en su propio aprendizaje, las matemáticas comienzan a ser un juego entretenido para él.
    Tengo que reconocer que es la primera vez que leo un libro de estas características y me he llevado una grata sorpresa por la productividad que he obtenido de él. Me ha hecho ver las matemáticas desde otro punto de vista y me ha ayudado a comprender, como futura maestra, la importancia que tiene el enfoque de las clases para el progreso de los alumnos. Teplotaxl es un gran profesor que tenemos que tener como ejemplo. La motivación y el empleo de diversos métodos (verbales, manipulativos…)son necesarios para mostrarles a los alumnos la gran utilidad que tienen las matemáticas. En mi opinión, este libro es recomendable para el último ciclo de Primaria pero no para los cursos inferiores debido a la complejidad de algunos de los temas matemáticos que se abordan en él. En los últimos cursos creo que se podría recomendar la lectura de este libro para complementar algunos contenidos o por el mero placer de la lectura ya que utiliza un lenguaje sencillo y claro y las ilustraciones de colores tan llamativos ayudan a llamar la atención de los niños. De todas formas creo que esta lectura debería de ser guiada por el profesor para obtener los resultados deseados y que los alumnos puedan comprender en gran medida todo lo que en él se aborda.

  336. David Mosteiro Gil (Ed. Primaria) Dice:

    El diablo de los números. Hans Magnus Enzensberger
    El libro se encuentra constituído por 12 capítulos, en cada uno de ellos se narra una noche en la vida de Robert, el cual no tiene ningún tipo de aprecio pos las matemáticas. A lo largo de el relato se nos presenta el intento de el “diablo de los números” por hacer que el niño adquiera aprecio pos las matemáticas y le “coja el gusto”.
    En cada uno de estos capítulos se trata alguno de los temas de las matemáticas, los cuales se deben aprender esencialmente durante la educación primaria y parte de secundaria; pero no se hace de una manera aburrida sino que el diablo busca que Robert lo haga de una manera dinámica, interactiva e incluso divertida. Se busca en cada uno de los problemas propuestos que el niño lleve a cabo una gran observación y percepción para poder acabar el problema propuesto.
    Considero a este un libro que debe leer tanto el alumnado, ya que aunque pueda constituír algún problema de compresión puede ser de gran ayuda ya que nos presenta una metodología sencilla, como el profesorado porque nos presenta como antes indicaba métodos dinámicos que intentan alejarse de la rutina diaria de resolver una simple cuenta o seguir un procedimiento durante varios ejercicios. En resumen, nos encontramos ante un libro que aunque no dispone de un argumento demasiado convincente acaba enganchando por las explicaciones que se nos presentan a lo largo del mismo y el cual nos puede ser de gran ayuda.

    DAVID MOSTEIRO GIL (ED. PRIMARIA)

  337. Silvia Vázquez Diéguez. (musical) Dice:

    Persoalmente, recoñezo que sempre preferín antes ler un libro en vez de resolver un problema matemático, pero doume conta que as matemáticas son esenciais para a vida, xa que vivimos rodeados de números e polo tanto todos debemos estudalas no noso proceso educativo. Ademais, debo mostrar interese cara a elas xa que como mestra debo transmitir unha boa sensación cara as matemáticas aos meus alumnos. E ben é certo que un non pode transmitir amor por algo que el non ama.
    O argumento deste libro xira ao redor dun neno chamado Robert que odia as matemáticas debido a que as clases do seu mestre Bockel son pouco entendibles e aburridas. Unha noite ten un soño moi especial no que coñece a un pequeno demo chamado Teplotaxl. Noite tras noite o seu novo amigo explicaralle datos curiosos sobre os números e o fácil e divertido que pode resultar traballar coas matemáticas. Este personaxe conseguirá espertar en Robert un gran interese polo novo mundo coñecido, as matemáticas. Polo tanto, o libro amosa a importancia que ten o modo en que os mestres a veces ensinamos. Calquera cousa que suscite interese é recibida con agrado por parte do alumno, porén se o contido que queremos introducir ben rodeado de negatividade e desinterese xamais acadaremos aprendizaxes significativos.
    Hans aposta por novas formas de ensinar matemáticas pretendendo contaxiar ó alumno a curiosidade polos números. Plantexa as matemáticas dende outro punto de vista para que aqueles alumnos que lle teñen medo as poidan ver con outros ollos e poidan disfrutar delas. Paréceme unha forma moi orixinal de acercar as matemáticas a todo aquel que sinte pánico cara a elas. Ás veces, nas aulas hase de recurrir a xogos para introducir contidos que de por si parecen tediosos.
    A súa fácil lectura engancha ao lector de xeito que queira coñecer que nova aventura lle espera a Robert a noite seguinte e como vai o demo sorprendelo de novo.
    Porén, atópollo un pero, e é que dende o meu punto de vista as explicacións carecen de chispa. A excesiva utilización de termos pouco coñecidos polos nenos de Primaria (sucesión de Fibonacci, número áureo…)provocaría neles unha grande confusión e aburrimento, polo tanto non me parece unha lectura axeitada para primaria, quedaría ao meu entender relegada a secundaria e a futuros docentes. Neste aspecto creo que non se diferenza moito do libro de texto que utilizan na aula. Polo tanto, por iso eu recomendo a súa lectura para nenos máis maiores.

    En definitiva, para ser un bo mestre creo que debemos disfrutar con aquilo que esteamos facendo e conseguir que os nenos disfruten tamén.
    Debemos conseguir que o medo as matemáticas pase a historia. Convén que nos convertamos en pequenos “diablillos”dos números e conseguir mediante o xogo achegar os nenos as matemáticas e mostralas como algo divertido e fácil. Non caiamos no erro de Bockel e non nos acomodemos a dar contidos de forma fácil para adultos sen pensar en quen temos diante. Ás veces, os erros no proceso de ensino-aprendizaxe veñen dados polo desaxuste do que se ensina e a quen se ensina.
    Por iso, debemos invitar e motivar ao neno a que se sumerxa no mundo das matemáticas dunha forma divertida que procure nel elementos motivadores que o leven a construír aprendizaxe.

    • marcos fisteus cagide Dice:

      EL DIABLO DE LOS NÚMEROS (Hans Magnus Enzensberger).
      Estamos ante un libro bastante sinxelo de ler. Ademais de moi imaxinativo, cóntanos a historia dun rapaz que simboliza o trauma que gran parte dos alumnos escolares soen ter coas matemáticas. Por outro lado está o profesor Bockel que representa a figura dos mestres máís tradicionais, autoritarios e maxistocéntricos. Temos tamén ao diaño que é o persoaxe protagonista xunto co neno, representa un ensino máis creativo e orixinal. Consigue que o rapaz se fascine polas matemáticas que tanto aborrecía.
      É un libro que pola ilustración chea de debuxos, o cal se agradece porque aínda non sendo nenos creo que nos fai máis amena a lectura, parece estar dedicado aos máis pequenos. Eu creo que é axeitado a partir dos doce, trece anos, pero sobre todo creo que é un libro imprescindible para os mestres xa que aparte de promover un ensino creativo é orixinal. Ensínanos un lado das matemáticas ao que non estamos acostumados, xa que as matemáticas non son maioritariamente calculo, e polo tanto non so unha crítica a maneira de ensinalas, senón tamén ao contido que se ensina.
      Para min é un libro dunha considerable importancia didáctica e que debera formar parte da biblioteca de calquera mestre.
      Deixando claro que a lectura do libro me parece positiva, creo que é un libro que non nos aporta ningún debate novo, é dicir, está moi claro quen é o bo e o malo, e a maioría dos profesores non somos nin unha cousa nin a outra, creo que todos temos cousas de Bockel e cousas do Diaño.

  338. Sara Fernández Precedo (musical) Dice:

    El libro del diablo de los números es un libro dedicado a la literatura infantil, para enseñar de una manera divertida a razonar y entender los principios matemáticos esenciales.

    El autor presenta a un pequeño diablo, elegantemente vestido, que fuma pipa y tiene una gran inventiva para llevarnos a través de 12 capítulos o sueños a imaginar las teorías y propuestas de grandes matemáticos, explicándolas de forma comprensible. Nos presenta también a Roberto, un asombrado niño que al inicio del libro odia las matemáticas y poco a poco, conforme transcurren sus mágicos sueños, se encanta con los números, los símbolos y sus combinaciones, las cuales parecen cosa de hechizo.

    El libro es de muy fácil lectura y asimilación ya que como se ha dicho está dirigido para el joven lector que ayuda a despertar el interés hacia las matemáticas, ya que, en estas edades no es fácil que los niños muestren mucho aprecio por esta asignatura. Lo veo muy apropiado para utilizarlo por ejemplo como libro de lectura en esta asignatura ya que los niños están acostumbrados a tener libros de lectura solo en las lenguas.
    En general me pareció muy ameno y entretenido.

  339. ADRIANA COUSILLAS ABELENDA (MUSICAL) Dice:

    Este libro conta con dous protagonistas, Robert e O diablo dos números, chamadoTeplotaxl. Ó longo de doce noites, introdúcese ó lector nos soños de Robert, e é precisamente neste campo onde aparece o diablo.
    Robert é un neno que detesta as matemáticas, e continuamente ten pesadelos con peixes cheirentos e tobogáns interminables. Entón, é cando comeza a aparecer nos seus soños o diablo dos números, un personaxe bastante peculiar que mediante inxeniosos trucos de maxia, intenta explicarlle conceptos clave e sinxelos das matemáticas, para que así Robert, aprenda non só cousas matemáticas, senón tamén para que aprenda a non odialas.
    En distintos escenarios, como son unha pradeira, un bosque con “uns” xigantescos, unha cova sen saída, unha praia, un deserto, un campo de patacas, unha casa moi branca construída con cubos, un campo nevado, unha cidade, a cama ou o mesmo colexio onde estuda Robert, o diablo aparéceselle a Robert, e ó longo desas 12 noites, fálalle sobre o descubrimento dos números, das potencias, da división, da multiplicación, dos números primos, dos números periódicos, das raíces, dos números triangulares e cuadrados, dos números de Bonatschi, dun gran triángulo de números onde aparecen todos os anteriores, de números factoriais, de fraccións… Deste modo, Robert, parece cada vez máis interesado nas matemáticas, ata o punto de que, despois de cada soño, segue pensando no que o diablo lle demostrou a noite anterior.
    Finalmente, Robert acode de invitado a unha cea co diablo onde se concentran moitos grandes matemáticos, diablos dos números, onde chega a coñecer a Gauss, a Euler, a Pitágoras, o gran matemático que inventou o 0, e é alí onde o nomean aprendiz de diablo dos números, xa que os seus avances foron moi grandes, e dánlle unha medalla con forma de estrela, a estrela da secta pitagórica, que debe manter en segredo.
    Este é un libro que pode axudar a que calquera neno que non aprecie as matemáticas chegue a entendelas un pouco mellor, posto que usa termos moi sinxelos de entender para os nenos e moi poucos tecnicismos; mostra disto é que se lle chama “números saltaríns” ás potencias, “números de primeira” ós números primos, “sacar un rábano” ás raíces, “pum” ós números factoriais, ou “números irrazonables” ós irracionais.

  340. Sandra Fátima Perez Rey Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS

    O libro confórmase dunha estructura sinxela. Consta de 12 capítulos que se corresponden ás 12 noites nas que Robert (o protagonista) ten un soño. Nestes soños o protagonista é guiado ó mundo dos números da man dun singular persoaxe, un pequeno demo chamado Teplotaxl ou como dí o título do libro: “el diablo de los números”.

    Este libro vai dirixido a nenos, polo que, creo que é unha boa idea establecer unha relación de igualdade e cercanía a través do protagonista. Desta forma os nenos pódense sentir identificados e chamará a súa atención.

    Este escrito pretende que o lector se vaia introducindo no mundo dos números dun xeito ameno e entretido. Para iso o autor narra os soños do protagonista como se se tratase dun conto máxico, onde todo pode acontecer, a medida que Robert se interesa cada vez máis polas Matemáticas.

    Supoño que o autor trata de achegar as “non queridas” Matemáticas, para algúns nenos, con exemplos sinxelos e diversos. O obxectivo é que os nenos comprendan as múltiples aplicacións das Matemáticas, as cales se atopan en todas partes e son tan necesarias na nosa vida.

    A pesar de que os exercicios comezan dende un nivel sinxelo, a súa complexidade vai aumentando progresivamente. É dicir, tanto o protagonista coma o lector deberá asimilar a información e reconstruíla dende o seu propio coñecemento. Este proceso é moi importante no proceso de aprendizaxe, sobre todo, en Matemáticas, xa que, non se pode pasar a un nivel superior sen saber a base. Por exemplo: apréndese antes a sumar que a multiplicar, xa que esta última operación conleva saber sumar.

    Gustaríame destacar o formato do libro, a relación entre as ilustracións, texto e números, a cal facilita a lectura do escrito. Por exemplo os números varían de cor, formato e tamaño durante os capítulos, isto da pé a non caer na monotonía. Os nenos a estas idades necesitan constantes estímulos e unha boa opción é acompañar ó texto de imaxes e variar o formato do escrito.

    Para rematar citarei ó autor: “O libro está escrito para nenos, pero sobre todo recoméndase ós mestres dos nesnos”. Esta frase amósanos o principal obxectivo para os futuros mestres. Debemos ensinar ós nosos alumnos a razonar e ofertarlles mellores explicacións sobre os conceptos e operacións matemáticas.

  341. Marcos Vázquez López- Musical Dice:

    Dicir en primer lugar, que este libro, “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberger, resultoume doado de ler, entretido e o mesmo tempo, por que non dicilo, simpático. Dende o meu punto de vista, está destinado a un gran número de persoas, tanto rapaces (como xeito de introducilos no mundo da lectura e das matemáticas dun xeito diferente o que están acostumados a traballar con esta materia) e tamén para propios como estranos do mundo das matemáticas.

    Neste libro, o autor tenta demostrar en doce capítulos (cada capítulo corresponde con un soño) e da man de Robert, un cativo soñador a quen as matemáticas non era algo que lle gustasen precisamente e ademáis, o seu mestre era unha persoa pouco entusiasta da materia e non era capaz de transmitir paixón pola asignaura. Pero para Robert as cousas mudaron de sentido cando comezou a soñar con un pequeno ser chamado o demo dos números e así fixo dos seus pesadelos soños divertidos e co que aprender e poder saber o porqué das operacións matemáticas.

    Como último apuntamento e de xeito persoal, gustaríame dicir que me gustaría ter de cativo un mestre como este demo, por que seguramente, tanto os meus compañeiros como eu mesmo, teríamos outra idea das matemáticas e posiblemente as entenderíamos moito mellor e dun xeito divertido e lúdico.

    Para rematar, gustaríame dicir dende aquí, que recomendo a todo aquel que este interesado e queira ler e aprender dun xeito diferente matemáticas a lectura deste libro, e así, poder mirar dende outra perspectiva as tan malparadas matemáticas.

  342. Eva López Melero / Musical Dice:

    “El diablo de los números” es un libro cuyos objetivos son animar a la lectura desde el área de Matemáticas y mejorar la actitud del alumno hacia las Matemáticas, haciéndole descubrir la magia que hay en ellas.

    El libro trata de un niño, Robert, a quien no le gustan las matemáticas, porque no las acaba de entender y porque su profesor las hace aburridas. Pero una noche Robert sueña con un diablo (Tepotaxt, el diablo de los números) y juntos comienzan un recorrido nuevo a través del mundo de las Matemáticas. El diablo juega con Robert cada noche y engancha al chico más y más, haciéndole ver que esta disciplina no tiene por qué ser aburrida.

    Trata diversos temas en cada una de sus noches, presentados con amenidad, de forma que puedan llegar a los pequeños lectores, aprendiendo Matemáticas y, sobre todo, desarrollando su interés por esta disciplina.

    Presenta los conceptos matemáticos explicados paso a paso y en ocasiones con términos simplificados, lo que los hace más fácilmente comprensibles para los alumnos. Pero aún así estos deberán leer el libro con mucha atención para entenderlo correctamente

  343. María Varela Abuín (musical) Dice:

    “El diablo de los números” – Hans Magnus Enzensberger

    Os pesadelos do noso protagonista Robert, esfúmanse o día que o diaño dos núemeros aparece nos seus soños. As aborrecidas matemáticas que o Señor Bockel ensina no colexio non parecen as mesmas que o seu amigo o diaño, lle presenta cada noite. Os coellos, as tablas e as pirámides de números, ás calculadoras xigantes… fan que Robert cambie a súa visión sobre elas.

    Creo que o autor pretende xustamente iso, que os rapaces e rapazas cambien a súa visión aburrida das matemáticas por un xogo.

    Sen embargo a min fíxome pensar: é este o libro que o conseguirá?

    Baixo o meu punto de vista é unha lectura máis apróximada a docentes que ó alumnado. O ritmo do libro é demasiado lento e sistemático e as “tramas” matemáticos a tratar son redundantes o que pode causar aburrimento ou incluso confusión no lector.

    Atopamos nesta lectura dúas formas de ver a docencia. A forma pouco didáctica e pouco pedagóxica do Señor Bockel (un mestre de escola que xustifica o seu soldo con problemas que os alumnos deben resolver durante a hora de clase), e a outra forma, a do diaño dos números (que mediante casos empíricos ensina os contidos). Isto é co que nos debemos quedar da lectura, que non debemos xustificar o noso soldo senon aprender a ensinar e ensinar a aprender.

  344. ALBA COMOJO ORDÓÑEZ 3º Musical Dice:

    O libro “el diablo de los números” de Hans Magner Enzensberg, resultoume un libro moi entretido e fácil de ler. Pareceume un libro totalmente axeitado para a gran maioría dos nenos, xa que unha boa parte deles aborrecen as clases de matemáticas na escola, e tamén as matemáticas en xeral; e pode ser este libro un bo xeito de transmitirlle aos nenos o porque de moitas operacións matemáticas que nós facemos porque sí, pero que na realidade teñen unha explicación lóxica, e tamén se darán conta de que moitas veces, as cousas que nun comezo non nos gustan, poden chegar a encantarnos. Esto vai depender do xeito que no-las mostren
    A historia é protagonizada por un neno que se chama Robert, ao cal as matemáticas non lle gustaban moito, e tampouco lle gustaba o seu profesor. O típico profesor que só comía trenzas na clase, e lles mandaba facer exercicios moi aburridos para telos entretidos, olvidándose este mestre(e os mestres en xeral) de que os nenos necesitan palpar, ver e tocar as cousas, velas o máis prácticas que se poidan para que as entendan, e así asimila-las mellor.
    Robert cando durmía, tiña pesadelos de todo tipo nos que o pasaba realmente mal, até que un bo día comezou a ter pesadelos diferentes, converténdose en algo bo,entretido e interesante para o neno, que van modificar a súa conduta sobre as matemáticas. Nestes novos pesadelos aparece un personaxe chamado “ o diablo dos números”, co cal os soños se converterán en momentos fascinantes.
    O diablo vai aparecer nos soños de Robert durante 12 noites(recollidos nos 12 capítulos do libro), e este vaille axudar a Robert a comprender as matemáticas dun xeito diferente, axudaralle pois a entender as verdadeiras matemáticas de diferente xeito que o facía o profesor da escola. Será Robert quen constrúa o propio coñecemento matemático, xa que o diaño irá dándolle as pistas a seguir para que Robert resolva os problemas que o diaño lle plantexa. Nos soños , o diablo trata de explicar conceptos e operacións matemáticas básicas; os números primos, os racionais, triangulares, a xeometría, o cálculo…
    Paréceme moi interesante a maneira na que o diablo cambia o nome das operacións, como “rábano”, “pum”… achegando termos máis coñecidos polos nenos para traballar as matemáticas; o importante é o concepto que se lle quere transmitir, e non que se chame elevar ou dar saltos…

    Para rematar, dicir que para min como futura docente,e como nena que non se levaba moi ben coas matemáticas, paréceme un material didáctico moi axeitado para verlle o lado bo e entretido das matemáticas, e deixar atrás o resentimento cara elas.

  345. Patricia Pose Ponte (Ed. Primaria) Dice:

    “El diablo de los números”

    Robert é un rapaz que odia as matemáticas polas aburridas clases do profesor Bockel. Nunha ocasión atópase en soños co diaño dos números que o visita durante 12 noites e que fai que o neno cambie a súa percepción sobre as matemáticas, despertando o seu interese por elas mediante o ensino de conceptos e ideas matemáticas de forma lúdica e empregando exemplos da vida cotiá como os cocos para explicar os números triangulares, as lebres para explicarlle os números de Fibonacci,etc.

    Con este libro, preténdese transmitir a idea de que as matemáticas son algo máis que aquilo que nos ensinan na escola, é dicir, que no só consisten en facer operacións matemáticas que as veces @s nen@s non lles atopan sentido, senón que teñen unha utilidade na vida cotiá.
    Ademais é unha crítica á ensinanza tradicional, na que o profesor é o centro e o seu principal recurso é o libro de texto (como se representa no libro a través da figura do señor Bockel) e unha aposta por unha ensinanza constructivista (representada por Teplotaxl, o diaño dos números) na que o alumno exerce un papel activo na aprendizaxe, construíndo el mesmo o seu coñecemento.

    Creo que é un libro moi entretenido e que nos ensina como ver as matemáticas doutra maneira e como debemos actuar como futuros mestres para que os nos@s alumn@s non acaben por odiar esta materia. Considero que é un bo recurso para empregar no último ciclo de Educación Primaria, xa que os discentes poden empatizar co protagonista da historia e observar o seu cambio de actitude en relación ás matemáticas. Ademais os alumnos participarían como lectores activos xa que poden realizar algunhas das actividades que se presentan no libro. Sen embargo, creo que a lectura do libro debería estar guiada pol@ docente, xa que hai algúns termos que lles poden resultar complexos para a súa idade.

  346. Mª del Carmen Arenas Arias (PRIMARIA) Dice:

    Este libro no es una novela, ni un relato… por lo que resulta un poco más complejo engancharse a su lectura; sin embargo cuenta con un montón de aspectos positivos y despierta en gran medida la curiosidad del lector. Creo que es un libro muy adecuado para los alumnos de último ciclo de primaria porque se pueden sentir totalmente identificados con Robert, el muchacho protagonista de la historia. Robert es un niño que detesta las matemáticas porque para él éstas no son más que incontables problemas repetitivos y con poca utilidad (hace referencia constantemente a los problemas con trenzas de pan que hacen en la escuela con el señor Bockel).
    El libro se estructura a través de los sueños de Robert, en los que un día de manera inesperada aparece un singular personaje: el diablo de los números. Éste muestra las matemáticas como un juego de magia; en cada sueño le muestra a Robert un “truco distinto” y pretende hacerle ver que las matemáticas son más que los problemas con trenzas que hace en el colegio. Asimismo, el diablo de los números desenmaraña los entresijos de este saber poniendo de manifiesto que existen reglas y realidades simples detrás de las complejas matemáticas. No obstante, tampoco pretende dar la sensación de un surrealismo exacerbado presentando las matemáticas como un simple juego de niños, ya que también hace explícita la dificultad de demostrar las proposiciones y teoremas matemáticos, el gran número de personas que invierten casi todo su tiempo en investigaciones matemáticas…
    Pero aún así, lo más importante es que este curioso y singular personaje es capaz de despertar la curiosidad de Robert, y del lector, por las matemáticas. En todo momento se hace partícipe al lector de los “trucos matemáticos” que se enseñan, ya que al final de la mayoría de los sueños (capítulos del libro) se propone una actividad para éste. Es un libro que te hace pensar, no puedes avanzar de página sin haber entendido bien lo que el diablo de los números explica a Robert, y no porque el hecho de no asimilar algo impida que entiendas el resto del libro, sino por la curiosidad que te produce comprobar la veracidad de lo que el diablo muestra.
    En varias ocasiones el diablo de los números dice que lo bueno de las matemáticas es que en ellas todo (o prácticamente todo) cuadra y en uno de los últimos capítulos se refiere a esta rama del saber diciendo que lo maravilloso de las matemáticas es “que nunca están acabadas”.
    Este libro, nos abre un montón de puertas para trabajar con alumnos del último ciclo de primaria (o incluso de secundaria) y para despertar su interés y curiosidad por las matemáticas.

  347. GUSTAVO CERNADAS GÓMEZ MUSICAL Dice:

    “O DEMO DOS NÚMEROS” é unha novela infantil de Hans Magnus Enzensberger.
    O que nos plantexa básicamente é un cuestionamento do método educativo empregado, especificamente no campo das matemáticas.
    O protagonista, un meniño chamado Robert, era incapaz de aprender nada coas clases maxistrais do seu mestre Bockel e isto provocaballe un recelo pola materia que mesmo podía considerarse odio e que o lebaría a ter pesadelos coas matemáticas nos cais aperece outro personaxe ben diferente: Teoplotaxl, o diaño dos números. Este personaxe emprega un método máis participativo e constructivo e logra que Robert sexa quen de aprender matemáticas.
    Eun libro moi recomendable para os alumnos dew primaria particularmente no 2º ou 3º ciclo pero dende logo que eu llo recomendaría tamén a todos os docentes, especialmente a algún que debe estar apunto de retirarse…
    Un bico moi forte.

  348. Laura López Díaz - 3º Educación Primaria Dice:

    Solamente hay una palabra que me sirva para expresar de manera sencilla lo que me ha parecido este libro tras su lectura: excepcional. Considero que el autor, Hans Magnus Enzensberger, realizó un trabajo magnífico puesto que supo combinar el arte de la narrativa con explicaciones teóricas acerca de las matemáticas, muy bien enfocadas para niños y niñas.
    Como todos sabemos a Robert no le gustan las matemáticas y, por si fuera poco, no soporta a su profesor de matemáticas el señor Bockel. Cada noche, nuestro protagonista tiene pesadillas hasta que un día eso cambia pues el diablo de los números, Teplotaxl, se le aparece en sueños. Durante doce noches iremos recorriendo poquito a poco con él un universo paralelo en dónde las matemáticas presentan otra cara más divertida.
    Al igual que nuestro protagonista Robert, bien es cierto que hay muchos niños y niñas que detestan las matemáticas. Con este libro gracias a su sencillez y a su manera de explicar conceptos a veces difíciles para los alumnos y alumnas, disponemos de un material didáctico que puede facilitar los procesos de Enseñanza- Aprendizaje o reforzarlos a la vez que propicia el hábito lector.
    Ha llamado mucho mi atención la forma de explicar conceptos puesto que a mí misma, me ha ayudado a clarificar o a entender mejor algunos de ellos. Considero, asimismo interesante, el hecho de dar otros nombres más divertidos, como por ejemplo pum! Para designar a los números factoriales ya que, ese juego de palabras, es un factor de motivación para el alumnado.
    Para terminar decir, en primer lugar, que podemos aprender mucho de él si algún día llegamos a ser maestros y maestras, puesto que por propia experiencia de la lectura, podemos ver que el enfoque que demos a nuestra clases, en este caso de matemáticas, va a jugar un papel muy importante en la comprensión del alumnado. En segundo lugar, considero que este libro sería una buena herramienta complementaria 6º de educación primaria.

  349. Virginia Martínez Dios Dice:

    “El diablo de los números” de Hans Magnus Enzensberger es una novela infantil que trata de un niño llamado Robert al que no le gustan las matemáticas e incluso llega a odiarlas; la culpa de esto lo tiene su profesor, Bockel, porque no sabe enseñar y hace que los alumnos no les guste la asignatura.
    Pero todo cambia , cuando Robert comienza a soñar con Teoplotaxl, el Diablo de los números, que le enseña matemáticas y le hace cambiar de idea y empieza a disfrutar con las matemáticas.
    El libro consta de 12 capítulos, en los que cada uno se corresponde a las 12 noches en las que Robert sueña con el Diablo.
    Como cada capítulo es una historia independiente esto ayuda a que los niños puedan entenderlo por separado; y al mismo tiempo en su conjunto.
    Además el libro tiene dibujos y esto facilita la comprensión del libro y ayuda a visualizar los problemas matemáticos que plantea el Diablo.
    El conclusión, este libro es muy interesante y debería ser recomendado como lectura no sólo para los alumnos sino también para los docentes, sobre todo los dedicados a las matemáticas, para hacerlas mucho más atractivas a los niños, aprendiendo a usar otros métodos más modernos, dejando de lado cuando sea posible, el método tradicional que tan malos resultados está dando en la mayoría de los niños, y que es uno de los principales motivos de que los niños odien las matemáticas y los números.

    • Ana Rodriguez Dosouto 3ºMagisterio Musical Dice:

      “El DIABLO DE LOS NÚMEROS”. Ana Rodríguez Dosouto 3º Magisterio Musical.

      El Diablo de los Números es un libro, que bajo mi humilde opinión recoge la cualidad de ofrecernos una enseñanza didáctica a la par que imaginativa y fantástica del género matemático, que va más allá de la mecánica de la suma,resta,mutliplicación,división… y por supuesto más allá de las aburridas clases del Señor Bockel y sus ” apetitosas trenzas”.

      Se puede definir como un libro apto para todos los públicos y desde luego divertido y ameno.El enfoque narrativo es entretenido y ofrece una gran cercanía al pequeño lector.Partimos de que el diablo de los números, no es más que un diminuto hombre y de gran carácter,que aparece en los sueños de nuestro protagonista,Robert.Más concretamente, señalamos que nace de sus pesadillas.Esto guarda importante relación con el hecho,de que, en un principio las matemáticas para el chico son algo horrible y aburrido, pero que más tarde pasan a ser entretenidas y divertidas como los bonitos sueños.

      Desde mi punto de vista, hace una crítica desvirtuando el método educativo que se emplea en el aula para esta materia, centrándose en problemas de ” trenzas” y en la presencia de grandes cifras, algo que aterra a nuestro protagonista.Gracias al diablo de los Números,Robert pasa de ser un ignorante y saber los contenidos mínimos del la materia ( enfadando así al diablo) a acabar comprendiendo a su profesor, pues sólo deseaba sacar lo mejor de sus alumnos, aunque no supiera seguir las directrices estipuladas.

      Este libro ofrece a nuestra enseñanza, una dinámica e interacción matemática que apuesta por un aprendizaje no convencional.Asociando por ejemplo rábanos a raices cuadradas,números de primera a números primos, números “que saltan” a números elevados a exponente..

      “Las matemáticas nos rodean”, enunciado que demuestra el Diablo de los Numeros llevando a Robert a cualquier recóndito lugar ( ya sea una isla desierta,un bosque llenos de árboles cuyo tronco tiene forma de uno..),escribiendo con su bastón en cualquier superficie posible.. y cuando creíamos que llegaría el momento de impartir una clase en el aula,no sale todo como se esperaba.

      Esta materia tan compleja como es la Matemática debería ser expontánea, capaz de sorprendernos,de que cause efecto en el alumno, que lo motive,que realmente lo haga aprender.Pero es que en muchas ocasiones, se aprende a base de repetición hasta que salga una raíz cuadrada,sin tener en cuenta como se siente el niño.

      Creo q se debería enforcar, no exclusivamente desde un aprendizaje,a través de leyes, si no más bien que se ofrezca una exposición del contenido, de tal manera que despierte en el niño curiosidad, querer saber más sin que sea impuesto por el profesor, de manera totalmente libre.

      Nos encontramos, pues, que Robert al principio, consideraba que el Diablo de los Números, era un ser engreído y pesado, pero que acabó siendo su amigo al que quería y cuando no aparecía en sus sueños se ponía triste y lo echaba de menos y deseaba soñar con él y con ” las liebres” que le dieron más de un quebradero de cabeza (relacionado con la sucesión de Bonatschi).

      Robert se plantea el por qué de las cosas,está insatisfecho con el diablo porque no se centra en explicarle para qué sirve todo lo aprendido. Por lo tanto su motivación es intrínseca, pues el interés sale del propio alumno y desea investigar por su propio pie.

      El tono en que el Diablo de los Números (conocido finalmente con el nombre de Teplotaxt,ya que Robert pasó a ser un iniciado),emplea con su alumno pasa por dos fases elementales:

      1º- Relación profesor-alumno en el que el Diablo matiza su gran carácter y explota.

      2º- Relación de respeto y cordialidad entre ambos amigos que se encuentran a un nivel igualitario.

      En definitiva, como futura docente y posible profesora de Matemáticas, utilizaría este libro en mis clases para emplecar como apoyo en los contenidos básicos y obligatorios.Generando así una mayor participación y motivación en mis alumnos.Porque todos ellos pueden colgar de su cuello una estrella de oro de cinco puntas y ser nombrados “rango inferior de aprendiz de los números y la orden pitagórica de los números de quinta clase”, lo único que hace falta es querer aprender.

      Fin

  350. Rosario Domínguez Oviedo-3º Educación Primaria Dice:

    EL DIABLO DE LOS NÚMEROS
    En este libro se tratan las matemáticas desde una perspectiva desconocida para nosotros. Estamos acostumbrados desde la escuela a aquellas matemáticas demasiado técnicas, aburridas y pesadas (de hecho Robert en el libro así lo manifiesta en numerosas ocasiones). Odiar al profesor de matemáticas o a la asignatura en general no es algo que le ocurra simplemente al protagonista pues a quien en algún momento de su vida escolar no le ha pasado.
    Pero este libro no es como otros, tiene algo especial. Quizá, en un primer momento, que un personaje apodado “El diablo de los números” enseñe a un niño en sus sueños matemáticas puede sonar demasiado fantasioso y un poco ridículo (podía observase como Robert no le contaba nada a su madre ya que esta seguramente no le iba a creer); sin embargo hay algo en la esencia del libro que lo hace diferente. Al leerlo te das cuenta de que esa magia propia de los cuentos te “engancha” y te sumerge en el mundo de las matemáticas sin apenas darte cuenta. Identificar los números primos, las fracciones, las raíces cuadradas, las operaciones matemáticas o incluso la geometría en cualquier aspecto o cosa de la vida cotidiana te ayuda todavía a entenderlo mejor. Y esto es lo que ocurre en el libro: el viaje por las matemáticas de manera natural, sencilla y divertida (como decía Robert “esto es un juego de niños”) como si de un cuento de fantasía se tratase.
    Así, supongo que todos pensamos lo mismo que el protagonista: las matemáticas parecen más fáciles e interesantes de lo que nunca nos hubiéramos imaginado.

  351. lidianr Dice: